jueves, 7 de julio de 2016

Desinflando la Modernidad (primero de una serie)

uuuuu por ahí viene el fantasma de la Modernidad a comerte 

atRifF

En m.bourbaki he presentado un post que intenta desinflar la idea de Modernidad. 

Me apoyo en la definición del conocido libro de Jürgen Habermas El discurso filosófico de la modernidad. La definición de Modernidad de Habermas en el capítulo 1:
El concepto de modernización es un conjunto de procesos cumulativos y que se refuerzan entre sí: (a) la formación de capital y la movilización de recursos; (b) el desarrollo de las fuerzas de producción y el aumento de la productividad del trabajo (c) el poder político centralizado y la formación de las identidades nacionales junto a la proliferación de derechos y la participación política; (d) las formas urbanas de vida y de la educación formal, la secularización de las normas y así sucesivamente (las letras añadidas son mías).
Trato entonces de demostrar que la definición de Modernidad (M) arriba no resiste un análisis riguroso. Mi argumento procede a demostrar que el conjunto de procesos (P) que Habermas menciona puede darse en cualquier otro momento, por ejemplo, la antigüedad. A seguido presento contraejemplos históricos que revisan la idea de P como causa de M.
Veamos el asunto desde la metodología más rigurosa de las ciencias. Imagínese P ser el conjunto de procesos cumulativos y que se refuerzan entre sí y un evento general llamado M (Modernidad). El teórico ahora intenta conectar P y M, pero simplemente presenta a P como causa de M sin un análisis detallado de dicha conexión. 
Sugiero tres errores de inferencia:
1- reducir M en términos de P, sin un análisis contrafáctico serio, 2- suponer (sin probar) que P explica M y 3- suponer que P causa M.
(para más detalle visitar m.bourbaki)