miércoles, 21 de abril de 2010

prefijos y vicios de privación

om ulloa

discordancia. palabra llena de resonancia. es desafinada destemplada disonante. resuena en mis oídos desafinados la discordancia constante disonante y destemplada de una voz disconforme y desavenida con mi ser otra voz indisciplinada e indecente. una voz que me discrimina sin intento de disculpa. una voz que en discordia con mi discurso decide discrepar y mandarme a desterrar. estamos en desacuerdo esta voz y yo. el destierro me asusta pero más me duele no tener el eco de esa voz aunque venga envuelta en prefijos de privación. no concibo que desaparezca esa voz que dice ser distinta. esa voz que no quiere discutir sólo huir de la desavenencia. otrora de esa voz discípulo ahora díscolo soy. mi voz quiere preguntar cuándo se convirtió el diálogo en controversia. mi voz quiere disertar y diseminar en voz baja para descuartizar el disimulo quedo de la voz cantante y disecarlo en silencio. hay disidencia desigual dice la voz que dicta.

mi voz se vuelca en disminuir el disparate. por absurdo y desacertado el fallo de una sola voz no debe ser aceptado. hacen falta voces varias. múltiples en color y tono. a mi voz le hace falta esa otra voz aunque no esté disponible. aunque en su determinación desatine. pero no. la voz quiere descalabrar. descalificar los logros del dúo de voces que una vez fuéramos. cantábamos bien, digo. no, se apresura a corregir la voz que manda. nunca hubo unión de voces ni melodía mutua. mi voz descansa fatigada. el descaro a punto del descarrío, digo cincelando el desbarajuste de mi voz. la discordancia trae descomposición, sigo escuchando la voz descollante de éste ahora mi verdugo. desbocado el dolor de saberme desterrado desarticulo y descoyunto descripciones de desamor. porque aunque esta voz y la mía sean descreídas y ahora estén descosidas siempre termina en esa desamparada aversión. el amor engendra el odio con parsimonia de religión. desconcertada se opaca la voz que se alzó. desubicada en tal geografía de derroche y derrames de pasión. desafiante se desaferra en su desligue de mi voz.

deshabitada la mía destapa el desafecto. con el grito de mi voz desacato e insisto. la voz unilateral desconfía y enfurecida desabotona mi derecho al desacierto de haberla creído mía. qué derrumbe derrotista nos invade y el desconsuelo delira. a la deriva se dirigen las desavenencias derivadas en derrame denso y desilusionado. qué dispar la diferencia que hizo notar la voz que ahora en su ausencia cesa. qué disimilitud de divergencia que la escucho tenue e insistente en su dualidad. la voz escuece mi sueño de discursos amplios abiertos a la discrepancia. diálogos sin hablar que comuniquen más. difundir sin infundio. discrepar sin desconfiar. se ha fugado el repiquetear de la voz que me ha desterrado. siempre la quise mía y ahora la sé ajena y en venta como en verbena. voz para el que la quiera. en ésta mi siberia obsequiada por su discordancia y difamación crece mi lengua desorbitante y desafiante. se alza y sube. saborea el polvo que el viento levanta. es una lengua gigante y rasposa. una lengua descomunal y disparatada que produce una voz.

mi voz. distinta a la tuya, siempre. distante a la tuya, más que nunca. desviada de la tuya, por el momento. disimilar a tu voz, claro. mi voz segura que sabe que tú sin mi voz, nada. que yo sin tu voz, menos. ya ves, somos discrepantes como un vicio de dicción. vicio de lengua académica que quiere controlar la vulgaridad los barbarismos la impropiedad. vicio de tu voz que quiere controlar la mía y no puede y desiste de ella. una voz más una voz menos, qué más da. a nuestra edad hay que evitar escuchar tantas voces, dices. por eso hoy somos un vicio de lenguas enredadas no en un beso sino en un adiós que se desintegra sin voz.

12 comentarios:

A.T. dijo...

Lo siento borré un par de comentarios por accidente.

Anónimo dijo...

:+(

Anónimo dijo...

cacofonía.

Anónimo dijo...

Dale gracias a dios om, que el sabe lo que hace. Nada mejor que lo usted desee que suceda no sea lo que el escoja ser. Ufffff, de la que te libraste. Felicidades! Aunque no lo entienda usted asi ahora, ya veras... The best is store for you, yet to come, yet to be seen. You'll see, only then will you understand, then & only then... So that next time, you thank THE WAY, right when you believe it hasn't gone you own. Have Fun!!!! :+)

Anónimo dijo...

caprichosa cacofonía armando su andamiaje de selectas dodecafonías. RI

Anónimo dijo...

jajajajaja, pobrecito. jajajajajaja. Lo que te espera. La infernal cortadera de leva. cuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Funny! So Funny.

Anónimo dijo...

Ven aca OM, no estaras comiendo demasiado pollo...con hormonas femeninas? eh? Cuidado con el pollo asere...

Anónimo dijo...

cacofonia, pero de la buena ritmica y medida, que no es lo mismo darle al tambor y hacer ruido que acariciarlo y hacerlo susurrar, gemir, llorar, aullar y comunicar.

Anónimo dijo...

AL COmentario qdesdice el arse bo-liviano q cuando los hombres comen de esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres... brillante luz brillante con el naco, vale, pero q tiene q ver con el desmadre del om-nivoro autor de hoy q se alimenta tanto de feminos animales como masquiles vegetales (:) y mastica mas q traga

Anónimo dijo...

Yo me chupo los huesos.......

Anónimo dijo...

Que queeeeee? Que fue lo que dijoooooo?

Anónimo dijo...

vaya, he llegado tarde a la fiesta del pollo, o del chivo expiatorio, quién sabe. confirmo: es cierto que abuso del pollo con exceso de hormonas femeninas. eso sin duda causa la verborrea cacofónica que tanto preocupa a algunos. mea culpa, idem, ditto. saludos a todos los tumayambaneros, de la gallina dura.
omu