sábado, 23 de octubre de 2010

Yo y las fiestas

Alcides Herrera

Los alquileres, aun las mujeres bravas, pasan como los pájaros y se entronizan en otra parte. Mas existe la mal llamada cosa de “extrañar”. Y la mujer es nuestra, y la mujer se muestra. Con abundancia veo los dones. Yo quiero estar con mi mujer. Aun comiendo hamburguesas, sobre todo en la mente, quiero ir “allá”. Yo estoy “allá”, me espero. Yo soy tu perfume delicado. Pongo el mantel, aun comiendo hamburguesas. La vuelta del mercado, que es mi lío mental, despierta al hombre que necesita algo de sí, que llora en los portales, que se comporta como un “hombre” sólo porque lo pides y entonces descubre que lo necesita. Nos hace falta Dios, una especie de caos. No besar a las viejas. Yo y las fiestas. Las escaleras de las fiestas. Antón, un ruso, no responde el teléfono. Isaac “viéndome” mientras me mudo de planeta y pido whisky, al menos en la mente. Yo y las fiestas. Con estatuas de Buda, canarios amarillos, celebraciones de una muerte pequeña -que hoy va a ocurrir en Francia-, la mente dura y los contactos. Con el remordimiento de haber abandonado Roma, el bosquecillo y el estanque de Duarte, más físico que cuando no lo era, veo las marcas del Señor, evado Puerto Rico, donde el aburrimiento reina y los misterios, y veo la pirámide de todos. Con los bailes, amiga. Con la cosquilla y las canciones y esa parte que se me va. Quieres el libro, quieres mi antología, quieres que sea el recipiente de la distinta luna. Caricias en la Óptica. Y se come despacio, mientras se mira el futuro de los buitres, se eleva el Rey y muere. Un bicho aparece para que (no) lo mates. Vive en un parque de Sancti Spíritus, quiere su nombre de regreso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hombre enamorado.

Anónimo dijo...

Cada oración es una etapa, un suceso o un tiempo comprimido por el recuerdo. Tu escritura es la culminación de la metonimia -la sustitución de la parte por el todo-. Y aquí está la grandeza de tu escritura :dar preponderancia a las secciones "muertas" más que al color de la acción o la memoria.

"Yo soy tu perfume delicado. Pongo el mantel, aun comiendo hamburguesas."

Amilcar Barca.

Pdta. NO me has llamado y aún estás a tiempo de publicar. Un abrazo

Anónimo dijo...

Exiliado cubano en Canada escribe articulo sobre la vergonzosa actitud de Zoe Valdes contra los disidentes.

http://opencuba.blogspot.com/2010/10/miau.html

A.T. dijo...

Bienvenido,poeta.