jueves, 10 de diciembre de 2009

Crónica de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2009


Amílcar Barca

Lo primero que hice fue llamar a Nestor Diaz de Villegas “¡Este año la Feria de Guadalajara tiene como anfitriona a la ciudad de Los Ángeles!” le dije con la voz entre socarrona y algo triste porque su presencia no se iba cumplir. Pero la ciudad estaba flotando con cantidad de audiovisuales sobre sus barrios. Cadillacs tuneados con las más inverósimiles filigranas de cromo, fungían como símbolos de metal en una feria que honraba a su mejor narrador: Ray Bradbury (Farenheit 451) que habló por videoconferencia desde L.A. a sus 94 años. No faltó -y con premio incluido, el I galardón Isabel Polanco de Ensayo- Rafael Rojas, con su libro “Las repúblicas de aire: utopía y desencanto en la revolución de Hispanoamérica”. Un análisis de los nobles deseos que tuvieron los países que se independizaron de España y la realidad posterior devenida en el XIX como repúblicas.

Mientras coincidimos en una entrevista en la Radio W de Televisa, pude estrecharle la mano y mandarles recuerdos del grupo de Tumiami. Por otros pasillos correteaba Orlando González Esteva presentando a través de Artes de México “El elogio de la mosca en el arte”. Asistió Luís García Montero como el gran poeta español en estos momento. Los asiduos, como Monsivais, Krauze, el poeta David Huerta (el autor del famoso poema Incurable), Carlos Fuentes y también como invitado el turco Orhan Pamuk entre otros. Pero una vieja fiera que fuera rechado en su tiempo en un encuentro de poetas de hispanoamérica y que Antonio Gamoneda rescató como esencial... acababa de ganar el Premio Cervantes 2009 de literatura, el mismo día que era homenajeado en la Feria: Jose Emilio Pacheco (“Sitiado entre dos noches/el día alza su espada de claridad/hace vibrar el esplendor del mundo/ brilla en el paso del reloj al minuto/) avanzaba con su bastón recto y negro y su gafas de pasta cuadradas, como si fuera un rey vencido por la edad y la emoción discreta de sus seguidores.

Guadalajara, al palio, lucía sus mejores fotografías en unas calles repletas de puestecitos de tacos, sopes, moles de frijol, tortillas, rosarios y estampas, globos de tubo, limpiabotas, dulces almendrados, mendigos, repartidores de publicidad a color, vendedores de soda, federales con escopetas automáticas, vendedores de artesanía, policías de tráfico, bailarines indígenas, mariachis, turistas de pantalón corto y calcetín blanco, y hasta una cuadrilla de niños rubios de la congregación menonita de México, vendiendo exquisitas tortas de miel en los semáforos de la ciudad. Una novela humana en un set lleno de edificios coloniales en el centro, del cual cabe destacar la institución cultural Cabañas y el deliberadamente promíscuo mercado de la Libertad, un pesebre vivo de la realidad del país. Posiblemente la antítesis urbana de nuestro Miami, Guadalajara bien merece una visita en estas fechas para degustar el doble placer de su espacio escénico y de la buena literatura en español que cada año se cuece a finales de noviembre. Por esto y mucho más esta considerada la primera feria del mundo en nuestra lengua. En años venideros quizás sea nuestra ciudad la invitada de lujo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Amilcar, Por que Miami no va a la Feria? Esa es una buena pregunta. Porque nos discriminan a los cubanos de afuera.HLM

JR dijo...

Sasonada crónica, Amilcar. Se te agradece. En cuanto a Miami, todavía tiene que sobrepasar algunos provincianismos. Algo que le debe a sus políticos aldeanos. Líderes que gastan en gafas de diseño, mientras aún duermen con pijamas de lunares.

Anónimo dijo...

No va porque en Miami no hay calidad.

Anónimo dijo...

Me gustan los pijamas de lunares. Tambien las gafas de diseño. No me gustan en cambio los escritores de tercera que por paternalismo y sociolismo tienen cautiva a Miami en nichos mediocres solo para ellos.

A.T. dijo...

Muy bueno, Amílcar. Vale destacar la presentación en la Feria del poemario del crápula miamense.

Anónimo dijo...

Y quién es Amílcar Barca? Un guerrillero mexicano?

Anónimo dijo...

Amilcar es un familiar desconocido. Who is AB?

Anónimo dijo...

La próxima vez amigo, deberíamos coordinarlo e irnos en grupo. Me he quedado con ganas de saber sobre tu presentación, a manos de la linda Alejandra, de La lírica del crápula. Y sí HLM, ojalá Miami sea invitado alguna vez…Cariños,RI

Anónimo dijo...

La razón originaria para ir a Gudalajar fue la presentación de la revista Nagari, Una revista de cultura hispanoamericana en nuestra ciudad que pretende los proyectos de creación en todo el continente. Problemas con la edición no permitieron hacer este trámite....pero tranquilos la revista " ya viene llegando". Un abrazo

Amílcar

Pd. Amílcar Barca fue un militar cartaginés que luchó contra los romanos...siempre estuvo contra el poder central de Roma y su tiranía colonizadora.

A.B dijo...

Me olvidé. El que Miami esté algún día en la Feria de Guadalajara depende de nosotros...sólo de nosotros...así que pónganse a trabajar.
No empiecen con la bobería de que no nos quieren...que si los comunistas de la Habana...que....

Amílcar