Monday, September 26, 2016

cómo salvarnos con el arte ET de Pedro Vizcaíno


Creo en la belleza estética, en un arte que motive, que denuncie; un arte antiguerra, antivacío, antidecorativo, antimaquinaria, antirrepetitivo. Pedro Vizcaíno

aLfrEdo tRifF

Sabido es, entre los amigos de Pedro Vizcaíno, su curiosidad febril por los extraterrestres.

Esa fiebre iba en aumento. Por un tiempo pensé que Pedro se estaba volviendo loco. ¿Qué tiene que hacer un artista como Vizcaíno con esas fábulas conspirativas e infantiles?

El tiempo me ha quitado la razón.

Desde tiempo inmemorial, los OVNI han estado entre nosotros. Solo que el mensaje verdadero es para aquellos como Vizcaíno, capaces de romper con la componenda global. ¿Cómo si no podemos agenciarnos esta realidad terrícola de miserias humanas, de guerra, destrucción ambiental y calentamiento global?

Lo extraterrestre es la salida futura: Lo han dicho científicos del prestigio de Stephen Hawkins, ¡incluso en el NYTimes!

Habla Vizcaíno, el médium ET: El calentamiento del materialismo terrestre deberá ser confrontado con la espiritualidad del frío de la radiación de rayos X.

Observen arriba el taxi OVNI 7-7-7-7, amarillo fulgurante con sendos bombillos de filamento a cada lado, irradiando luz negra (dígase que dicha luz negra es la energía que se alimenta de la luz blanca).
Viene nada menos que a Miami desde distancias intergalácticas.

¡Despierta! (dice la burbuja ET).
¡Viva el espíritu!


En la pared trasera de la Farside, potencial hogar de ENKI aparece un ET advirtiendo:

"Los grises te aman".

¿Quién es realmente PedroVizcaíno?

un médium ET,
un profeta grafitero,
un artista poseso,
un poeta en búsqueda de otro universo,

Su más reciente show Graffiti, Ruva, OVNI, ET en la Farside Gallery nos trae un aviso urgente.

Somos todos descendientes de LHU-MANU, seres manipulados genéticamente por otras civilizaciones. El Dios son ellos. Pero con la historia perdimos el contacto. Se especula, siempre de acuerdo a especuladores, que nuestros ancestros en Alfa Draconis y Lhulu, fueron creados por la manipulación genética del Manu (aunque en realidad fueron los Grises de Zeta Reticulum y de Orión, ingenieros encargados de llevarlo a cabo, y que aún hoy, siguen manipulando genéticamente a los humanos con fines desconocidos). La cadena evolutiva de las formas de vida es la siguiente:
Génesis → Manus → Lhulus → Lhumanus → Humanos → Viryas.


El avatar del humano es una especie compleja, su larga historia divisiva, su camino fragmentado con atajos accidentados, su destrucción enciernes.

¿Sabríamos que el lenguaje humano ya no transmite la verdad? La verdad ha desaparecido bajo capas tectónicas de mentiras. Por ello Vizcaíno de adhiere al lenguaje arcaico y simbólico de las Runas. Por ello dibuja con los colores míticos de amarillo fosforescente: color del deleite; de rojo: color de la acción, y de negro: incomprendido color de la verdad, el negativo de la luz.


Graffiti, Ruva, OVNI, ET es una búsqueda estética de Vizcaíno que rompe con el pasado, con la etnia que nos marca, con la geografía y la politiquería que nos agota.

El arte debe ser universal.

Observen la línea del dibujo de Vizcaíno. Ideogramática y directa. El discurso terrícola reducido al garabato infantil: la caligrafía más inmediata del alma.

Hay que ser fiel a sí mismo.

¿Qué es más universal que el universo, y más humano que lo sobrehumano?

La lección es tan simple como demoledora. Nos llega desde el espacio adimensional del taxi amarillo vizcainiano:
Humano, a ti que me escuchas: No resistas el encuentro. ¡Despierta! Aprende a mirar con los ojos del alma.   

Wednesday, September 21, 2016

BOBBY HUTCHERSON, Little B's Poem (Hutcherson)



Tal vez influenciado por la mediática huelga de Fariñas me involucré en un ayuno involuntario en mis recreaciones spirituals de la música en Tumiamiblog. Sacudiéndome de las frustrantes toxinas politiqueras de mi desdichada isla retorno a la pureza del sonido de un maestro que partió y no se le honró como se le merecía, en el momento preciso, en este espacio tan apegado a lo raigal de la cultura americana. El adiós al vibrafonista Bobby Hutcherson niega lo instantáneo. Lo perecedero. Tuvo la posibilidad de crear rodeado siempre de estrellas. Su virtud estribaba en surtir el genio ajeno para exaltarlo y, de paso, dejar huella indeleble. Heredero de Lionel Hampton y Milt Jackson, revolucionó junto a Gary Burton los aportes del vibráfono particularmente en la década de los 60. Su exploración más que técnica provenía de una pasión filtrada por los planteamientos del discurso global del equipo que lo acompañaba en un proyecto. Sus intervenciones eran axiomáticas: donde se recibe resplandor sonoro solo se devuelve fulgor. El disco Components producido por Blue Note es quizás con el que Hutcherson se proponía decir hasta siempre medio siglo antes de su partida. Ahí, en ese intenso testamento anticipado lo asistían talentos imborrables: Hubbard (trompeta), Herbie Hancock (piano), Ron Carter (bajo) y Joe Chambers (batería). Con ese piquete el vibráfono tenía más de mil motivos. (JR)

Tuesday, September 20, 2016

alzugaraymiento, nueva figura retórica


copiamos el siguiente párrafo del ex-diplomático y profesor Carlos Alzugaray aparecida en Cuba Posible:
Esta falta de una política específica es paradójica, porque el propio presidente Raúl Castro y otros dirigentes partidistas y gubernamentales han demandado más democracia y han proclamado que las mejores soluciones emergen del más amplio y profundo debate de las más variadas opiniones. Adicionalmente, han afirmado que no debe haber secretos para la ciudadanía. Los espacios públicos de diálogo, deliberación y debate deberían ser coherentes con estas ideas y admitir, y hasta promover, opiniones que critiquen a la “opinión oficial”, a lo “políticamente correcto” o a sus sucedáneas; y que enfrenten a la clase política y a la burocracia con sus errores y deficiencias.
proponemos un análisis de la frase preposicional en rojo arriba. del 1-8 se incrementa el grado "castrismopositivo".

1- el prof. alzugaray usa "paradoja" como equivalente a contradicción.
2- el resto del párrafo en amarillo es inconmensurable con la frase inicial en rojo,
3- el prof. alzugaray es un profesor políticamente cándido.
4- el párrafo anterior expresa una técnica retórica conocida como "alzugaraymiento."
5- la frase en rojo y el resto del párrafo ilustran la desconexión entre lógica y política.
6- el uso de "paradójica" implica que el "alzugaraymiento" no es más que una cortina de humo.
7- alzugaray es un tonto útil y su párrafo lo prueba.
8- alzugaray es un alabardero del sistema.

Monday, September 19, 2016

El primer término del presidente Trump (experimento hipotético de la revista The New Yorker)


quería compartir con Uds. este artículo de Evan Osnos (en inglés).
Por más de un año Trump ha animado a sus partidarios a considerarlo como un "work in progess". "Todo es negociable", es su motto. Y esa ambigüedad lo ha llevado al umbral de la presidencia. Trump ha exhibido con orgullo sus prioridades, sus inspiraciones históricas, sus instintos y su juicio sobre un campo amplio de ideas. En "Trump: Piense como un millonario", se incluye una cita de Richard Conniff, el autor de "La historia natural de los ricos" que dice: "... las personalidades alfa exitosas muestran una firme determinación para imponer su visión sobre el mundo, incluso la creencia irracional en metas poco razonables, bordeando incluso la locura ".

Friday, September 16, 2016

El resbaloso concepto de libertad en el Leviatán

Ilustración del frontispicio del Leviatán de Hobbes

atRifF

Recientemente ha vuelto un interés por la obra de Thomas Hobbes, particularmente en torno al concepto de libertad en el conocido tratado Leviatán.

En una lectura no muy profunda, tal parece que Hobbes fuera un compatibilista cuando se trata del libre albedrío. Pero aquí choca con su teoría política. He aquí el asunto.

Pero vayamos un poco antes, a De Cive. Aquí Hobbes en el capítulo VIII, emplea un enfoque ambivalente entre "libertad corporal" y "libertad natural", y luego en capítulo IX, cuando examina la palabra misma, como si el concepto fuese, en sí mismo, engañoso. Ya cuando Hobbes publica Leviatán, en 1651, muchas de esas dudas han desaparecido. Aquí la idea de libertad es uno de los temas centrales del tratado.

¿Por qué esta preocupación de Hobbes con la libertad? No podemos hablar de justicia sin definir la idea de libertad. No podemos definir esta última sin establecer en qué sentido el sujeto del contrato social es, o no, libre.

En el capítulo 14 Hobbes habla del derecho a la libertad como "... el poder que cada hombre tiene de preservar su propia naturaleza". A la vez, Hobbes subraya un aspecto negativo: la libertad está marcada por la ausencia de algo, en particular por "la ausencia de impedimentos externos". Uso "negativo" que tiene que ver con la definición de Isaiah Berlin en su conocido Two Concepts of Liberty. Ser libre significa carencia de obstáculos a mi libre albedrío. Hobbes explica en el capítulo 21 que la libertad significa que "... uno no encuentra impedimento" en ejercer la voluntad (o el deseo o la inclinación a hacerlo).


Aquí descubrimos una diferenciación entre "poder" y "libertad". Un sujeto pierde su libertad si una fuerza externa lo hace incapaz de actuar, o no actuar. Pero si seguimos un análisis hobbesiano, estamos obligados a aceptar que alguien capaz de ejercer el "poder" de actuar de una manera, también es libre de actuar de dicha manera. El ejemplo del propio Hobbes, un hombre amarrado a su cama no tiene "poder" de moverse, pero no tiene sentido decir que no es libre. De modo que alguien no es libre solo si su poder es coartado por una fuerza exterior.

Aunque Hobbes opina que el sujeto carece de libertad si la acción dentro de su "poder" se ha hecho imposible, parece no estar convencido que esta es la única manera en la que puede definirse el asunto. El sujeto también carece de libertad si "no puede abstenerse de actuar". Aquí hay otro malentendido con Hobbes: Incluso si nadie le hiciera imposible al sujeto actuar de otra manera, aún no podemos decir que dicho sujeto es libre. La razón es que la acción está más allá del "poder" del sujeto mismo.

Tal parece que para Hobbes la cuestión de la libertad es un asunto de disponibilidad de recursos que le permiten o no actuar al agente.

Como se ha entendido hasta ahora, Hobbes diría que el sujeto es libre a menos que las acciones dentro de sus poder estén guiadas por "condiciones preventivas", formulación que evita la incomodidad de justificar que el sujeto tiene libertad para actuar más allá de su "poder". Sin embargo, todavía se confunde el concepto general de libertad social por la acepción más específica de libertad para actuar.

A lo que voy, la manera general de enfocar a Hobbes como libertad negativa, pasa por alto la posibilidad de que la falta de libertad del sujeto no depende de ser o no libre para actuar, sino la de "no poder" actuar libremente.

La confusión tiene sentido y dígase que Hobbes no está exento de responsabilidad (lo que trataré en un próximo post sobre el tema, pero no antes sin ofrecer un bocadillo).

El problema es ahora de índole política. Hobbes habla del "Pacto" social, es decir, "ser un súbdito" como un estado social particular que me obliga, que me "impele" a actuar.

(Continuará)

Wednesday, September 14, 2016

el éxito de la huelga de hambre de coco fariñas

atRifF

la huelga de fariñas ha concluído. cuando leemos los portales cubanos digitales más importantes, encontramos veredictos que van del apoyo a la condena. a menudo aparecen las comparaciones entre fariñas y los sendos ejemplos de mártires huelgistas pedro luis boitel y bobby sands. 

¿pero quién ha dicho que hay que morirse de hambre en una huelga de hambre?

ahora viene a la mente gandhi y sus conocidas 17 huelgas de hambre en aquella época "análoga" de radio y periódicos de papel del siglo XX.

veamos el repique mediático reciente de la huelga de fariñas:

cuba encuentro:
los logros de fariñas, de armengol
chiflados del coco, de arnaldo fernández
reculón de fariñas... sic,
un oficio del siglo XXI, sic,
obama, puntang iná..., de jorge dávila,

diario de cuba:
la enmienda fariñas no existe, 
honor a quién honor merece, martha beatriz roque cabello,
oscar arias pide a fariñas... 
guillermo fariñas es trasladado...
la madre de fariñas denuncia...

otros websites cubanos:
en cibercuba
zoe valdés opina sobre coco,

el nuevo herald
en el nuevo herald de andrés reynaldo,
se deteriora la salud, de nora gámez torres,

otros medios internacionales:
en fox news, 
abc news, 
yahoo.com news,
hastings tribune,

¡incluso desde los blogs oficialistas de cuba!
el blog de yohandry
kaos en la red
razones desde cuba

o todos los videos en youtube (con 15,000 resultados para coco fariñas)
en google en nombre "coco fariñas" aparece 553,000 veces

olvidemos por un momento el "pico turquino" de la moral dentológica que se le exige al opositor y premio sajarov y bajemos al nivel del mar de la realidad.


la cantidad de enlaces arriba atestiguan más allá de cualquier duda que la huelga de fariñas ha sido un éxito mediático, ¿por qué no?

el éxito de una huelga de hambre radica no en autoinmolarse en ella, sino sacarle partido político. puedo coincidir tanto con los detractores de fariñas quienes le acusan de manipulación, ¿y qué es la escena mediática sino eso mismo? como con la oposición desde cuba, que busca precisamente la propagación de la noticia.


¿que fariñas es doctor honoris causa del huelguismo? en efecto, fariñas tiene la llave de las huelgas para estos tiempos de redes sociales.

lo que busca fariñas es la difusión mediática de su huelga: el capital propagativo de la noticia. y lograr eso desde la cuba castrista, lugar donde todo pasa por un filtro de censura riguroso, lo hace un logro aún mayor.

a los aliados y detractores de fariñas les tengo una noticia: ya vendrán más huelgas.

Tuesday, September 13, 2016

"el país que tengo en la cabeza no es el que existe"


atRifF

 dice yaíma:
Para mí es una urgencia que contemos con todos para hacer una Cuba donde la gente se quiera quedar y no tener como única opción de vida emigrar. Por eso creo que vivo en el país del futuro: el país que tengo en la cabeza no es el que existe. Eso me crea mis contradicciones, pero al mismo tiempo me salva. 
la declaración de la cineasta yaíma pardo en diario de cuba me llama la atención.

el candor y la honestidad de yaíma me hace pensar en mi generación. para nos, irnos era imperativo. no queríamos nada de aquello (y no hay arrepentimiento alguno, por el contrario). pero la realidad de los 70 (y yaíma es nacida al final de la década) no es la misma de ahora.

los castro van a morir pronto: eso da mucha esperanza.  

los cínicos de aquí y de allá le apuestan a la permanencia del sistema: "eso no va a cambiar", dicen. lo hacen no porque no deseen un cambio. sencillamente no quieren verse derrotados de nuevo. pero yaíma es joven y no teme:

el país que tengo en la cabeza no es el que existe. 

declaración maravillosa en su idealismo y además necesaria, para engendrar y facilitar lo que viene. no hay cambio en el vacío

muchos, como yaíma deben darse a la tarea de lograrlo.   

Sunday, September 11, 2016

El guardabosques, alternativa informativa desde Cuba


Acusamos recibo de la Web El guardabosques: Una alternartiva en acción y comunicación ambiental.

En "Acerca de", El guardabosques declara sus objetivos:

*Generar de forma integral, equilibrada y continua información inédita o no, que constituya un aporte referencial sobre el tema de la protección al medio ambiente.
*Promover acciones de carácter cultural, medioambiental, científico y productivo generadas dentro o fuera del Proyecto, siempre a escala comunitaria.
*Favorecer la formación de valores identitarios que contribuyan a reforzar en la comunidad el sentido de responsabilidad y pertenencia hacia su entorno.
*Divulgar y apoyar acciones autónomas de personas o colectivos relacionadas con el ecologismo.
*Contribuir al empoderamiento de los ciudadanos estimulando la autogestión como principal mecanismo para enfrentar los retos de la protección ambiental.

Precisamente el tipo de activismo, desde Cuba, que da esperanza. Por ejemplo:


Calles de Alamar convertidas en basurero, de Jimmy Roque Martínez:
Aunque no es novedoso encontrar tales imágenes dispersas por toda la capital cubana, sorprende la situación generalizada en esta localidad del municipio Habana del Este, donde viven más de 90 mil habitantes. La situación es tal, que el Canal Habana, de la televisión cubana, dedicó un reportaje al tema, mostrando los contenedores colmados de despedicios, las aceras y parterres infestados de desechos, focos de vectores de enfermedades como mosquitos y roedores.
O Mugre post victoria, de Pedro Manuel González, quien articula con fina ironía:
Frente al combativo edificio donde vivimos, bloque entusiasta del realismo socialista (alberga hasta una vicepresidenta del gobierno), y que está plagado de informantes con periscopio, evasores fiscales y jugadores de bolita (quienes suelen coincicir en unos mismos seres) este “perro muerto” -nunca mejor dicho- aguarda porque alguien se apiade de sus restos u oficie la misa. (...) Auras tiñosas, gatos hambrientos, ratas más bravas que aquell@s vecin@s y hasta alguien sorprendido in fraganti abandonó su par de zapatos, componen el mosqueado/mosquiteado muestrario del horror… y de la peste más celebraticia.
O el post imformativo ¿Sabes cuánto tarda en desaparecer lo que tiras en el campo?

Las páginas de la Web salpicadas de collages fotográficos que no necesitan palabras.



¡Apoyemos a El guardabosques!

Monday, September 5, 2016

La oración de todos los buenos cubanos

 
El Castroleum de Rafael Fornés

Que el primogénito de la muerte le devore lentamente la piel y que el demonio le atenace los huesos. (Así sea.) Que en la vigilia viva siempre temiendo puñal, fuego y veneno, y que en el sueño nunca el espanto lo abandone. (Así sea.) Que no logre ver más que la sangre de su crímenes y que no oiga otra cosa que los gritos y maldiciones de sus víctimas. (Así sea.) Que su alma sea entregada para siempre al rey de las tinieblas y que nunca alcance ni un atisbo de la luz eterna. (Así sea.) Que su estirpe desaparezca de su pueblo y que su memoria sea borrada del mundo. (Así sea, así sea.)—Vicente Echerri.

Monday, August 22, 2016

Soy yankee

el ideal yankee de la libertad como expansión del ser de la naturaleza (Albert Bierstadt, 1868)  

aLfrEdo tRifF

Dejemos atrás lo pueril: Soy Yankee

(me disculpo con el lector, ajeno a los ajetreos ideológicos del siglo XX).

Soy también producto de la Guerra Fría.

Yankee, ¿o mejor yanki?* Durante mi niñez y juventud la palabra era maldita. Queda resumida con este discurso de Castro, a principio de los años 60:

"codicia yanki" "injusticia yanki", "monopolio yanki", "odio yanki", "yugo yanki", "imperialismo yanki", "intervención yanki", "amo yanki",  "agente yanki", etc.

"Yanki" era la maldición, pero cada palabra conlleva un flujo histórico de uso y abuso. y llega entonces con una costra de prejuicio –a no ser que decidamos reevaluarla.    


El abuso peyorativo castrista oculta otro uso, el del ciudadano progresista del norte industrial durante el siglo XIX, en los años previos a la Guerra Civil Norteamericana. Me refiero a ese corro ilustre de yankees donde figuran Samuel Longfellow, Henry Hedge, Ralph Emerson y Thoreau: transcendentalistas seculares, pre-ecológicos, amantes del pluralismo, adeptos a la desobediencia política, la libertad y la individualidad.

Ser yanki, en ese sentido es ser centrista político y "centro" significa la sospecha en el paraíso imperfecto de las utopías y otras miopías. De ese ilustre grupo de egresados de la Universidad de Harvard saldría otra nueva generación: los pragmatistas.

De los yankis aprendí que somos una sociedad imperfecta perfectible. Para el yanki el ser humano es proclive a la corrupción, el chovinismo, la maldad, pero por igual proclive a la virtud y la decencia. Somos animales con razón, y las razones deben discutirse. Si la corrupción y la maldad son intrínsecas al ser humano, necesitamos estructuras duraderas para combatirlas. El secularista "whig" John Locke, creador de la división de poderes en filosofía política era yanki sin saberlo (obsérvese que "whig", la afiliación política de Locke, significa "cuatrero", prueba que lo despectivo persigue al yanki).

¿A dónde quisiera llegar con todo esto? Al presente.

EEUU es un país fundado en el pensamiento político yanki, Y es aún modelo.** Incluso en medio de la crisis reciente que hemos vivido, EEUU marca pautas. ¿El termómetro? Las Olimpiadas de Rio de Janeiro. Nuestros atletas dominantes. La actuación olímpica estadounidense ha sido sorprendente. ¡Hasta ayer teníamos 118 medallas! No diré que tenemos los mejores atletas (habría que también comparar per cápita con otros países). Lo que sí tenemos es la mejor infraestructura para el atletismo. Ganar medallas habla no solo de atletas, sino de las instituciones que los forman.

La retórica en plena campaña presidencial norteamericana proclama que somos un país en crisis. Prefiero evitar generalizaciones. Cierto, hace ocho años confrontábamos la crisis económica más seria desde la Gran Depresión. La China crecía con fuerza incontenible y se hablaba de un nuevo modelo exitoso de capitalismo de estado. Hoy China está en declive, presa de una corrupción institucional galopante. Brasil, otra promesa fracasada. La India no ha podido salir a flote como se vaticinaba.

Lo que voy a decir a continuación va a exasperar a muchos trumpianos que conozco: EEUU no está tan mal como lo pintan.

Nuestra moneda es fuerte.
De importadores, hemos pasado a ser exportadores de petróleo.
Estamos entre los cinco países más innovadores del planetaen tercer lugar debajo de Suiza y Singapur. 
Tenemos las mejores universidadades del mundo.
En materia de comercio (palabra maldita estos días) EEUU se beneficia del comercio internacional. 
Somos la segunda nación con más exportaciones del mundo.
El desempleo está en 4.9%, cifra saludable.

Aún así no estoy satisfecho.

Mi inconformidad parte de un sentido de mínima justicia. Los que más se han beneficiado de la recuperación norteamericana reciente son las grandes corporaciones, los más ricos: el 1% del país. Reitero la propuesta de otro yanki el economista judío-americano y premio Nobel Jospeh Stiglitz, en su libro The Great Divide. La desigualdad actual en EEUU se debe a malas decisiones de política. Con una clase media en declive no se puede construir un futuro próspero. Un EEUU de súper ricos no funciona cuando una mayoría ve el sueño de la clase media como algo casi imposible.

Pero ya estamos en terreno político. Soy un yanki gradualista: la mejora lleva tiempo y paciencia.  

______________
* Así aparece la palabra en el discurso de Castro que señalo arriba. **"Modelo" significa "perfectible".

Wednesday, August 17, 2016

Larry Villanueva y el juego serio del teatro

Larry Villanueva. Foto: Barb Barissa

Larry Villanueva is a force to be reckoned with as Tío Vania. He layers his character’s disillusionment and apathy with a form of buffoonery that borders on madness –a way of making his existential despair all the more marked.-- Mia Leonin (ARTBurst)
 
Rosie Inguanzo

Larry Villanueva nació en La Habana, Cuba y llegó a Estados Unidos por el puente marítimo del Mariel, en 1980. En Miami, donde reside, ha desarrollado una impecable carrera como actor y director, haciéndose querer y respetar por un público que lo sigue. En privado Larry es risueño y juguetón y hasta un poco infantil —lo que resulta conveniente para desempeñarse en la actuación; en público es respetuoso y reservado aunque asequible. Se inició en el teatro en el año 1984 de la mano Teresa María Rojas en su taller Prometeo, del Miami Dade Community College. Allí estrenó Persecución de Reinaldo Arenas, dirigida por Nilo Cruz. Ahora ha vuelto a trabajar con Nilo en Tío Vania de Chéjov, que acaba de concluir temporada en el Miami-Dade County Auditorium. Sus respuestas son un manual del actor.

¿Cuáles personajes de la vida o cuáles experiencias enriquecen particularmente tu trabajo? ¿Y cuál fue la primera semilla en tu camino de actor? 

Mi familia es el pilar de personajes que enriquecieron mis primeras observaciones del ser humano. Han sido todos ellos grandes musas para la creación de mis personajes. Para mi siempre fueron un teatro. Sus grandes emociones o sus respuestas inesperadamente campechanas me dejaban mirándolos hacia arriba y con la boca abierta. Mi abuela era una mujer simple con dicharachos que me dejaban riendo incluso momentos antes de quedarme dormido. Mi madre hace cuentos como si fuera una actriz y mi padre se parece a todos los personajes que he interpretado. Su sarcasmo doloroso y cínico ante todo momento en la vida es de tal delirio que no hay otra salida que la de entregarse a la carcajada. Siempre hubo inclinación por el drama en el hogar ya que del melodrama se amamantaron toda la vida. Prueba de esto son sus halagadoras citas del cine mexicano y norteamericano de los años cuarenta y cincuenta. Pero las primeras semillas en el arte escénico por supuesto fueron sembradas y fertilizadas por Teresa María Rojas. Con ella aprendimos, partiendo del método de Konstantin Stanislavski, que el teatro es un templo y se respeta como tal. Esa búsqueda por el buen texto, por encontrar la poesía en todas partes y por el amor al ser humano fueron cimientos internalizados y aceptados responsablemente por nosotros desde el principio.

¿Cómo incorporas a un personaje?, ¿cuáles técnicas específicas, manías o disciplinas te impones para abordar a un personaje; a tío Vania, por ejemplo?

La técnica que uso para crear un personaje varía dependiendo del rol. Lo primero que hago es vencer la letra mientras estudio los objetivos del personaje. También busco música, pinturas, fotografías, frases, simbolismos, etc., con los que acercarme al personaje y a la obra. Voy de adentro hacia fuera y de afuera hacia dentro como el latir de la respiración. Suelto y recojo, recojo y suelto. Después me entrego en el espacio escénico del ensayo con la letra casi vencida y dejo que me hable el personaje. Todo va moldeándose en la interacción con el compañero de escena y cómo va respondiendo. El actor no debe crear su personaje solo en casa y testarudamente llevarlo al ensayo como si él tuviera viseras a cada lado de la cara. Todo lo que se ha estudiado en privado debe exponerse a la química de ese compañero de escena a ver qué pasa. Un actor no es un ente aislado. El personaje debe responder como en la vida, sin ensayo. Soy amigo de la espontaneidad y no me impongo una sola manera de acercarme a un personaje; todas las noches busco un elemento nuevo respetando siempre el montaje del director. Hay un sinfín de maneras de actuar como hay infinidad de planetas y estrellas en el universo. Creo que la clave es fluir como el río. Un actor no debe imponerle al otro actor un movimiento o una forma para justificarse aunque piense que “está muy bueno” lo que se le ocurrió. Uno debe confiar en la inteligencia actoral interna, donde hay elementos mejores por explorar. De modo que uno tiene que estar listo al sacrificio de las ideas para abrir paso y acercarse a algo superior. Y digo acercarse porque nunca se llega al fin, como tampoco se llega al límite del universo. La temporada teatral se acaba y uno se queda con asuntos pendientes por resolver para el personaje.

 Villanueva como tío Vania. Foto: Julio de la Nuez

Es la segunda vez que encarnas a un ruso. ¿Cómo te acercas a esa cultura, qué entiendes de ella y que significa para ti?

Las obras de tema ruso que he interpretado tienen una universalidad que une cualquier continente. El drama humano está en todas partes sólo que a veces está escrito en ruso, en alemán o en francés. La buena literatura no tiene fronteras de idiomas. Después de haber visto Azúcar Amarga, una brillante amiga, Griselda Ortiz, me dijo que el tormento mío en Boby se acercaba a los personajes rusos. Como la cultura rusa siempre despertó interés en mí, leí Crimen y Castigo de Dostoievski, y me identifiqué mucho con la historia y con la vida interna de los personajes. Me propuse investigar por ahí y me cayó Cartas de amor a Stalin, de Juan Mayorga dirigida por Alberto Sarraín. El Stalin que me tocó interpretar aparece en la mente de otro personaje. Por tanto, eso me dio libertad de creación para el juego del teatro. Estudié su físico, manera de moverse, la frialdad detrás de su máscara y usé esos elementos llevándolos un poco a la parodia del dictador. Después me tocó el Pío Miranda en El día que me quieras de José Ignacio Cabrujas, también dirigida por Sarraín, y aunque este personaje no era ruso, tenía tanta admiración por Stalin y los bolcheviques que él mismo ya parecía ruso en su comportamiento. Habiendo vivido de pequeño en una Cuba invadida por los soviéticos pude llegar al corazón de Pío: un lagarto seco, resentido y con un discurso comunista caduco lleno de mentiras que él quería creer y hacer creer.

Larry Villanueva como Vania y Alexa Kuve como Elena. Fotos: Julio de la Nuez

Ahora ARCA me ofreció Tío Vania y es un honor poder acercarme a Chejóv, un lujo poco visto en nuestra ciudad. Me he propuesto darme el gusto de hacer papeles del gran teatro y todo va cayendo poco a poco. Yo creo que la carrera de un actor la define el tipo de trabajo que escoge hacer y aunque a veces tengamos que exponernos a otro tipo de producciones más ligeras y bordeadas de cursilerías, uno debe compensar esa falta con el buen texto y el teatro de envergadura.   

Cuéntame cronológicamente tu carrera de actor.

Mi labor como actor ya suma tres décadas de vida. He tenido la suerte de ampliarme en todos los medios comunicativos: Teatro, Televisión, radio y Cine. En breve, la cronología de mi trabajo actoral encabeza con Teresa (como ya te dije). Con ella comencé desarrollando mi potencial artístico y participé en muchas obras de diferentes géneros: desde el teatro de la crueldad y el absurdo hasta los clásicos del Siglo de Oro español, además de otras piezas contemporáneas: Los Melindres de Belisa de Lope de Vega, Álbum Familiar de José Antonio Santos, Persecución de Reynaldo Arenas, etc. A la par que trabajaba en el taller y me desarrollaba en la televisión, Teatro Avante nos daba oportunidades por las que siempre estaré agradecido a su director Mario Ernesto Sánchez. Allí fui dirigido por Alberto Sarraín, Rolando Moreno y el propio Mario Ernesto. Tres de las obras que destaco en mi memoria son La Chunga de Vargas Llosa, dirigida por Sarraín, Jesús de Virgilio Piñeira, dirigida por Moreno y Mirando al tendido de Rodolfo Santana, dirigida por Mario Ernesto. Además allí hacíamos talleres de dramaturgia de donde salió Madre Nuestra, coescrita por Rosie Inguanzo y Joaquín Baquero y dirigida por Rosie, producción de la que tengo un recuerdo profundo por su nivel experimental-expresionista y lúdico. A principio de los 90 tuve la oportunidad de ejercitarme frente a las cámaras en las telenovelas El Magnate, Marielena y Guadalupe; tres producciones de Capital Vision que abrieron la puerta a las telenovelas en Miami. Mientras ensayaba a diario por cuatro años frente a las cámaras, y fui seleccionado en una audición para hacer el papel de Boby en Azúcar amarga de León Ichazo. Después de otras producciones cinematográficas me di cuenta que me gustaba el trabajo detrás de las cámaras e ingresé en la Universidad de Miami en donde me gradué con una licenciatura en Comunicaciones con especialización en Cine y Artes Visuales, y una concentración en fotografía. Mi labor como cineasta todavía no ha pasado del intento. Tengo muchos guiones escritos pero aún no he encontrado el que merece ser realizado. Definitivamente mi fuerte es la actuación. Me dedico a la docencia desde el año 2006 en el taller Prometeo de Teresa María cuando ella me deja como heredero de su trabajo en el MDCC después de su retiro. Las cosas ahí no funcionaron y continué la llama ardiente del teatro con estudiantes más jóvenes en una escuela de arte en Coconut Grove fundada por Lili Rentería y Manuel Alonso Posch. Desde el año 2007 hasta hoy ahí he dirigido y formado a muchos adolescentes. Me alejé de las tablas y las cámaras por un tiempo hasta que tuve que prestarle atención al duende de la actuación dentro de mí. Los veranos me doy el lujo de vivir como un actor; llevo un compromiso conmigo mismo de continuar mi labor actoral.    

¿Qué personaje(s) te resulta(n) más entrañable?

Los últimos personajes casi siempre resultan entrañables porque en ellos hay una acumulación de madurez escénica. He disfrutado muchísimo a Vania, Stalin, Pío Miranda, la Madre (Madre Nuestra), Boby, Lituma, Don Juan. Escoger entre ellos sería como preguntarle a un padre cuál es su hijo favorito.  

Cuéntame de la compañía que llevas con Alexa.

Fundé con Alexa Kuve ARCA Images a principio del 2000 con obras infantiles y algún atrevimiento mío como escritor en Allá Afuera Hay Fresco, pieza influenciada por el absurdo, el surrealismo y la tragicomedia, que presentamos en el Centro Cultural Latin Quarter que dirigía Tony Wagner y Miguel Angel Abadía. Después se sumó Nilo Cruz a la compañía empujado al grupo en una dirección con más constancia de producciones.    

¿Cómo trabajas con Nilo?

Trabajar con Nilo en Tío Vania fue un rencuentro muy grato. Es un artista diferente con puntos de vista sobre el arte muy propios. El proceso de ensayo fue muy armónico y a sus propuestas siempre le saqué provecho. Creo que él también me sacó partido en ese dar y recibir entre el actor y el director. Fui un instrumento de su visión porque me entregué en el acto a sus ideas de una manera muy juguetona. Esa fue la clave para entendernos. A él le gusta mucho el juego y el teatro es jugar seriamente.   

¿Qué nutre a un actor?

A un actor lo nutre la vida y la búsqueda por lo sublime en ella. Creo que eso hace a un artista. Siempre hay que elevarse por encima de lo mundano, buscar la metáfora en todo, flotar como una flor de loto en un estanque sucio. Hay una palabra en inglés para la que no hallo traducción exacta aunque exista en castellano: “choice” tiene más fuerza que elección. Lo que uno elije en la vida como actor determina quién es uno como artista. De modo que si elegimos la educación, eso enriquecerá más nuestro trabajo porque tendremos mejor arsenal de donde sacar a la hora de crear un personaje.    

¿Comedia o tragedia?

Definitivamente la tragicomedia porque ella encierra a la vida de una manera más fiel.    

Te dedicas a la enseñanza dramática, ¿qué significa para ti y cómo la compaginas con tu trabajo de actor?
  
Mi vida como educador me ha enriquecido muchísimo como actor. Creo que había un plan divino en todo esto. Tenía que hacer este servicio con los más jóvenes para adquirir madurez. A través de mis estudiantes he visto la vida de otro modo y se afincan mis convicciones en el arte. He madurado un poco parándome a diario frente a una clase y tomando las riendas como el capitán de un barco. Ahí cumplo una responsabilidad conmigo, con ellos y con el teatro.

Saturday, August 13, 2016

Los jugadores olímpicos de dictaduras presentan variante expresiva

 Rostros de los Juegos Olímpicos De Río De Janeiro

Rosie Inguanzo

En las olimpiadas los jugadores compiten a capacidades físicas y psicológicas extremas donde demuestran su resistencia. Para los que seguimos los juegos olímpicos es muy emocionante y para los psicólogos como el profesor David Matsumoto, resulta cónclave fascinante analizar los patrones expresivos de las emociones de los mejores atletas del mundo.

Según Matsumoto, quien además de profesor es entrenador de yudo, cuando los jugadores ganan o pierden al final de una competencia todos enseguida hacen algo con el rostro automáticamente y no tienen control sobre ello; ya un segundo después toman consciencia de que están en un escenario a la vista de millones y entonces controlan el rostro. ¿Qué nos enseña esto del comportamiento humano?

En 2004 en Atenas, Matsumoto fotografío a 84 jugadores de 34 países, durante los tres primeros segundos que siguen al dictamen del triunfo o la derrota, justo en el momento en que ganaban o perdían sus respectivos competencias y comprobó que todos los jugadores del mundo muestran "las mismas expresiones" dependiendo de si ganan o pierden. Los que ganan muestran una sonrisa feliz; los que pierden quedan generalmente inexpresivos, aunque algunos manifiestan tristeza, disgusto y otros angustia. Su trabajo es el primer estudio en un “ ambiente ecológicamente válido” como los juegos olimpicos. Según el estudio, incluso en las paraolimpiadas , los competidores ciegos (invidentes congénitos que no se ven a sí mismos), se expresan de igual manera. O sea, el estudio arroja la evidencia de que éstas reacciones son también biológicamente innatas.

Como he dicho, Matsumoto toma 8 fotografías por segundo del rostro de los atletas durante los tres primeros segundos de concluida la competencia; luego las cataloga de acuerdo a la expresión y la progresión del gesto.

El estudio nos dice que ante el triunfo el cuerpo responde con expansión del pecho, un puño en alto, miedo en el rostro, y algunas veces rostros congelados, como piedras. Luego del primer segundo, entre los segundos 2 y 3, se da la segunda expresión ya controlada y es ahí donde ya afloran las diferencias culturales. Algunos atletas empiezan a llorar otros hacen otra variante emocional. Ahí es cuando los “neutralizadores culturales” les caen encima. Según el estudio destacan los jugadores del antiguo bloque soviético de Europa del Este porque tienen una historia en común y ¡los cubanos! Éstos muestran algo sincero en el primer segundo pero para los segundos 2 y 3 ya está vedada la emoción, se hielan. Otro comportamiento inusual es el de los chinos, que tienden a sonreír incluso cuando pierden. Y durante los juegos en curso hemos visto cómo el norcoreano Om Yun-Chol se ha disculpado con el gobierno de su país por haber obtenido plata.  

Sospecho por qué los jugadores olímpicos cubanos, los de países del antiguo bloque socialista, los norcoreanos y los chinos presentan variaciones a la norma. ¿Será el miedo? Estos atletas compiten con una carga tenebrosa para ganar por su país y por sus respectivos gobiernos conflictuados. Productos de sistemas totalitarios y sus secuelas, estos atletas están entrenados a no expresar sus verdaderos sentimientos y ahí se explican las variantes que nota el profesor yudoka.

Así que no se llame a engaño, detrás del elegante uniforme de gala del equipo cubano diseñado por Christian Louboutin para Los Juegos Olímpicos De Río De Janeiro, detrás de los triunfos y las derrotas, la lágrima y las sonrisas, los himnos y los desfiles, la verdad del rostro que muestra lo que hay se hace evidencia y se convierte en dato para el lente de Matsumoto.

Atletas cubanos en Juegos Olímpicos 2016

Los datos nos dicen más sobre la sana competencia. Por ejemplo, todos en el podio recibiendo medallas sonríen, pero Matsumoto se las arregla para medir los músculos de la cara durante cada sonrisa o cada rostro helado, y la mayoría de los que reciben medalla de plata muestran una sonrisa miserable: el pestañazo nervioso y el temblor en el labio denotan que están ejerciendo un control sobre los sentimientos negativos, sentimientos encontrados de que por unos segundos pudieron llevarse el oro. Los que obtienen bronce también sonríen pero menos tensos porque tienen más razones para estar contentos cuando la alternativa siguiente era no ganar nada.

 Yulia Efimova sonríe miserablemente por su plata en Río 2016

Jugadoras del equipo de boleibol brasileñas 

Un ritmo cardiaco normal es 60 y 72 si estamos quietos; corriendo sube a 130 a 140. En los juegos, algunos de estos atletas llegan a 200 latidos por minuto y con esta pulsación deben mantener la claridad mental, la concentación, el ritmo físico. El desplome concluye en victoria o en derrota luego de años de rigor y esfuerzos para llegar a este nivel de performatividad. Como toma años e incontables ejercicios de control y autocensura ocultar los verdaderos sentimientos al que vive en una dictadura totalitaria.

 Raúl Castro saluda a los atletas cubanos

Otra variante del engendro totalitario es la cubana Glenhis Hernández sacando el dedo

Thursday, August 4, 2016

Pupy y la soledad


La soledad es una sed que la ilusión no satisface. Kobo Abe, La mujer en la arena

Ernesto González (tomado de la novela Todas las ausencias)

Pupy es la única hermana de Nena y, es el caso, también mi única tía. Es un bebé que no quiere ser destetado y está pagando caro ese capricho suyo con la infancia. Para Nena, había mucho de holgazanería en esa inmovilidad de Pupy, en su rigidez, su ignorancia para bañarse o su incapacidad para freír un par de huevos y no morirse de hambre.

Yo sigo creyendo en su compromiso firmado con la niñez, en ese dejarse arrastrar por la ternura para preocuparse por un extraño, por la familia y por la gente de Bauta. Sigo creyendo en su mirada y en su vocación para el bien. Para mi tía, gobernar era repartir lo poco entre muchos. Lo oyó hacía años y era una de las escasas rocas sin requiebros de su memoria.

Por eso lo sigo creyendo: Pupy tiene un pacto con la infancia tan inderogable como el que yo tenía con mi padre. ¿Cómo, si no, iba a comprender un requerimiento de cualquiera? Un vaso de agua, un carretel de hilo o un plato de comida solicitado por un desgraciado en la puerta de casa, sacaban a Pupy de su inmovilismo del butacón con pasitos de ternura para registrar los espacios donde creía poder hallar una respuesta para cada carencia. Pasitos que se hundían ahogados por la marea de confusiones de su mente.

Si Nena estaba presente, se le envilecía el colon. Es que con sus pasitos de ternura, Pupy pasaba del cuarto a la cocina, de ésta al baño, de allí a la sala, para volver a comenzar su ciclo errático en el apartamento, sin poder recordar una sílaba del nombre de la imperiosa necesidad que deseaba llenar. La industria de amor instalada en Pupy por sabios colonizadores galácticos, había sustituido el papeleo oficial, el correveidile y la inmutable verticalidad, por una cadena de producción de ternuras obstinadas en servir al corazón de la gente, sin cálculos ni anuncios. Nena contemplaba los desplazamientos erráticos por la casa, contraía su colon y gritaba: ¡Pupy, Pupy, unas porque te mueres tirada ahí y unas porque te desbocas! No sé qué voy a hacer contigo, la verdad. No sé qué voy a hacer.

Creo que Nena sí lo sabía, aunque se abstuvo de decirlo hasta lo de Galiano. Ahí sí me importaba poco que su colon la asesinara con diarreas.

Nena fraguaba el internamiento de mi tía desde hacía años. Lo sé. Esa idea de internar a Pupy, era vieja colega de aquéllas concebidas por una primogenitura malograda que le seguía doliendo. La idea de internar a mi tía era irreconciliable con el olvido, y descargaba su rencor en el sistema nervioso de Nena, haciendo su colon mórbido y sin contención para las heces.

El detonador fue el desastre de la calle San José, el mayor disparate cometido por Pupy en toda su vida. Al morir abuela, Pupy heredó una casa pletórica del buen gusto de una española cuyo lenguaje nunca sobreseyó sus orígenes en Trujillo, un pueblo al centro de Extremadura. El refinamiento de mis abuelos, que no olvidaban su condición de bodegueros en la calle San José, los empujaría, ya dueños de dos bodegas, a regresar a Europa con el fin de darse los gustos impensables para dos campesinos de Extremadura. Le Moulin Rouge y Montmatre estaban entre los lugares que fui descubriendo por boca de mi abuela. Y mi afición a las chinerías y a los budas de porcelana, es fruto de su corta estancia en mi niñez.

La dichosa casa de San José estaba abarrotada de esos ecos caros de mis abuelos. Entre el mobiliario de la sala, la saleta y el comedor, comprado a famosas firmas importadoras que no recuerdo cómo se llamaban, en el juego de cuarto imperial hecho a mano, en los de soltera de Nena y Pupy, entre esos lujos pagados con el desarraigo de Extremadura, proliferaban satisfechas panzas de Budas, jarrones inmensos y adornos de jade y porcelana, que adornaban las habitaciones con ese barroquismo tardío y desenfrenado de los emigrantes.

Mi tía Pupy heredó la casona y así dio el paso inicial para perder su libertad. De pronto vimos que a Pupy ya no le atraía estar con nosotros en Bauta. Una visita sorpresa nos descorrió el misterio: un hombre de su edad, albañil, la visitaba. En cada viaje nuestro a La Habana, a pasear y saber de Pupy, allí estaba el hombre o llegaba siguiéndonos los pasos.

De esos meses no puedo decir nada malo de él y, es cierto, arregló la cocina y repelló paredes. Hasta pensamos que Pupy había encontrado compañía. Un sábado, yo no había querido ir a La Habana. Me fui con mis amigas para el cine y, al entrar a casa, me asaltó el timbre agudo de la voz de Nena cuando descubría un infectado en su sistema del absurdo. ¿Qué le pasa?, le pregunté a Pipo. Imagínate lo peor, ¿te acuerdas del hombre que estaba con Pupy? ¿El albañil? Sí. ¿Qué le pasó? Nada, ¿qué le hubiera podido pasar a él?, chilló Nena. Vieja, por favor, y Pipo pudo articular una explicación, el tipo la hizo permutar la casa de San José por un apartamento de un cuarto. ¡No, mentira! ¿Y ahora?

Con una mirada, Pipo calló la boca de Nena que ya se abría en el siguiente relámpago de salamandras, arañas, serpientes, escorpiones y sapos que me lanzaba a la cara. ¿Ahora?, dijo Pipo, no se puede hacer nada.

Yo sí hice. Y me gané una ojeada de Nena y una caterva de bichos entre sus gritos, que no quiero ni recordar. Es que me pareció tan patético lo de Pupy, tan pintoresco y por último tan simpático. Ahora se nos llenará la casa de bichos repugnantes, pensé, ahora sí que Nena se nos queda sin colon, esfínter ni nada, Pipo va a tener que certificar la primera muerte de fondillo de la medicina cubana.

Olvidando las frases y el ejército de animalejos que yo veía desbordando las fauces de Nena, la casa perdida, los muebles perdidos, (¡qué vieja estúpida, Dios mío!, ¡qué vergüenza, con cincuenta años y dejarse engatusar por un delincuente!), olvidando la mayor hemorragia de odio que he presenciado, olvidándome hasta de la pobre Pupy, me senté y me empecé a reír. Estigmatizada por Nena a las dos iniciales carcajadas que se me salieron como gases inaguantables, las veinte o cien que le siguieron me resultaron consoladoras, y allá fui, encima de mi cama, a celebrar las diarreas de Nena doblándome de risa.

Pupy era una niña de cincuenta años cuando nos dijimos adiós una madrugada, en casa, expresamente invitada a la fiestecita de despedida por mi salida definitiva. Y aún me envía sus palabras cálidas en los sobres que también traen desde La Habana posdatas de mis padres. La carta de Pupy es un solecito que sale del sobre con una piromanía bendita y vuelve cenizas el recuerdo de las frases de mi madre, sus galimatías y sus sombras. Esos profanadores del pacto con la ternura que Pupy había sellado.

Me reconforta haber conocido un solo ser para el cual la vejez jamás será una intrusa persistente, desdentada y triunfadora. Pupy y el amor por mi padre son mis dos quimeras, dos maravillas desintoxicadas de tiempo. Son dos monumentos a dos ternuras, una de ellas quizás algo inconsciente, aunque ambas forman parte de ese rayo escaso y de milagro vivo que centellea por ahí.

Saturday, July 30, 2016

Susan Sontag y el disparo de la cámara

Exodus 94 / Fotos: Willy Castellanos

 "La fotografía es como una cita, una máxima, un proverbio"—Sontag 

Rosie Inguanzo

Dice Sontag: “La cámara no viola, ni siquiera posee, aunque pudiera presumir, interrumpir, traspasar, distorsionar, explotar, y extendiendo al máximo la metáfora, asesinar […] Todas las fotografías son memento mori.” (On Photography, 1977)

Tengo por regla general no reaccionar a la muerte de un familiar o amigo expuesta en Facebook, mucho menos respondo a la fotografía de un anciano atado a una cama de hospital con tubos repiratorios y sueros enterrados en el brazo, o a un bebé prematuro e inconsciente dentro de una incubadora. ¿Con qué derecho se les presenta así ante el mundo? ¿Cuánto mal gusto se necesita para publicar en Twiter la muerte de la madre? ¡Qué indecencia subir algo tan íntimo tan privado a la intemperie! Precisamente porque no soy insensible al dolor ajeno el exhibicionismo de este tipo me produce malestar. La desgracia familiar, la degradación física de una persona ameritan una solemnidad (para dolerse) y la expresión de duelo.

El dolor de los demás existe. Y hay una pobreza moral en exhibirlo a expensas de otros, un abaratamiento una trampa un ahogo. Sontag dice que la representación de la realidad a través de la cámara debería siempre ocultar más que revelar. Qué buen consejo para los que en eventos públicos o privados disparan su cámara indiscriminadamente (hoy todos tenemos una) —y hasta amenazadoramente contra los infelices que desautorizamos la agresión.

Inmersos en la cultura del espectáculo, muchos se dejan llevar por lo que promueven los medios y la televisión basura, mostrando el aspecto mórbido de nuestra naturaleza humana. Está la mentira cosmética de la homogenización de la belleza que enmascara nuestras diferencias y fealdades, nuestros defectos, pero igualmente nuestras virtudes, nuestra individualidad. ¿Por qué quisiéramos parecernos a los demás? ¿Acaso para estar menos solos ante la muerte? Si el canon dice que hay que tener el trasero de Kim Kardashian (epítome del mal gusto), el peinado de Jennifer Aniston y afeitarse hasta las nalgas, usted pudiera disentir de ello. Tal vez como desertor del canon hallar una sinceridad prudente ante la imposición de la (in)cultura y su realidad aumentada. Ah, esa miserable realidad aumentada. La hipertrofia y lo superfluo sustituyendo la armonía natural y la experiencia profunda. No se llame a engaño, ver al mundo como un set de fotografías potenciales no es vivirlo.

¿Recuerdan la escena de Blade Runner (1982) donde someten a un replicante a la prueba Voight-Kampff (especie de examen poligráfico) y este falla porque es incapaz de empatía? Ante la pregunta de qué haría si andando por un desierto viera una tortuga patas arriba, León no sabe reaccionar. Frustrado por las preguntas para las que no tiene emoción ninguna el replicante termina disparando a quien le interroga. Hay una ironía en que hoy por hoy se hayan invertido los papeles y en muchas instancias seamos los humanos incapaces de empatía. 


Acaso nos anestesia, nos priva de conmovernos ante la desgracia ajena la saturación de información en forma de bombardeo de imágenes, sin detenernos a interpretarlas ni leer la reflección escrita que acompaña la foto noticiosa —reconozcamos que a muy pocos les interesa leer. "Su superabundancia (de imágenes) mantiene la atención en la superficie, móvil, relativamente indiferente al contenido", dice Sontag. Luego matiza sus propias ideas de 1977: "La gente no se curte ante lo que se le muestra [...] ni por la cantidad de imágenes que se le vuelcan encima. La pasividad es lo que embota los sentimientos." (Ante el dolor de los demás, 2003)

Foto: John Kifner (un miliciano serbio a punto de dar un puntapie a la cabeza de una musulmana moribunda) 

En la misma línea de Sontag, Jorge Luis Borges definía el arte como la inminencia de una revelación que nunca llega. Y es que la imágen más efectiva no revela todo lo que hay. Exodus 94 de Willy Castellanos teje muchas historias alrededor de la crisis de los balseros cubanos. Otro ejemplo de ello es la célebre fotografía de Nick Ut de la niña desnuda que huye quemada por napalm en Vietnam, 1972 (soy incapaz de reproducirla aquí). ¿Qué oculta el relato de esta imagen? La historia que le precede y la historia que le sobrevino. 

Luciano Michelini: La conquista de la luna

Thursday, July 28, 2016

desinflando la modernidad (quinto de la serie)

alfrEdOtriFf

el desinfle de la modernidad continua en el quinto post en maimi bourbaki.

ahora criticamos el hiper-objeto. 

¿qué es un hiperobjeto? un objeto devorador de objectos. M (la modernidad) es eso exactamente.
El problema de M es de montaje, de la metodología utilizada por teóricos. Estas teorías se propagan y legitiman sin una crítica inmanentes adecuada que apele a normas de referencia, de poder explicativo y de predicciones futuras. Hemos hablado ya de conclusiones teóricas de M que simplemente no son viables, por ejemplo: la Eme-normatividad, la axiomática de Hegel, el presentismo modernista, etc. Ahora nos enfrentamos con el mismo problema con otra metodología fundamental de M: la hermenéutica.
¿qué le pasa a la hermenéutica? que es redundante. no hay más que ir a la definición quye abre el Ser y el Tiempo de Heidegger donde el filósofo alemán reconoce lo siguiente:
El "círculo" del entendimiento pertenece a la estructura de significado, y este último fenómeno tiene sus raíces en la constitución existencial de Ser, es decir, en el entendimiento de quien interpreta. Una entidad para la cual, como ser-en-el-mundo cuyo ser es en sí su problema, confronta, ontológicamente, una estructura circular. (ST, 17)
el hyper-objeto aparece precisamente por una falta teórica de método. tratar de entender el mundo no desde un criterio más allá del entendimiento del ser, sino en un conocimiento que se refiera al mundo desde un criterio de verdad sobre el mundo.

es obvio que lo que entendemos no es necesariamente cierto, a no ser que la verdad sea independiente de lo que creemos y entendemos.

presentamos un ejemplo de hiper-objeto, M:
... es un conjunto de procesos que acumulativos que se refuerzan entre sí: (a) la formación de capital y la movilización de recursos, (b) el desarrollo de las fuerzas de producción y el aumento de la productividad del trabajo (c) la centralización del poder político y la formación de las identidades nacionales (e) las formas urbanas de la vida, la educación formal así como la secularización de las normas y así sucesivamente (las letras son mías). (PDM, 2)
pasamos ahora a una crítica de M en tanto que hiper-objeto.


he aquí las preguntas:

* ¿Cómo puede este conjunto de procesos seguir siendo el mismo a través de los cambios que perdura en tanto que proceso? (llamamos a este el problema del cambio sobre la persistencia)

* Si el cinjunto de procesos es una especie de actividad, ¿cómo emerge desde sus partes? (llamamos a este el problema de la actividad sobre la sustancia)

* ¿Cómo puede M definirse como un "conjunto de procesos," en tanto que debe referirse a los procesos para definirse así misma? (llamamos a este el problema de la constitución)

ahora bien, no se bota una teoría porque tenga problemas. M tiene aspectos válidos. la descripción de M como hiper-objecto es cuidadosa. ¿qué hacer entonces?

sugerimos mejorar a M desinflándola. esta idea no es muy diferente a la idea deísta muy en voga durante la Ilustración que justificaba la idea de dios, solo un dios mucho más limitado.

proponemos lo siguiente:

* al igual que cualquier otro período histórico, desinflamos el límite futuro de M. es decir, M tiene fin. solo que el fin de M no será más ese disparate llamado "el fin de la historia."

* la teleología autoimpuesta por M es puro colesterol metafísico.

* la auto-normatividad y la Eme-normatividad es un cuento de hadas. desde un punto de vista normativo, M o cualquier otro período histórico tiene que estar conectado con el pasado. toda  normatividad es trans-epocal.

* en vez comenzar desde la altura teórica del hiper-objeto, recomendamos bajar al primer piso y tratar de entender cada cosa constituyente  a fin de realmente entender, no decretar disparates.

* hacer a M menos hiper-sintomática y más predictiva.

* para evitar la redundancia recurrente de hiper-objetos debemos subordinarlos a los objetos.

lo importante de esta crítica es que podemos extender las preguntas de M a cualquier otro hiper-objeto, por ejemplo, el capitalismo, hiper-objeto favorito y muy conocido.

Monday, July 25, 2016

desinflando la modernidad (cuarto de la serie)

la destrucción provocada por la Eme-normatividad

en miami bourbaki, presentamos el desinfle de la modernidad (cuarta parte). 

el post se concentra en la aparición del primer postmoderno: f. nietzsche. 

irrumpe la postmodernidad que reta el siemprepresentismo de la modernidad que dice: "estoy aquí para siempre."

siempre-presentismo sustentado en la axiomática hegeliana. 

este siempre-presentismo conlleva un principio normativo que hemos llamado Eme-normatividad. 

es decir: M llega y lo llena y lo explica todo a partir de sí misma.

¿en qué año de la modernidad vivimos? "2016" supuestamente está dentro de M. ¿hacia dónde vamos? hacia otro momento de la modernidad.

pero no veo, no siento a M en 2016. lo que veo es a miami desde mi balcón, lo que siento es el calor de 90 grados a las 3pm.

el teórico modernista me llama escéptico, me llama conservador, me llama retrógrado o postmoderno; pero de llamarme así, daría por sentado que M coexiste con otra parte de ella en otra parte que no es M, lo cual parecería una paradoja.

al teórico modernista no le preocupa demasiado la lógica. para el teórico modernista, la lógica es un arma reduccionista. y el reduccionismo es una forma de violencia.


en este post analizamos en detalle el conocido tratado del uso y el abuso de la historia para la vida de f. nietzsche.

hacemos dos presentaciones: nietzsche como el primer moderno postmoderno.

y,

nietzsche como el primer moderno postmoderno "a-moderno".