miércoles, 9 de diciembre de 2009

Cómo se pueden disolver todos los amargos resabios que puedan permanecer rezagados en los rincones de nuestras memorias, y desaparecer todo desvarío de arrogancia en nuestras apesadumbradas conciencias



Ramón Alejandro

En efecto, como cada cual tiene su peso específico, nadie puede alcanzar lo que a otro le esté destinado por mucho que se recondene al verlo subir más alto y recibir mas y más claros rayos de sol que los que él mismo recibe. Y los que se arrastran por el suelo en busca de un tronco en el que enroscarse para subir a esas altas esferas por donde se le antoja que circulan mas deliciosamente los céfiros, no tienen porque envidiar lo que nunca les será dado por muchos retortijones con los que su inconformidad y su descontento les haga retorcer las entrañas. Y de nada les servirá que se los lleven los demonios del resentimiento o que se entreguen a la más ridícula e inútil desesperación. A cada cual le toca lo que le tiene que tocar sin remedio ni mejora, ni escapatoria posibles. Por eso dice el pueblo que al que Dios se lo dio, San Pedro se lo bendiga. Y que lo que está para ti nadie te lo quita. Y que hay que vivir el momento feliz y que hay que dejarse de tanta ansiedad, como tan bella y sabiamente nos lo cantó Arsenio.

Así pues, cada uno de nosotros tal cual somos, más nos vale optar en toda libertad y de buen corazón por dar gracias a la vida por habernos hecho tales cuales somos. Sin que por eso quiera decir obligatoriamente que debamos vanagloriarnos de ello. Sino que sin darle tan grande importancia a aquello que nos ha tocado ser, ya sea esto bueno o malo, placentero o doloroso, quedemos sin la mas mínima sombra de resentimiento ni inconformidad con nuestro destino. Ni siquiera cuando se dé el caso de que nos toque tener que embarajar con condiciones que se nos antojen ser poco halagüeñas. Porque el estar desconformes con lo que queriéndolo o no hemos de ser de todas formas, es la mayor insensatez que pudiéramos cometer. Puesto que no hay ninguna manera de escapar a la estricta cadena de causas y efectos sucesivos que vienen produciéndose desde un infinito pasado sin ningún comienzo que nos sea dado conocer. Y que tratar de disimular o querer esconder nuestra manera de ser es la más ociosa empresa que pudiéramos intentar. Ya que más rápido se agarra a un mentiroso que a un cojo. ¿Quien fuera capaz de engañarse a sí mismo en esas madrugadas de insomnio que inevitablemente tendremos que enfrentar más tarde o más temprano? Sin por ello olvidar que el factor tiempo condiciona grandemente todas las comparaciones que pudiéramos estar tentados de hacer en cada momento.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

- Amén
- La Paz esté con nosotros
- Y con tu espíritu
- Damos por concluido el acto
- Dénse las manos en señal de paz
- Démos gracias a Dios
...

Un abrazo

Amílcar

Raysa dijo...

Sabia fuente de consejos.

A.T. dijo...

Me quedo con este: Así pues, cada uno de nosotros tal cual somos, más nos vale optar en toda libertad y de buen corazón por dar gracias a la vida por habernos hecho tales cuales somos. Sin que por eso quiera decir obligatoriamente que debamos vanagloriarnos de ello.

Anónimo dijo...

Alerta de chochera!
Alerta de chochera!

Anónimo dijo...

Ya lo dijo quien lo dijo: "Médico, cúrate a ti mismo", uno que se ha pasado la vida envidiando a los que brillaron, desprestigiando a sus amigos,arrastrando por el fango a los grandes que tuvo la dicha de conocer, debe saber lo que es vivir enroscado en las sombras y sufrir los más negros remordimientos.

Anónimo dijo...

Ese Willy Blake si es un artista.

La Mano Poderosa dijo...

AT, Is this illustration of Satan, by William Blake, from Milton's Paradise Lost?

If so, a very good selection.

Anónimo dijo...

Compadre que cara de nazi tiene el tipo.HLM

EDITORIAL dijo...

Maestro Triff la pifia de Friedman es que el ex-vice no es quién está en el poder. Indeed, el ex-ex-vice Gore ha luchado mucho más por una solución para el GW, que cuando gozaba del cargo donde SI pudo haber hecho bastante. Si la premisa es usar al iracundo Dick y descontextualizarlo para hacer un punto (que es muy válido), evidentemente al señor Friedman hace uso de la mediática técnica de reusar hablar de lo que "no pasa" o "lo que pasa mal" en el gobierno actual y seguir trayendo por los pelos los desaciertos pasados. Yo se que los errores tienen un tiempo de uso práctico en manos del contrario, pero solo a nivel de ganado. En personas con sentido común esa práctica no es más que un axioma burdo y simplista tratando de pasar por un complejo y valioso aforismo.

A.T. dijo...

Muy buen Editorial, pero una sola pregunta: ¿tiene Cheney cara de ecológico?