domingo, 21 de octubre de 2007

David Lynch: mundo imaginario



David Lynch es un director genial, raro e impredecible. Hagamos historia: A los 19 años se matricula en la Academia de Arte de Pennsylvania. Su sueño era combinar el mundo imaginario con la fluidez del cine (que se sepa: Lynch pinta muy bien). De ahí sale Six Figures Getting Sick (1966), un corto proyectado sobre sus esculturas que dio mucho que hablar. La idea del moving painting continua con The Alphabet (1968) y The Grandmother (1970). Con el éxito de esos dos cortos a las espaldas se muda a Los Angeles (ahora con su nueva esposa y una niña) y se pasa seis años produciendo su próxima película, la sublime Eraserhead (1976), inspirada en el trauma de esa Filadelfia moderna, industrial y violenta. Le sigue The Elephant Man (1980) y la choqueante Blue Velvet (1986), para algunos un clásico de la violencia doméstica patriarcal en middle America (con visos de film noir), película que marca el comienzo de la colaboración entre Lynch y el compositor Angelo Baldalamenti. Con la serie televisiva Twin Peaks (1990) Lynch explora aún más el entresijo del pueblo distintivo de la América suburbana llena de engendros metidos en el closet. Le sigue la bizarra Wild at Heart (1990) que le ganó La Palma de Oro en Cannes. Lost Highway (1997) es un film insólito en el estilo de Eraserhead, pesadilla posmoderna del mito americano (quién puede olvidar al mystery man diciéndole por el teléfono: “I’m in your house right now”). Por si fuera poco, en 2001, Lynch se lleva el premio al mejor director en Cannes con Mulholland Drive. Más allá del método convencional de narrativa realista hollywoodense, Lynch nos muestra un cine de imagen extravagante casi absurda, ensartada con melodrama musical: mito psico-social post-Capitalista de American suburbia; secuela de espanto, tristeza, y alguna que otra vez, esperanza (el video clip muestra el último ad realizado por Lynch para Gucci. Gracias Iván de la Nuez).

14 comentarios:

nodireminombre dijo...

Muy lindas las muchachas de Gucci. Bueno con el toque cinematografico de Linch se van por encima de bola, encima de la bolaaaa. Se acuerdan de lo sexy que estaba Patricia Arquete en Lost Highway, inolvidable. Tambien la hija de Ingrid Berman en Blue Velet, Linch le saca la sensualidad a sus musas.

Juan dijo...

Includo en ese trabajo para Gucci se percibe el toque Lynch.

Pedro dijo...

David Lynch,es el mejor,el bestia,el salvaje...excelente artista:pintor,escultor,cineasta,etc.
Les recomiendo la ultima pelicula de este,densa,larga,parece buen cine ruso.es de los pocos artistas norteamericanos que admiro,ya que le da en la medula a la siquis del
norteamericano.

JR dijo...

Disfruto mucho al Lynch contemporáneo pero nunca podré olvidar The Elephant Man (1980) una pieza sencillamente estremecedora.

El gramatico y otras cosas dijo...

Uno de mis directores preferidos.
Gracias tu miamiblog.

enemigorumor dijo...

David Lynch tiene algo en su esencia que es hermetico, indecibrable, y creo que esa carcteristica lo pasa de exelente a genial.Lost H. mi favorita , es la apoteosis del mal que esconde la sociedad imperialista, posmoderna...

Adal dijo...

pedro, eres tremendo comunista. parece que no se te ha quitado el mal todavia. "parece buen cine ruso" de verdad que te las mandas, comparar el cine americano con la mierda rusa. reprogramate, ya estas aqui. escuchas tus propias palabras niangaras: "le da en la medula a la siquis del norteamericano." mira como hablas del pueblo que te dio la libertad, ayuda y trabajo. no te mereces ninguno. ni la estancia aqui.

enemigorumor... eres nada mas que otro niangara que se inflitra en el blog y sabra el diablo donde mas!
que son esas palabritas revolucionarias de "sociedad imperialista"? vete, regresate a cuba. este pais es muy malo. ademas, bastante se te advirtio en cuba sobre esta "sociedad imperialista."

jr...tronco de pelicula y sin alarde.

General Electric dijo...

No mencionas una que se sale quizás de "su línea" (si es que Lynch tiene una)y que al menos a mi me conmovió hasta las lágrimas: The Straight Story (1999). La recomiendo a todos fervorosamente.

A.T. dijo...

Tienes razon General. No debi (no incluirla).

Soy feminista dijo...

Entiendo el arte de Lynch, pero a veces me resulta demasiado rebuscado. Como si ya estuviera acomodado con esa visión de niño terrible que tenemos de él y es ahí cuando el artista se estanca.

Adal dijo...

hoy miami esta como desolado y el blog tambien!

la mordida dijo...

El video de Lynch o el que sea no puede ser más superficial.

Metafora dijo...

LYNCHAR A LYNCH

el cabron dijo...

Metafora nunca te habia visto tan agresiva.