viernes, 20 de febrero de 2015

en unos pozos


Alcides Herrera

Por partes iba, de las buenas, organizadas partes
en el burdel de la Calle Final o Del Francés.
La sugestión de un día precedido por uno mejor,
muchos reflejos, un solo charco. Cristalizaba
en máquinas de ladrar, nunca en molinos
o árbol rojo. Nunca en misericordia. ¿Ves?

Con cada nube que va apartando el mundo
jugaba el joven corazón de Mami-Llévame, reía,
y Pavlidis volvía a saltar en unos pozos.