viernes, 25 de junio de 2010

La noche de San Juan: Eros y tragedia


Amílcar Barca

Los hechos ya los conocen. Una fiesta de la inmmigración latina de Barcelona se convoca en una localidad próxima llamada Castelldefels. Un tren se detiene. Bajan los usuarios que tienen que cruzar por un paso subterráneo para encontrar la salida a la playa. Al haber numerosos pasajeros que quieren hacerlo, la impaciencia y la imprudencia individual de unos cuantos produce el efecto en cadena del grupo, y la gente para ahorrarse la cola decide cruzar las vías. (Numerosos carteles alertan de la prohibición y los recorridos de salida).

En el lado contrario un tren que iba a 100 millas por hora con destino Alicante, hace lo propio, es decir, silba antes de entrar en la estación como aviso. Pero ya es demasiado tarde: arrolla a más de treinta víctimas de las cuales trece perecen. El noventa por ciento eran jóvenes inmigrantes de Ecuador, Colombia y Perú. El Eros de una noche cercana al plenilunio se convierte en un eclipse negro para los familiares y para toda Catalunya y España. La noche de San Juan es la fiesta más importante de nuestro país (Catalunya) después de la conmemoración de la pérdida de la independencia el 11 de septiembre. Las casas se adornan con banderines de todas las naciones y una torta de pan y frutas almibaradas llamada Coca de San Joan, y unas cuantas botellas de cava del Penedés, no faltan en cualquier fiesta hogareña o de calle. En este mismo lugar los jóvenes montan hogueras y se aprovechan los muebles viejos para la quema. Los deseos prohibidos se diluyen entre el crepitar de las astillas y los petardos. Al anochecer, la carne llama a la carne en cualquier mirada que reciba otra mirada. Es una noche báquica, donde también se suma el ron negro quemado, en algunos ambientes el hashís, y la música que cada generación escoja. Es la noche que se celebra el solsticio de verano y la que permite que los nacimientos se concentren a menudo en el mes de marzo.

El miércoles por la noche no se encontraba Penélope en la estación, como aludía Serrat, “con sus zapatos de piel marrón y su vestido negro”, sino una multitud excesivamente inquieta que esperaba disfrutar de lo aludido en el párrafo anterior. Es decir, de combinar el Eros y el Tanatos de la mejor manera posible. Durante estas fiestas, los medios de comunicación siempre anuncian al suicida que se lanzó a las vías del tren para atropellar sus culpas, al cornudo desesperado que acuchilla a la mujer y al amante, al ebrio que arruinó su vida conduciendo un automóvil, o al incendio del bosque de pinos contiguo a un pueblo en plena bacanal. Durante la verbena de San Juán, simplemente, la muerte antes del evento, no permitió que trece jóvenes quizás de Lima, Arequipa, Guayaquil, Sucre, Cochabamba… conocieran los efectos de otra “muerte” que “el placer” resume en una metáfora contradictoria : “La fiesta fue para morirse”. Descansen en paz los que han venido a construir un país desde otro país. El verano a veces arruina la cosecha pero la tierra nunca olvida a quienes han venido a plantar sus frutos.

10 comentarios:

Inkieta dijo...

Penelope lucia "su vestido de Domingo". Pudo haber sido negro.

Anónimo dijo...

Dijo "nuestro país Catalunya", vaya con los nacionalismos.
Muy triste accidente.

JR dijo...

Espantoso, Amilcar. Fue una noticia que me conmocionó. Por instantes, imaginé escenario y suceso y me identifiqué con la pesadilla de ese momento. Terrible ir en pos de un rato feliz para acabar en la muerte o en la mutilación. Recordé cuando hace unos años, siendo apenas un teenager, me topé al despuntar una mañana lluviosa en la carretera de Consolación del Sur con la tragedia del grupo musical Los Barba, cuyo bus se precipitó por un despeñadero. El accidente ocurrió casi ante nuestra vista y flotaban los efluvios de la carne herida y el trauma de lo inevitable.

william Rios dijo...

esto es mas malo que "la destruccion del atun"

Anónimo dijo...

Es que tu pais siembra la complicidad que heredamos tambien sus descendientes. El corazon ligero y confiado los conecto con la manada en el viaje de una hora en tren. En ese group-thinking ni a una de 30 personas se le encendio el bombillo a la alerta? Asi de bondadoso e ingenuo estaban los espiritus o emborrachados de veras.

Anónimo dijo...

Recibimos la noticia con tristeza. Sobre todo porque la noche de San Juan siempre la conectamos con bellos recuerdos en Tranzeat, de Montse y Miralda, amigos de Barcelona. RI

bar cielo ola dijo...

Al 12:05 parece objetar a la expresion de "nuestro país Catalunya".

Decir que Catalunya, o, que valga la redundancia, el Pais Vasco, o Escocia, o Martinique is our land, notre pays (Como en Cesaire, "cahier d'un retour au pays natal") es exacto. Se trata de un territorio definido con una poblacion de largo asentamiento y un sentimiento cultural común. Eso es un pais, aunque por circunstancias varias actualmente carezca de un estado independiente (una burocracia administrativa) que le corresponda.

Anónimo dijo...

Huelo tufo nacionalista. Amilcar, acaso se cree mejores que el resto de Espana? Cuantos maestros mas habeis cesanteado por hablar espanol en sus aulas? A cuantos negais el empleo, a cuantos mirais por debajo del hombro?
Tremendisimo tufo=mal olor.

أريانة‎ dijo...

A este ultimo le recomiendo Javier Cercas, Una Viga como una Casa. El lo explica mejor que nadie:

http://www.elpais.com/articulo/portada/viga/casa/elpepusoceps/20100627elpepspor_2/Tes

R.L.R. dijo...

Intenso, interminable diálogo entre Eros y Tanatos. Más que "Penélope" este horrible accidente me ha recordado "Fiesta", pese a su alegre ritmo sería adecuado epitafio a los jóvenes fallecidos.

http://www.youtube.com/watch?v=jihrLbarXXE