martes, 23 de junio de 2015

El fraude de cubanos al medicare pica y se extiende...

Agente federal interviniendo la clínica Palmetto Comprehensive Healthcare

tumiamiblog

Hace dos años en tumiamiblog publicamos un post tratando el tema de la nueva ola de cubanos y el fraude al Medicare. La noticia ahora es que el fraude pica y se extiende. 

¿Cómo es posible? Hay mucho dinero y muy fácil. Los atrapan, pero se multiplican. Son redes de delincuentes organizados que conocen el sistema americano. Sanguijuelas de la economía del Sur de la Florida.

La punta del iceberg: Elkis Almanza y su esposo Juan E. Díaz González, quienes presentaban recetas falsas que sus pacientes no necesitaban. Almanza y González y su compadre Andrés Rojas eran los dueños de Endless Medical Services, Corp. o la también llamada "E-Z Pharmacy" (farmacia fácil). Desde 2008 el matrimonio presentó reclamos al Medicare Parte D por medicamentos y prescripciones falsas o innecesarias recetadas por un doctor ficticio. ¿El monto del fraude? 4,8 millones de dólares.

El nudo gordiano era la clínica Palmetto Comprehensive Healthcare de una tal Enemisis Torres. El fraude consistía en alterar recetas y servicios a pacientes de Medicare D, a través de un circuito de propietarios de farmacias de Miami-Dade que a su vez, facturaron al Medicare servicios por valor de $21.2 millones de dólares.

¿Quién era el doctor  delincuente? Yamile Duain Porro, una medical practitioner de 69 años de edad, residente de Hialeah, acusada ahora de recibir soborno y cometer fraude.

La Palmetto Comprehensive fue allanada la madrugada del jueves pasado. Aquí reza un fragmento del acta de acusación del FBI:
Daniel Suárez, de 23 años, residente de Miami, María Echarri, de 40 años, residente de North Miami Beach, Angelina González, de 47 años, residente de Miami, Odalys del Carmen Borrego, de 47 años, residente de Miami, Ron Victor Manuel, 30 años, residente de Homestead, Evelyn Parrado, de 26 años, residente de Homestead, Enemisis Torres, de 48 años, residente de Miami, y Geada Aimee, de 39 años, residente de Miami, son acusados de conspiración por cometer fraude y fraude electrónico al seguro de atención médica. Los acusados participaron del fraude desde 2010 hasta finales de 2014. Suárez, Echarri, González y Borrego eran dueños de cuatro farmacias: Alpha & Discount Pharmacy, Inc., Galaxy Pharmacy Discount Inc., Dixie Pharmacy Discount Inc., Nicole Pharmacy, LLC. Manuel Ron y Parrado operaban una quinta farmacia: NW Pharmacy, Inc. De acuerdo al acta dichos acusados facturaron cuentas al Medicare Parte D como si hubiesen sido despachadas desde sus farmacias a pacientes reales del Medicare. La acusación indica que utilizaron reclamaciones falsas y fraudulentas, Tanto Torres como su empleada Geada alteraban prescripciones y se las vendían a otros inculpados, quienes las presentaban como facturas al Medicare Parte D. Se estima que el fraude llega a un total de $21 millones dólares.
También son acusados de soborno el matrimonio Iván e Ivón Fonseca, ambos residentes de Miami. En este caso pagaban al dueño de una clínica dinero bajo la mesa, a cambio de recetas de productos y servicio de terapia física. Los Fonseca entonces cobraban estos servicios al Medicare como si fueran servicios reales (cuando en realidad eran ficticios).

Tenemos a Laura Ledesma de 31 años, dueña y directora de la EDI Pharmacy, acusada de seis cargos de fraude por representar medicamentos y tratamientos falsos o innecesarios al Medicare Parte D. En tres años la farmacia de Ledesma recibió $3,300,000 dólares de pagos del Medicare.

Le sigue Roque X. García, de 62 años y Odette Sánchez, de 37 años de edad, ambos residentes de Miami Lakes, ambos acusados de conspiración de fraude, en este caso a través de Limited Home Health Care, Inc., donde García fungía como director y enfermero de la compañía.

Y la lista sigue. Se trata de nada menos que 73 nuevos delincuentes, casi todos cubanos.

Pregunta inocente: ¿cómo detener esta plaga?

2 comentarios:

judith ghashghaei dijo...

Lo de estos cubanos es raterismo rudo y crudo si se compara con el maquillado ladronismo de algunos “güeros” ; especialmente los güeros de la policía de Bal Harbor quienes han hecho millones lavando dólares , ( operación que está muy buena para que la economía local de los dueños de negocios de Miami y Bal Harbor se sostenga próspera pero está muy malo porque este cuantioso robo es dinero de nuestros impuestos). Aquí dejo el link que salió hace poco con respecto a la millonada que estos canallas se han venido robado. ¿Y qué hacemos con esta peste y otras de las que no tenemos conocimiento quienes se esconden en las instituciones gubernamentales?
http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article25095652.html
PD. ya hice un comentario similar pero creo que no pasó,

foxterri100 dijo...

judith ghashghaei COMO DICE LA BIBLIA, QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA EL QUE ESTE LIBRE DE PECADO. TU ERES UNA ENVIDIOSA QUE PROBABLEMENTE SI TUVIERAS OPORTUNIDAD LO HICIERAS IGUAL.