miércoles, 21 de diciembre de 2011

¡Me cago en ti, Gran Camarada Kim Jong Il!



atRiFf

El video de arriba ha suscitado encontradas reacciones. La blogosfera soslaya el asunto como un chiste ridículo. Por otra parte, el NYTimes no sabe qué hacer con él y lo reseña como "una manifestación real". ¿Real porque ocurre? Lo que hay que preguntarse es qué hay detrás del llanto. Aquí hay dos aspectos: Primero, el llanto masivo de la plaza no es fingido, si por esto entendemos alguien que no siente lo que hace. Sin duda, existe un  sentimiento de pérdida por el Gran Camarada Kim Jong Il, (es como "ha muerto dios") pero lo que vemos es parte de un performanance oficialista con un componente automático. El evento sigue un riguroso guión sico-social que dice:

¡A llorar se ha dicho!

Segundo, y la mejor parte del asunto: ese llanto público, contagioso y espontáneo posee un excedente inescrutable. ¡Por primera vez el pueblo coreano tiene la oportunidad de llorar en esa plaza! Traer a las delicadas mejillas ese lagrimeo primodrial que responde a la pesadilla que viven y que -por ser lo único que tienen- aman y desean. Cuando se vive así no queda otro remedio que llorar larga y copiosamente. Si el Gran Camarada estuviese vivo, ¿sería posible llorar así?

Luego, de una manera perversa -e inconsciente- la muerte del Gran Camarada Kim Jong Il les permite, por primera vez en sus vidas, decir públicamente con lágrimas: "Me cago en ti, Gran Camarada Kim Jong Il".

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Al fin y al cabo era un dios, aunque para nosotros eso resulte extraño. La presencia de los dioses es terrible y se acepta y se convive con ellos; y todo el mundo sabe que ES MEJOR quererlos, porque suelen ser erráticos e incomprensibles. Unos siglitos de modernidad y ya necesitamos clases de asntropología, jaja!

Anónimo dijo...

es muy simple, lloran porque no saben lo que les espera, estan desolaos, es como si se hubiera muerto Brad Pitt

Anónimo dijo...

Quizás estos infelices lloran a moco chorreante porque saben que Kim Jon-un, hijo del cadáver (exquisito) , será el sucesor. Es factible que el chamaco y su séquito de ministros, militares, consejeros son tan o más corruptos y sanguinarios que los gobernantes gringos, rusos o latinoamericanos juntos. A lo mejor todo el pueblo sufre de debilidad mental o del síndrome de Estocolmo. ¿Qué pasaría en el mundo si la poesía se acaba?...Saludos, Judith G.

Anónimo dijo...

Que barbaros tu, ni siquiera rompen la fila para llorar. Al menos nuestros mitines de repudio son mas divertidos, se acuerdan de aquello de "Trepao!". No venía del comite central pero era divertido cantida.

el proteston dijo...

me han decepcionado los coreanos. son unos llorones.

JR dijo...

Una multiudinaria letrina sobre el Gran Camarada. Lloran y pujan aliviados.

Lazaro Gonzalez dijo...

quitaste los comentarios? tu sabras. muchas felicidades por noche buena y navidad. salud y prosperidad. un abrazo.