viernes, 18 de junio de 2010

TU ASTROGLOBO AQUÍ

Dña Edamame Guisant du Petit Pois

La astrocritiqué de TMB, tan anexada a la Poma que toman y retoman, se reubica renuente con sarna de sorna dentro de ese provincial guateque que hoy se autodenomina “primer territorio maldeliberado de Mayabeque”. 
ARIES: Carnero, la torpeza es tu punto fuerte, por eso no sirves para cartógrafo. Para empezar, el sur no cuenta. Para nada. La historia así lo ha absuelto por los siglos de las luces. Si tú ya eras la bestia del norte y dominabas tu latifundio tropical, ¿a qué saltimbanqui de tu corte de castrati se le ocurrió dar nombre de riachuelo sureño a la ex-regia provincia de la Kapital en ruinas, ya antes denigrada a despalmado campo? Berrenchín, deja de fumar marabú por tu ojete del sur, que entre las hemorroides y la humareda te lo obstruyen, y mucho. 
 TAURO: A pesar de tu poca inteligencia, la paciencia te embellece, toro. Por eso, porque eres natural del área “Naranjito-Poco a poco” y has aguantado con resignación a la vera del camino —sin carretón ni guagua ni almendrón que te recoja en medio siglo—, te pones bellaco con esto de la reestructuración ganadera de las vacas mansas cubanas. Los celos de la incomprensión geográfica te ciegan porque ésas son TUS vacas, a fin de cuenta, que aquí el toro macho eres tú y sólo tú y nadie más que tú tiene derecho a moverlas de corral a corral. ¿O acaso hay un buey mayor…? 
GÉMINIS: Gimagua, tú que ya te imaginabas poniéndoles losas a tus dos bohíos con los moneys incipientes de la indomitable industria tabacalera pinareña, hoy vas a tener que despedir en duelo y casi vuelta abajo a esos municipios recortados como frágil hoja de tabaco del brazo de occidente. Pa´entender este arte(de-la)misa en reconfigurado latín comucatonista, vete a confesar con algún cura proxeneta de Candelaria o de San Cristóbal, pero sal echando de Bahía Honda camino a Bahía de Cochinos, que el nombre por lo menos promete costillita asada. 
CÁNCER: Ni la brújula de Colón le gana a tu crustácea desubicación. A partir de ahora eres artemisano de pura cepa, te guste o no, aunque tu sangrienta muda de exoesqueleto tuviera lugar en Caimito o en San Antonio de los Baños. Así que, cangrejo, asimila esto de la nueva división como uno de esos melodramas chaquesperreanos, donde la distribución de los reinos y los cielos conduce siempre a la traición de la sangre entre los más sangrones. Cruza tus pinzas y ojalá, a ver si al río mayabequiano llega el chorrito de la mala sangre verdeolivo. 
LEO: Leonchuelo… aunque seas “palestino” —por traslado suboriental—, te crees el rey de Quivicán. A pesar de ser tremendo guanajo —por gallináceo de blandas carúnculas—, en Guanajay nadie quiere tus viejas plumas ver. Aunque obligues a tus cartógrafos a enfocar la lupa en Bauta y rebautizarla mayabelicosa, esa batea de recortes y ropa sucia nadie la va a lavar. Por Alquízar te recomiendo que ni asomes tus barbas en remojo… Y cuando te llegue la hora y por Mariel en lancha quieras huir, nadie, te auguro, te lo va a permitir. 
VIRGO: Ay, virgenzuela abstracta y literata, que nunca comprendiste por qué un Ciego de Ávila y una abuelita Granma terminaron dando nombre a dos inventadas provinchatas, ahora andas al punto de la desazón total. ¿Arte-qué? ¿Maya-qué? ¿Y La Habana qué? Virgen, no pierdas el manto ni el halo y no delires más. Aterriza ya, aunque sea una toma de tierra forzosa y echando humo entre las enredadas Melenas de las Güiras de los Boyeros de Bejucal. 
LIBRA: Equilibrano fino que eres, cada vez que en tu vida has tenido que mencionar a tus primos de Matanzas, un escalofrío de vergüenza te ha recorrido desde tu sucio calcañar de indígena al piojoso cuero cabelludo recién afeitado. Uff, qué barbarismo y morbo ese nombrecito de provincial poblado que encima se ufana de cultural, pensabas. Entonces dime, tú que naciste en El Sopapo y ahora eres residente de Mayabeque, ¿dónde te vas a esconder a partir de ayer? 
ESCORPIÓN: En las cenas íntimas entre tus moninas y consortes siempre has dicho que aunque eras de Jaruco, los cien fuegos los tenías tú penetrados en el uterino placer de desfollar la margarita con tus pinzas de ladilla escarabajense. Y ya, a la hora del postre sin café siempre anunciabas que eras tremendo güey en la cama, bufando proposiciones a las jevas deslumbradas por tu guaniquiqui. Y toda esa guataca alardosa porque eras de Habana Campo. Y ahora, escarabajo permutado, ¿qué crees que va a pasar cuando tengas que confesar que eres el mequetrefe de Mayabeque? 
SAGITARIO: Centauro, por hacerte el caballo te han mandado como figura de cera al Museo del Presidio Modelo de la Isla de la Juventud, a pasar una temporada entre alegres adolescentes. Lo que no te dijeron es que tu habitación, la misma que habitó la yegua de Birán, tiene vista directa al Plagión de Mayabeque, donde el teque nunca cesa y de merienda no hay ni panqueque. Y tú, que te consideras un ser elevado por el tamaño inflado de tus cascos, querías tamal en cazuela. Por lo que veo te vas a tener que jamar un majarete sin leche como consolación del sur. 
CAPRICORNIO: Chivo, tú siempre has ido en contra de tu propia corriente de golfo. Que hayas nacido animalejo montés no significa que no te guste la playa. Arenas van y arenas vienen debajo de tus garras, desde la Tasajera a la del Caimito apurando el paso por llegar a la de Mayabeque. Allí te desplayas con tremendo desparpajo hippie, como si estuvieras en tus años de cabroncillo mozalbete. Por eso, de todas las víctimas del chícharo zodiacal, tú eres el único regocijado por estas nuevas fronteras divisiorias que nos embargan y nos bloquean. 
ACUARIO: Agua, agua pa´Mayabeque, que está que arde de tanto alarde, anunciaron por la tele. Y tú saliste corriendo, enchufando tu manguera de boca en boca. Calma acuariano, mijo, que tú eres primogenético del aire, no te equivoques. Tú y tus tormentas de gases no tienen nada que ver con el aguamala que abunda en el caribe. Así que sopla huracanados vientos de tu fétido aliento sobre los techos nuevocapitalinos de San José de las Lajas, a ver si el guano sale volando en lascas, lonchas y rebanadas pa´limentar a la plebe. 
PISCIS: Tú, pescao, siempre juegas de delantero central, sin arriesgar chute a derecha ni izquierda. Así que ibas dando coletazos anfibios de claria gigantesca por todos los arroyuelos de las villas de Santi Spiritus y Santa Clara cuando de pronto, casi desembocando en la ciénaga, te redirigieron como misil encasquillado. Hoy has amanecido en la Nueva Artemisa de Occidente sin agallas y hecho filete. Y reposando en el plato de un maceta que con el tenedor te estimula las huevas mientras te mira con ojos de gula.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta astrologa esta tostaaaaaaaaaaaa!!!

JR dijo...

Murió Saramago

A.T. dijo...

...tú eres el único regocijado por estas nuevas fronteras divisiorias que nos embargan y nos bloquean.

BINGO!

ahmed dijo...

se rompio saramago

se rompio polke...

Anónimo dijo...

nos rompemos todos...

Anónimo dijo...

se rompio labana en 3 pedazos

Anónimo dijo...

Hay q ver cOmo despiertas el buen humor: Por qué un Ciego de Ávila y una abuelita Granma terminaron dando nombre a dos inventadas provinchatas?-pregunta la virgo q bien describes. RI