miércoles, 23 de noviembre de 2005

Triana, el relojero del Seybold


Por Alfredo Triff

En el 9no piso del Seybold Building, en un pequeño establecimiento con puerta de cristal, está la dependencia del relojero Luis Triana. Simplemente Triana, como le llaman sus amigos. Saludo al relojero parapetado detrás de una caja fuerte Diebold (veterana), pulidoras empolvadas, y una larga vitrina con toda clase de artefactos que contienen relojes, cadenillas, pulseras, cascos viejos, utensilios y cachivaches. Triana responde con un adusto “qué tal”, mientras silba una tonadilla; sentado en su taburete, portando gafas salidas de un libro de Julio Verne, específicamente diseñadas para inspeccionar piezas minúsculas. A mi derecha, en la pared pintada de verde, aprecio una serie de cuadritos enmarcados que contienen dicharachos, adagios, refranes. El arreglo divulga artilugio, tiempo: “Los hombres pertenecen al reino animal, pero algunos más que otros”. “El que nunca cayó, qué sabe de la altura”. “No busques el hombre perfecto, sino uno cuyos defectos te gusten”. En la pared opuesta leo una secuencia vertical: “Tu, Relojero, Increíble, Artístico, Noble, Amable”. El acróstico del nombre de Triana indicaría el humor del relojero, quién no es amable, sino áspero. En mi presencia le espeta a un viejo solícito que ofrece café: “Gracias, y que te aplaste un tranvía en Flagler”. Inmediatamente lo flecha con los ojos. El viejo lo mira sospechoso y Triana dibuja una risita. “¡Carajo como tiene tornillos esta mierda!”, me dispara, mientras le da el último toque a mi reloj. “Es un Phillipe Starck”, contesto. “Mierda igual”, me canta. “¿Cuánto es?”, digo tratando de cortar la confiancita. “Diez”, me responde. Entonces reparo que no tengo suficiente cash en la billetera. “Vengo después a buscarlos”... “no importa, págame mañana”. Lo miro incrédulamente. Triana me tira una sonrisilla y percibo cordialidad con mucha calle. “Parece que tiene usted buen crédito en la casa”, dice un árabe que esperaba pacientemente su turno. Luego, mientras me dirijo al ascensor, descubro al fin de la rara magia del relojero.

73 comentarios:

Anónimo dijo...

TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,

Radio Reloj da la hora!
Las Once y Veintisiete minutos!

Anónimo dijo...

Aparapetado: Aresguardado. Aescondido adetras ade aun aparapeto.
Atongue aand abooks

Anónimo dijo...

Beautiful I have to say.
Buick LeSabre

Anónimo dijo...

No más nos queda esta noche
para vivir nuestro amor
y tu tic-tac me recuerda
mi irremediable dolo-oor.

EL COYOTE

Anónimo dijo...

Triff, tu retrato de Triana es justo! Tienes la pluma cabal! Yo trabajo en el Seybold! Lo describes y me parece verlo. A veces he tenido la impresion que algo le molesta, pero no he estado segura si es todo una broma o si es serio... pero Triana es tan buen relojero...
La Cafeina

Anónimo dijo...

Ay que bello este post. Mis respetos a los oficios como ese,
al calor humano mas comun en otros tiempos.

Malanguita en el Arbol

Anónimo dijo...

Buena semblanza. Me recuerda un tio mio que era relojero en la Habana Vieja, el tipo se esta quedando ciego y seguia. Y trabajo no le faltaba, particularmente durante esos annos en que no habian relojes, y los que habian eran Poljot, que el tipo tambien le metia mano, y muy bien. Con el cuarzo, ese arte ira desapareciendo. Solo les queda poner pilas. Es triste, no?
TIO TATO

Anónimo dijo...

AT: este estilo directo que salio de tu pluma (or keyboard) hoy me gusta. Una semblanza sencilla, cotidiana, que te transporta de modo preciso en tiempo y espacio. La lectura estuvo perfecta como aliciente matinal de este insulso dia pre-glotonico guanajenico.

Anónimo dijo...

Mineral de la mina
saca el minero
y compone relojes
el relojero.

Anónimo dijo...

Raketa, Poljot, la nostalgia me mata. Mi padrastro me regaló un Poljot cuando me gradué del sexto grado. Era una esfera enorme, que mi mano infantil no podía casi sostener. Enseguida lo guardé en una gaveta, con el propósito de no usarlo más. Mi padrastro estuvo sin hablarme unos cinco años. En mi último año de universidad se lo vendí a un amigo por 5 pesos, para beber. Y ahora quisiera mi Poljot de regreso! Buaaahh! Buaahhh!

EL COYOTE

Anónimo dijo...

Siempre crei que la Poljot imitaba a Omega. Si o no?
Fumanchu

Anónimo dijo...

That's what we call tender and rough on the edges....
Gringo ESL

Anónimo dijo...

Alfredo, muy tierno relato.

Panthere de Cartier

Anónimo dijo...

Tumiami is like a good watch. It takes a licking and keeps on ticking.

Timex

Anónimo dijo...

¡PUEBLO DE CUBA! ¡EN ESTOS MOMENTOS ACABA DE SER AJUSTICIADO EL DICTADOR FULGENCIO BATISTA!

Manzanita, desde Radio Reloj

Anónimo dijo...

Ding Dong Ding Dong
Son las cosas del amor

Leonardo Fabio

Anónimo dijo...

Poljot (poliot, vuelo en ruso) es a Omega lo que Vizcaino es a Basquiat.
Orange Clockwork

Anónimo dijo...

Parapeto: Veagra.
Tongue lelo

Anónimo dijo...

Orange,te pareces al HOLGUINERO CHIVATON que hablo en contra de ANA MENDIETA en el juicio despues de su muerte.La envidia de los HOLGUINEROS se transforma en CHIVATONERIA y RATERIA.

Anónimo dijo...

A Jose Antonio Echevarria nadie le decia Manzanita. Le decian El Gordo. Ningun hombre de accion se apoda Manzanita. Eso lo invento Miguel Angel Quevedo, dueno de Bohemia, que se enamoraba como un perro de los hombres de accion, Cuentan que tambien se babeaba por Carecoco (y este si debe haberle metido mano). Quevedo se jactaba de que a su finca en las afueras de La Habana nunca habia entrado una mujer. Al Gordo lo mataron en Jovellar, luego de la accion de Radio Reloj, cuando estaba a punto de entrar a la Colina Universitaria. El Moro Assef venia en el carro de atras y lo vio todo. Me lo conto en su casa de Nuevo Vedado como doce anos despues.
Action Figure

Anónimo dijo...

Ana Mendieta resbalo.
Carl Andre

Anónimo dijo...

Yo tenia un Seiko rosado.
Jesus

Anónimo dijo...

Se lo cambie a Vizcaino por un avioncito de carton.
Jesus

Anónimo dijo...

Triff tu tienes tremendos relojes, y Rosi tambien. Que se los he visto. Porque no pones el telefono de Triana y asi nos hacemos clientes de el. Gracias MD

Anónimo dijo...

Testamento politico de M. A. Quevedo en:
www.babalublog.com/archives/001452.html
Web On

Anónimo dijo...

Estas en lo correcto, el Omega Dyamic y el Aquaterra fueron imitados por la Poljot durante fines de los 60.
Un tal Alberto

Anónimo dijo...

Y los relojes de bolsillo ya no los hacen?
Alguien tiene uno?

Anónimo dijo...

Excelente post Triff. El señor Triana que comentas es una rareza en el mundo de hoy. Me hace pensar en la historia del reloj y cómo esa profesión va desapareciendo. No estamos en el renacimiento cuando el alemán Peter Henlein consiguió construir relojes mecánicos tan pequeños que podían llevarse en el bolsillo. Estos relojes, que se popularizaron con el nombre de "relojes de saco" se montaban en cajas y en lugar de pesas utilizaban resortes. Se llevaban en una bolsa, sonaban cada hora y funcionan durante unas 40 horas. Muy pronto, en los hogares acaudalados, aparecieron los primeros relojes decorativos y de antesala, considerados juguetes de gran novedad y muy caros. Poco a poco se estableció la forma convencional de los relojes, se fabricaron modelos para suspenderlos y aquellos de fantasía, que tomaban formas muy diversas: botones de flor, flores abiertas, animales, crucifijos y hasta cabezas de muerto! Se dice que la primera revolución relojera se dio en el siglo XVII, cuando el holandés Christiaan Huygens inventó el reloj de péndulo, alcanzando una exactitud similar a la de los relojes de sol. El péndulo de Huygens funcionaba movido por las fuerzas de la gravedad y sus relojes fueron los primeros cronómetros capaces de contar los segundos. La idea de emplear el péndulo para su aplicación al reloj la había formulado en 1636 Galileo Galilei pero, viejo y ciego, no la pudo llevar a la práctica. Después apareció la manecilla de los minutos y un sistema que permitía que cada hora sonara una campanilla. Muchos relojes de esa época tenían, además, salientes en la carátula para leer la hora en la oscuridad. Otra novedad del siglo XVII fueron los relojes de bolsa llamados "cebollas", que se perfeccionaron gracias al invento del muelle-espiral. En esa época la moda masculina justificaba el uso de un reloj unido a una cadena y luego dentro del bolsillo del chaleco. Las mujeres los llevan en la cintura con frecuencia, colgando de un listón o una cadenilla. Los relojes eran muy caros y se vendían como objetos de lujo en las joyerías y perfumerías. El tiempo pertenecía todavía a las clases ricas, granjeros y comerciantes, quienes lo seguían imponiendo a los demás por medio de las campanas. Bueno, basta de cita con el pasado.
Un ignorante de pacotilla

Anónimo dijo...

Su prima Raquel Mendieta tambien resbalo?

Anónimo dijo...

Inkieta: Estoy pensando usarlos, me parecen mas elegantes.
Fumanchu

Anónimo dijo...

Fumanchu, a mi me parecen muy cool. Que lastima que ahora solo se ven en las peliculas. Estoy segura que te veras muy "dashing"!

Anónimo dijo...

Poliot: Vuelo
Raketa: Cohete
Vostok: Oriente, este.
Russkii Iazik

Anónimo dijo...

Triff se dispararon los rusoides. Que dificil debe serte poner un post al dia siguiente sabiendo la manada de idiotas que te entran. Es lo que ya se ha dicho, la gente no se guia por el tema y se pone a hablar de lo que dice Triana. A veces le dan al palo. Un chiste. Pero la mayoria del tiempo es aburrido.
El estudiante

Anónimo dijo...

Estudiante, graduate, viejo. Vas a estar toda la vida guiandote por el tema? Eso si es aburrido, compadre.
Brezhnev

Anónimo dijo...

A ia gavariu kak ia jachu tozhe.
Nadezhda

Anónimo dijo...

La persona que escribe el Post quiere que se le lea y punto. Nadie puede "escojer" su audiencia. Siempre va a haber de todo.
Nikita

Anónimo dijo...

Hoy día los Estados con una mayor cota de libertades, de democracia, de estabilidad política, con mejores y más amplios sistemas de seguridad social, de justicia, de sanidad, de enseñanza, y con un mayor nivel de vida y más progresistas son monarquías, como Suecia, Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Liechtenstein, Japón, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.
Sera la solucion proclamar a Carecoco como emperador? De todos modos es vitalicio ya.
Mona Arquica

Anónimo dijo...

Claro, lo que pasa es que al estudiante ese lo programaron para "seguir el tema" siempre. El pobre.
Ana Tema

Anónimo dijo...

Ay, si!
Hamlet Julian del Casal

Anónimo dijo...

Fumanchu, con esas patillas y el bigotico de Clark Gables y ademas leontina con reloj, te van a confundir con Sir Arthur Conan Doyle.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA! JA!
Risa remedio infalible

Anónimo dijo...

A ANA MENDIETA,la CHIVATEARON un HOLGUINERO.

Anónimo dijo...

Vizqui, concordancia, man. O aprende el de Shakespeare.
Un socito tuyo

Anónimo dijo...

TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,

Radio Reloj da la hora!
Las Dos y Catorse minutos!

Anónimo dijo...

Y todo Sereno...?

Anónimo dijo...

estamos en el tiempo como estamos en este espacio. dividimos el tiempo como dividimos la tierra. cuando era ninio, alguien me dijo: "el tiempo es de todos y para todos". Ahora quisiera saber quien se robo mi parte. seria mi patron? seria mi mujer? los ninios?.
cuando era adolescente alguien me dijo: solo los irresponsables pierden el tiempo.
el tiempo, el espacio y el oxigeno son, digamos, los verdaderos elementos vitales. aquellos que aprecian su tiempo en este espacio, normalmente se compran una casa, cuidan su salud... y aquellos que no portamos reloj? seremos acaso suicidas?

UN HOMBRE ALADO

Anónimo dijo...

Catorse: Hybrid of cat and horse.
Tongue and tanga

Anónimo dijo...

Inki...

se quien tu eres.

el espia

Anónimo dijo...

Ay, ninio, que nimio...
Hamlet Julian

Anónimo dijo...

Ja! Ja! Ja!

Meow, Hiiiiiii!

Anónimo dijo...

APURENSE!
NO PIERDAN MAS EL TIEMPO!
La venta de los Vizcainos en Toys"R" Us se esta acabando! Nadie a comprado ni siguiera un Tankesito o un Taxi... Tendran que donarlo a Goodwill.

AM WAY

Anónimo dijo...

TAXI!

beep,beep!

TIK-TOK

el relojero

Anónimo dijo...

Si, Espia? No me digas... Y piensas chantajearme? jeje

Anónimo dijo...

El Diablo y el Relojero

Daniel Defo

Viva en la parroquia de St. Bennet Funk, cerca del Royal Exchange, una honesta y pobre viuda quien, después de morir su marido, tomó huéspedes en su casa. Es decir, dejó libres algunas de sus habitaciones para aliviar su renta. Entre otros, cedió su buhardilla a un artesano que hacía engranajes para relojes y que trabajaba para aquellos comerciantes que vendían dichos instrumentos, según es costumbre en esta actividad.

Sucedió que un hombre y una mujer fueron a hablar con este fabricante de engranajes por algún asunto relacionado con su trabajo. Y cuando estaban cerca de los últimos escalones, por la puerta completamente abierta del altillo donde trabajaba, vieron que el hombre (relojero o artesano de engranajes) se había colgado de una viga que sobresalía más baja que el techo o cielorraso. Atónita por lo que veía, la mujer se detuvo y gritó al hombre, que estaba detrás de ella en la escalera, que corriera arriba y bajara al pobre desdichado.

En ese mismo momento, desde otra parte de la habitación, que no podía verse desde las escaleras, corrió velozmente otro hombre que Ilevaba un escabel en sus manos. Éste, con cara de estar en un grandísimo apuro, lo colocó debajo del desventurado que estaba colgado y, subiéndose rápidamente, sacó un cuchillo del bolsillo y sosteniendo el cuerpo del ahorcado con una mano, hizo señas con la cabeza a la mujer y al hombre que venía detrás, como queriendo detenerlos para que no entraran; al mismo tiempo mostraba el cuchillo en la otra, como si estuviera por cortar la soga para soltarlo.

Ante esto la mujer se detuvo un momento, pero el hombre que estaba parado en el banquillo continuaba con la mano y el cuchillo tocando el nudo, pero no lo cortaba. Por esta razón la mujer gritó de nuevo a su acompañante y le dijo:

-¡Sube y ayuda al hombre!

Suponía que algo impedía su acción.

Pero el que estaba subido al banquillo nuevamente les hizo señas de que se quedaran quietos y no entraran, como diciendo: «Lo haré inmediatamente».

Entonces dio dos golpes con el cuchillo, como si cortara la cuerda, y después se detuvo nuevamente. El desconocido seguía colgado y muriéndose en consecuencia. Ante la repetición del hecho, la mujer de la escalera le gritó:

-¿Que pasa? ¿Por qué no bajáis al pobre hombre?

Y el acompañante que la seguía, habiéndosele acabado la paciencia, la empujó y le dijo:

-Déjame pasar. Te aseguro que yo lo haré -y con estas palabras llegó arriba y a la habitación donde estaban los extraños.

Pero cuando llegó allí ¡cielos! el pobre relojero estaba colgado, pero no el hombre con el cuchillo, ni el banquito, ni ninguna otra cosa o ser que pudiera ser vista a oída. Todo había sido un engaño, urdido por criaturas espectrales enviadas sin duda para dejar que el pobre desventurado se ahorcara y expirara.

El visitante estaba tan aterrorizado y sorprendido que, a pesar de todo el coraje que antes había demostrado, cayó redondo en el suelo como muerto. Y la mujer, al fin, para bajar al hombre, tuvo que cortar la soga con unas tijeras, lo cual le dio gran trabajo.

Como no me cabe duda de la verdad de esta historia que me fue contada por personas de cuya honestidad me fío, creo que no me dará trabajo convenceros de quién debía de ser el hombre del banquito: fue el diablo, que se situó allí con el objeto de terminar el asesinato del hombre a quien, según su costumbre, había tentado antes y convencido para que fuera su propio verdugo. Además, este crimen corresponde tan bien con la naturaleza del demonio y sus ocupaciones, que yo no lo puedo cuestionar. Ni puedo creer que estemos equivocados al cargar al diablo con tal acción.

Nota: No puedo tener certeza sobre el final de la historia; es decir, si bajaron al relojero lo suficientemente rápido como para recobrarse o si el diablo ejecutó sus propósitos y mantuvo aparte al hombre y a la mujer hasta que fue demasiado tarde. Pero sea lo que fuera, es seguro que él se esforzó demoníacamente y permaneció hasta que fue obligado a marcharse.

Cut & Paste

Anónimo dijo...

Copio mi amigo.

La Mano

Anónimo dijo...

Cut & Paste, para la proxima mandanos El Quijote.

Anónimo dijo...

No, caballo, no te explicas. You simply Kant explain.
jeguel

Anónimo dijo...

denso, at, muy denso

Anónimo dijo...

Hombre Alado, antes de irme quiero decirte que yo no creo que seas suicida. Y que es bueno ser egoista con nuestro tiempo de vez en cuando.
Felicidades a todos y que disfruten mucho este Holiday.
Nos vemos el Lunes!

Anónimo dijo...

As you wish Inkieta!
PrólogoAL DUQUE DE BEJAR, marqués de Gibraleón, conde de Benalcázar y Bañares, vizconde de la Puebla de Alcocer, señor de las Villas de Capilla, Curiel y Burguillos.
En fe del buen acogimiento y honra que hace Vuestra Excelencia a toda suerte de libros, como Príncipe tan inclinado a favorecer las buenas artes, mayormente las que por su nobleza no se abaten al servicio y granjerías del vulgo, he determinado de sacar a luz el INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA al abrigo del clarísimo nombre de Vuestra Excelencia, a quien, con el acatamiento que debo a tanta grandeza, suplico le reciba agradablemente en su protección, para que a su sombra, aunque desnudo de aquel precioso ornamento de elegancia y erudición de que suelen andar vestidas las obras que se componen en las casas de los hombres que saben, ose parecer seguramente en el juicio de algunos, que no conteniéndose en los límites de su ignorancia, suelen condenar con más rigor y menos justicia los trabajos ajenos: que poniendo los ojos la prudencia de Vuestra Excelencia en mi buen deseo, fío que no desdeñará la cortedad de tan humilde servicio...

Cut and Paste

Anónimo dijo...

Las llamadas categorias kantianas. Pero no hay duda que todo eso queda desmentido con la teoria de la relatividad, que nos dice que el tiempo y el espacio no son distintos, sino que se complementan: http://home.earthlink.net/~umuri/_/Main/T_spacetime.html
El estudiante

Anónimo dijo...

Mr. Hegel, Kant you just leave me alone!

Anónimo dijo...

Corte una parte de mi comentario. Otro pensador que concibe el tiempo como una duracion subjetiva es Proust, quien en su Busca del tiempo perdido usa la definicion del pensador frances Bergson.
El estudiante

Anónimo dijo...

Caballero, que hay entre manos para el dia del pavo?

Anónimo dijo...

AT: Triana es un ejemplar de museo, no ceo que queden mucha gente asi. Feliz dia de accion de gracias pra todos.
TIO TATO

Anónimo dijo...

Buenos dialogos en el tiempo.

Anónimo dijo...

GRACIAS DIOS POR LA LIBERTAD DE PODER EXPRESARNOS EN ESTE BLOG!

Anónimo dijo...

TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,TIK-TOK,

Radio Reloj da la hora!
Las Doce y Nueve minutos

HAPPY THANKSGIVING !!!!

Anónimo dijo...

Triff,
Por fin le pagaste a Triana?

Ali Baba

Anónimo dijo...

Feliz sanguivin a todos los que me paso el dia chivando. Los quiero a todos.
Machetico

Anónimo dijo...

Ditto Machetico.
La Mano

Anónimo dijo...

En erfecto. Cuenta abonada al guia de horario con dos billetes de a cinco.

Anónimo dijo...

Diez baritos por ese arreglo de un Starck? Alfredo, tacanon!!!