viernes, 26 de febrero de 2010

Niñas que llevan mi nombre

Wendy Guerra


Yo me tenso varonil y dúctil y al disparar voy al blanco a dibujar la diana

Atrevida flor que bebe agua del altar donde sólo los santos calman su sed

Bajo el tul de novia creció el miedo que me ancla al fondo como botín de guerra

Ya fui hembra y varón en escuelas donde castigada desarmé la palabra épica

Odio los bares si fragmentan líneas del texto que destila tu mensaje
en la botella

Este secreto sostenido cultiva culpas esbozando a medias raras
versiones del pánico

Niñas que llevan mi nombre yo imito sus voces en nuestro eterno canon: Peter Pan

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Este secreto sostenido cultiva culpas esbozando a medias raras
versiones del pánico
Este secreto sostenido cultiva culpas esbozando a medias raras
versiones del pánicoEste secreto sostenido cultiva culpas esbozando a medias raras
versiones del pánico

Anónimo dijo...

No es mejor llamar las cosas por su nombre????

Anónimo dijo...

siiiiiiiiii es mucho mejor llamarlo todo por su nombre, (no solo a las cosas, sino tambien a las personas) para que despues no ocurran misunderstandings.

Anónimo dijo...

Se el nombre, pero no lo escribo, por respeto.

A.T. dijo...

Este secreto sostenido cultiva culpas esbozando a medias raras
versiones del pánico


En la poesía hay claridad, si quiere verse. Pra panfleto está el ensayo.

Anónimo dijo...

panfleto partidista revolucionario?

RI dijo...

La infancia militarizada, la adolescencia armada y entrenada en pos de una farsa que ya dura 50 años. Este es un poema a tu generación partida en dos y muchos pedazos, triturada, a su marca. Besos

JR dijo...

..."versiones del pánico"... que manera de glosar la historia de nuestras vidas