jueves, 28 de mayo de 2015

Schelling, un fantasma en la periferia del tiempo

aTRiff
(publicado en Diario de Cuba)

Lo sobrenatural es lo oculto que sin embargo sale a la luz.— F. von Schelling

¿Qué mecanismo propicia el germen y la desaparición de las ideas de una época? Como si en su ir y venir las ideas crearan acumulaciones, retrocesos y vacíos. Se explicaría entonces el auge en el siglo XIX del Hegel de la izquierda marxista y el Hegel de derecha del jurista judío-alemán Eduard Gans, ambos distintos al Hegel de mitad del siglo XX defendido por Kojève. O el auge y la caída del trotskismo en Estados Unidos. Es como si las ideas nacen y pasan de moda, para volver luego como necesarias revisiones. El Marx ortodoxo bolchevique es distinto al Marx estructuralista de Althusser. Lo mismo ocurre con el primer Freud de Melanie Klein, el segundo de los neo-freudianos como Adler o Erich Fromm, el tercer Freud rizomático de Deleuze/Guatari y finalmente el (estructuralista) de Lacan. ¡Ahora tenemos un anti-Freud!

¡Allá los hermenéuticos, felices con tantas interpretaciones de una misma fuente!

(continúa aquí)