lunes, 9 de septiembre de 2013

castro es batista multiplicado por 8


atRifF

alejandro armengol publica un artículo interesante titulado "repudio a batista" en cuaderno de cuba. el tema merece análisis. en tumiamiblog hemos criticado el "batistianismo" como una forma de castrismo. estamos de acuerdo con armengol en que defender la tiranía menor (la de batista) a expensas de la mayor (los castros) es un error. pero también vale la pena señalar las diferencias de opinión.

escribe armengol:
Cierto que gracias a la permanencia del castrismo la aberración batistiana todavía se escucha a veces, e incluso con algún que otro adepto trasnochado de última hora, pero poco cuenta en lo que respecta a esa figura tenebrosa salvo su pecado mayor: haber propiciado la llegada de Fidel Castro al poder.
en efecto, batista y castro están causalmente ligados en un binomio, pero aquí armengol peca de "selección reducida" a expensas de la serie-en-su-conjunto. aunque parezca bizarro, batista no es el único "causante" del fenómeno castro. también lo son prío, grau, machado, estrada palma. lo causal por definición pertenece a una serie, no a un eslabón en particular. la próxima pregunta sería: ¿y quién es el causante del fenómeno batista? y la respuesta, por supuesto, es carlos prío (y así sucesivamente). el asunto es que el causante no puede ser un individuo en particular, sino una condición ontológica y cultural del ser/cubano que hemos bautizado como "castrismo". 

de hecho, la razón que la figura de batista sea "tenebrosa" tiene que ver con lo acontecido después del golpe de 1952. de no haber un 10 de marzo, batista posiblemente habría sido un ejemplo político a seguir (algún que otro batistianista moderado olvida el segundo período en favor del primero). de prío se dicen muchas cosas, lo que no podrá decirse jamás es que fue un dictador.  
Los dos aspectos que más se mencionan al intentar justificaciones más o menos taimadas del batistato apelan a la comparación y a la circunstancia, más que al supuesto protagonista de la escena. 
la comparación entre castro y batista resulta inapelable. son 60 años de historia que no hay más remedio que tratar de comprender. es el veredicto de la comparación lo que resulta debatible (esto que estamos haciendo ahora mismo). en este caso --y por eso de las comparaciones-- valdría la pena el paralelo del proceso de la alemania de postguerra. la idea de hacerle frente al pasado (la palabra en alemán es Vergangenheitbewältigung y que no tiene sustituto) es la prueba. jürgen habermas, analizando el fenómeno trae la palabra a colación cuando escribe que la historia "no puede ser tan solo una sucesión de acontecimientos".* sigue armengol:
Se pretende hablar de la “época de Batista”, apelar a cifras y destacar el desarrollo económico alcanzado en Cuba como si todo ello obedeciera al designio del tirano, cuando en realidad éste lo que hizo fue aprovecharse de una situación existente y no crearla. 
 de acuerdo.
Si incluso actualmente en la isla hay —en lo que respecta a esa Habana de oropel y alegría grosera dedicada a venderse al turista extranjero— una vuelta a la década de 1950, no es precisamente lo mejor del espectáculo y la farándula de esos años lo que se recrea con mérito, sino la vulgaridad y la prostitución de cualquier tipo, las cuales han renacido con fuerza. Batista fue sinónimo de desprecio de la cultura, ignorancia y explotación. Fue, para resumirlo en una palabra vigente y apropiada, soez.
las comparaciones matizan e informan la profusión de resultados contradictorios que apuntan a un mismo hecho. ahí están los defensores del batista constructor: la plaza cívica, el palacio de justicia, la biblioteca nacional, el archivo nacional, topes de collantes (castro se instaló en las construcciones del primero), o del machado constructor (por citar otro al que se deben importantes obras públicas de la historia republicana). si de construcciones se trata, castro --como diría un querido amigo arquitecto y gran conocedor-- "no hizo casi nada".   
Cuando se compara la dictadura de Batista con el régimen totalitario de los hermanos Castro no se ataca principalmente a los segundos, sino que indirectamente se brinda cierto alivio al primero.
cierto. ¡pero es que son 7 años contra 54! digámoslo matemáticamente: castro es batista multiplicado por 8.* 
Carece de sentido esa comparación, como también lo es en el caso de Hitler y Stalin o entre la Camboya de Pol Pot y el Congo de Leopoldo II de Bélgica. 
en desacuerdo. incluso de comparaciones hiperbólicas se aprende a comparar con más cuidado. comparando a castro con hitler se aprende que comparten características: ambos agitadores de barricada, ambos narcisistas, ambos exclusivistas, ambos nacionalistas, ambos mesiánicos.  hitler tiene un holocausto y castro un exiliausto (metáfora que incluye desaparecidos en el estrecho, la caza de bandidos, la UMAP, el mariel, los balseros, etc). volviendo a castro / batista, la comparación es conveniente para nuestro inconsciente colectivo, esa condición a que me refería arriba y que llamamos castrismo.  
El problema de la débil legitimidad gubernamental antecede al acto de Batista, porque tiene sus raíces en la corrupción rampante y la relativa incapacidad de dos instituciones establecidas por la Constitución para el desarrollo del Estado de derecho y el avance político del país: la Corte Suprema y el Congreso. 
volvemos a lo anterior: "la corrupción rampante" no fue solo un problema del gobierno de batista. de hecho, no creo que se trate de un problema de gobierno en particular. es una condición pasada y presente en cualquier gobierno (cubano de la centuria, los castros incluídos por supuesto). dicha condición cultural rinde este párrafo más tibio:
Sin embargo, nadie como él se aprovechó de esa debilidad institucional con objetivos más mezquinos, al punto de abrir la puerta para lo que vendría después del 1 de enero de 1959.
debilidad institucional ¿qué es? la condición característica del cubano (no creo que armengol estaría en desacuerdo). pero he aquí que de esa debilidad se aprovecharon --de una u otra manera-- todos. esa es la manera cubana de hacer política. ahora armengol examina un contrafáctico:
¿Existía la posibilidad de una solución democrática en Cuba, sin dictadura de Batista y sin entregarle el poder a Fidel Castro? 
todo contrafáctico es posible mientras no sea lógicamente contradictorio. por lo tanto propongo este otro:

¿existió alguna vez la posibilidad de una solución democrática en estos 54 años de castrismo? 

el lector tiene la palabra.

______________
* (la palabra es compuesta: Vergangenheit = pasado; Bewältigung = llegar a comprender, realizar). **todavía no son 56 años, pero lo serán antes que raúl castro deje --supuestamente-- el poder.

4 comentarios:

Carmen Durán dijo...

La cadena historica de múltiples causas del castrismo permite aventurar que la solución democrática perdurable no es posible en Cuba por la misma razón que advirtió Lamar Schweyer cuando Machado sin que nadie le hiciera caso. Castro no es solo Batista X 8, sino que el pueblo cubano nunca demoró más de una década en expulsar a un dictador y es por ello que la cosa no está en dictaduras menores y mayores, sino en mejores y peores. Castro ha sido dictatorialmente 8 veces mejor que Batista y también que Machado, como consecuencia de ser el gobernante que merecía el pueblo y le venía como anillo al dedo.

Carmen Durán dijo...

De que Castro sea Batista x 8 (o Machado x 7)se infiere que ha sido mejor dictador, tal y como merece un pueblo que demoró menos de una década en tumbar a Bastista y a Machado. No habrá democracia perdurable en Cuba por la razón que Lamar Schweyer dio cuando Machado y nadie le hizo caso. A ese pueblo que en Miami dicen que es amante de la libertad y la democracia, el gobernante que le viene como anillo al dedo es un dictador y el mejor de todos ha sido Castro.

juan dijo...

No es justa esa apreciación, pues no es lo que construyo sino lo que destruyo y no solo en las estructuras sino en lo moral, social, ambiental, espiritual no tiene comparación, y en cuanto a sanguinaria solo este hecho lo pone a cada uno en su lugar Batista lo tubo preso y la justicia que tenia libertad de acción lo indulto, También Batista no sometió a Cuba a una potencia extranjera como lo hizo papa Castro además el daño todavía no a cesado. Armengol como muchos cubanos tienen el síndrome de hijo violado por su padre al cual reconocen lo malo que es pero no dejan que alguien le diga lo monstruoso que es su Padre, aparte si Batista hubiera tenido el poder de fusilar y condenar a los años que quisiera a los rebelde no hubiera desaparecido a nadie, no lo podía hacer por la prensa y les recuerdo que todos los disidentes juntos, la revista Bohemia hacia y decía mas que todos ellos junto, la pregunta es por que no quieren que se hagan comparación será que su papa sale muy mal parado en conclusión Castro es 80 veces 8 peor que Batista y les recuerdo no se podrá decir que Batista amaba a Cuba lo que si se puede decir que Fidel odia a Cuba y los cubanos

sonora y matancera dijo...

ay, ¿existió alguna vez la posibilidad de una solución democrática en estos 54 años de NO haber existido CC eT famiglia, pero sí el intrínsico concepto cubano"castrismo"?

no. hubiera sido una cadena de corruptos hijos de Batistas en elecciones repetitivas y fraude-lentas con empre$ario$ MasCanosos que otros- pseudoidealistas más Montaneres que Chibás, etc. etc. Algo así como el círculo vicioso de México y el PRI y algún que otro LópezObrador jodedor de vez en cuando.

y Los Van Van Sound Machine estuvieran tocando en Las Vegas sin parar. Y Miami estaría poblado sólo de judíos y nuyorkinos arrepentidos.