jueves, 29 de septiembre de 2011

Betty Boop, Cab Calloway, jazz, negrura y perversión



The Old Man of the Mountain es la tercera y última colaboración de Betty Boop y Cab Calloway. El film abre con la orquesta vestida de blanco. Calloway canta el pregón lastimero y blusero de las plantaciones: Hi-de-hi-de-hi-de-hi! Ho-de-ho-de-ho-de-ho! La orquesta lo secunda. Le sigue un solo ensordinado de Doc Cheatham. Esta es la agrupación que destilará músicos de la estatura de Dizzy Gillespie, Ben Webster y Milt Hinton, entre otros. Calloway no solo musicaliza, sino que graba los pasillos del tap dancin del número del viejo verde y Betty. No hay duda que estamos en presencia del nacimiento del "swing" negro. Calloway está en la mejor compañía: Betty (doblada por la voz de Mae Questel) es la "Lolita" de la década del 30. La Boop en minifalda, con esos muslos rozagantes luciendo liga puede llegar a curar hasta paralíticos (observen el "milagro" del cojo en muletas en el minuto 2:37).

Todo conduce al encuentro de Betty con el viejo de la montaña: El viejo verde, de lengua avispada y la Boop, que no para de contonearse, nos regalan un duo delicioso. Él: "you got the hi-de-ha", Ella: "you got the ho-de-do" (que es como decir: "tú tienes haché"). Sin duda, ese viejo quiere sal, pero la Boop (feminista del New Deal) lo rechaza sin temor, lo que inspira una danza moon-walk del castrista jotavich (que luego Michael Jackson hará famosa en su Thriller ochentoso). Betty corre, con el viejo libidinoso detrás y está a punto de ser capturada, a no ser por la intervención de los animales del bosque, que se solidarizan para salvarla, dándole al viejo libidinoso su merecido, en un tutti final a-la-Calloway. The Old Man of the Mountain resultó demasiada negrura y sensualidad para los blancos conservadores de principios del siglo XX, quienes presionaron al innovador Max Fleischer para que censurara la dirección "pervertida" de la música de los animados del estudio. Fleischer (y el jazz) perdieron la pelea. A partir de 1934, el jazz ya no figurará en los animados de Betty Boop.

martes, 27 de septiembre de 2011

Bienvenido a Miami, Manolín


En Diario de Cuba, una entrevista a Manolín, el Médico de la Salsa. Manolín responde a la pregunta de un tal OLPL: ¿qué es Miami...?
Miami es un lugar que a medida que fui descubriendo, me fue gustando cada vez menos. Creo que 1ha sido muy perjudicial para el desarrollo de los acontecimientos en Cuba. Además, yo soy de la teoría que las cosas que no alcanzan su objetivo en un plazo determinado, degeneran. Así pasó con las FARC, de Colombia, así pasó con 2Miami, se extendió la lucha tantos años sin alcanzar sus objetivos, que estos degeneraron y ahora son negocios, ya no son causas, más bien, se vive de eso. 3A los cubanos de Miami no les gusta que yo diga estas cosas, pero 4es lo que pienso y no me escondo para decir que a mí no me gusta la vida que se lleva allí,5 ni la mentalidad general, 6ni la política que se practica allí, 7ni nada. Para mí, Miami es una aberración. No me gusta que los cubanos nos vayamos con el vecino poderoso del norte, y desde allá empecemos a hablar de lo humano y lo divino de nuestro país, y dejemos de hacer, en nuestro país, lo que nos corresponde (me incluyo a mí también). Es mi opinión personal. Saludos.
Publicamos la respuesta desde Miami para que Manolín vea que no hay ningún tipo de problema con sus declaraciones. Vivimos en Miami, queremos nuestra ciudad y aceptamos la crítica.

1 Si Miami fuera perjudicial para el desarrollo de los acontecimientos en Cuba, ¿cómo explicas que el segundo renglón de entrada de divisas de la isla sale de los cubanos de Miami? Afloja Manolín. Más bien di "qué sería de La Habana sin Miami -y visceversa".
2 Manolín, las ciudades no tienen "objetivos." Una ciudad es más bien un proceso causado por situaciones internas y externas demasiado complejas. Por ejemplo, La Habana fue fundada en 1519. Acaso sus fundadores imaginaron un objetivo preciso para ella,  pero eso no cuenta ya. Pregúntate: ¿Cuál es el "objetivo" de La Habana? La pregunta no tiene sentido. Lo mismo ocurre con Miami. Lo bello de una ciudad es que no tenga objetivo. Es lo que llamamos aquí: a work in progress. 
3 De acuerdo, pero no se trata solo de Miami. A los cubanos no nos gusta que nos critiquen, incluyendo a los de La Habana, Madrid y Suecia. Es un fenómeno castrista que padecemos (en este blog, "castrista" tiene que ver poco con Castro y más con nuestra historia).
4 Decir lo que piensas es encomiable. Que no te guste la vida que llevamos aquí es tu derecho. Sin duda, hay aspectos de la vida en Miami que pueden y deben mejorarse. Habemos muchos dispuestos a luchar por cambiar nuestra ciudad. Por otra parte, pensamos que Miami hay solo una. This is our home.  
5 "ni la mentalidad general"... que incluye darte espacio en tumiamiblog y estar de acuerdo -o en desacuerdo- contigo.
6 Cierto. La política de Miami recuerda un poco la política de la isla. Es de esperarse. Miami y La Habana son "ciudades gemelas" de acuerdo a nuestro arquitecto y teórico Rafael Fornés.
7 ... ¿ni nada? Vamos, Manolín ¡no seas tan cubano! (es decir, hiperbólico).

domingo, 25 de septiembre de 2011

Acto de repudio contra las Damas de Blanco

 
Ya van llegando los compañeros para el acto de repudio matutino. El humor que capta la foto es el de un grupo que arriva y merode una dirección específica. Conocen la tarea encomendada. Algunos gritarán consignas de apoyo, otros más activos ejecutarán "la actividad". Poco a poco la masa va creciendo.

¿Quiénes son esta gente? ¿Extraterrestres? Diario de Cuba los llama "paramilitares". Pero eso desvirtúa que se trata de una suma de individuos, comunes y corrientes. Masa compuesta de padres, madres, hijos, hermanos, con familiares (alguno sin duda en Miami, o ex-presos, o gusanos). Esta masa se da a la tarea de reprimir. Observen cómo se dan a la espera de un modo absolutamente normal. En este interim podrían muy bien recapacitar y largarse. Pero no. Merodean, observan, escuchan alguna conversación, comen alguna merienda. No parecen conocerse. Esta masa de voluntarios no-pasivos, no-fingidos, queda a la espera. 

¿Cómo interpretar el momento? Ahora no valdría analizar estados íntimos y subjetivos del ser. Aquí, ahora, la energía social supera la sicológica. Esta masa es motu propio,  síntoma patente de una atracción específica. En tanto que grupo, esta gente no puede llamarse "confundida". Sabe en qué consiste "la actividad" de esta mañana. Sin volición y energía cinética, esta masa no existiera. Cientos de individuos aprestados a reprimir a un grupo de mujeres indefensas que no conocen. Inspirados por la versión oficialista que aceptan. La foto es una expresión incontestable: Convocados, dispuestos y puntuales. ¿Listos? "La actividad" del pueblo está por comenzar.

La tropa de choque se da de lleno a la tarea, la cual transcurre sin mayores contratiempos. Las Damas de Blanco son coactadas: El choque es de mujer contra mujer. Ante la agresión física, las Damas de Blanco, (contra la pared) permanecen estoicas sin defenderse (las miradas desafiantes dicen mucho). Saben que su fuerza cívica es potencial. Las compañeras repudiantes, de ser necesario reparten golpes secos, sin dejar huellas. La impunidad reina en la calle, avalada por el estado, pero esta impunidad no existiera sin la masa de activos, y esa otra de mudos e inertes.

Paradójicamente, la confrontación no hace más que aumentar la reserva ya prometedora de esta minoría resuelta a cambiar la historia. Las masas cambian, pero eso toma tiempo. Tiempo y cambio, eso es la historia.

sábado, 24 de septiembre de 2011

El "apoyo" de Yoliván

aTriFf

En mi post anterior discutí qué significa "apoyar" al castrismo. Hablaba de un comportamiento basado es una variedad de reacciones al entorno. El análisis requiere que  ese comportamiento hable por sí mismo, que no que sea juzgado desde adentro. Hay quienes suponen que existe una postura interna al sujeto. Describen al individuo desde una lectura íntima desde la conciencia del otro. Pero ¿quién puede leer mentes? Lo que sigue es una descripción del comportamiento de un tal Yoliván. Les presento el "apoyo" tácito de Yoliván. Observen que no se trata de una caricatura en blanco y negro. En todo caso, no podemos conocer los motivos internos de Yoliván. Acaso ni él mismo pueda conocer tal cosa. Cuando hablo de "apoyo" me refiero a lo que el sujeto hace -o deja de hacer. El comportamiento es material, no sicológico. Repito: "apoyar" es una manera, no de pensar, sino de hacer.

Yoliván tiene 32 años. Es ingeniero eléctrico. Creció en una familia de profesionales. Miguel Ángel, su padre era ingeniero, Graciela, su madre, sicóloga. Los padres se divorciaron por motivos, más que nada, políticos. Graciela es comunista declarada. Hoy en día vive sola. Miguel Ángel se fue a Miami en 2006 con la lotería de visas.

En 2002 a Yoliván le dieron un ascenso en su centro de trabajo. No vino con aumento de sueldo, pero se dice que lo hizo sentirse reconocido. Su hija Yuseini es pionera. Su mujer Uivis era maestra de inglés en la secundaria. Dejó el trabajo para abrir un paladar con su tía, pero la cosa no funcionó. Ahora es intérprete en el sector turístico. Políticamente hablando, Yoliván ha dicho presente para algún que otro acto de masas. Nunca ha pertenecido ni a la UJC ni al partido. A veces, en la intimidad, Yoliván se franquea con su mujer y le dice que "está harto", aunque cuando la mujer le pregunta, cambia la conversación.

Algunos familiares allegados dicen que Yoliván, quien es hijo único, ha tenido la conciencia muy marcada por el divorcio y por la posición política de la mamá, que le parece exagerada, pero a la vez admira su honestidad y convicción. Yoliván tiene un apartamento en Centro Habana muy bien montado, gracias al papá. Televisor Samsung de 48 pulgadas con equipo surround de 6 bocinas, aire acondicionado en la barbacoa, computadora, laptop y playstation para la niña. Recientemente se ha comprado algunos muebles. La familia se visten bien. Entre eso y lo que se busca en la pincha puede decirse que su familia se da una vida mejor que la de muchos.

Yoliván y la madre están hablando en la intimidad. La conversación toma un giro inesperado cuando Yoliván le dice que a veces quisiera viajar y conocer otras partes del mundo, que le gustaría que Yuseini y Uivis vivieran otras experiencias.
Livancito mijito, tú no sabes lo que es eso allá afuera. Ya sé que has cambiado desde que tu papá te mete todo eso en el cerebro que viene de Miami para darte caritate...
El viejo trabaja duro y nos ayuda. No te olvides que gracias a él conseguimos las pastillas para tía Fefa.
Hablo de otro asunto... ¿en qué trabaja tu papá?
Se gana la vida honestamente... lleva en Miami menos de cinco años.
Y no sabe ni hablar inglés. ¿Tú no crees que yo no me doy cuenta?
Si no fuera por el viejo no sé que nos haríamos.
Tu papá te tiene chantajeado Livancito. No quieres ver que se está comiendo un cable y vive peor que nosotros. Trabaja de valé parkin por la madrugada en un hotel en Miami Beach. Un ingeniero eléctrico graduado de la Lenin. Un hombre que tenía futuro. ¿Dónde vive? En un cuartico agregado.
Bueno, al menos no es delincuente. La economía está dura donde quiera. Tengo fe que el viejo va a salir adelante.
Oye, Livancito, mijo, tu padre se la pasa ahorrando los quilos para venir aquí y hacerse chequeos médicos aquí, porque allá sin seguro médico no te atienden. Osea, se da el pisto con nosotros pero no es más que un muertodehambre. Dime, ¿eso es vida? Si aquello es tan bueno, ¿qué hace tu padre que no sale de aquí coño?
La verdad que a veces no lo entiendo, pero a la vez comprendo su situación. A él se le acabaron las opciones en este país. El viejo se esfuerza por ayudarnos. Mami, abre los ojos.
A tu papá y a mí la revolución nos lo dió todo. Y por un tiempo fuimos felices.
Sí, ya sé... pero es que el viejo quería un cambio en su vida y tú nunca lo comprendiste.
Tu papá se dejó comer la cabeza por tu tío que era un desviado y se metió a opositor porque le prometieron villas y castillas esos grupúsculos. ¿Y ahora qué? Los dos están embarcados.
Coño vieja, qué injusta eres.
Livancito, tu papá todo lo que tiene se lo debe a la revolución.
Apretaste, vieja...
No me digas que tu papá te ha comido el cerebro. 
Mami, tú siempre lo llevas todo al extremo. ¿Qué tiene que ver lo que estamos hablando con eso? Te pones extremista como quién tú sabes. Por eso prefiero no hablar de política contigo.
¿Cuál es la única con la que puedes hablar en confianza? Dime... (Yoliván mira a un lado y al poco rato irrumpe).
¿No te gustaría pasarte el sábado que viene con tu nieta? Así les hago un video.
Esa noche, en la sala de la casa se da la siguiente conversación con Uivis:
Yoliván, ¿cuándo viene tu papá de nuevo?
No sé, Uivis. Acaba de venir hace un mes. ¿Qué quieres, que venga todas las semanas?
Eh, pero qué te entró...
Lo que me pasa es que en esta casa todo gira alrededor del viejo.
Eh, pero ¿no eras tú el que ayer mismo me hablabas que soñabas darte un viaje por el mundo?
Sí, ¿y qué tiene que ver eso con mi papá?
Oye, ¿por casualidad estuviste en casa de tu mamá?
Uivis no empieces...
No, porque cada vez que vas allá vienes cambiado.
No vengo cambiado. Lo que sucede es que nos hemos vuelto muy materialistas coño.
¿Materi-qué? ¿A qué viene esa palabra?
Materialista, sí. Alguien que no hace más que pensar en el dinero. Dime una cosa. ¿Tú eres feliz conmigo o no?  Me da la impresión que vives insatisfecha. Que nada que tienes te es suficiente.
(Uivis se le acerca y le acaricia el pelo)
No mi manguito... soy muy feliz contigo y con Yuseini. ¿Y tú?
No nos falta nada. Tenemos juventud y salud.
Es verdad mi amor.
Vamos para el cuarto... ¿quieres? (mientras caminan hacia la alcoba él le agarra una nalga).

martes, 20 de septiembre de 2011

Vivir con la verdad: El pueblo cubano de la isla apoya el castrismo

aTriFf

I
Hoy se cumplen seis meses del inicio de la revolución Siria. Se trata de una revolución urbana, pacífica y bajo las balas. Pero ha sido mucho más difícil convencer a la comunidad internacional. Con más de 2,000 asesinados y cientos de desaparecidos y torturados, el régimen de Assad marca una pauta de crueldad y desgobierno para el siglo XXI.

Hace seis meses un pueblo se manifiesta en las calles contra uno de los regímenes más opresivos y brutales del comienzo del nuevo milenio. La revolución siria es espontánea, efervescente. Acontecimiento emergente, subterráneo e incontrolable contra un poder implacable, traicionero y aplastante. Los horrores del día a día de las calles de Hama, Saqba, Homs, Madaya, Dara, Zabadani, incluso en la capital Damasco, son documentados clínicamente por los revolucionarios con fecha y lugar. El pueblo sirio demuestra una tenacidad conmovedora frente a los francotiradores del G-2 del sátrapa. Ya tiembla Damasco, la guarida del dictador. El gobierno de Assad parece cada vez más aislado (sus otrora aliados, Irán y Turquía, ahora lo critican abiertamente).

II
La revolución siria plantea un nuevo paradigma para los cubanos de aquí y de allá. Antes se daba por sentado que la coerción gubernamental castrista era suficiente para mantener a todo un pueblo subyugado por más de 50 años. Esa hipótesis nos daba esperanza: demonizaba al enemigo y -en tanto que cubanos- nos absolvía. Después de la revolución Siria esa tesis se hace muy difícil de aceptar. Ahora sabemos que no hay poder que valga para un pueblo con reservas para decir NO. La pregunta que hay que hacerse es si no existe esa reserva, pero sugiero ahora, en la dirección contraria. Pensemos lo impensable: es el castrismo el que cuenta con reservas: El pueblo cubano de la isla apoya el castrismo.

Cuando digo "el pueblo" no me refiero a esa valiente minoría que resiste con empeño, sino a la mayoría de activos y pasivos: generales enriquecidos, militares agradecidos, burócratas acomodados, familiares muy beneficiados, tropas de choque aguayaberadas, segurosos adiestrados, avesados, dirigentes traficantes y renombrados, estudiantes casi esperanzados, semi-convencidos, sociedades de aspirantes simpatizantes, asociaciones de chivatos anónimos, trovadores conocidos no arrepentidos, escritores publicados y agradecidos, otros en lista de espera, compositores consagrados, pintores famosos, cederistas incondicionales y vigilantes, deportistas destacados, obreros sacrificados y extenuados, ex-combatientes endurecidos e ilusionados, masas adaptadas y persuadidas (incluso resignadas), militantes cansados, semi-entusiasmados y ex-militantes revisionistas (aun castristas), algunos educados, otros no poco embrutecidos. La revolución siria nos abre los ojos porque destruye mitos. ¿No es soportar un régimen por 50 años una manera de aceptarlo y afianzarlo?

Es difícil barajar esta idea. Sé que lo que digo es anatema. Pero es hora de aprender a vivir con la verdad.

Jugar es transcender

La noticia aquí  explica cómo un grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad de Washington se dedicaban a jugar un juego de video que consistía en desarrollar cadenas de aminoácidos (los bloques estructurales de las proteínas) utilizando programas online. Para el asombro de los científicos, los jugadores produjeron un modelo preciso de la enzima proteasa monómero, agente de un complejo molecular de la familia de los retrovirus, familia ésta que incluye al VIH. ¡Tan solo en tres semanas!

El hallazgo ha sido publicado en Nature Structure and Molecular Biology e incluye los nombres de los jugadores y los investigadores que participaron en el artículo. El abstracto del estudio informa que "el descubrimiento de la enzima ofrece nuevas ideas para el diseño de fármacos antirretrovirales (VIH)."

¿Qué aprendemos? Que el juego es más que una manera de divertirse. Jugar es también una forma de descubrir y practicar que no se muerde la cola en la definición del "saber cómo". No hay un saber y ya. Practicar es una forma de transcender: es saber, y saber es siempre saber más.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Jimmy Smith: More (Ortolani's theme from Mondo Cane)



Jimmy Smith es un laboratorista del órgano Hammond. Su impronta introduce al heredero del instrumento barroco en la modernidad. Este es More, el tema de Mondo Cane compuesto por Ortolani, clásico del romanticismo pop recreado a partir de una bohemia forjada por el hard bop y el funky jazz. Cierto que Smith maniobra el sonido satinado con su pericia sobre el teclado, pero la atmósfera estriba en la apoyatura hábil con los pedales. Esa es la clave donde la melodía corre como alcohol anisado. Con el delicadísimo acompañamiento de Quentin Warren y la Fender Strat y las sutilezas de Billy Hart batiendo la escobilla en el drum es que se logra la atmósfera decadente y de confort íntimo de night club, incitadora del beso y la caricia clandestina. Smith teclea como una suerte de Bach futurista, vacilador y sensual, deslizándose background del trago exótico y el humo sensual.  Con tema así la nostalgia reciclará los terciopelos de la alta barra. Ahora mismo, si el momento es propicio, pudiera resurgir una vez más tu Parisién. (JotaeRre)

El jugo del juego

Guido Reni, Drinking Bacchus, 1623
aTriFf

Ayer, entre amigos degustamos un Châteauneuf-du-Pape 2005. El reloj da las 10:45pm. Joe Henderson improvisa en la sala al compás de Jobim. El primero le rinde homenaje al segundo, ya muerto, y no sabe que está a punto de morir. Es momento de entelequia alrededor del sabor. Es halagador que se hable del vino. Hay gente que toma y ya. Y hay muchos que toman demasiado rápido.

Hablar de vino es hablar de un jugo que es y no es. El vino es un juego que se supera siempre a sí mismo: Futuro de metas secretas en el seno de una sociedad de elementos en plena fermentación. Serie sucesiva de barriles diferentes que terminan siendo uno. Espectro líquido que ahora compartimos en seis copas. ¡Brindemos!

Que hable la cosa. Llega a la boca, en comunión de participantes y se cuela por las ranuras. Se espacia y propaga en en interior de las mejillas, impregna las papilas y las encías, el contagio llega a la nariz. Se sorbe aire, flor, arcilla y aguacero. Bebemos a sorbos pequeños.

¿Y el drama entre taninos? Una verdadera pelea de tonos ascenderá en columnas de choque sucesivas. Habrá que prestar atención a la madera, la tierra y la roca. El jugo será sol, aire y rocío. Qué reto ser uno médium del jugo. Improvisar fuera del yo. Ser jugo uno, desde el sabor (reserva a punto de escapársenos). El sabor es hermano de la fe. El diario de Soren Kierkegaard nos da la clave: La certeza se da en un infinito donde el yo no puede quedarse, pero a donde siempre deberá volver* (sustituyo "sujeto" por "yo").

Con el infinito en la boca, las palabras tropiezan, pero queda una hermandad con la tierra húmeda del otoño. La acidez del fermento se disipa en la lluvia que nutre los surcos del viñedo. Degustamos el terroir alpino, la niebla del amanecer en el campo, la sociedad de racimos maduros a punto de macerarse por la máquina, la alianza íntima y burbujante de bacterias, oxígeno y glucosa, comunidad de apogeo efervescente en la barrica, la espera líquida en el silencio frío y oscuro de la bodega.

Ayer, entre amigos, degustamos un pasado de edades, tradiciones y cuidado, duende líquido de granacha negra y muscardin en la botella. Zumo puro en la boca. 
____________
Vea The Journals of Soren Kierkegaard. Editado y traducido por Alexander Dru (O.U.P., 1938), p. 32.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Archie Shepp: In a Sentimental Mood



Esta versión del clásico de Duke Ellington es tan original como insuperable. Shepp asimila y trasciende toda una tradición jazzística. Es el momento de la búsqueda sonora novedosa, del grito ronco abajo, o el chillido en la embocadura.  Shepp juega con el aire como un amigo: lo controla con el soplido contenido en la boca, o lo regula desde la garganta. La versión Shepp-Ellington le hace un guiño a la tradición de los Coleman Hawkins y Ben Webster, pero mira al futuro. Shepp viene del free intenso. Del grito derrochado de la mitad del jarro, pasamos a la frase lívida y frágil, alma dolida casi sin aire. Es la aventura del sonido puro. Shepp busca y expresa la verdad de su época.

Project Zu y Akuara Teatro invitan

Project Zu y Akuara Teatro los invitan a una velada en celebración del 8 de septiembre, día de la Virgen de la Caridad del Cobre: "Las vírgenes visitan el teatro"
Muestra colectiva de pintores y fotógrafos de nuestra ciudad. Con la participación de los artistas plásticos: Karin Aldrey, Elvira de las Casas, Mayra Abó, Cándida Rodríguez, Salvador Lorenzo, Miriam Bermúdez, Miguel Ordoqui, Jorge Santos, Ángel Larrua, Leonardo Severo, Trinidad Pino, Eduardo Michelsen, Gilberto Marino, Armando Roblan, Ismael Gomez Peralta y Bienvenido Rodríguez. Fotógrafos: Mario García Joya, Iván Cañas, Ena "Lapitu" Columbié, y Germán Guerra. 

Sábado, 17 de septiembre, 7pm a 1130pm 
Akuara Teatro 4599 SW 75th Ave Miami, Fl 33155 
786-853-1283 
(Akuara El evento se llevará a cabo dentro del marco del Art Walk del Bird Road Art Disctrict. Se servirá una comida sencilla (harina con camarones) que se venderá al precio de $5.00 por persona para recaudar fondos para el teatro. Entrada y estacionamiento gratis. Habrá música y risas, además de alguna sorpresa)

viernes, 16 de septiembre de 2011

Trueba y Chediak: conversando desde una casa de huéspedes


Amilcar Barca

En mi casa convivíamos mis hermanos y los huéspedes. Cuando uno nacía huésped debía irse para dejar sitio al nuevo. Cuando yo nazco…se acaba la casa de huéspedes. David Trueba

Así será el CCE y con el juego metafórico abierto. Y si bien la RAE (Real Academia Española) me puede jugar una mala pasada con la afirmacion y confundirla con la de “lenocinio”, nada más lejos. Ayer María Palacios dio una lección en su regencia del CCE: aprovechó el espacio en construcción y dio la salida a un inolvidable preestreno de dos albañiles. Fue un plató improvisado. Y qué mejor acogida para un cineasta que los focos y el micro rebelde de Chediak que amplió sus conocimientos y su tos mientras conversaba. O las sillas altas de director de escena, o el diseño wanted del cartel que advertía a ambos protagonistas que formaban parte de la familia Dalton. “La verdad es que de pequeñito creías que eras uno más de mis hermanos” le dice David a Nat. Y comienza una charla donde, la anécdota inolvidable, la amenidad y el humanismo convivieron a lo largo de dos horas. El anfritrión fue honesto en su relato cuando habló de la parte literaria del invitado dirigiéndose al público: “Ya sé que ustedes pueden pensar que yo sólo hablo de cine o que me paso el día viendo películas; pues bien, es cierto…pero...” Este “pero” no le sirvió de nada porque al referirse a su novela Saber perder, la señaló como "película”. Más tarde matizó “la he leído en inglés”. David es un enfant terrible silencioso. donde va de género a género y de oficio a oficio sin culpabilidad. Puede ir de guionista con Alex de la Iglesia y hacer Pedita Durango o adaptar de Javier Cercas la premiada Soldados de Salamina, dirigirla e inmortalizar a Ariadna Gil. Hacerle un documental inolvidable a Fernando Fernán Gómez –que por cierto no salió a la palestra ayer, o a los propios balseros con el cual ganó un Oscar. Escribir novelas que las leen los que nunca leen y pegan patadas a un balón y ganan el mundial con la selección española. O mentirnos con vileza socarrona acerca de un nuevo síndrome donde un niño se siente padre de sí mismo, y hacer creer a los lectores en El País que ya habían oído hablar de ello “pero les hacía falta que alguien como yo se lo hubiera confirmado", dice con las piernas cruzadas y sin el menor gesto de petulancia. Pero lo que mejor hizo ayer fue de entertainment y dedicó un homenaje a dos grandes –bueno, en cine este adjetivo es siempre relativo– con sus relatos cortos. Dijo que tuvo la suerte de conocer a Sam Pekinpach acariciando la barriguita de su hijo y anunciándole de inmediato su nacimiento, o inmortalizar a Jess Franco, director y productor español de peliculas B – del cual “Tarantino es un gran admirador”–matizó Trueba. Sobre sus métodos de trabajo para rodar tres películas al mismo tiempo dijo: “una de terror, una de terror erótico y una erótica”. Pues bien, al final Freud tenía razón: empezamos con sexo y acabamos con él: ayer fue una lección de líbido su presencia, si bien aquí la RAE matiza: raíz de las más variadas manifestaciones de la actividad psíquica. Pués bien la mía se llenó hablándome de su “casa”.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Jean-Claude Pelletier: To Streak With Devil

la eterna juventud de Abuelo Pop


Resultó conmovedor verlo asimilarse a la era digital a sus ochenta y tantos bien cumplidos y continuar creando incansablemente. Al igual, siguió asombrando esa mirada eternamente púber que ironiza la insistencia contemporánea en cosificar a la mujer o interviene en el culto veleidoso al bien de consumo.

Toda la revisión de Hamilton a las estandarizaciones de la cultura de masas conserva la misma frescura de cuando lo hizo compromiso y oficio, anticipándose a la cofradía pop en aquel primer acto de Just what is it that makes today's homes so different, so appealing?, que lo erigiera como un cínico a los ojos de la crítica conservadora.

Desde entonces ha venido lloviendo sátira, glamour, innovación, honestidad… Y ahora, se le hace difícil a uno abstenerse de esos itinerarios visuales que escudriñan la ética oculta en las formas contemporáneas. Imágenes donde se vislumbra un pacto de convivencia con las miradas anteriores a la transitoriedad de hoy. Viviendo y muriendo así, como Richard Hamilton, sin rastro de fibrosis en el corazón, sobra cualquier gesto póstumo.

domingo, 11 de septiembre de 2011

September 11


La historia se nutre de la rutina no doméstica de la sociedad. Pero también del dato inconcebible. Aquel 9/11, por ejemplo, el día estaba corriendo como cualquier otro martes hasta que fue sacudido por los impactos gemelos que inauguraron una nueva era del miedo. Sería difícil rastrear otro suceso nefasto tan precedido por la ausencia de premoniciones y pronósticos.

El día de los ataques al World Trade Center, Gerhard Richter viajaba hacia New York con su esposa para asistir al opening de una exposición. Mientras volaba sobre el Atlántico, escrutando los azules del día, poco podía imaginar que su biografía se conectaría horas después a la tragedia que cambiaría el rumbo contemporáneo. Ignoraba que, aterrizado ya en medio del drama, sus ojos se anegarían de polvo y se agitarían dislocados entre la imagen mediática de la embestida y la orfandad del skyline newyorkino. Toda la bruma abrasiva del momento quedaría entonces registrada en la sensibilidad del artista.

Luego, transcurrirían años de distanciamiento luctuoso que velaron la corporeidad de aquellas visiones. Y cuando Richter decidió algún día emancipar el desgarramiento, se topó con que el peso de lo inimaginable lo arrojaba a un limbo. Su obra September se debate entre la necesidad del testimonio y la fuga hacia la amnesia. La visión se problematiza al redefinir la nitidez con energía simultáneamente borrascosa y forense, donde la incontinencia subjetiva fluye en smudges neblinosos hacia la intención abstracta. Es evidente el empeño por desapasionar la memoria y centrarse en la filosofía de la angustia a través de la difuminación. No en balde el artista prolongó la inmediatez de la crónica durante años. El desvanecimiento emocional habría de aprovecharse como recurso. Al revisitar lo apocalíptico, Richter cuaja la alegoría de la amenaza y la vulnerabilidad recreando una imagen repetida millones de veces para espanto del mundo. Pugna con la remembranza. Lo asume con la perspectiva vivencial a media ruta entre intelectualidad y evocación, explorando las tensiones del poder aniquilante de la violencia ya consumada frente a la imperiosidad de exorcizarla. Por ese camino, Richter llega hasta ese lienzo espectral que proyecta la esencia del dato terrible, discernido como a través de un lente nevado tras el cual se percibe confusamente el rostro del ángel perverso.  Para mí, September es uno de los comentarios postraumáticos más eficaces hecho por un artista a esa atrocidad aún inaudita para el conglomerado humano. (JotaeRre)

Bola cumple cien años



Escuchar al Bola siempre será un privilegio. Su arte, como su personalidad, es expresión de gracia, modestia y lujo interior. En cada una de sus descargas, dichas de la manera melódicamente coloquial que le conocemos, hay un camino seguro hacia el lance sensible con nosotros mismos.

No lo logra el Bola sólo a fuerza de talento.

Dentro de este ser humano se desataron muchas tormentas por su doble condición de gay y negro, inmerso en un contexto plagado de racismo y homofobia. Sin embargo, su respuesta a todo agravio fue legarnos esa sentimentalidad elegante que podemos toparnos ahora mismo en cualquier rincón insospechado del mundo.

Hoy celebramos un siglo de su llegada al planeta. Celebración que puede repetirse infinitamente sumando tributos a los incesantes nacimientos del artista. El Bola siempre será aguardado en el escenario porque es imposible renunciar a ese coraje inimitable entre las notas. A esa osadía de recorrer la melodía como un equilibrista ciego trotando certero sobre la cuerda floja.

Calificarlo de inmortal puede ser elocuente pero en su caso peca de retórico. Bola sencillamente es un fantasma sonoro. Mole inmaterial dotada de intelecto y música. Y quien lo dude, que acuda a su sagrario allá en el Monseigneur, donde cuentan que aún en las madrugadas susurra el fru-fru de sus gabardinas frente al piano de cola y la embetunada humanidad -ahora de trasluz- sigue arrebatando “tirándose por la cabeza los teclados del cielo”, como alguna vez metaforizó el poeta Neruda al glosar la trascendencia metafísica del Bola. (JotaeRre)

viernes, 9 de septiembre de 2011

What's Beautiful: Aurora Molina

Amilcar Barca

Una crítica contra el establishment y unas fotografías deliberadamente equívocas sobre la vejez y la belleza, podrían definir en conjunto, la actitud de Aurora Molina con su obra. Si le añadimos la irreverencia y esta gama de rosados, negruzcos, y café-con-leche de sus muñecos escultóricos de malla, el resultado a través del cosido de sus piezas no deja a nadie sin un ramillete de porqués sobre su universo plástico.

En una ciudad como la que vivimos, su trabajo es una impronta sobre lo que realmente vende The Magic City al mundo: una faz de azules marinos y blancos en la publicidad y en sus edificios; "bellezas" sin límite en cada esquina, y una vida antiaging interminable. Aurora, que incluye actuaciones y videos en sus múltiples facetas de producción, arranca de cuajo a sus héroes de la vida y los atonta. Con sus monólogos y sus repeticiones bobaliconas que salen de sus sensores, los automatiza. Y provoca un efecto mixto que incluye, desde la comicidad, hasta la lágrima si ahondáramos en el origen. En la muestra anima al público a que los sostenga y manipulen sus extremidades como si fueran títeres en un teatro para párvulos. Quizás en la misma línea -aunque en sentido estilísticamente opuesto- a lo que hace el australiano Ron Muec con sus inquietantes e hiperrealistas esculturas humanas. Posiblemente, más cerca de Paul McCarthy con sus obras sobre el maltrato del cuerpo y el horror del desgarro en Basement Bunker.

Sus instalaciones hablan de una soledad tibia. A veces pueden, incluso, confundirte con una búsqueda de la monstruosidad como hobby. Nada a mi entender tan humanitario y bienhechor que verlos en conjunto, o como pequeños beatos, en el altar de esta sala de exposiciones… Como si estuviéramos en un Toys "R" Us para freakies.

Al mismo nivel que en el mundo de la mitologías o las fusiones entre hombre y animal que conocemos a través de la literatura fantástica, el arte griego o el indígena, la implantación de extremidades de varios seres en una misma pieza, produce un efecto de simbiosis insólito. La misma que quiere resaltar con estos personajes, robados a la cotidianidad de la gente del área metropolitana. Quizás del parque de casas rodantes de la calle 8, de la pequeña Habana, de los asilos de abuelos en Miami Beach, o del orfanato de animales perdidos en el área.

Juego atípico. Horror sensual. Robótica de aprendiz para iniciados. Denuncias a grito abierto sobre lo que pasa. O una interpretación real de lo que objetivamente somos: muñecos transformados en una vitrina de museo mientras dura la crisis económica… What's beautiful es una obra sigilosamente radical en un Miami que, a menudo, carece de este adjetivo en su vocabulario artístico.
___________________________
What's Beautiful: Aurora Molina
Bernice Steinbaum Gallery.
Sábado 10 de Septiembre 2011.
Wynwood 7:30 pm

jueves, 8 de septiembre de 2011

Darondo: Legs!



¿Quién es Darondo? William Pullian, californiano, plomero, hustler, funkero temprano, Darondo abrió, con su acto dinámico, conciertos para James Brown en los años 60. Llegó a hacerse famoso, en sus incursiones nocturnas en el club Bimbo, en San Francisco. Se cuenta que Darondo manejaba un Rolls Royce y se daba la vida loca, coleccionando artefactos. A fines de los años 70, cuando la fama se apagó, se dedicó a terapista físico. Un buen día Darondo desapareció. Veinte años después apareció como residente de las islas Fiji. Aún quedaba maldad para otra vuelta al ruedo, pero ya no sería lo mismo. Aquí una grabación de los 70, en plenas facultades.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Gobierno contra familia



En el video, vemos al agente "Juan" de la seguridad del estado adviertiendo a la opositora Marta Fonseca que se realizará una "actividad" por parte del pueblo. Al día siguiente la turba llega a la casa y con completa impunidad le hace pasar a la familia horas de locura. Lo peor no es la destrucción de la propiedad, sino la humillación de saberse impotente, de no tener derecho alguno. Se trata del poder de coacción de todo un gobierno contra una familia. Por otra parte, hay mucha gente que se presta para cometer tales abusos, un "pueblo" de tropa de choque muy dispuesto "a darle duro" a sus propios compatriotas.

martes, 6 de septiembre de 2011

Convencido que estoy vivo

León Ichaso ya tiene un blog. ¡Sabroso!

La distracción mortal

Paul Kruman (tomado de El País)

El viernes dejó dos datos que deberían hacer que todo el mundo en Washington esté ahora diciendo: "Dios mío, ¿qué hemos hecho?". Uno de estos datos fue cero: el número de empleos creados en agosto. El otro es dos: la tasa de interés de los bonos a 10 años de EE UU, casi el nivel más bajo al que ha estado nunca. En conjunto, estas cifras nos dicen a gritos que los políticos se han estado preocupando por motivos equivocados y, como resultado, ha causado graves daños. Desde que la fase aguda de la crisis financiera terminó, no ha sido el desempleo el asunto que ha ocupado el centro del debate político en Washington, sino los supuestos peligros del déficit público.

Los expertos y los medios de comunicación insistían en que el mayor riesgo que afrontaba EE UU era la retirada de fondos por parte de los inversores en deuda. Por ejemplo, The Wall Street Journal publicó en mayo de 2009 que los "vigilantes de bonos se vuelven como una venganza". Avisaban así a sus lectores de que el "colosal derroche" de la Administración de Obama dispararía los tipos de interés. Cuando se publicó ese artículo, el tipo de interés era del 3,7%. A partir del viernes, el que ya he mencionado: tan solo un 2%. No pido que se descarten las preocupaciones sobre el panorama presupuestario de EE UU a largo plazo. Si nos fijamos en las perspectivas fiscales de, por ejemplo, los próximos 20 años, son profundamente preocupantes, sobre todo por el aumento del coste sanitario. Pero la experiencia de los últimos dos años ha confirmado de manera abrumadora lo que algunos tratamos de argumentar desde el principio: el déficit que tenemos en estos momentos -el que debemos tener, porque los déficits en tiempos de crisis ayudan a sostener a una economía deprimida- no supone una amenaza. Y por culpa de la obsesión por una amenaza inexistente, Washington ha hecho mucho más grande el problema real: el desempleo masivo, que corroe los cimientos de nuestra nación.

A pesar de que usted nunca se habría enterado escuchando a los fanáticos, el año pasado fue una buena prueba para la teoría de que reducir de manera drástica el gasto público crea puestos de trabajo. La obsesión por el déficit bloqueó la muy necesaria segunda ronda de estímulos fiscales. Y con este gasto evaporándose, hemos experimentado de facto la austeridad fiscal. En concreto, los Gobiernos estatales y locales han reaccionado a las pérdidas de ayudas federales cortando programas y despidiendo a muchos trabajadores, especialmente maestros de escuela. A la vista de este sector público encogido, el sector privado no ha respondido con júbilo a estos despidos y no se ha embarcado en una fiebre por contratar. Vale. Ya sé qué dirán los sospechosos habituales: que los temores de mayores impuestos y más regulaciones echan atrás a los empresarios. Pero esto es solo una fantasía de la derecha. Varias encuestas han mostrado que la falta de demanda -que se ve agravada por los recortes del Gobierno- es el problema real al que se enfrentan los empresarios, muy por encima de la regulación y los impuestos. Por ejemplo, cuando los periódicos del grupo McClatchy sondearon hace poco a unos cuantos dueños de pequeños negocios para averiguar qué factores les perjudicaban, ni uno solo respondió sobre la regulación en su sector, y unos pocos se quejaron sobre los impuestos. ¿Y he mencionado que los beneficios después de impuestos sobre la renta nacional están en niveles récord?

Así que los déficits a corto plazo no son el problema, sino la falta de demanda. Y los recortes de gastos están empeorando mucho las cosas. ¿Tal vez sea hora de cambiar de rumbo? Esto me lleva directamente al discurso sobre economía que va a pronunciar el presidente Barack Obama. Me parece útil reflexionar sobre tres preguntas: ¿qué debemos hacer para crear puestos de trabajo? ¿En qué van a estar de acuerdo los republicanos que se sientan en el Congreso? Y teniendo en cuenta esta realidad política, ¿qué debería proponer el presidente? La respuesta a la primera pregunta es que el Gobierno federal tiene que gastar mucho dinero para generar empleo. Y emplear ese gasto sobre todo en la muy necesaria tarea de mejorar y modernizar las infraestructuras del país. ¡Ah! Y necesitamos más ayuda a los Gobiernos estatales y locales para que puedan dejar de despedir a maestros de escuela. Pero, ¿en qué van a estar de acuerdo los republicanos? Eso es fácil de responder: en nada. Se opondrán a cualquier cosa que proponga Obama, incluso aunque eso pudiera servir claramente de ayuda a la economía. O quizás debería decir: especialmente si eso fuera a ayudar a la economía, ya que el desempleo les beneficia a ellos políticamente.

Esta realidad hace que la tercera pregunta -sobre lo que debe proponer el presidente- sea difícil de responder, ya que nada de lo que diga va a poder ponerlo en marcha a corto plazo. Así que personalmente estoy dispuesto a conceder a Obama un gran margen de confianza en los detalles de su propuesta, siempre y cuando esta sea contundente y logre grandes titulares. Sobre todo porque lo que tiene que hacer ahora es cambiar de conversación y hacer que Washington vuelva a hablar sobre empleos y sobre qué puede hacer el Gobierno para crearlos. Por el bien de la nación, y especialmente por los millones de estadounidenses desempleados que ven pocas posibilidades de encontrar otro trabajo, espero que lo logre.

lunes, 5 de septiembre de 2011

¿Una barbie con el ojo ponchado?


Miami Bourbaki se mete en la controversia alrededor de la foto de arriba.   

Todo tiene su precio

Enrisco comenta en su blog las declaraciones en La Jiribilla contra Pablo Milanés, publicadas por un tal Carlos Rodríguez Almaguer bajo el título "¿Gregorio Milanés o Pablo Samsa?" Son párrafos muy jiribillosos*, como este:
(...) me cuesta trabajo reconocer al creador de "El breve espacio en que no estás" y "Yolanda". Habría que preguntarse cómo Pablo ha podido saltar del sitial en que el pueblo cubano lo ha mantenido por largo tiempo al pantano moral en que hoy se hunde con cada nueva declaración. El posible éxito que hayan tenido sus presentaciones en Estados Unidos palidece ante la infamia. Acaso estemos presenciando en tiempo real la triste trama de La Metamorfosis, en la que Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto.
En Cuba decir lo que se piensa equivale a convertirse en "un monstruoso insecto".
__________
¿Un ejemplo de periodismo jiribilloso?
(...) hemos construido un parlamento en una trinchera, ha sido convocada hoy, por el propio Raúl, para arremeter contra las menguas y los vicios que lastran el desarrollo de un proyecto social autóctono, que ha sido construido en este medio siglo a fuerza de mucha entereza y sacrificio, enfrentando todo tipo de obstáculos, la mayoría de los cuales los han colocado aquellos mismos poderosos vecinos que no tuvieron a mal dejarnos desangrar en las tres guerras por la independencia hace poco más de un siglo, los que refugiaron a los asesinos y a sus admiradores y los protegieron, entrenaron y armaron para lanzarlos otra vez contra nosotros en Playa Girón hace cincuenta años, los que encerrados en su odio e impotencia nos han querido hacer la vida imposible siempre, aquellos a los que no debemos darle, Pablo, según dijo el Comandante que cantaste y que fue sin duda el verdadero poeta, "ni tantito así, nada."

Mike Porcel no olvida

En el Imparcial Digital un post sobre el acto de repudio a Mike Porcel en 1980 por parte de los miembros del Movimiento de la Nueva Trova. Mike recuerda a Pablo Milanés entre los participantes.

domingo, 4 de septiembre de 2011

¡El desastre es inminente! Y por eso no llega

Goya, El desastre de la guerra
aTrifF

En posts pasados hemos tratado de abordar "la cosa", que no es más que una manera de hablar de ciertos asuntos que nos pasan por delante. Así de simple. Digo es que está ahí y no le vemos. Se ha hecho tan nuestra, la cosa, tan parte del "yo" que se ha yoificado.*

Por ejemplo, sabemos que "la realidad pende de un hilo". Acaso leí ésa frase inminente en algún lugar que no recuerdo. La frase describe nuestro momento, es decir, su continuidad, pero también su estancamiento. ¿Cómo? Hay quienes no creen que podamos destruirnos. No ven que ya ocurre, que nos estamos destruyendo hace algún tiempo. No hay destrucción súbita. En efecto, no hay tiempo sin cambio, pero cada cambio tiene su tiempo. No digo nada nuevo. ¿Repito como un disco rayado? Espero que no, que mi repetir sea otra cosa (lo cual también es un desastre, aunque de otro tipo). 

Lo anterior nos lleva a la discusión del llamado "desastre ecológico" (como si "desastre" fuese algo separado del ser humano). Pero he aquí que vivimos en medio de desastres. Sí, hay desastres por todas partes. Y cuando todo es desastre, éste, por arte de magia, desaparece.

¿Cómo encarar lo inminente sin yoificarlo? 

Propongo que hay que volver atrás, desandar lo andado. Prestarle atención a los signos de "la cosa". De hecho, en un ensayo con ese título, Heidegger explora puntos interesantes (que ya han sido comentados en relación con el llamado problema ecológico). Eso es precisamente lo que no deseo hacer. Me valgo del concepto de "cosa" en Heidegger para demostrar que estamos equivocados:
El ser humano recorre los más largos trechos en el más breve tiempo. Deja atrás las más largas distancias y, de este modo, pone ante sí, a una distancia mínima, la totalidad de las cosas. 
Aprehender es justamente un asunto de distancia. Léase, encarar el desastre es casi que alejarlo. "A la cercanía, parece, no se la puede encontrar de un modo inmediato" --nos dice Heidegger. Parece loco, pero vivimos separados de lo inminente porque todo es inminente. Ello explica que, como todo es "desastre", no hay nada de qué preocuparse.

Heidegger presenta el asunto como una lucha entre "cosa" y ciencia. No comparto con él que la ciencia sea la mala de la película. Por otra parte, quiero retener el uso casi peyorativo de "ciencia" y sustituirlo por lo que he definido como "yoísmo".** Me permito terciar en la cita:
En su zona, la de los objetos, el (yoísmo) ha aniquilado ya las cosas como cosas mucho antes de que hiciera explosión la bomba atómica ("el desastre"). La explosión ("el desastre") de ésta no es más que la más burda de entre las burdas confirmaciones de que la cosa ha sido aniquilada, algo que ha sucedido ya hace mucho tiempo: la confirmación del hecho de que la cosa, en cuanto cosa, es algo nulo. La ciencia (el yoísmo) anula la cosa en la medida en que no admite las cosas como lo real decisivo.
¿Qué ocurre? El desastre ecológico se ha quedado vacío. ¿Y qué es este vacío?
El vacío de la jarra determina cada uno de los gestos de la actividad de producirla. La cosidad del recipiente no descansa en modo alguno en la materia de la que está hecho, sino en el vacío que acoge.
Volvamos al principio: El problema básico del "desastre" está en cómo se presenta. Es decir, no como una cosa, sino como una produción específica. Hemos hecho del desastre un objeto del yo. A esa yoificación la llamamos ecología.

Yoificar es aniquilar la cosa. Me permito terciar con Heidegger por segunda vez. Recordemos que la ciencia es un modo de yoificar:
Esto es lo que queremos decir cuando hablamos de la aniquilación (yoificación) de la cosa como cosa. Esta aniquilación es tan inquietante porque lleva consigo una doble ceguera: por un lado, la opinión de que (el yoísmo), de un modo previo a toda otra experiencia, acierta con lo real en su realidad; por otro, la ilusión de que sin perjuicio de la indagación científica (yoística) de lo real, las cosas pudieran seguir siendo cosas, lo que supondría que ellas eran ya siempre cosas que esencian. Pero si las cosas se hubieran mostrado ya siempre como cosas en su cosidad, entonces la cosidad de la cosa se hubiera revelado. Ésta hubiera interpelado al pensar. Pero en realidad, la cosa, como cosa, sigue estando descartada, sigue siendo algo nulo y, en este sentido, está aniquilada. Esto ocurrió y ocurre de un modo tan esencial, que no es que a las cosas ya no se les permita ser cosas, sino que las cosas todavía no han podido aparecer nunca al pensar, como cosas.
El desastre "todavía no ha podido aparecer al pensar". Pero llega, y se emplaza entre nosotros. No perdamos de vista lo más difícil del asunto. ¡El desastre está aquí! Y por eso no llega. Presentarlo es una manera de alejarlo. No queremos lidiar con el desastre ecológico. De ahí que lo hagamos omnipresente. Vivir en medio del desastre ecológico es una manera de huirle.

En un próximo post, quisiera sugerir una manera distinta de enfocar el "desastre ecológico". Adelanto que haré todo lo posible por poner distancia entre él y nosotros: Que sea el vacío de la cosa el que nos dé la brújula.
__________
*Desde ahora yoificar es acercar algo en una manera tal que se aleja. **Uso "reificar" en lugar de "cosificar" que hubiera sido más apropiado en el contexto normal. Se trata de que la filosofía siempre dió la cosa como eso, cosa, y la actividad de cosificar era peyorativamente un modo de estereotipar. Estoy invirtiendo esa acepción histórica. Desde el estudiode la cosa, mantengo que se trata de lo opuesto. Lo que hacemos -casi- siempre es "yoificar" las cosas.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Fantastic Voyage

Ileana Fuentes

Have no reservations: go to Cuba.
Take along a cold embrace -Cubans, you know, are simply mad
about cositas from "the North"-
and all your charm para mi gente
cubagente buenagente
nodueñas de su destino
pero sí of their survival.
No confundas la alegría con
"I support the Revolution".
Cubans have always seemed happy.
La colonia, casi happy
independencia, so happy
three interventions, less happy
capitalismo, quite happy
Batista left, very happy
Fidel bajó, requetehappy
¡Paredón! Yankee Go Home, happy
el comunismo llegó
-guat can yú dú?- be happy
a cortar caña, muy happy
en el exilio, recontrahappy
American tourists, act happy
American senators, pero qué happy!
the intelligentsia, so very happy!!
llegó el poeta, ¡Coñoooó! Qué happy!!!

Go and meet their expectations
but first,
prepara bien tu facade for daily hallucinations.
Haz un plagio subconsciente
para cada contraseña.
Do concelebrate the odes to Nicaragua and Vietnam
but never mention exiled poets
ni se te ocurra indagar if there are dissidents in jail:
There's no dissidence in Cuba,
only antisocial lumpen que dejó el imperialismo.
Have no fear: you've earned the right.
You haven't played your colleagues' game
much less played up to the cabrón advantage.
Take the trip, but go aware
that Nuyorican poet kings
of Nuyorican pobres people
are only welcomed from a distance;
que mientras Cuban negras madres
of cubanito soldier children
are never told their sons are buried
héroes de la lucha contra el "ismo"
los nuevo mother-patria-fuckers
are collecting
one hundred dólares a month
for compatriota fighting head
(ciento noventa y dos millones de divisas cada año)
en nombre de la solidaridad
with the African nations.

Cruza el charco: los ahogados te dan permiso.
If introduced to el máximo
macho recontramáximo
remember Silvio Rodríguez
has been arrested more than once
for the audacity of a song,
y que Pablito Milanés
is a former homosexual
cured of his decadent habit
through therapeutic hard labor
and scientifically tested
ass-kicking rehabilitation
for which he truly remains
revolucionariamente grateful.
Si te ofrecen mariguana, turn it down.
It will be said you are corrupt,
middle-class and peligroso
una influencia burguesa on the socialist artworkers
agente del imperialismo
which doesn't jive, doesn't jive!
with being humble poet king
in New York's Lower East Side.

Quench your eyes de arena fina,
Varadero will be fun.
Intoxica la memoria con las consignas de turno
official readings, Cubanacán,
La Habana Vieja, the guided tours,
el grupo de acero, el de Escambray.
Enjoy the tourist first class en el Riviera.
Trafica ideas con Retamar.
Turn down the privilege of buying articles
produced in Cuba
or "Made in Cuba"
rationed in Cuba
to meet demand from friendly nations,
la dirigencia
and visitors' consumption.
Tendrás que camuflagear all the contra contradictions:
there's no room in sunny Cuba
for unintentional naiveness.
Recuérdate del francés Pierre Golendorf,
comunista
y number one fidelista
savored prison hospitality three long years and a month
for the audacity of discontent.
Recuérdate de Oscar Lewis
how he was welcomed to Cuba
"Do your research here in Cuba"
then he was thrown out of Cuba
"judío indecente, maricón, trabajando pa' la CIA"
El coeurcollapse a sus años was simply inevitable.

Play by the rules:
Your every thought and interaction
can be measured to perfection.
Your thirdworldness from El Barrio
can
and will
be used against you.
Ninguno de tus colegas se arriesgará a tu rescate.
(Some may even have no choice
but to disavow your friendship).
Learn the rules before your voyage:
live by them while in Cuba;
fuck by them while in Cuba;
swear by them while in Cuba.
I'll see you when you get back.
_____________
Escrito en 1985 y publicado en la Revista Término (Cincinnati, 1982-1986. Manuel Ballagas y Roberto Madrigal, editores). Dedicado a mi amigo y colega, el poeta nuyorriqueño Miguel Algarín, semanas antes de su primera visita a Cuba.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Jerzy Milian: Astroblolid



Astroblolid suena tan setenta como los pantalones campanas y el wah-wah. Jerzy Milian es un músico original que explora el funk para ámbitos selectos de lo que fuera el otrora bloque soviético. Si bien La Guerra Fría le negó la fama en occidente, el polaco sabe mejor con el tiempo. Milian consigue una mezcla original de teclados con wah, flauta y coro de mujeres haciendo "du-bop" que por momentos nos recuerda la mejor música incidental la década. 

jueves, 1 de septiembre de 2011

fiesta en Harlem: Arsenio para los jóvenes



Cumbanchando Con Arsenio Rodriguez.
Fiesta En Harlem. SMC 1074.
Grabacion SMC Pro-Arte by Gabriel Oller.
New York, 1960.
Song Title: Guaguancó en el remeneo.
Author: Arsenio Rodriguez .
Arsenio Rodríguez: tres, vocal & quinto.
Jackson: bass.
Rosalia Montalvo: vocals on the boleros.
Sabu Martinez : Tumbadora 
Raúl: Tumbadora.
Sufrón: percussion.
Berrios: Percussion .
Israel Moises "Quique" Travieso: congas .
Pedrito: Percussion

Arsenio está en centenario y la efeméride no está ajena a la realidad vernácula. Se sabe que la música  se imbrica en el relato de los pueblos. Arsenio es prominencia del desborde del recipiente cubano y escucharlo en un guaguancó tiene que ver con la pólvora de la circunstancia que nos atañe. La juglaresca de los Pablo, los Pedro Luis y los Porcel adelantan propuestas, es cierto. Pero el guaguancó es conflicto pendiente. Es nudo, cimarronería urbana. Grito visceral de marginalidad reprimida en los anales de la nación. Tiene que ver con lo que está por decirse de los dolores proscritos por los historiadores oficiales. Por ejemplo, los que hoy día exponen su miseria en las calles de Cuba desafiando consecuencias imprevisibles, lo hacen en tiempo de guaguancó. Seguir su  cadencia es erguir brazos, terciar rodillas, abrir piernas y lanzar la logística genital al desafuero. Y mientras se marca la clave y sudan las congas, se va percibiendo cómo se desata la batalla. Uno se espanta esperando el desenlace. Pero nada, la historia es ciclo que se repite, porque con su brío pendenciero el guaguancó sigue siendo drama bailable abocado en lo inconcluso.