domingo, 18 de julio de 2010

Mina – Esta vida loca / Carne viva



A Elio y Carlos

Con ella crecimos. Fue el soundtrack de ciertas adolescencias del corazón. Con su voz y sus baladas nos entrenábamos para sobrellevar las primeras vehemencias de la penumbra. ¿Quién no recuerda las ocasiones en que mientras cantaba, la noche se estremecía en escaramuzas desnudas? Luego, hecha letanía sin decibelios, nos aletargaba ahí sobre los borboteos de un vientre. La garganta de Mina funcionaba como un disipador de miserias, al menos momentáneo. Agradecíamos esa ofrenda de glamour antes de dejarnos caer desfallecidos en el camastro con la esperanza vacía. Sonaba Mina Mazzini en cualquier tarde de lluvia y el trópico en La Habana se trasvestía de Roma. La ciudad se hacía carátula pálida de pestañas largas y maquillaje de Caravaggio alrededor de las pupilas. Ahora basta este retorno para epitomizar esas memorias. Vigencia ausente refugiada en lo que fue. Como La Habana, ella también es una dama que desde ya renunció a reinventarse y ahora es sólo voz. Delicada, poderosa. Prescindiendo de escenarios porque no los necesita. Mencionar Mina, Habana y utopía en la misma frase es engrosar el testimonio clorofórmico de una época desquiciada y poco comprensible. Vivencias que al paso del tiempo han ido escapando cada una a su Lugano. (JR)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

indispensable Mina... prende una matita, Renato, Renato...
omu

mantilla dijo...

Que voz y que manera de interpretar.Regia como siempre!

R.L.R. dijo...

Gracias Jesus, impresionante voz y coraz'on los de esta italiana.

Anónimo dijo...

Es otra Mina y a la vez la misma,o es que nosotros somos los mismos pero siendo otros

A.T. dijo...

Descubrimiento escuchar esa Mina añeja con ese "swing" de siempre, con la bella canción de Pancho Céspedes.

RI dijo...

Ahora cuando el flaco toco en en Lugano pensamos en ella. Gracias JesUs, indispensable. QuE linda se ve, quE garganta Dios mIo.
Y q linda dedicatoria a los nin~otes.

Anónimo dijo...

Y eso que ha llevado años sin dejarse ver. En Italia sigue siendo el mito más sublime de la canción perdida. Muy linda esta versión cubanizada. Laberintos

Anónimo dijo...

Eternamente Parole!

Anónimo dijo...

Linda dedicatoria al Carli y al Elio, hermoso homenaje a la MINA. Gracias!! por compartirlo Jesús, no conocía esa versión cantada por ella, lindo en italiano!! he disfrutado mucho verla y escucharla…después de tantos años.

J-Si

JR dijo...

Me complace que haya gustado. Ahí sí hay. Gracias a todas las visitas. Las que comentaron y no. Gracias a Eli y Carlitos por compartir su lindo amor con los amigos.