miércoles, 26 de octubre de 2016

El poder mágico del arte contemporáneo ( o de cómo la representación oculta lo que enseña)


atRifF

El último post de miami.bourbaki analiza la falta de atención al pernicioso efecto del mercado del arte contemporáneo. La tesis de bourbaki es que el arte contemporáneo actual es comparable a la erosión del medio ambiente en las ciencias ecológicas. "Erosión" significa la incapacidad (en la esfera del arte) del arte de expresar adecuadamente necesidades estéticas, sociales y políticas.

Comenzamos redefiniendo la idea de "representación" en el arte. Ya no será la idea platónico-aristotélica de mimesis. De aquí en lo adelante "representar" es causar, es decir,

La creación, la muestra en el white box y la venta no son más que aspectos distintos de representación. Si la reproducción (que es repetición, que es representación) hace perder el aura, aquí la repetición hace ganar futuridad.

El resultado es que una obra contemporánea descollante como La imposibilidad física de la muerte en la mente de algo vivo de Damien Hirst oculte lo que enseña.

¿Que vemos? Un efectismo estético. ¿Qué se oculta? El precio oneroso de la mercancía.

La única diferencia que existe entre La imposibilidad y un Carcharodon Carcharias nadando majestuosamente en las aguas del estrecho de la Florida es que el primero se exhibe en una pescera gigante dentro del museo y por arte de magia adquiere se convierte en súperarte. 

Necesitamos de la teoría estética de Max Weber para comprender cómo lo estético en este caso es el producto de una evolución que culmina con el mercado. Pero esto no se debe decir.

El arte contemporáneo oculta la parte crucial de la presentación. 

Deseamos probar cómo opera la magia en la cultura. Aquí tomamos "magia" de los escritos estéticos de Max Weber. "Magia" para Weber es el agente que propicia la sustitución entre estética y religión.
Siguiendo el hilo de Weber, aceptamos que CULTURA es sinónimo de autoridad (Herrschaft,  vea el importe social de lo estético en la cultura desde la teoría de Max Weber).

Por supuesto, dicha autoridad tiene su historia.

Ahora tomamos tres ejemplos de substitución desde la esfera política, económica y estética: El Federalist Paper #57 de Madison, el discurso de Adam Smith en Wealth of Nations y el dictum estético de Gracia y Dignidad de Schiller.

La conclusión del post es que la situación actual del arte contemporáneo es de facilitador de una substitución de transacciones financieras detrás de una pantalla estética amparada en la autoridad de la CULTURA.