viernes, 15 de septiembre de 2017

Pocas veces me he encontrado con alguien más potencial y francamente desagradable (física, social y culturalmente hablando)

refugio en Hialeah para damnificados del ciclón Irma

José Ramón Alejandro

Su respuesta no fue solo adecuada, sino justamente evocadora de las circunstancias de nuestro fortuito refugio. Pocas veces me he encontrado con alguien más potencial y francamente desagradable, física, social y culturalmente hablando. Era una mujercita de corta talla, con una triple barriga cuyo pliegue inferior le tocaba las rodillas. Al hablar echaba el fondillo hacia atrás y la triple tripa hacia adelante abriendo hacia sus dos costados los cinco dedos de ambas manos como si fueran las diez varillas de finas maderas de un elegante abanico de Manila. El pelo mal teñido de amarillo y peor cuidado reunido en un moño por encima y deshilachado en menudos ricitos acaracolados a más no poder.

Por supuesto que su voz era estridente, penetrante, y el volumen varias veces superior al requerido aún para dirigirse a un grupo de gente tan numeroso y disperso sobre todo aquel suelo de negro cemento pulido cual era nuestro caso. Tenía todo para serme desagradable y en un principio me lo fue. Después y muy poco a poquito me fui dando cuenta de la intensa manera en la cual se entregaba para tratar de levantar el decaído ánimo de aquellos infelices refugiados.

Bromeaba y jaleaba pertinentemente para orientar aquella amorfa masa de gente con el alma pegada al espinazo. Un enjambre de chiquillos mulaticos flaquitos ostentando todos los matices del café con leche posibles se propulsaban como imprevisibles y sorprendentes proyectiles por entre los grupos de adultos y ancianos en estado de choc, sin que nadie pareciera constatar sus aceleradas existencias. Este ser nos cocinaba una comida al límite de lo comestible de un grado de insipidez por lo menos calvinista. Pero sin estar obligada a eso se tomaba el trabajo adicional de ofrecernos tacitas de plástico gris desechables de un excelente café que era una nota musical aguda en aquel concierto de contrabajos ominosos cortado por chillidos infantiles provenientes simultáneamente y cambiando alternativamente de lugar de origen desde las cuatro esquinas del enorme recinto.

Poco a poco se fue adueñando muy naturalmente del papel protagonista de todo aquel siniestro sainete. Para divertir a su público se inventó que varios ancianos destartalados era novios suyos y que ya le habían propuesto casarse con ella para darle integralmente el cheque de su retiro por invalidez con tal de ser su marido. En una de esas distribuciones de tacitas de plástico gris llenas de dulce café, uno de los refugiados se acercó solicitando una de ellas y le dijo de manera algo afectada y a guisa de gracioso cumplido; “yo vine por el olor". Ella sin pestañear le ripostó secamente: "menos mal que no me tiré un peo”.

Al pasar el peligro cada uno iba a a abrazarla y agradecerle su espontáneo don de animación. Hasta yo que al principio senti repugnancia por esas dos verrugas mal situadas, una entre el labio superior y un agujero de la nariz y otra en la cúspide del pómulo, sentí deseos de hacer lo mismo y ella me abrazó muy cariñosamente sin sospechar mis resabios de clase en contra de su inocente manera de ser. Demostró ser la más humana de todas las personas que nos atendieron allí. Sentí vergüenza de haberla mirado con desprecio y me prometí que desde ese momento en adelante no juzgaría más a nadie exclusivamente por sus más o menos agraciadas apariencias.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Nana para una pintura de DEMI


Indians and Cowboys (DEMI)
Rosie Inguanzo

El río silba
un mimo un blancor
nana de agua
hebra helada

la nieve silenciosa
se posa en la nariz
como un respingo de algodón de azúcar

la blancura de Kent enjuaga los grises:
cada traslado un desgarramiento
cada anochecer un desconsuelo
cada día hacia a las siete sobreviene una agonía
que los amigos y el vino amortiguan

la corriente sanguínea lleva náufraga una niñez sin puerto:
¿a dónde van las abejas?
¿la Reina desatendida?
¿las hormigas heridas?

somos niños de DEMI
en fila como soldaditos
asediados por los güijes
bostezando rezagados
pucheritos y gorgoteos
apurándonos el mundo de celofán y poliespuma

sobre el lienzo del olvido 
DEMI revive el crimen
y otra vez los niños crueles fusilan a su padre
55 años después que lo hiciera Fidel Castro
–“fusilamiento del 2 de mayo” en miniatura

el cuerpo tasajeado
de DEMI
es un estudio de aves
sobre la fría carne del lienzo
su pecho mutilado un cometa de papel de arroz

nana de agua
hebra helada

esplendorosa DEMI
de mí
fa sol la sí
tu coro de niños calvos
y extraterrestres meñiques
dibujan un temblor sobre la tela
caricaturas de un daño
polichinelas desvelamos
de juegos de peluche
huyendo de la gallina coja y ciega

y guardo en un pomito esta tarde
en la que jugamos con la nada frágil
y los peces del miedo
para soltárselo a Tahína en el hospital rutinario
cual burbuja de jabón del recuerdo

en pomito guardo
las imágenes abatidas
para destaparlo en el vaho miamense
y que salga la nieve
y huevos de paloma
y nido abandonado
y blancura prístina

el río silba
un mimo un blancor
nana de agua
hebra helada
para los niños exiliados
que nunca dejaremos de serlo.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

White Noise: An Electric Storm (Álbum completo) 1969



Viaje al espacio sin salir de la comodidad de su casa, gracias al talentos de este trío de la British Sound Library. White Noise nunca obtuvo la apreciación que merecía. Impreso por la Biblioteca Estándar de Sonido, el LP nunca alcanzó el nivel de circulación de otras producciones electrónicas más conocidas de la época. Solo el trabajo de Delia Derbyshire es suficiente para inscribir a White Noise en el archivo de los grandes de la década de los 60 (si prefieren ir directo a las voces, comienzen a escuchar en 7:30, cuando la introducción sónica concluye).

martes, 5 de septiembre de 2017

Catalunya versus España: Artículo 1. Antes de la batalla

Eduard Reboll

La guerra está a punto de empezar. Una cruzada mutua. Un enfrentamiento político de relevancia -pienso yo que tendrá carácter internacional- entre el gobierno de España y la Generalitat. Tiene fecha. O mejor dicho, día-probable. Será este miércoles 7 de septiembre cuando el Parlament catalán decida proceder a aprobar la Ley del Referéndum para decidir la independencia de Catalunya como una república, o la continuidad como región autonómica en España el próximo día 1 de octubre.
Por parte de la Generalitat, ya hay decisiones tomadas de antemano. No dichas, para no dar pie a medidas inmediatas por parte del Tribunal Constitucional. Valientes en sus ideales. Algunos las clasifican como excesivamente arriesgadas hacia ningún lugar; inclusive en sus propias filas. Y otros, la mayoría, necesarias para demostrar al mundo hasta donde puede llegar un pueblo cuando quiere votar por el destino y futuro político como estado propio.

Todo está a punto para la “desobediencia” lícita, pero no legal. Una parte cercana al 51.8 % según el Diario El Español ( …un medio contrario al referéndum) está a favor un 42% no; el resto es abstención. Los ánimos están altos bajo la prudencia y la realidad. De la moral entre los políticos soberanistas, nadie evoca ni un ápice para no crear sospechas ni rendición ante los hechos. No sea que, el adversario, tome nota para su jugada final que muchos creen que puede ser de jaque mate.
Nombres: Carles Puigdemont. President de la Generalitat/ Oriol Junqueres. Vicepresidente.
Pregunta del Referéndum «Voleu que Catalunya sigui un Estat independent en forma de república?» Quieres que Catalunya sea un Estado independiente en forma de república? Sí o No.

Por parte del Gobierno Español también. Todo listo para proceder según la “Constitución Española” y –aún no han dado a conocer las medidas propiamente dichas de punición- todo a punto para proceder a posibles respuestas. Por ejemplo, la suspensión unidireccional de los poderes de la autonomía a través del artículo 155. La retirada de las urnas el día del referéndum si fuera necesario por parte de las fuerzas del orden. Los supuestos acuerdos políticos, hoy bajo secreto, entre los líderes de Ciudadanos y el PSOE (Albert Rivera y Pedro Sánchez) para mostrar unidad. La “Unidad de España”.

Anulación de la delegaciones internacionales de la Generalitat. El control directo de los Mossos d’Esquadra ( la policía de Catalunya) o la inhabilitación de cargos públicos como los actuales alcaldes que apoyan el compromiso con el referéndum. Y por tanto, la cesión de locales del municipio para que los catalanes puedan votar la opción que elijan. O incluso, la destitución fulminante de la mesa de El Parlament de Catalunya, con su presidenta Carme Forcadell al frente.
Nombres. Presidente del Gobierno. Mariano Rajoy. Vicepresidenta. Soraya Saénz de Santamaría
Referéndum. “El Referéndum es ilegal; va en contra de la Constitución Española”.
Ésta sería, a grandes rasgos, una foto finished en ambos lados de la contienda próxima. Pecaría de infantil si no dijese que ya se han hecho daño. Las heridas, en la actualidad, están en la dermis de muchos españoles y catalanes. Cada uno con sus propias razones y argumentos en su agenda. Pero, para bien o para mal, esto son hechos históricos presentes…al caer mismo… y de futuro inmediato.
Atentos desde hoy hasta principios del próximo mes. Nada volverá a ser lo mismo después del 2 de octubre.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Lo hermoso es invisible

Ernesto González

El último regalo de Liuba María Hevia a sus seguidores, un precioso álbum de cuatro discos titulado Vidas paralelas, es un golpe despedazador a la psicología del incrédulo. El tópico “si no lo veo, no lo creo,” ha encontrado su definitiva implosión en estas canciones, mayormente de la autoría de esta artista completa.

Su sensibilidad la ha comunicado eficazmente con lo invisible, lo emocional, cuyo rango cubre desde la infelicidad y el dolor hasta la alegría inocente de los niños por el solo hecho de sentirse vivos. Y no quiere pasar de largo sin advertirnos lo que ha visto. Su poética nos incita a identificarnos, o sea, a volvernos uno, con lo positivo que hay en esa gama de estadios internos, y diríase, hasta nos ha insinuado la posibilidad de transformarlos en un peso ligero que a corto plazo dejaremos de cargar. Ella es la cantadora de la experiencia individual, nos está asegurando que la poesía es la única que ve.

Lo inesperado de un encuentro, de un probable comienzo que nace en el invierno y se propaga por calles y parques como una epidemia de esperanza, pues “algo de ti me está arrimando al cielo, me está arrimando”; la necesidad de preguntarse “qué hacer con la belleza de esta hora”, ante la ausencia de quien la completaba; la búsqueda del “amor tantas veces buscado” y la invocación a los ángeles para que curen el dolor y no pueda volver, arman una narrativa sobreabundante en matices, empeñada en iluminar rincones y enaltecer los caminos del oyente.

La Habana, siempre presente en el enhebrado de estos temas, como aliada fiel durante cualquier circunstancia. Es asidero, roca donde reposar entre los vaivenes de lo cotidiano. Permanencia y resguardo que se hacen sentir, como una emoción más, visible e invisible, a través de los pasos demasiado lentos de la soledad, “sin tu amor la vida se demora”.

Por otra parte, el mar calmo o deslavado, para esta creadora no es ninguna circunstancia maldita. Es, al contrario, una fortuna, sentirlo atado a la ciudad y a sus habitantes, a sus mundos individuales. Y transmite, como nada puede hacerlo, la remembranza de la eternidad a lo largo del infortunio, en las pérdidas irreparables, en la felicidad casi plena donde también late la melancolía, en las batallas perdidas y las tan difícilmente ganadas, en las oportunidades que no deben dejarse fenecer, en las dudas y sobresaltos de cada minuto.

Una tras otra, cada canción se convierte en el espejo de nuestras vivencias, de las vidas juntas que hemos disfrutado o del paralelismo que lo ha impedido. En cada interpretación un invitado de primera, de la Isla o Latinoamérica, de cuyo rico acerbo se toman ciertas cadencias y evocaciones. Hasta el melodioso portugués tiene su parcela aquí, un añadido que sorprende y se agradece. El empaste de las voces y sus particularidades, fluyen apoyados por arreglos livianos, funcionales. El diseño de la cubierta del disco es atractivo e insinúa el espectro de letras y melodías que nos aguarda. La distribución de las obras en cuatro bloques y su consecución dentro de cada uno de ellos, está realizada con gusto.

Una obra se vuelve logro artístico cuando en su vuelo nos descubre el común denominador de lo humano. No estamos solos en esta increíble aventura, aunque una emoción despechada trate de convencernos de que sí. Lo han demostrado estos cuatro discos y el talento de la autora puesto en función de un objetivo, cumplido con creces, de generar belleza en un mundo cada vez más necesitado de ella.