viernes, 7 de enero de 2011

Juguetes de nieve bajo el sol


Wendy Guerra 

Ya no tocarán esta puerta para jugar conmigo 
No existe rey ni dios ni mago que al amanecer sorprenda 
Mi trabajo es simular la nieve bajo el sol 
Mi fe resiste en las jugueterías desiertas 
Atravesar los vidrios sucios sentir olor a nuevo 
Oro Incienso y Mirra anzuelos de mi cuerpo 
Básico no Básico Dirigido hijos dispersos 
Lágrimas de juguete titilan sobre el mar 
A dónde van mis cartas pendientes con dibujos y ruegos 
Nadie tocará a esta puerta para jugar conmigo
Ya no escribo a la nada
Ya probé el sabor del agua 
No habrá rey que deshiele los ojos de esta niña.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

y mi trabajo es simular el sol bajo la nieve -- los dos polos al revés

Anónimo dijo...

Lindo linda Wendy.

william Rios dijo...

cono !me gusto eso!

RW dijo...

Aquí cada verso un poema.

Anónimo dijo...

"No habrá rey que deshiele los ojos de esta niña."-los ojos de la muñeca atrapados en la vidriera, las cartas nunca llegaron al Polo Norte, y eso explica la ausencia de regalos.

En julio los jueguetes iban desapreciendo y una con la cara pegada al cristal, husmeando despedidas: se va la bicicleta, el esquimal rosado, el juego de tacitas...y el sexto día quedan los yakis.

RI

A.T. dijo...

Lágrimas de juguete titilan sobre el mar.

Delicioso.