martes, 30 de septiembre de 2008

Rojo, Verde


Ramón Williams

ROJO


Debería estar entusiasmado. Cuando niño odiaba el instante de apretar los frenos y desmontar. Gustaba sentir el raudo venir del mundo hacia su cara y no le importaba el sol ni el ardor de la transpiración encharcándole los ojos. La rueda delantera creaba espacios nuevos. Los pedales eran maniguetas de una gloria tubular moledora del espacio y el tiempo. Todo era rodar por las calles sin fin que aguardaban ahí, tras el límite de la edad con púas. Rodando olvidaba los dibujos de los L.T, los ojos de la Makarenko y las preguntas sin remedio. Media vuelta frente al borde y de nuevo atrás. De regreso no veía el cielo ni la tierra, nada más avistaba la franja de fin de calle, creciendo con sus aralias apretadas como barrera de hierro verde. Y el busto de Martí y el asta vacía de la bandera y también el dueño de la gloria tubular esperándole al final. Desmontar, el instante del descenso luego de apretar los frenos, la caída en un abismo de quietud llamado La Cuadra. Ahora no hay razón para frenar; acaso el rojo del semáforo. Esta gloria tubular le pertenece. Si quiere rodar por una calle sin fin, la carretera central es bastante larga; ningún dueño le haría señas allá por Maisí para que se detenga y devuelva su cuota de juguetes llegada tarde.

VERDE

Leve impulso. Los pedales muelen la inercia… Caer. Sí, debiera estar entusiasmado, contentísimo como el Señor Saeta que viene pasando a todos, incluidos los autos. El señor, en el controversial “tiempo de antes”, vendió su bicicleta. Debido a la velocidad, sin razones aparentes de persecución o apremio, el Señor Saeta parece un competidor nato; diríase que corre por placer. Sólo ese brillo de los objetos recién desempaquetados revela que el señor se apura porque es feliz. Es feliz porque hace poco lo han hecho dueño de una gloria tubular en la Empresa por un precio módico. Lo sabe y rueda así de intenso de modo que todos sepan. De pronto su rostro se afila, ilustra un tratado de aerodinámica facial.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Bello. Me gustaría leer tu amarillo. Colibri.

colibri dijo...

Bello. Me gustaría leer tu amarillo.

JR dijo...

AT, Tumiami debería abrir una sección de clasificados para venta de bancos. Vaya, coge tu banco baratico! Después vuelvo contigo, Mongo II.

una admiradora dijo...

mongo: sigue esparciendo
tu aura por el mundo

JR dijo...

La tubular se merece un monumento en la isla. Había quien recorría 57 kms sobre una Forever con una lata de 5 galones llena de malanga para que los angelitos de la casa crecieran por encima de la libreta de abastecimiento. El hombre nuevo no solo tenía dos pies sino también dos pedales.

A.T. dijo...

¿Quién será el Señor Saeta?

TIROFIJO dijo...

La reciente polémica generada por la campaña de autofinanciamiento implementada en “Penúltimos Días” y la multiplicidad de criterios al respecto, que demuestran la importancia del tema, nos hacen pedirles que expresen, si así lo estiman, su criterio. Para votar puede ir a:
http://tirofijomalanga.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Hace poco vi algo comico mientras esperaba la luz verde. Me paso un senior bajito montado en una bicicleta grande para el. Iba pedaleando parado y con mucho esuferzo. Llevaba su mochila en la espalda y mucha prisa. Me quede pensando... pobrecito, ojala llegue pronto.

R.L.R. dijo...

Ramón, brillante discurso tubular. Traíste de regreso memorias ciclísticas de la infancia y de esa segunda infancia forzada que fue el Periodo Especial.

P.L. dijo...

prefiero
el verde
al
rojo.

Leti dijo...

Hay algo decimonónico tardío en la bicicleta, en su mecanicismo y equilibrio

La Mano Poderosa dijo...

Aqui ni se frena en la roja. Siempre hay que contar hasta 10 antes de progresar cuando tienes la verde, por los que se llevan la roja. La amarilla solo es para avisarte que aceleres por que viene la roja.

Leccion de Cuidado Driving eSchool.

Our Motto- Sin tienes que manejar, maneja con CUIDADO!

RI dijo...

Ramoncito, ya sin la tiranía del rojo te desengañaste del verde. Algo así.

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/tres-de-lincoln-diaz-balart.html

A.T. dijo...

Y si tomas... toma materva.

willi dijo...

inkieta el viejito de la mochila en bicicleta es un vendedor de peliculas pirateadas.....Ramon muy refrescante , se merese un "tubular bells"

R.W dijo...

Colibrí, mi amarillo pasó a naranja. Jugo de Naranja te brindo. Gracias.
Admiradora, allá voy con aura y cuerpo ver si el mundo se deja regar, mongo como va.
J.R Un noeslomismo: Correr en una bicicleta Forever que correr forever en una bicicleta...
Hay ciclos de homre nuevo aunque tenga diferentes nombres...
Hoy voy sobre cuatro ruedas en busca de productos orgánicos en Wild Oats para que mi angelita cexca por encima de la crisis global, todo fue un entrenamiento.

A.T, el señor Zaeta es un modelo biónico, un fusion man cubano de período especial.

Ok, tiro, tira pero apunta.

Inkieta, lo que cuentas parece un sueño.

R.W dijo...

Rafael, pararece que la infacia con lo mejor y lo peor regresa a cada rato.


p.l, El rojo y el verde son colores complementarios, esto implica que uno junto al otro vibren con mayor intensidad que junto a otros colores. Visto así, simbolismo aparte, resulta difícil preferir uno a otro.

Rosi, creo me desengañé del verde todavña viviendo el rojo, no vine de cocinero en este barco.

Leti, bicicletas, farolas de gas, tranvías...sí, muy de otras edades.

a.t, "Materva, la que enerva"

willi, no imaginas el calor de esos días sobre ruedas, o sí. "Asfixiante" lo había escuchado sobre esta novela, con lo de "refrescante" eres el primero.
Antes de tomar el premio dela "tubular bell" quisiera verla primero. Igual, gracias.
Gracias a todos.