viernes, 12 de marzo de 2010

Hasta siempre Varadero

Wendy Guerra

No hubo más ese lugar común donde flotar amnésicos.
Aplazar la escuela y los parientes, no decidir hasta septiembre, disimular
las cosas que dolían. Perdimos esa pausa, esos minutos concedidos al perdón
ese acuario personal de los desnudos promiscuos o apartados.
No existe más la huella blanca de tus pies sobre el plano
mojado y frío de las siete.
Ni esa obsesión de exponerse al sol sin sombrilla ni respeto
lúbricos y eufóricos, siempre niños.
Caracoles cortando los pies, comida con arena
y el polvo de luz cegándonos de ganas.
¡Ah! ese polvo culpable que te hacía un halo perfecto,
halo de santo inocente, iluminado,
es polvillo breve que soplas y que sientes, cuando hay sal en el viento
de las cosas perdidas.
Resbalo en el bronceado de la mantequilla,
aquellos últimos veranos juntos.
El mundo era entonces la insolación perenne y una rara propiedad de
libertad que en serio nos creímos.
Los cuerpos eran atléticas esculturas de sed
espasmos dilatados entre bandadas de mariposas amarillas.
Los campamentos hoy están poblados por extraños aromas
otras lenguas, otros ojos y ese olor a coco procesado con Chanel.
Los peces lo saben y andan cautelosos, ya no son los mismos peces
rozan desconfiados nuestros muslos con terror.
No hay fotos blanco y negro, ni juegos de mano en la lujuria breve del
último verano. Estábamos advertidos.
Yo no lo supe ver. Me hice la tonta y se nos fue como la arena.
Nos lo dijeron siempre en cada viaje, domingo tras domingo en la estampida.
Era la ceguera o el ardor
la fatiga y los kilómetros de playa nos hacían volver dormidos.
Una y otra vez nadando lo escuchamos
una y otra vez nos besamos
bajo aquella terrible amenaza bajo la bárbara lluvia de agosto se podía entender.
Cuántas veces miramos el anuncio
sin advertir una segunda vez.
Por falta de aviso no sería.
Ya lo dijo el cartel medio alumbrado a la salida del verano.
HASTA SIEMPRE VARADERO.

9 comentarios:

sonora y matancera dijo...

en varadero casi me ahogo a los 7 años, en un banco de arena... en varadero me comí el mágico coquito acaramelado que aún da vueltas en mi mente, como un satélite... lejano, extreterrestre... va-ra-de-ro ... sólo un chispazo de luz y una gota de sal en cada capa de nuestra memoria colectiva

Anónimo dijo...

Hasta siempre Varadero, los que salieron el 59
Hasta siempre Varadero, los que salieron por Camarioca
Hasta siempre Varadero, los Pedro Pan
Hasta siempre Varadero, los presos politicos que fueron negociados
Hasta siempre Varadero, los que salieron a cuenta gotas por reunificacion familiar
Hasta siempre Varadero, los Marielitos
Hasta siempre Varadero, los balseros
Hasta siempre Varadero, los gusanos rojos
Hasta siempre Varadero, los segregados de adentro
RI

Anónimo dijo...

Mira, que esto de Varadero es una mierda, por favor, si ni el pueblo puede cruzar el puente para ir a Varadero, solo "los escogidos" y turistas disfrutan de esa exclusividad. Los que tienen la fula y permiso para disfrutar. Los que pueden hasta viajar por el mundo libremente, para promover le degradacion ejemplar de la Revolucion. Despues, ignorando la injusticia total por toda Cuba, regresa con su sonrisa colgate, para bañarse en Varadero. Si que bello, la playa, el mar, y despues una buena cena en uno de los restaurantes turisticos. Vestirse con linda ropa, mientras que el pueblo anda diariamente en busqueda de comida y una camiseta. La ada de Disney, vuela sobre toda esa realidad con su vida de lujo. Como un ser humano puede gozar, mientras ve su pueblo diariamente abusado, e ir a pasar un dia en Varadero? Saben que vuela tambien? LA CUCARACHA EN VARADERO.
Mientras los heroes en Cuba se estan muriendo por los derechos humanos en la isla, y los derechos civiles de todo del pueblo estan nulos, los escogidos se van a Varadero.
VARADERO, VERDADERA VERGUENZA.

A.T. dijo...

Hasta la victoria, Varadero.

Anónimo dijo...

Wendy hemos perdido Varadero y todo lo demas.HLM

Anónimo dijo...

Vanaldero es como se debe llamar hoy en dia.

Lexi Con

du pont dijo...

varado en varadero, con olor a tabaco y chanel, el sueño aquel

Anónimo dijo...

Muy bueno Wendy.
Al menos la memoria, siempre libre, nos deja sumergirnos en el agua de nuestra adolescencia.
Abel

Abel dijo...

muy nostalgico, lindo lo que escribiste! es como algo que no vuelve, es la vida!es hasta siempre y hasta nunca!