martes, 22 de junio de 2010

=


Ilustración y texto: Ramón Williams

-A la izquierda quise decir.
- Multitask, apocalíptica, disléptica doncella. Ya me extrañaba.
-Y tu problema es que no descansas de hallar extrañamiento, como si lo visto no bastara. -Por fin con cuál te quedas para la cena, bloquera. Las dos tienen el mismo número de pisos. Más tu hambre exponencial mermada por lo incorpóreo en ti y el jet lag.
-La diamante verde. -¿Proyección del cambio de pigmentación del príncipe?
-También puedo perderme de tus letras si no acabas de respetarme y hacer las tareas: D. -¿Digo?
-No, dije D.
-Ok, pero ¿Valía la pena dejarlo todo por D?
-Como todo no es la plata, singar tampoco es todo. No lo toco, no me ha visto, no nos vemos. Nada más le sigo ideas, le creo, escribo tenerlo. Va y habremos templado por la paz en universos paralelos pero nada de nada sobre este mundo chueco, moreno.
-Y volaste con la herencia de Piloto Automítico y Bono...
-Hasta los muebles. Fines, medios, medios enteros, medios brujos, medios indiscretos…Todos los verdes no son iguales, siempre alguno lleva todo lo verde y rebelde posible. Una mitad dice que los comunistas traicionaron y la otra que la causa no es importante. Lo cierto es que en el 68 D puso el mensaje en botellas que arrojó contra el establecimiento…
-Pre cursado por el 59 pre cursó el 69.
-Cochino, pose y don hasta la sepultura…
-Poseidón.
-Seguro. Primero deja de mirarte en la mente de lo que cuentas. Despierta, saca la cuenta, cambia el mundo, retoña como este viejo. Mira que hay chistes inmortales y chistes que matan.
- No soy el especialista ni la ballena, tampoco el arquitecto, no agente ni ascensorista; no hablo turco ni griego, alemán menos. Por franco ni al castellano llego. Sólo soy tu críptico de arte, tu dueño sin cero.
-Ni soy yo la vacía sino la otra parte de tu esquizofrenia, la mera simetría atribulada de los azucareros. Di, qué te importan las preferencias de mis ecuaciones si te colegio con ventaja de tres ventanas y ocho sábados de peón y torres, 7/24x24, al otro lado de tu escritura ciega. D habla el lenguaje de una glasnost premoderna, lanza flecha contra las hipócritas potencias que exigen y desgobiernan. Él tiene talento para las revoluciones, sabe cómo respira la tierra y qué cosas terribles no deben hacerle, por lo menos. Sacó data de la manga y ha levantado urticaria por estos días en el Parlamento. Me trajo imágenes porosas con aquel vigor de F en la ONU, en el 79. Pero no hablemos de los muertos.
-Con suerte no lo invento y alguien en el restaurante me explica, copa en alto, la diferencia de igualdades y las desigualdades de las indiferencias mientras tú decides, bloguera, el color de lo que comemos.
-Estoy viendo los cristales verdes de la gemela y los neones encendiéndose. Hay gente celebrando por celulares con orejas remotas. A estas alturas, a quinientas yardas atravieso cristales, leo labios: Ganaron los Yankees. Quiero estar allí. Equivocamos la entrada de todas todas. No es aquí donde quiero cenar contigo, quiero La diamante verde te dije. -Otra vez la derecha por la izquierda. O fue al revés. Razona, hacia abajo el ascensor cambia de nombre, nos quema la entrada de la noche en la bahía y perdemos la chispa entre amarillo y azul. Quedémonos en La diamante azul, gacela, te lo ruego.
-No sirvió, chocolate, yo pago. Cenamos aquí si me argumentas de la otra por qué te parece igual verla que estar dentro, estar dentro que serlo, trascender por la demencia y no llegar a fin de mes por lo cuerdo. Cuento hasta diez, digo y no Diego.
-Igual, hoy te hacía yo en La Habana, ajena pero completa, entre millares de mulatos hermosos y peligrosos.
-Piso uno, please. Igual, mira dónde pones el dedo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que manera de no decir nada de nada y a la vez pequenas cosas esporadicas.

Esto es como los pensamientos unisonos de diez personas en un cuarto. Mientras dos deciden en voz alta donde comen -en la verde-

De otro modo, en caso de que fuese solo una persona pensando, seria el maximo exponente de ADHD suelto. No en balde, te sientes atraido por el orden simetrico que ofrece el sentido de orden minimo.

Menos mal que esto esta esrito y no es una conversacion en una escalera, sino me preguntaria, que, que? Como, Como? - Estaria ya perdida en las imagines. En fin, asi de este modo lovely.

Anónimo dijo...

Hermetico y mimetico:)

A.T. dijo...

Cenamos aquí si me argumentas de la otra por qué te parece igual verla que estar dentro, estar dentro que serlo, trascender por la demencia y no llegar a fin de mes por lo cuerdo. Cuento hasta diez, digo y no Diego.

De eso se trata.

R.W dijo...

Lovely, hubo problemillas con el traspaso al formato del blog y se pierde por momentos la estructura de diálogo bastante convencional. Igual, ambos hablantes son buen ejemplo de ADHD vistos de cerca.

"Hermético y mimético" Bueno eso.
Hiperlink perdido, pista de masa noticiosa para la ficción:
http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY

Sí, A.T, mujeres que te la ponen dura con el asunto de los argumentos.

Gracias y buen provecho a todos los que leyeron y pensaron.

Javier de Castromori dijo...

La imagen que acompaña el texto me recordo aquellos sellos cilindricos utilizados en el Medio Oriente.