domingo, 27 de diciembre de 2009

¿Nos queda tiempo?


El año cierra con otro intento de volar un avión de pasajeros. La mano larga de Al Qaeda en Yemen y el hijo de un banquero convertido a "la causa" que le apuesta al martirio y a llevarse con él a cientos de personas inocentes al otro mundo.

¿La vida eterna en el cielo con las vírgenes? ¿La destrucción de occidente? ¿Un nuevo  califato mundial? Demasiadas preguntas. Cuando la razón se sacrifica lo perdemos todo.

Lo vemos a diario en el resurgimiento del fanaticismo religioso, la relativización de la ciencia, el auge de las teorías conspirativas, la renuncia a la evidencia y la mejor explicación para la solución de los problemas. Y de ahí llueven problemas y crisis.  

Se percibe un giro al hueco negro de la venganza, la sospecha, el dogma. Políticos, religiosos, académicos, escritores, la opinión pública, se vuelca hacia  "la bola", la hipérbole, y sobre todo, la certeza.

Y la certeza sin evidencia mata. A eso hay que huirle, pero ¿nos queda tiempo aún?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Se acabo el tiempo.

xxy dijo...

lo que es fanaticismo es que ahora no te dejen ni leer en un avion, pronto para volar habra que desnudarse y ponerse una bata verde abierta por detras como en los hospitales.

Anónimo dijo...

Y Obama en Hawaii, estamos jodidos.

william Rios dijo...

es tonto pensar que la cosa termino , aparte seria un gran merito para bu.....jaja y ja