domingo, 8 de julio de 2012

el fantasma de nuestro postcomunismo


atRifF (contrapunto con gerardo muñoz)

a partir del post de ayer en tumiamiblog, he recibido llamadas y mensajes de amigos, lo que me obliga a una discusión más detallada. comentar el postcomunismo cubano es --como debe saberse-- una empresa nada fácil. "ostalgia" habla de un hecho en el ex-bloque soviético, un querer volver al comunismo o sus aspectos (ya veremos volver es harto complicado). lo nuestro es otra cosa. cuba es todavía un país comunista en el presente.

todo post- debe traer consigo rechazo y añoranza. luego,  ¿cómo podemos añorar el presente? ¿o será que rechazamos el presente y añoramos un futuro no acontecido? dato curioso: rechazar el presente es repetirlo con dolor. aparece entonces "nostalgia", pero como término carga con demasiada static. lo nuestro es --predeciblemente-- diferente. ostalgia se queda corto (gracias, gerardo).

el deseo de volver es una condición automática del ser: uno siempre cree que vuelve a un "tiempo/borra/las/heridas" del ser. pero se equivocan. no hay vuelta en limpio posible. volver es haber ya vuelto. vale la pena revisar un pasaje oscuro de j. derrida en limited inc. p. 56:
(...) la iteración apunta a algo (iterable) que a su vez lo determina: tratará en vano de actualizarse, de llenarse, pero en virtud de su estructura no podrá realizarlo.
es decir, volver es --citando un pre-ostálgico de los años 30, carlos gardel-- "volver con la frente marchita". apliquemos ahora este "volver" derrideano a nuestra condición en busca de gestos análogos:


¿qué es postcomunismo? algo después del comunismo aunque cualquier "después" puede durar sin límite. la cota de todo post- es una condición abierta [, [ que apunta al presente continuo, por tanto redundante. ¿no somos de cierta manera post-ilustrados, post-jacobinos, post-románticos, post-colonialistas, post-modernos, post-capitalistas y post-postmodernos?

para ser post-algo no hay más que estar vivo. 

alguien con cierta sonrisa cínica riposta si el post- de que hablamos es temporal o conceptual. bien, si aceptamos que post- es un gesto conceptual, entonces no podemos inyectarle temporalidad cronológica (en el olimpo: o teta o sopa). el tiempo es una idea, pero en las ideas no transcurre el tiempo, que como diría agustín de hipona: "está encadenado al misterio del ser creado" (ciudad de dios, XII, p. 15).

el tiempo es un hecho hecho carne.
 
el llamado postcomunismo cubano debe cumplir una condición: debe apuntar a un referente real. ¿cuál? en cuba impera un partido comunista dirigido por la primera generación de la revolución. ¿y los cambios? es que siempre hay cambio constante. ¿cómo señalar el cambio(s) fundamental(es)? 

(somos testigos de la siguiente conversación)

postcomunista: ahí está la caída del bloque soviético.
castrista miembro del pcc: el bloque se habrá caído, pero aquí nada se ha caído. la revolución meramente se adapta a nuevas coyunturas.
postcomunista: pero hay síntomas internacionales que apuntan...
castrista miembro del pcc: aprende a leer coyunturas.

desde el punto de vista platónico que he discutido, en cuba no hay postcomunismo. el susodicho y su partido luchan por un comunismo que pervive (alain badiou oye desde la esquina y asiente).


a no ser que seamos nosotros los que hemos cambiado. declárese etnocéntricamente:  

cargamos nuestra *algia* de una manera muy ¨nost¨. 

*algia* apunta al dolor, y todo dolor implica un "volver" iterable y por tanto (intuimos) placentero, lo que explica el bolero como creación álgida cubana por excelencia. ¿y la ¨nost¨? sin "glas", lo que martí llamara "lo nuestro", la imprescindible y necesaria redundancia (el barroco lezamiano, la poesía yoística cubana, los discursos del suso, la habana en miami y miami en la habana, dos épocas, dos fin de siglo, etc).

nuestro postcomunismo es un deseo (trunco) de volver (salir) de una condición fantasmática entre temps. ¨nost¨ existe en un limbo ni ideal ni real. la república es un fantasma en-pretérito, reevaluada por vueltas y revueltas. el presente castrista no termina. añoramos volver "en limpio" a ese lugar enturbiado por nuestra ¨nost¨. ¡dame de tu *algia* corazón!

es imposible (somos cubanos) y por tanto presentamos el volver como un "rev(ó)lver". la dialéctica de todo fantasma consiste en jugar a morirse y la nuestra a pretender ignorarlo --predisposición muy¨nost¨ que en este espacio llamamos meter forro.


nuestro postcomunismo es fantasmático y la ¨nost¨ persigue re-matar el sítoma fantasmático. ¡el post-rricidio! mas no morirá --lo sabemos-- pues su existencia está en función inversa a nuestro más ardiente deseo de que desaparezca.

ser cubano no es meter forro: es, desde el forro, volver al forro. ¿dónde queda el postcomunismo? en su limbo ¨nost¨*álgico*.
 
lo cual no quiere decir que no hay salida del laberinto, pero eso merece otro post.

__________________
* un tópico que ha quedado al margen es, ¿existe separación entre nuestro postcomunismo y lo que ya se hace llamar postcastrismo?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

the stillness de la foto equidistante a la persistencia iconogrAfica grabada en nuestros cerebros. RI

JR dijo...

Bueno como hay repique repito mi último comment del post anterior. Solo le he agregado lo que está entre corchetes:

"El meollo de la ostalgia es el sentimiento de pérdida de un pasado relativamente "seguro" ante la incertidumbre del presente. El paternalismo del estado comunista provoca estas incapacidades de adaptación en el individuo. El crecimiento del ser humano es una gesta personal espontánea, toda dependencia forzosa lo hace disfuncional. De ahí viene el tradicional "todo pasado fue mejor". Los artistas que participan en el show curado por Gerardo asumen la ostalgia como via de descarga. Esto se habló esa noche afuera de la galería. Pero más allá de la ostalgia, merodea la "castralgia", un sentimiento anticipado al acontecer vigente. Aun no ha muerto el castrismo (concepto que no solo significa Fidel) sino que se prolonga dinástico en Raúl, Mariela, Alejandro, [nosotros mismos]... Entonces, postcomunismo pero sin postcastrismo?...¿qué fenómeno subyacente en la siquis de estos artistas se está manifestando en este proyecto de Muñoz? Porque lo que no hay dudas es que están reflejando un estado de la conciencia colectiva."

En fin, que somos una generación marcada por la hoz y el machete.

Anónimo dijo...

"lo cual no quiere decir que no hay salida del laberinto," Ok, AT, pero tambien la salida de un laberinto puede ser el vuelo y la caida en otro laberinto, uno de diferente marca o cifra...como en las permutas mas animadas.
RW

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
atRifF dijo...

ano 12:25, cuando hables mal de todo el mundo que no te cuadra te ensanchas lo que da lugar a un flujo involuntario.

Anónimo dijo...

Yo no critico a todo el mundo; fijese que en ningun momento lo he atacado por su obra literearia aun cuando la concidere picua, mediocre y rimbombante y hasta un poco maricona. Pero si concidero inaceptable el hecho que usted y un grupito inexperto en la materia de las artes visuales se vendan como critico y coleccionistas; enough is enough!!! please; hay que poner orden a esta ciudad bananera, es todo. Le guste o no seran criticado denunciados por ello donde quiera que se paren y de hecho ya esta sucediendo. Todos los artistas inclusive con los cuales comparten a nivel personal estan asombrado de su atrevimiento.

Ustedes como se han vuelto locos? Si quieren hacer musica estan en todo sus derecho. Pero que usted y Ramo willian sean musico? OLVIDALO! NO LO SON! NUNCA SERA! HAGANLO A PUERTAS CERRADAS!!!. Fijense que detras de cada uno de ustedes los disparatados locos siempre hay un patron en comun, un ego inflado y poco realista. Recuerden que el personaje que ustedes se inventaron para desenvolverse en la tribuna de la vida solo existe en la cabesita de ustedes! nadie mas se la cree!!!

Anónimo dijo...

ano 3:27, la orto no te acompaña, y te exaltas demasiado. para poner orden en la re. bananera considera meterte a comisionado. te dejo el comentario porque en medio del disparate se encuentran matices.
el moderador.

Anónimo dijo...

EHB dice que eres el "pedante del pueblo", ue comemierda.

atRifF dijo...

bueno, uno no le puede caer bien a todo el mundo. por mi parte pienso que EHB es una persona muy valiosa, con un solo defecto. uno solo: ser EHB.

Anónimo dijo...

Hay una vena mágica que parece subyacente en esta muestra, un cierto preterizar (exorcizar) el tiempo de calamidad vigente por medio del ritual (o retórica) del arte. Además, vale el forro aquí si revela esencia. La verdad del arte actuante (y la de su curaduría) no es la de los filósofos y los historiadores, la data de sus "hechos" son inventos, juegos de ilusión y arti-maña que ponen en evidencia el cascarón vacío de una intención histórica devenida en decrepita y de fantasmal toxina...Tal vez un antídoto contra la eternización forra-jida del pasado tan vieja como “Fidel vuelve a la Sierra”, por Korda, en 1962 (!)
¿Y qué tal un “volver” para no volver (te hayas ido o no de cuerpo físico), aunque no se haya ido ESO de donde vienes y que te pasó?
Aparte, se me ocurre que las obras, colocadas tras unos vidrios de la calle ocho y la trece avenida del SW de Miami, por ejemplo, bien pudieron haber amanecido victimas largas de asaltos dobles, aplanadas o quemadas por detractores del arte contemporáneo y del socialismo por igual… No es difícil tropezarse por la zona con aquellos que no juegan ni dejan jugar en paz, tan traumados por las perdidas de las conquistas que no quieren (o no pueden) leer al derecho ni al revés una muestra como tal ni su contraria.
RW

machetico dijo...

¿Ya se jartaron?

Anónimo dijo...

"tan traumados por las perdidas de las conquistas"????

Traumado esta el pueblo de Cuba que nunca ha tenido conquistas desde el ano 59. Todas las conquistas se las atribuye y robo la mafia Castrista. La ganaga familiar. Que como dices merece ser apalstados por una planadora y descargasrle todo el odio contenido por un pueblo para que cosas conmo estas jamas vuelvan a repetirse. pero como existe imbeciles como usted me temo el pueblo cubano se repetira eternamente convirtiendose en su propio verdugo que nunca podra matar porque de hacerlo acabaria con sigo mismo; dejando de existir.