jueves, 5 de marzo de 2009

Ciclonudistas llegan a Miami



Grettel J. Singer

Digo, es que esto de ninguna forma puede ser favorable para el aparato genital. No es que tenga nada en contra, qué va, hasta me dan ganas de montarme en mi Electra azul y aventurarme por la gran vía, sin el estrés de las cuatro gomas, a mi propio ritmo, sumergida en el entorno, hipnotizada por los detalles que se asoman con la ilusión de ser mejor examinados. Completamente desnuda, libre de la licra y el poliéster, podría hasta enumerar los flamboyanes paridos que voy dejando atrás, saludar a los desconocidos que cortan la hierba de los patios, a las mujeres que baldean los portales, a los viejitos que pacientemente esperan la guagua. Qué conveniencia, especialmente durante esos meses de verano que ya se avecinan y bajo este sol rajante que busca guarida aquí en el cielo miamense, hasta la tela más ligera produce sobre mi piel una urticaria y una aguda referencia de un dolor más o menos enmascarado por el sudor. Más bien estoy asombrada, anonadada, y es que mi bicicleta a menudo me sorprende con un tembleque que si no fuera por la ropa que me protege, quién sabe lo que me podría ocurrir cada vez que me saco un boniato. Pero los expertos dicen que en todo caso lo único que podría sucedernos a nosotras las damas desnudas al pie de una bicicleta (o mejor dicho montadas) es tonificarnos el cuerpo y broncearnos el pellejo. Los hombres no han de preocuparse tampoco, al contrario de aquello que se escucha, ser un ciclonudista no causa impotencia ni esterilidad. Y para los que se preocupan por una inadvertida erección, pamplinas y más pamplinas. ¿A quién se le puede producir semejante dureza en medio de un maremagno de cuerpos desnudos, regados por doquier, en una situación tan ajena a la sexual. En todo caso los sorprendidos y posiblemente endurecidos serán aquellos que se encuentren vestidos y boquiabiertos disparando miradas insoslayables al presenciar esa inusitada ola de ciclistas encuerados batirse por la ciudad. ¿Cuál es el motivo de este evento de lo que parece reunir a los locos de la ciudad? Atraer atención a los conductores que parlotean por el celular, envían textos y hasta se declaran distraídos sin demostrar el cuidado y el respeto que se merecen los ciclistas. Además, esta demostración tiene como prioridad concienciar a aquellos que conocen poco acerca de la dependencia petrolera y de los impactos que causan los gases emitidos por los vehículos en el medio ambiente, que intencionalmente o estúpidamente Bush ignoró en su presidencia y ahora Obama propone solucionar, digo mejorar a largo plazo. Todo eso me parece muy bien, nada como estar en pelotas para llamar la atención. Maravillada por esta seria pero juguetona y especialmente preventiva manifestación de genuino interés, me sumo a los ciclonudistas de Haulover Beach y Lincoln Road, con el fin de promover el trasporte urbano, un mundo de más ejercitación y menos dependencia petrolera, de más salud y menos paros cardiacos, de más belleza que adopte a todos los rangos que definen el cuerpo humano y menos discriminación física. ¡Y que dios nos libre de un frente frío!
____________________
(Aquí van los datos de cómo apuntarse en la travesía del ciclonudismo 2009: 10 de marzo en Haulover Beach, y el 9 de junio en Lincoln Road: http://www.worldnakedbikeride.org)

20 comentarios:

cacho de pan dijo...

por Barcelona hubo algunos intentos, e inclusive hay un señor que suele hacerlo casi cada día, en plan llanero solitario.
Hay una ley, ¿durará?, que permite la desnudez callejera.
Yo no podría. A pesar de mis años nudistas en Ibiza, siempre me pareció que ciertas actividades se hacían más cómodamente con alguna contención-protección en los genitales.
No conozco Miami, salvo por las películas. Está bien?

Penoso dijo...

Me apunto (puedo en calzones?). Y qué pasa si me altero con algún que otro culo femenino redondo y lozano.

Crazygirl dijo...

A esto si no me apunto..no por puritana ni mucho menos pudorosa...simplemente porq el sol de Miami es abrasador y mipiel se quema con nada...ademas, no me imagino el dolor despues de montar empeloto...
Si me le mido a ir a mirar...no por voyerista...JAJA!!!...sino por curiosidad...nunca he ido ni siquiera a una playa nusdista...

Inkieta dijo...

Ouch!

Anónimo dijo...

Si son muy huevones, que tengan cuidado con los pedales.

Sinco Jones

Anónimo dijo...

En china yo monte desnudo y choque. Despues, al caer contra una piedra, nunca quede igual.

Won Hong Lo

Anónimo dijo...

Ay que rico! Y la peste a huevos sudados...sabroso caballero. Corro a inscribirme pero no te dire quien soy!

Anónimo dijo...

Cacho de pan, Miami tiene tremendo swing compadre, echa pa'aca

JR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JR dijo...

grettel, tú te vas a inscribir? me dices cuál es el recorrido de la caravana? pa echar una miradita na más

Anónimo dijo...

Ya se estan apuntando los mirahuecos como JR

el cabron dijo...

PARA EXIBICIONISTAS

Me encantaria ...pero que diria mi mujer. Ella no comprende el nudismo. Admas estoy de acuerdo con cacho de pan. Los huevos al duro contra la silla de la bicicleta puede dejarlo a uno capao de por vida.

Anónimo dijo...

Me interesa partcipar solo para poder ver a la autora del blog...

RI dijo...

Querida Grettel, qué bien le viene esta encueradera a Miami. Debe ser sabroso andar en pelotas, a un nivel que no comprendo porque nunca lo he experimentado -mas que en un rodaje. Me parece un ejercicio de libertad estupendo…pero soy estéticamente hipersensible, no cualquier desnudo me agrada por ser desnudo. Tengo requerimientos estéticos ☺

A.T. dijo...

Bienvenido, Cacho.

grettel j. singer dijo...

rosie, te comprendo. de hecho nunca he participado en un desnudo. pero me gustan los motivos de esta manifestación que tiene que ver con el medio ambiente y los derechos de los ciclistas. dos cosas de suma importancia para mí. ya te contaré los detalles.
besos besos

R.L.R. dijo...

Muy buena iniciativa. Me cuadraría más que en vez de hacerlo en Miami Beach fuera en la calle 8, donde el gesto tendría mayor valor pedagógico.

Hoy pasando canales caí en uno de esos programas con panel de "expertos" que se convirtió en una especie de tribunal revolucionario que condenaba en juicio sumarísimo a una tienda del area por vender camisetas del equipo Cuba de pelota. Sacrilegio!

La buena noticia es que el vicepresidente Biden se reunió con Manny para analizar la ayuda federal a la ciudad destinada a extender el sistema de transporte público.

A.T. dijo...

Cámara de Comercio de la Pequeña Habana en cueros marchando por alguna que otra causa cívica pequeñohabanera. ¡Qué swing!

Anónimo dijo...

LA VI EN LA FOTO, ES ELLA MISMA, MONTADA EN LA BICI! SI, AHI ESTA DEMENCIA DE LA PEQUEÑA HABANA.

Al Instante - Barcelona New Times

Adal dijo...

un huevoctomia pudiera ocurrir muy facil, especialmente si no saben montar bien! aunque la idea me gusta, el riesgo es demasiado grande.