jueves, 29 de julio de 2010

Catalunya ha abolido la “fiesta” de los toros

Amilcar Barca 

Me crié con mi abuelo, catalanista y republicano, hablándome del pase de verónicas del torero, de la prestigiosa ganadería de los toros bravos de Miura, del mito y la elegancia de Manolete, de la bravura del Cordobés, o del porte de Chamaco. Los olés estaban cada domingo por la tarde dosificados entre los partidos de fútbol y la estocada final del morlaco por la espada del matador. Me fascinaba el traje de luces de la cuadrilla, y siempre me preguntaba el porqué de las medias rosas, el sonido de las campanillas y el origen tan peculiar del sombrero. Para más inri, mi sadismo se acentuaba cuando el picador menguaba la fuerza y la valentía del animal machacando el cuello del toro con una puya. Pero eso no es todo, soy un amante del estofado de rabo de lidia, corrí dos veces delante de los toros en la Feria de San Fermín de Pamplona, y como persona ligada al campo del arte no puedo dejar de vitorear la tauromaquia expuesta en las obras de Goya y Picasso. Mi último elogio –esta vez lo hice en privado, pues ya tenía una decisión tomada sobre este tema- ha sido ver torear a José Tomás: una figura que ha revolucionado y potenciado el mundo taurino en la última década. Pués bien, hoy se ha votado por la abolición de esta práctica en el Parlament de Catalunya y particularmente –reconozco que -no al cien por cien- me siento satisfecho. Las vivencias que he expuesto pesan en mi haber, pero hay que reconocer, literalmente hablando, que las corridas de toros son un espectáculo sanguinario, cruel y obsoleto. Y como cualquier avance social (a veces doloroso pues afecta a las tradiciones que están muy arraigadas) el no permitir que un animal sufra y que su sufrimiento sea expuesto al público, implica una regulación y, en este caso una prohibición explícita. Pero sería hipócrita, y para nada objetivo, si no expusiera que en esta negativa votada democráticamente, se esconde en una parte del panorama político catalán, un tema identitario al despreciar “la fiesta nacional española”. Siempre asociada al tópico “españolista”, del cual el pueblo catalán, en su mayoría, nunca se ha identificado. El sector más nacionalista se ha aprovechado del recorte que ha hecho el Tribunal Constitucional, y se ha “vengado”. El debate España versus Catalunya está hoy servido en toda la Península y en el panorama internacional. Dos animales simbólicos se enfrentan a veces en las respectivas banderas: el toro de España frente al burrito catalán. Hoy ya corre el chiste de que el toro ya no tiene que sufrir más, al menos en Catalunya, porque el rebuzne persistente del burro ha asustado a su matador y lo ha liberado de su saña.

57 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bueno,y el gaspacho cuando lo quitan???

Nina Haguen

Anónimo dijo...

Verdaderamente es dificil separar España de la imagen del torero, pero sin duda que es algo muy sangriento que quizas deba pertenecer ya al pasado y mirar un presente mas educado y menos cruel.
Mar.

Anónimo dijo...

Algunas reacciones:

Fernando Savater: "no estoy de acuerdo en que se trate de una toma de postura antiespañola. No señor, todo lo contrario. El Parlamento de Cataluña prohíbe los toros pero de paso reinventa el Santo Oficio, con lo cual se mantiene dentro de la tradición de la España más castiza y ortodoxa.

Jaume Sisa, cantante. "Que la Generalitat de Cataluña catalanice por decreto ley la fiesta de los toros, que los toros tengan denominación de origen de la Plana de Lleida, que los toreros usen barretina, en vez de montera y que, en lugar de pasodobles, se toquen sardanas".

Anónimo dijo...

Yo soy aficionado a los toros, por lo que no me ha gustado el resultado de la votación en el Parlamento Catalán, pero lo respeto y lo asumo con naturalidad. Es un parlamento soberano y expresa la voluntad popular. Lo cierto es que en Cataluña los toros estaban de capa caída desde hace ya mucho tiempo (sólo 400 abonos en la Monumental de Barna, única plaza en activo), así que esta ley no hace sino apuntillar algo que ya estaba muriéndose por sí solo.
Creo que no es extrapolable al resto del estado español, pues Cataluña es una nación donde, sencillamente, no gustan las corridas de toros, así de simple.

Javi García

Anónimo dijo...

Un paso hacia la humanización. BRAVO !!

Como un espectador de fuera, muy de fuera,
siempre lo he considerado una justa injusta,
ademas de cruel.

Ojalá.... que no quiten el gazpacho !

Lourdes

Anónimo dijo...

Ustedes deberían saber que Catalunya es una parte civilizada de Europa con lengua e história própias, que por avatares de la vida está unida a España por conquista, cómo ustedes estuvieron. Prohibiendo los toros no se independiza un pais, esa es otra cosa. Piensen ustedes que las corridas de toros están prohibidas en otras autonomías españolas, las Islas Canarias, tienen prohibidas las corridas de toros a partir de la Ley canaria de protección de animales de 1991. Ustedes no se dejen influir por la propaganda imperialista española, no sean reaccionarios a ella. Es de ley civilizada defender los derechos de los animales.

JR dijo...

Catalán, admiré la fiesta brava. Podía comprender la pasión que provoca. Nunca he asistido a una corrida pero la he llegado a sentir a través del impecable Death in the Afternoon (1932) de Hemingway, o aquel Matador de Barnaby Conrad que publicara la Biblioteca de Selecciones del otoño del 52, o los bodrios fílmicos con Palomo Linares. La tauromaquia se me hace bravura, arte y metafísica. Pero, al paso de los años -y de las épocas- me ha ido invadiendo un sentimiento compasivo hacia el toro. La otrora noción de fiesta se me ha trocado en sensación de pesadumbre y rechazo a la barbarie. Por tanto, apoyo el veto sobre la corrida. Ahora bien, lo lamentable de la decisión prohibitiva de Catalunya es que corrobora mi comentario sobre un post tuyo hace unas semanas atrás. Como parte de la trama España (o Madrid) versus Cataluña, al final esta medida del Parlament es un evento más de la saga de rencores políticos, lo cual pone en duda su intención propiamente humanista. Estamos lidiando con la demagogia taurina. Pura pendularidad de intereses extremistas. Como una contienda de papeles intercambiables de toro a bestia, de cuerno a estoque, hasta ver que segmento del poder tiñe primero la arena.

ELYBCN dijo...

Por fin Catalunya ha despertado! tortura ni arte ni cultura, y porfavor que no nos tachen de separatistas por este tema, no mezclemos temas politicos, en Canarias ocurrió lo mismo y no se produjo tanto alboroto.
El maltrato a un animal hasta su muerte no es mi fiesta nacional, respeto para quien lo és pero para mi no.

Anónimo dijo...

Ojala que la hermosa y combativa Cataluya de ejemplo a otras comunidades dentro y fuera de la Península. Y a propósito de la crueldad hacia los animales aqui dejo copia textual de un fragmento del discurso de Fernando Vallejo del 2003 cuando recibió el Premio Romulo Gallegos en la red se puede leer completo http://www.analitica.com/bitblio/fernando_vallejo/discurso_romulo_gallegos.asp
. Por cierto, el mejor discurso que he escuchado… “ Pero esto en realidad a mí no me importa. Que se hacinen, que se amontonen, que copulen, que se jodan. A mí los que me duelen son los animales. A ver, ¿cuántos hay en los evangelios? Hay una piara de cerdos donde dizque se metió el demonio. Un camello que no pasará por el ojo de una aguja. Una culebra símbolo del mal. Y un borriquito, en el que venía Cristo montado el domingo de ramos cuando entró en triunfo a Jerusalén. ¿Y qué palabra de amor tuvo Cristo para estos animales? Ni una. No le dio el alma para tanto. ¡Cómo va a estar metido el demonio en un cerdo, que es un animal inocente! A los cerdos, en Colombia, en navidad, los acuchillamos para celebrar el nacimiento del Niño Dios. Todavía me siguen resonando en los oídos sus aullidos de dolor que oí de niño. El demonio sólo cabe en el alma del hombre. ¿No se dio cuenta Cristo de que él tenía dos ojos como los cerdos, como los camellos, como las culebras y como los burros? Pues detrás de esos dos ojos de los cerdos, de los camellos, de las culebras y de los burros también hay un alma.
Cristo viene de la religión judía, una de las tres semíticas, a cuál más mala. Las otras son el cristianismo, que él fundó, y el mahometismo, que fundó Mahoma. A estas dos religiones o plagas pertenece hoy la mitad de la humanidad: tres mil millones. Tres mil millones que se niegan a entender que los animales también son nuestro prójimo y sienten el dolor y tienen alma y no son cosas". Judith Ghashghaie

Anónimo dijo...

Muchos de mi generación, nacidos al final del periodo autárquico que vivió la España del sanguinario dictador Franco fuimos testigos del apoyo y la exaltación patriótica que hacia el gobierno del dictador sobre los toros y su mundo. Convirtiendo las corridas en símbolo identitario y paso a llamarse "la fiesta nacional" y elevarlas a la categoría de arte “el arte del toreo”.
Eran tiempos en los que en España no había televisión, los automóviles utilitarios solo estaban al alcance de pequeñas minorías adineradas que podían acceder a vehículos de importación, que las clases trabajadoras solo podían asistir al cine, al teatro o a los toros. No eran tiempos de ir de vacaciones, ni de segundas residencias. Eran tiempos en los que se oía decir a los toreros al referirse al riesgo que corrían en el ruedo “más cornadas da el hambre”
Los tiempos, por suerte, cambiaron a mejor para el pueblo español y los toros y el toreo se fueron convirtiendo en un residuo que era seguido, al menos en Catalunya, por una minoría. Caso aparte merecen otros lugares donde la fiesta taurina tiene todavía auge y sus fiestas van asociadas a los toros. Véase Pamplona i los San Fermines, Madrid y las fiestas de San Isidro entre otras.
Con el boom turístico de los años 60-70 y la creación del ministerio de información y turismo en España, los tour operadores ven el potencial económico de los toros y ofertan a los turistas la posibilidad de asistir a una “corrida” donde los barbaros del norte observaban y se escandalizaban al ver a los barbaros del sur practicar un ritual de sangre, sufrimiento, tortura y muerte en directo.
Hoy en día las plazas de toros que aun existen en Catalunya o están abandonadas, cerradas, derribadas o reconvertidas en centros multi-lúdicos (cines, gimnasios, boleras, restaurantes, etc.) como el caso del de las Arenas en Barcelona. Que se mantiene por su construcción estilo mozárabe.
Lo cierto es que el único ruedo que sigue en funcionamiento en Catalunya es la plaza de la Monumental con un aforo para 19.000 espectadores, donde solo se celebran “corridas” en verano y gracias al aporte de público extranjero (turistas) proveniente de zonas costero turística como la de Lloret de Mar. Si dejamos aparte este público, no aficionado, que igual asistiría a una pelea de gallos, a una de perros o a cualquier otro espectáculo de sangre, la verdad es que en Catalunya los aficionados a los toros que asisten a las “corridas” no llega al millar, siendo muy generoso.
El tema era prohibir o no un espectáculo donde se asiste a la muerte lenta y dolorosa de un animal, que está en plena decadencia y posiblemente se extinguiría por si solo.
Por mucho traje de luces, por mucho ritual de paseíllo, montera, capote y coleta lo cierto que en pleno siglo XXI, en una ciudad del llamado primer mundo, no caben espectáculos donde el fin es la muerte lenta, por estoque, de un animal al que previamente se le ha castigado con puyazos en las cervicales, banderillas en el lomo y un posible descabello si el torero no ha sido diestro con el estoque.
Otro tema aparte es porque muchas de las decisiones que se toman en Catalunya democráticamente, por gobiernos democráticos, en parlamentos democráticos y de acuerdo con la legislación vigente, son mal interpretadas y atacadas por otra parte de España. Puede que sea por motivos políticos o psicológicos. En todo caso convendría que se lo hicieran mirar, porque tienen un problema.

A.T. dijo...

Independientemente de nacionalismos y nostalgias catalanas o españolas, es una buena noticia para los que le apostamos a un mundo más ecológico. ¿Que siguen las fiestas de toros por la calle, que comen jamón ibérico? Es un paso. La prise de conscience toma tiempo.

Anónimo dijo...

AT,
Quieres una vaca frita?

Manolete

la mujer adriática dijo...

" Catalunya ha abolido la fiesta de los toros".

Catalunya: una señora con nombre propio.¿ Les parece correcta la frase?.¿Los que no son españoles ni nacionalistas catalanes conocen la realidad catalana actual?.

Mi abuelo, andaluz, republicano y amante de las corridas, no soportaba que al toro le clavasen las banderillas, " Torturan al bicho", frase que pronunciaba con mala leche.Su nieta estaba a su lado viendo las corridas en televisión, observaba la taleguilla de los toreros (santa santorum de la virilidad taurina), le encantó la película Matador de Almodovary y está en contra de una fiesta sanguinaria.
¿ Creen ustedes que el abuelo y su nieta expresan sentimientos contradictorios?.

¿ Se atreven a responderlas ?.

Atentamente,

La mujer adriática

Anónimo dijo...

Bien, antes que nada, gracias a todos por participar en un debate que tiene diferentes hilos de donde estirar. El que piense que sólo hay una razón en su prohibición o mantenimiento en Catalunya va errado.

Pero escuchar a F. Savater con su postura cada vez más contradictoria políticamente, huele a "tufo" nacionalista español del partido que representa Unión, Progreso y Democracia manifestando este exabrupto "Precisamente la ética es el reconocimiento de la excepcionalidad de la libertad racional en el mundo de las necesidades y los instintos. No creo que cambiar esta tradición occidental, que va de Aristóteles a Kant, por un conductismo zoófilo espiritualizado con pinceladas de budismo al baño María suponga progreso en ningún sentido respetable del término ni mucho menos que constituya una obligación cívica".

Tanto da, dejo este tema para otra ocasión para hablar de este partido (UPD)y este pensador que, sin menospreciar su aportación al campo de la filosfía, ha caído en una deriva que me abstengo ahora de adjetivar.

Especial mención a mi amigo Jesús Rosado por la literatura tan hermosa para expresar sus afines y sus discrepancias conmigo. Comentarios con esta tónica, dan prestigio al español del cual me siento bien contento de enseñar y limarlo a quien lo pide en EE.UU.

Anónimo dijo...

Los correbous es una modalidad catalana a la que poéticamente llaman "toros de fuego". El juego consiste en encender antorchas de fuego en los cuernos. Supongo el material inflamable correrá por la piel del toro y lo quemará, además del estrés del animal con el calor y el fuego y las chispas en la cabeza tratando de desembarazarse sin lograrlo. La señora que ha iniciado el movimiento antitaurino promueve ésta otra fiesta y es miembro y alcalde de ERC que es independendista. Con lo cual la manipulación política es real, los políticos no tienen por qué legislar la cultura en el Parlamento, si hay 400 abonados en Barcelona, los 400 abonados tendrán derecho a disfrutar los toros. O que es entonces ésta democracia catalanista, es una dictadura.
A mí me parece ésto de una hipocresía tremenda porque un toro de lidia si no es indultado y muere en la arena, entra con un nombre a la Plaza para efectuar un duelo en el que el torero lo respeta y lo venera, si es un buen torero, como José Tomás o Enrique Ponce. Hay una relación mítica religiosa entre el torero y el toro.
La suerte del picador es violenta y abusadora como son las ventajas del hombre con respecto al resto de la mayoría de animales de los cuales puede protegerse o servirse de la tecnología para luchar contra ellos o utilizarlos para su provecho.
Me gustaría que no muriese el toro como ocurre en Portugal. Sería otra cosa y no el ritual límite que opone la vida y la muerte. Una celebración de orígenes milenarios, Franco la habrá utilizado para su propaganda política pero en Asturias y Galicia nunca ha habido arraigo con las corridas, en Barcelona y Cataluña como territorios mediterràneos el culto al toro remonta el tiempo, en el sur de Francia también existe la corrida en las arenas de Nimes y Arles que son edificios de época romana. Si en Barcelona languidece la fiesta pues dejar que siga el curso a la desaparición, pero la legislación y la votación es evidentemente una manipulación política porque abusadora y terrible es la vida y la muerte de la mayoría de animales que nos comemos tan ricamente. El hombre es un predador en la cima de la pirámide de la cadena alimentaria, carnívoro y ha diseñado lugares y métodos sofisticados y eficientes para alimentarse matando todo lo que le parece bien. Desde el punto de vista del sacrificio, un animal que puede pelear por su vida tiene una muerte menos humillante que el que llega a un matadero. Las imágenes del matadero son violentas, no las vemos cotidianamente porque son realmente terribles. El ganado cuelga por las patas traseras y "la puntilla del descabello" es una descarga eléctrica o un disparo en serie a decenas de reses anónimas que desfilan con una chapilla en la oreja y un número. Esa imagen de la indstrialización de la muerte desmonta cualquier argumento hipócrita sobre la violencia de la corrida. El matadero es un lugar brutal. Sin adornos, estamos en la cúspide de la pirámide alimentaria, con todo el poder y nos comportamos como los depredadores que somos.
Sobre la exhibición de la tortura y la violencia es una hiperrealidad que han favorecido los medios masivos, el morbo del cada vez más cerca que hace entrar la sangre en los espacios privados de las casas cuando la corrida es un ritual colectivo que se celebra en la Plaza. Es interesante ésta relación de reproducción televisiva de la corrida y su incidencia en el rechazo. La corrida es también parte de la irracionalidad, la religiosidad, también la crueldad y el misterio de la naturaleza humana. Además de otros muchos diálogos y relaciones simbólicas que se establecen entre el hombre y el toro. Otra relación con los animales es creer en Disneylandia. Yo prefiero los juegos de las mujeres de Cnossos que jugaban en topless con el mítico toro, es más complementaria como imagen pero la corrida de toros es un espectáculo de riesgo y dominación al que auguro vitalidad, aunque lo prohiban la gente seguirá jugando y desafiando. Saludos a todos. Maite.

ariana dijo...

Estoy bastante de acuerdo con la primera parte de lo que dice Maite, y también con la ambivalencia de mi vecino (AB).

Lo que me huele a chamusquina es que el dueño de la Monumental no diga ni pio, esperando el negocio del siglo por la indemnizacion que le cae (con las corridas parece que estaba perdiendo dinero).

Los corrabous son otra barbaridad que yo pongo los cuernos en el fuego que no los prohiben.

Esto no es el comienzo de nada. Los sanfermines no los prohibiran jamas. Esto es propaganda (de ECR) y explotacion del sentimiento pro-animal, y bueno, pues pondrán un Mall en la pza de Toros como tienen pensado, y la gente se ira a Perpignan a ver corridas como se hacia con la pornografía en los años setenta.

Jordi dijo...

Una vez fui a los toros en Caracas con una novia y me aburrí rapidamente de ella y de la fiesta brava. El tiempo dirá si es un avance, entretanto la mesa está servida para la tauromaquia clandestina con el mismo ambiente y dimensiones de las peleas de gallo en Venezuela y las jugosas ganancias para aquellos empresarios que llenarán el vacio que deja la prohibición.

Visca Cataluña.

Anónimo dijo...

Sería ser hipòcrita si no considerara que la fiesta dels Correbous tiene que ser tan condenable como las corridas, la caza, la pesca "deportiva" o las guerras no decididas en referendum en ambos bandos ( lo digo con esta modalidad porque habría el derecho a votarla pero auguro que nunca saldría el sí)
Aunque no lo crean y parezca una contradicción a mi no me gusta prohibir pero durante años he madurado aquel aforismo del mayo del 68 que decía "prohibido prohibir". Y si bien era entendible en su momento, aplicado con su literalidad, conlleva estancamiento, irracionalidad, y un miedo social adquirido.

Amílcar Barca

Tomas el esceptico dijo...

Al paso que vamos cocinar un tomate va a ser una inmoralidad.

Anónimo dijo...

Tu lo has dicho Ami, como nada de eso va a prohibirse, esto es una gran hipocresía.

Anónimo dijo...

Me van a decir que es mejor matar a los toros en el matadero.

Abel dijo...

no me convence esa prohibicion tan drastica. Debian ,dejar morir la tradicion. No me extrana, cuando estuve en Barcelona, parado en la Plaza de Toros,frente al Palacio Nacional de Cataluna, que es impresionante, que creo que esta en la mismisima Plaza de Espana(que paradoja) pregunte a alguien que pasaba y me dijo que la estaban convirtiendo en una plaza comercial o algo asi,creo que habia un cartel que lo anunciaba, me llamo mucho la atencion, y ahora esto lo explica todo, o una parte.
Supongo que pesa mas la perdida de interes que el antiespanolismo catalan.

Abel dijo...

me gustan las tradiciones,no me gustan las corridas de toros.
En Portugal no matan al animal,es distinto! De cualquier manera sufre!

La Mano Poderosa dijo...

A mi me encanta la corrida, esa Fiesta Brava! El paso de Veronica, con su paso doble sonando por todo el templo taurino. Un baile a la muerte, entre sangre y arena. El matador corre su riesgo al enfrentar la bestia. Sentir esa vibracion del toro corriendo, oir su fuerza, enfrentar su mirada fija, el furor, y presenciar su velocidad. Es un arte, que nos llega como el ritio sagrado que es, desde la epoca de los etruscos. Pues realmente, me gusta el ballet taurino.

Anónimo dijo...

¿Cojones y los toros? Digo los cojones de los toros...

j f dijo...

¿Catalunya? Digo yo que en español se llama Cataluña, ¿no? Que no fue en Deutschland el desgraciado accidente de la LoveParade, ni en Rossía el secuestro de un avión esta mañana, ni en Al-Irāq el atentado de esta tarde... Ocurrieron en Alemania, Rusia e Irak, respectivamente... Y con más razón la Cataluña española, con la ñ que es muy linda, por sinuosa y (casi) femenina...

Feminista dijo...

Puedo comprenderos, los toros en España son como los caballos en el norte de África. Pero qué animales tan bellos, y qué trato les han dado por los siglos de los siglos. Olviden las nostalgias de cuando eran niños, el mundo cambia y los gustos también.

Argos dijo...

Además de los grabados de Goya, sin la fiesta brava tampoco Lorca hubiese escrito Llanto por Ignacio Sánchez Mejía.
No estoy a favor de la fiesta brava. Tampoco he asistido jamás a una corrida de toros.

Argos dijo...

No estoy a favor de la fiesta brava. Tampoco he asistido jamás a una corrida de toros.
Si detrás de ésto como se menciona el blog existe una postura antiespañola cuidado con las posturas radicales que muchas veces solo tienen por consecuencia exacerbar los odios mutuos.

R.L.R. dijo...

Mi modesta opinión es que han hecho bien en prohibirla. Me parece un espectáculo tan primitivo como lo era el circo romano. Más allá de las implicaciones político-independentistas que haya detrás y del billete que el contribuyente habrá de soltar, creo que con ello Calaluña limpia su karma y eso no hay dinero que lo pague.

Me pregunto si hubo similar revuelo cuando Canarias hizo lo propio en el 91...

La Mano Poderosa dijo...

Argos, entonces es como opinar sobre vino, sin beberlo...

Anónimo dijo...

El vino Sangre de Toro no es malo.

Miguel Iturralde dijo...

Bueno, vamos a ver cuando le llegue el turno a las peleas de gallos, dicen, uno de los pasatiempos favoritos de Castro el Menor, aunque oficialmente allí está prohibido. El "deporte" y la política, más entrelazados de lo que uno desearía. Saludos.

MI

Anónimo dijo...

j_f para tu información he de comentarte que en el abecedario catalan, lengua propia o oficial de Catalunya, no existe la letra "ñ" por muy femenina y linda que sea, cosa que no discuto. En cambio existe en catalán la "ç" letra que no existe en español.
Como bien sabrás y supongo que estarás de acuerdo conmigo, los nombres propios no se traducen, que yo sepa.
A sea tu te llamas jorge, yo Jordi, y otros se llaman George.
Para informarte mejor puedes ojear la siguiente página http://www.ucm.es/info/especulo/numero15/ortoideo.html

Anónimo dijo...

Hoy han prohibido las corridas de toros en Cataluña. ¿Tiene algo que ver con los toros? Nada. Es otro paso al frente con el puño en alto de las hordas segregacionistas.

En la misma votación y con la impudicia característica de los asuntos de la Patria, la Generalitat aprobó la tortura del mismo toro pero catalán. Consiste en pegarle fuego en los cuernos al animal mientras miles de autóctonos chillan beben y lloriquean sus almas terruñeras conmocionadas por la luz de la Identidad.

Muera lo español han vuelto a gritar los políticos en Cataluña.

Bien.

Pero ese camino es un camino de sangre.
jjuan abreu

Anónimo dijo...

Perguntas para reflexionar.
¿Cuanta gente de Catalunya (somos 7.000000 hab) se queja por la prohibición de los toros (¿200?)?
¿Porque los que más vociferan son gentes que nada tiene que ver con Catalunya?
¿Porque molesta tanto que un pueblo decida sus cosas?
¿Porque todo el mundo siente que tiene derecho a meterse en casa de otros y sin embargo no tiene ni siquiera resueltos sus propios conflictos?
¿Porque enarbolamos banderas de causas ajenas cuando no tenemos valor de defender las nuestras?
¿Porque los que no son capaces de defender su identidad como país desde dentro, sí lo son desde fuera?
¿Sabeis porque? Seguro que lo sabeis. O es que duele aceptarlo.

ariana dijo...

A ver a este ultimo anonimo. Puedo estar de acuerdo en muchas cosas y me considero amante de mamiferos, aves y reptiles.
Pero de que pueblo hablas? A esos siete millones nadie les (nos) ha preguntado nada. Si se quejan o no, nunca lo sabremos. Esos parlamentarios han votado segun su creencia y conciencia, pero nunca preguntaron a sus votantes que opinaban, ni mencionaron el tema en sus respectivas plataformas electorales.
A mi desde luego nadie me ha preguntado nada sobre ese tema, y el diputado del parlamento que representa a mi barrio tampoco nos pregunto a los vecinos. Ni siquiera a los que viven por el Arco de Triunfo. Ni mucho menos a los engullidores de estofado de toro, que los vendian fileteados los martes en la Boqueria. Quizá ahora en lugar de a estocadas los degollarán de un tajo.

Anónimo dijo...

Converso bajo el olivo con un amigo catalán. Un catalán perteneciente a la mayoría aplastada y abusada por la minoría catalanista segregacionista y nacionalista.
Lo de Cataluña… Digo.
No veo de qué te asombras. Tú deberías verlo mejor que nadie: es lo más parecido que hay a la dictadura de los Castro. Dice.
Hombre. Pero aquí… Digo.
Sí, ya sé, todavía no lo han conseguido. Pero en lo fundamental, no hay diferencias. Dice.
Explícate que estoy aterrado. Digo.
Los políticos en Cataluña no se dedican a gobernar, se dedican a encarnar la Patria. Como en Cuba. Su razón de ser es encarnar la Patria, no gobernar. Exactamente lo mismo que en Cuba. Dice.
Coño. Digo.
Hasta la prensa que supuestamente debe defendernos de eso ya está en plan encarnemos la Patria, defendamos su Dignidad. Dice.
Cojones. Venir huyendo de tan lejos para volver a caer en lo mismo. Digo.
Sí, que mala pata. Dice.

Bueno, todavía demorará un poco. Metámonos en la piscina. Digo.

j. Abreu

Anónimo dijo...

Parece que nos olvidamos que todo esto parte de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP)presentada al Parlament com más de 140.000 firmas. La ley obliga un mínimo de 50.000, o sea que se supero con creces los mínimos legales para que los parlamentos deban tratar y votar los temas que "el pueblo" presenta. Las ILP son una fórmula democrática para que los ciudadanos obliguen a los políticos a tratar ciertos temas.
A lo mejor es que en el fondo no nos gusta es la Democracia participativa.

Anónimo dijo...

Los hechos

- 11.11.2008.- La Mesa del Parlament catalán admite a trámite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por la plataforma PROU! (¡Basta!) para prohibir las corridas de toros en Cataluña.

- 10.12.2008 a 06.05.2009.- Tiene lugar la recogida de las 50.000 firmas en el plazo de 120 días requerido por la ley.

- 06.05.2009.- Se hace entrega en el Instituto de Estadística de las 180.163 firmas recogidas, tres veces más de las exigidas.

- 08.07.2009.- La Comisión de Control de la ILP constata que los promotores de esta iniciativa han superado las 50.000 firmas necesarias para que la ILP sea debatida en el Parlamento.

- 09.11.2009.- El PP formaliza su enmienda a la totalidad a la ILP por entender que "la Fiesta" forma parte de la cultura catalana y rechaza debatir este asunto en términos nacionalistas.

- 18.12.2009.- El Parlament admite a trámite la ILP contraria a los toros con 67 votos a favor, 59 en contra y 5 abstenciones. A favor se pronunciaron los partidos de izquierda e independentistas, el PP y Ciutadans manifestaron el rechazo a la iniciativa y el PSC y CiU dieron libertad de voto a sus diputados.

- 03.03.2010 a 06.03.2010 - Tienen lugar las comparecencias en la Comisión de Medio Ambiente del Parlament de los defensores y detractores de la tauromaquia en el marco de la tramitación de la ILP. Comparecen una treintena de ponentes (toreros, filósofos, escritores y científicos).

- 04.03.2010.- El Gobierno de la Comunidad de Madrid inicia la tramitación del expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) la fiesta de los toros.

- 05.03.2010.- Las comunidades de Valencia y Murcia inician, al igual que Madrid, los trámites para declararla Bien de Interés Cultural (BIC). En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el Gobierno se muestra "más partidario de la libre elección que de la imposición" en el debate sobre la prohibición de la lidia.

- 08.04.2010.-El Gobierno madrileño acuerda abrir el expediente para declararla Bien de Interés Cultural.

- 02.06.2010.- La Comisión de Medio Ambiente del Parlament aprueba el informe de la ponencia sobre la reforma de la Ley de protección de los animales para prohibir las corridas de toros en Cataluña, e incluye una enmienda de CiU para que la abolición sea aplicada desde el 1 de enero de 2012.

- 20.07.2010.- La Asamblea de Madrid admite a trámite la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la abolición de las corridas, tras ser acreditadas en la Oficina del Censo Electoral las 51.609 firmas de apoyo recogidas por la asociación protectora de animales El Refugio.

- 26.07.2010.- En apoyo a las iniciativas de PROU!, miembros de la organización World Society for the Protection of Animals (WSPA) entregan en el Parlament de Cataluña 140.000 firmas de ciudadanos de 120 países contra las corridas de toros.

Anónimo dijo...

El semanario británico «The Economist» dedica en su próximo número un breve comentario a
El Parlament vota el destierro de la Fiesta
, a la que se refiere como «Tierra de la prohibición», y se pregunta «qué será lo próximo" que se ilegalizará, tras el «burka» y las corridas de toros.
«Los catalanes le están cogiendo el gusto a prohibir cualquier cosa que les fastidie», afirma la publicación, para quien prohibir las corridas en España es «un poco como si un Estado alemán prohibiese las salchichas o una región francesa condenase esas latosas boinas». Además, sostiene que, al aprobar la prohibición «a muchos catalanes les preocupa menos el bienestar de los animales que rechazar el toro como un símbolo de España" y que algunos parlamentarios nacionalistas respaldaron la prohibición en «venganza"» por el recorte del «Estatut» por parte del TC.
«The Economist» reconoce que la afición ha caído en Cataluña, pero añade que en el pasado sí fue una parte importante de su cultura, y «muchos catalanes encuentran otras formas de torturar a los toros en sus fiestas locales». El semanario liberal plantea además el asunto como un nuevo capítulo de un «gusto por prohibir» y opina que los partidos catalanes están «compitiendo con propuestas a la francesa» para extender la prohibición de las prendas islámicas que cubren el rostro «aunque estas prendas apenas se ven en las calles catalanas».
A su juicio, esta «intolerancia» ha sido «incitada por campañas» de cara a las próximas elecciones autonómicas, en las que las encuestas predicen la victoria de CiU. Para el semanario, un Gobierno de este partido, al que define como «cercano a las empresas» puede ser «bueno para la economía española» en la medida en que implique un «mandato para reclamar más reformas en el nivel nacional», mientras que «su impacto en Cataluña es más difícil de predecir» porque este partido tendrá entre sus prioridades «reafirmar la identidad catalana y el uso de la lengua catalana».
«Los políticos están preocupados pero al menos los toros pueden dormir más tranquilos», ironiza. El comentario sobre Cataluña acompaña a un texto más amplio sobre los «malabarismos» y «equilibrios» que tendrá que hacer José Luis Rodríguez Zapatero si quiere acabar la legislatura. Zapatero, dice, ya no necesita ser «un mago político», sino más bien un «funambulista» sobre el alambre.

Anónimo dijo...

Abreu te has equivocado de país (Cataluña) mejor que regreses a Miami.Tu egocentrismo es tal que ni tu mismo eres consciente.Comparar la dictadura de Castro con las reivindicaciones de un país democrático como Cataluña es ofensivo, pero al fin y al cabo legítimo el hacerlo.Como cubano afincado aquí en Barcelona decirte que mejor que dejes de chupar la teta de la catalana con quien vives y te pongas a trabajar como lo hacen los auténticos catalanes. Deja ya la bobería y de hacer el niñato mantenido, que todos te conocemos.

Un habanero que se abre camino en Barcelona (Cataluña)

Anónimo dijo...

Estocada para la economía
Miles de turistas viajan a España atraídos por las corridas de toros
30-07-2010
Dentro y fuera de las plazas, los toros se multiplican en numerosos ingresos para el turismo y el comercio. La prohibición de la actividad en Cataluña a partir de 2012 hace temer sobre un mayor impacto en la economía de distintas ciudades de España. En Castellón, cuentan con 500 abonados catalanes en la plaza de toros local y esperan un desembarco masivo.

Anónimo dijo...

Plácido Domingo, a favor de las corridas de toros
30/07/10 - 14:23
El tenor español hizo unos pases de capote sobre el escenario del Teatro Real de Madrid y fue ovacionado por el público. Fue un par de días después de que el Parlamento de Cataluña prohibiese la tauromaquia.
Malena

Anónimo dijo...

España debe prohibir las corridas de los catalanes.

L. Franco

la Puri dijo...

Sé de buena tinta que ya hay una campaña en marcha para prohibir que las mujeres se venden los pies para que no pasen de la talla 4 (hay dos immigrantas japonesas en el Vendrell que están introduciendo esta práctica entre las menores de la localidad).

Anónimo dijo...

La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás. Voltaire (François Marie Arouet) Filósofo y escritor francés.

Anónimo dijo...

"Latrant et scitis estatint
praetesquitantes estis", que quiere decir: "Ladran y sabéis al momento que
cabalgáis por delante de los demás"

Anónimo dijo...

Joey. Eres el invitado especial. ¿Habías estado antes en una cabina?

¿Ni has visto nunca a un hombre adulto desnudo?

¿No has ido nunca a un gimnasio?

Joey, ¿te gustan las películas de gladiadores?

Joey, ¿has estado alguna vez en una prisión turca?

RI dijo...

Querido Amilcar, he monitoreado la discusión y no entro hasta ahora porque se han dicho cosas muy buenas. Sobre todo, me identifico con el comentario de Judith Ghashghaie.


Al anónimo desencantado de nuestros menudos esfuerzos, le digo que sí puede hacer algo, y meterse a vegetariano.

Anónimo dijo...

Bien gracias a todos, el objetivo de la polémica ha servido para poder realzar la participación abierta y democrática de Tumiami y permitir poner a Catalunya en su sitio en el panorama internacional que le corresponde. Me duele como liberal y socialdemócrata a la vez tener que identificarme con una "prohibición" pero este es un tema que guardo para más adelante. El siguiente artículo lo estoy preparando en honor a Rafael Lopez Ramos y va a tratar sobre la exposición de Pipilotti Rist en la fundación Joan Miró de Barcelona

Un abrazo

Viva Tumiami...y que no muera.

sonora y matancera dijo...

mi primera corrida la vi a los 10 años, en la Plaza de Jerez de la Frontera... toreó Diego Puerta, de quien se decía entonces era el mejor por su estilo clásico entre muchos "postalitas".

el pavor que sentí durante esa experiencia fue horripilante, justificado por ser una niña, y cubana, encima... casi acabada de bajarse del avión... recuerdo que al final de su faena a uno de los otros toreros del cartel le tiraron un rollo de papel higiénico al ruedo, por su cobardía, y mi hermanos se burló diciendo que me lo tenían que haber tirado a mí, que estaba cagada y media.

mi segunda y última corrida la vi unos diez años después, en la Plaza de Ventas de Madrid. fui sólo por vencer el miedo anterior y porque me regalaron las entradas. para mi sorpresa vencí el horror infantil y lo sustituí por un morbo sangriento y una excitación casi lujuriosa con la posibilidad de la muerte doble, la del torero y la del animal. no me da pena decir que disfruté la corrida y la sentí de lleno.

ahora bien, más nunca repetí la experiencia.

me parece que cataluña se está pasando de rosca y sardana tosca con esto y otras cosas. sin españa ninguna de sus regiones fuera nada más que eso, una región en medio de una unión europea... a mí me huele a racismo y elitismo, pero bueno... para escoger las flores. tienen autonomía y siguen con sus mojigaterías nacionalistas cuando se sabe que en ésta ni ninguan otra economía podrían sobrevivir.

pues eso, que se separen y se unan andorra y a la porra la pene-ínsula...

y después los cubiches nos preguntamos el por qué de nuestra desunión... las raíces, idiota, las raíces conducen al tallo los nutriente... bah...

Anónimo dijo...

Esooo, de tal palo tan astilla.

Anónimo dijo...

No hay nada mas cruel y mas parecido a un picador que un espanol y no hay nada mas irracional y primitivo que un catalan. Ambos tienen pasion por ver correr la sangre. Esto no es una banderila. Es una conviccion tan franca como una cornada. Si lo dudan, lean lo que escribe este espanol aqui en este mismo post.

Anónimo dijo...

LA DIFERENCIA ES PRECISA PARA SOSTENER LA INDEPENDENCIA: esta es mi propuesta de explicación al resultado de la votación para prohibir los toros en Catalunya. Efectivamente hay catalanes que han puesto en su prioridad lograr la independencia y a partir de ahí se hace preciso encontrar las diferencias que justifiquen esa propuesta. Esta claro para mi , que la independencia de una nación, es únicamente quien nos manda mediante el parlamento, gobierno, etc. Para mi acaba ahí la independencia, ya que el resto de condcionanantes nos vienen dados por una situación geopolítica.
A partir de este objetivo, buscar la diferencia es esencial y en ello se lleva ya muchos años que al amparo de las libertades democráticas se han ido poniendo en marcha políticas de diferenciación-enfrentamiento.El monolinguismo del catalan que se paractica desde las instituciones catalanas(Ajuntaments, serveis socials, escuelas,) es total y eso conlleva cuando se hace opuesto a..un empobrecimiento de nuestra cultura con lo que se limita la difusión de muchos valores artisticos que no pueden atreverse a hacerlo en castellano..., Alguien se pregunta que pasaria si Africa exigiese el mismo estatus que pretende el catalan para sus más de 150 lenguas, habladas por más de 6 milions como la nuestra...

El tema de los toros queda rápidamente comprendido desde esta perspectiva: hay que diferenciarse.

Saludos: desde Catalunya a tumiami y sorprendido por el número u valia de las aportaciones a este debate.

Anónimo dijo...

Me alegro!! Me parece una tradicion muy injusta y cruel.

Marina Torras dijo...

Marina Torras
Aborrezco el sufrimiento primero de las personas pero tambien de los animales por lo que tiene de falta de sensibilidad hacia el sufrimiento en general. Por lo tanto celebro que se acabe con las corridas de toros però quizas dado que en Catalunya la afición poco a poco iba menguando, era necessario abolir la fiesta por ley ?? No habrà contribuido este gesto del gobierno catalan a crear màs antipatias hacia Catalunya ? Aunque tambien creo que la antipatia hacia nuestro país es del todo irraciona e ilògica que no responde a hechos concretos sino a causas emocionales descontroladas de grupos de españoles por otra parte muy nacionalistas ellos. En ese sentido pienso que los odios seguiran ahí hagamos lo que hagamos los catalanes.