sábado, 7 de julio de 2012

¿comunismo o postcomunismo?

atRifF

la exhibición de anoche diseñando el post-comunismo, curada por gerardo muñoz fue ocasión de diversas superimposiciones, a saber:

desde aDeNtrO: una sala pequeña bien iluminada, con música de dj a alto volumen, expone los trabajos de los artistas cubanos ezequiel suárez, filio gálvez, hamlet lavastida y rodolfo peraza.

desde aFuEra: el encuentro en la calle. un grupo de amantes del arte debate lo que sucede adentro, a ritmo de humo, vino blanco, risas y abrazos.

aDeNtrO:


filio gálvez apropia e interviene el conocido cartel de rené mederos (1968) con la famosa frase susodicha. lee al revés el estrato postcomunista de gálvez en letras rojas: "yo soy lo que me sale de la pinga a mí partia de singaos". lema y su negación en un todo inconcluso.   


hamlet lavastida reproduce fragmentos de discursos susodichos plasmados en tipo-de-letra constructivista. ya descontextualizada, la logorrea diluída retro-futurista deviene en "ambient" sobre una pared post-ideológica.  


ezequiel suárez presenta fotografías de complejos-de-edificios típicos de la "arquitectuopía" cubana del período 70-90: proyectos seriales, poligonales, periféricos, baratos, de urbanización prefabricada. ¿existe acaso una conexión entre ciertas propiedades sintácticas del discurso castrista y su posible congifuración tridimensional arquitectónico-periférica? 


rodolfo peraza trabaja imágenes digitales. especie de estratos de superimposición real-imaginario sobre viejas capas ideológico-arquetípicas, conflicto armado con meme nietzscheano: la guerra contra los ídolos. digitalmente hablando: matar es siempre artificial, sobreviven los fantasmas.

aFuEra:   

la gente refracta lo que sucede adentro. se suceden proposiciones teóricas con sus respectivos debates intersectando cosmovisiones opuestas. 

desde lo platónico:

1- ¿terminan acaso las ideas? no, aunque tampoco "empiezan". el campo de la idea es ilimitado e intemporal. 
2- el comunismo es una idea. en efecto, también lo es el fascismo (y por qué no, el capitalismo).
3- la realidad se equivoca si no corresponde a su sustancia ideal. por ello, toda deficiencia de la realidad es siempre mejorable.  
4- por tanto, el show, en su particularidad, peca de falsa temporalidad (llamémosle ostalgia).

desde lo aristotélico:

1- no toda idea es realizable (ejemplo: el paraíso). por tanto la idea se hace realidad cuando pasa su prueba de viabilidad: esa es su ancla en lo real, camino de lo potencial a lo actual. leibniz acude ahora en ayuda de aristóteles: todo lo que es acusa una razón suficiente.
2- el comunismo es un proyecto moderno fracasado con coordenadas específicas en el siglo XX. la cota temporal del comunismo es cerrada. lo que le sigue es siempre por definición un post-
3- vivimos una era post-comunista acotada/abierta, desde fines del siglo XX al presente.
4- el postcomunismo no es una idea, es una situación concreta. por tanto, el show refleja una realidad actual.

¿quién gana? nadie. adentro permanece la marca, afuera reina la amistad.

_____________________
nota bene: el éxito de una muestra artística no puede estar en la obra en-sí, siempre que no hay obra en-sí, sino obra para-sí. partiendo de esta premisa, es la opinión de este testigo que la apertura de DPC ha sido un éxito. sin embargo, apuntaría a una falla que llamaré "F por R". nuestro postcomunismo no es ya susodicho: es raulista, ícono que brilla por su ausencia en la muestra. ¿por qué? y aquí el traspié epistemológico-iconográfico es provechoso pues abre una pregunta de tipo lukacksiana: ¿es nuestro postcomunismo presa de una "falsa ostalgia?"

9 comentarios:

Anónimo dijo...

bravoooooo triff, te fuiste por la tangente!

Anónimo dijo...

comparto la opinion del articulista, con la salvedad que la filosofia opaca la realidad.

JR dijo...

he went off on a TANGENT, but was right on TARGET

Anónimo dijo...

De verdad que habia tremendo ambiente. Pero el arte necesita subir la parada. Eso se hacia en La Habana en los 80 pero con mucha mas irreverencia. UQEA

Anónimo dijo...

La clave de este ensayo sospecho que está en esta frase: “por tanto, el show, en su particularidad, peca de falsa temporalidad (llamémosle ostalgia)”, recomiendo buscar en google el significado de la palabra ostalgia, que al parecer es alemán… El autor no se va por la tangente, sino todo lo contrario, se vale de un recurso escritural que llamaré tipo collage, porque no se cómo se llama. Usando dicho recurso puede abordar varios aspectos simultáneamente, a saber: primero, el planteamiento estético de los trabajos expuestos; segundo, el remoto contexto al cual aluden dichos planteamientos; tercero, el contexto inmediato en el cual los planteamientos se consumen y circulan (en Miami y no en la isla ; apropósito enfatiza la manera alegre de la recepción de tan doloroso tema: con vino, humo, risas y abrazos…. ). El autor hila y deshila el ovillo temporal para en su “Nota Bene” darnos una sorpresiva conclusión: la expo ha sido un éxito; sin embargo, no está sincronizada, todos los artistas sin excepción olvidaron el icono actual; es decir, Raúl en vez de Fidel. El ensayo cierra con una palabra y una pregunta muy cabrona que yo como no soy cubana no la puedo responder…. Y ni me atrevo…. Este texto me gustó, en especial esta frase que citaré: “3- la realidad se equivoca si no corresponde a su sustancia ideal. por ello, toda deficiencia de la realidad es siempre mejorable. Chao, me voy pa la playaaaaa. Judith G.

JR dijo...

El meollo de la ostalgia es el sentimiento de pérdida de un pasado relativamente "seguro" ante la incertidumbre del presente. El paternalismo del estado comunista provoca estas incapacidades de adaptación en el individuo. El crecimiento del ser humano es una gesta personal espontánea, toda dependencia forzosa lo hace disfuncional. De ahí viene el tradicional "todo pasado fue mejor". Los artistas que participan en el show curado por Gerardo asumen la ostalgia como via de descarga. Esto se habló esa noche afuera de la galería. Pero más allá de la ostalgia, merodea la "castralgia", un sentimiento anticipado al acontecer vigente. Aun no ha muerto el castrismo (concepto que no solo significa Fidel) sino que se prolonga dinástico en Raúl, Mariela, Alejandro... Entonces, postcomunismo pero sin postcastrismo...¿qué fenómeno subyacente en la siquis de estos artistas se está manifestando en este proyecto de Muñoz? Porque lo que no hay dudas es que están reflejando un estado de la conciencia colectiva.

atRifF dijo...

Gracias Judith.

JR, debías tirar ese comentario en el nuevo post. tiene buenas ideas.

Anónimo dijo...

Hay una vena mágica que parece subyacente en esta muestra, un cierto preterizar (exorcizar) el tiempo de calamidad vigente por medio del ritual (o retórica) del arte. Además, vale el forro aquí si revela esencia. La verdad del arte actuante (y la de su curaduría) no es la de los filósofos y los historiadores, la data de sus "hechos" son inventos, juegos de ilusión y arti-maña que ponen en evidencia el cascarón vacío de una intención histórica devenida en decrepita y de fantasmal toxina...Tal vez un antídoto contra la eternización forra-jida del pasado tan vieja como “Fidel vuelve a la Sierra”, por Korda, en 1962 (!)
¿Y qué tal un “volver” para no volver (te hayas ido o no de cuerpo físico), aunque no se haya ido ESO de donde vienes y que te pasó?
Aparte, se me ocurre que las obras, colocadas tras unos vidrios de la calle ocho y la trece avenida del SW de Miami, por ejemplo, bien pudieron haber amanecido victimas largas de asaltos dobles, aplanadas o quemadas por detractores del arte contemporáneo y del socialismo por igual… No es difícil tropezarse por la zona con aquellos que no juegan ni dejan jugar en paz, tan traumados por las perdidas de las conquistas que no quieren (o no pueden) leer al derecho ni al revés una muestra como tal ni su contraria.
RW

Anónimo dijo...

Aunque no he visto la muestra, las fotos que Alfredo nos comparte dejan ver obras llenas de violencia como la que mostraria un prisionero rezcatado de un campo de concentracion. Las obras se diferencian grandemente de las obras de la generacion del 80. Estas eran filosoficas, profundas y mostraban mas madurez artistica. Estas son mucho mas pobres tanto en su uso del lenguaje visual como en la profundidad del mensaje. ?No hay nada en el postcomunismo mas que destruir el comunismo y sus iconos?