martes, 1 de septiembre de 2009

El poliamor: una opción abierta


 Amílcar Barca

(Comentario a Mario Diament del diario La Nación1)

El amor de pareja, esa posesión tan poco tangible y volátil, que se dota de tan intensos sabores al principio, tiene una vertiente hermosamente maldita que sigue siendo tabú al final de su transcurso: el disfrute del sexo. Cuando la pasión inherente a este sentimiento se desvanece, los seres humanos nos fraccionamos ante esta respuesta: los que pervivimos fieles al amor y los que disentimos y se animan a compartir con otro/a su amor en secreto. La función de la amante –a veces incluso la de la prostituta/o- no siempre cumple la función de desahogo sexual que tanto se idealiza, sino que a menudo olvidamos la dosis de afectividad y comprensión personal que crea en muchos individuos. Pero hoy, existen quienes afrontan esta oportunidad entre la incomprensión, valentía y marginalidad: los poliamorosos. Compartir a tu pareja con otra desde la honestidad y el acuerdo previo de los implicados parece para muchos un insulto o una ilegalidad moral. Para otros una quimera deseada aunque vergonzosa. Pero para los que lo practican es un reto no lleno de dificultades y contradicciones en sí mismo que les abre nuevas puertas a su crecimiento. El poliamor no es una cuestión de, tríos, swingers, orgías, o poligamia machista, sino la renuncia a la posesión del objeto amoroso, sea este hombre o mujer, en pos de la independencia sentimental y libre del sujeto. Durante mi vida comunal en mis años de juventud, aprendí a deconstruir, no sin sobresaltos, el amor posesivo -este sentimiento que sólo lleva al “tú me perteneces” y en no pocas ocasiones a la violencia doméstica y al maltrato. Esta experiencia, como mínimo, me permitió entender con mis parejas futuras esta natural actitud que pertenece a nuestra especie que hoy llamamos “infidelidad”. No será un futuro inmediato quien les dé la razón, pero sí el tiempo que la historia necesite para acreditarlos. A principios del siglo XX fue el movimiento feminista quien tomó la iniciativa con los derechos de la mujer que en su época se consideraron irrisorios por parte de los hombres. En los años 70 fueron los homosexuales desde San Francisco quienes se negaron a sentirse “seres aberrados” por la naturaleza. En este siglo de divorcios altos y mentores varios, adopciones, inseminación artificial, proliferación solidaria de ongés (ONG) que "aman el mundo", o la misma globalidad de las relaciones de hoy a través de Internet, entre otras, son su caldo de cultivo. Por supuesto, para todos no se contempla esta opción, sin embargo, dentro de poco tendrán que “salir del closet” aquellos que aman -o han amado de verdad y al mismo tiempo- a más de una persona en su vida real sin distinción de prioridades, simplemente valorando sus diferencias y su complementación... Las vitrinas de la sociedad esperan estos primeros retratos: habrá más sorpresas de las que se imaginan. 
___________
1Por problemas tecnológicos y de extensión no he podido acceder al espacio reservado para la columna en el periódico y lo hago desde este blog. Acceder a esta nota es importante para entender este blogoartículo. Mario Diament, argentino y residente en Miami, es un prestigioso columnista de La Nación, importante autor teatral y profesor de Medios de Comunicación en la universidad de FIU.

20 comentarios:

Raysa dijo...

Muy bueno Amilcar. La revolucion de los 60 vendra de nuevo. Despues de vivir de decepciones buscando felicidad con una pareja que una no se merece.. Que nos queda? La vida y la experiencia del amor. No del amor egoista.

Anónimo dijo...

Raysa el amor libre nos trajo el SIDA.

Anónimo dijo...

De JG

El coginche colectivo no está en ningún closet, hoy tiene diferente nombre, a saber: poliamoroso, una linda, poética manera de nombrarlo; también se llama poligamia, aunque el autor tal vez piense lo contrario. Con la poligamia puede existir o no afectos, sentimientos. No es una invención nueva, muchas sociedades primitivas la practican, sectas religiosas también. En el Antiguo Testamento aparece el coginche colectivo. Sartre y Simone la hicieron público y notorio, además de otros famosos.

El conginche colectivo alude a la trágica y abismal realidad de los humanos quienes ni con toda su tecnología la pueden cambiar. Entonces les da por copular con todo y todos para llenar su vulgar , moliente y molesta soledad

Huidobro, ese monstruo chileno de las letras decía: "¿Por qué un día de repente sentiste el terror de ser". "Soy yo Altazor el del ansia infinita" "Sufro desde que era nebulosa. Y traigo desde entonces este dolor primordial en las células".

Mi mensaje metaescalifisiológico (metafísico, escatológico, fisiológico) para hoy es:

La poligamia no tiene que acreditar nada, plantearla como problema es pura caca. Es una preferencia sexual, pero no la única y tal como otras preferencias sexuales no cumple una función social útil, hermosa o valiosa, edificante, productiva. Quienes la practican no tienen que convencer a nadie de sus beneficios porque en realdiada sirve para muy poco y pocos, satisface un determinado grupo de personas. No resuelve el hambre, ni el abuso, ni la corrupción, etc. Plantearla como problema social, moral o filosófico es tan intrascendente como masturbarse o sacarse los mocos
Saludos desde Bay Harbor. JG
(Rosie, soy femenina singular, uso mis iniciales por razones prácticas tal como la búsqueda cibernética de mi página, mis obras visuales,escritos y blog, que por cierto no has listado todavía, un abrazo) JG o Judith G.

Anónimo dijo...

Para quien le interese la propuesta, quedan invitad@s al Dia del Orgullo Poliamoroso, a celebrar en la ciudad de Nueva York en Octubre, 9-10, 2009.

http://www.poly-nyc.com/pride.html

Alli nos vemos y nos besamos!

Anónimo dijo...

aqui el articulo "original"

http://www.nytimes.com/2008/10/05/fashion/05polyamory.html?_r=1&scp=1&sq=polyamory&st=cse

Anónimo dijo...

Al de las 9:47 ---> Más lo trajeron los maridos adúlteros......... El engaño y la mentira son lo más destructivo de las relaciones entre las personas.

Anónimo dijo...

De JG

El coginche colectivo no está en ningún closet, hoy tiene diferente nombre, a saber: poliamoroso, una linda, poética manera de nombrarlo; también se llama poligamia, aunque el autor tal vez piense lo contrario. Con la poligamia puede existir o no afectos, sentimientos. No es una invención nueva, muchas sociedades primitivas la practican, sectas religiosas también. En el Antiguo Testamento aparece el coginche colectivo. Sartre y Simone la hicieron público y notorio, además de otros famosos.

El conginche colectivo alude a la trágica y abismal realidad de los humanos quienes ni con toda su tecnología la pueden cambiar. Entonces les da por copular con todo y todos para llenar su vulgar , moliente y molesta soledad

Huidobro, ese monstruo chileno de las letras decía: "¿Por qué un día de repente sentiste el terror de ser". "Soy yo Altazor el del ansia infinita" "Sufro desde que era nebulosa. Y traigo desde entonces este dolor primordial en las células".

Mi mensaje metaescalifisiológico (metafísico, escatológico, fisiológico) para hoy es:

La poligamia no tiene que acreditar nada, plantearla como problema es pura caca. Es una preferencia sexual, pero no la única y tal como otras preferencias sexuales no cumple una función social útil, hermosa o valiosa, edificante, productiva. Quienes la practican no tienen que convencer a nadie de sus beneficios porque en realdiada sirve para muy poco y pocos, satisface un determinado grupo de personas. No resuelve el hambre, ni el abuso, ni la corrupción, etc. Plantearla como problema social, moral o filosófico es tan intrascendente como masturbarse o sacarse los mocos
Saludos desde Bay Harbor. JG
(Rosie, soy femenina singular, uso mis iniciales por razones prácticas tal como la búsqueda cibernética de mi página, mis obras visuales,escritos y blog, que por cierto no has listado todavía, un abrazo) JG o Judith G.

Anónimo dijo...

AB, ojo cuidado, tu tesis es solo un angulo de la cuestion pareja. No el definitivo. Tu generalizacion es apabullante. reagresare mas tarde. RI

Anónimo dijo...

Judith, la pagina ha de agregarla mi esposo, que es el que sabe html. Pero si puse link a tu pagina en el escrito sobre el libro de Eduard, como te dije Saludos y me sumo a tu respuesta aqui. Ojala la leyeran todos los machos que se abanderan tal cual, para justificar fechorias (risas). RI

Anónimo dijo...

Los hombres somos de Marte. Promiscuidad es parte de la evolucion, miren no mas a los mamiferos, casi todos poligamos. Que vamos a decir ahora... que da pena? Esa hembra quiere el mejor esperma y sanseacabo.

Alberto Portas

Anónimo dijo...

El mejor pene, querrá decir.

A.T. dijo...

Judith G, ya hemos puesto el link a tu lindo blog.

Eduard, creo que el asunto es de elección de la pareja. Por cierto, no hay nada inmoral en la poligamia (en todo caso es un arreglo difícil para un hombre postmoderno).

Anónimo dijo...

De JG otra vez

Gracias preciosas e inteligente mujer. Yo también voy a agregar tu blog en el mío, pero tendré que ingeniármelas para hacerlo a no ser que quieras prestarme a tu esposo. No mentira, es una broma: cada vez más comparto menos; no me gustan nada prestado, a ratos o usado, mucho menos los amores.
Pendejas y sin carácter las mujeres que se cree ese burdo discurso de los poliamores eso es polidiotez. Es riesgoso para el cuerpo y la mente. Casi todas las amigas que lo han practicado han terminado muy deprimidas, con ataques de pánico, empildoradas, alcoholizadas y con tratamientos siquiátricos interminables. En ese tipo de relación siempre hay abuso mental, debilitamiento del amor propio.
En occidente la práctica de los poliamores se llama promiscuidad y generalmente son los hombres que son proclives a realizarlo. Casi nunca a las mujeres les parece buena idea. En la gran mayoría de los casos, las mujeres que lo aceptan son débiles mentales o quizás los machos que tienen, por diferentes razones, no las cogen bien.
Creo que en Irán y en algunos otros países musulmanes es común y legal la poligamia, pero es algo cultural propio de sus valores, y responde a razones históricas y económicas. Tengo entendido, que no obstante, que en Irán el macho tiene que demostrar legalmente que es capaz de proveer lo recursos financieros para que las mujeres no pasen necesidad y tengan un techo propio, es la ley.
Mi último marido era iraní y yo siempre le decía, en broma por supuesto, que yo no tenía problemas en compartir con otras mujeres el hogar siempre y cuando las tareas ingratas de limpiar, cocinar y sobre todo ver el entupido juego de fútbol fueran realizadas por ellas. Pero el sexo sería sólo conmigo.

Mi consejo metaescatofisiológico de la tarde:

Si te gusta el cachondeo múltiple usa doble condón siempre, no hagas sexo oral nunca. Si no te gusta el cachondeo múltiple y vienen a convencerte que es el amor más noble y generoso que existe, no caigas en la trampa, es exactamente lo contrario; no necesitas a alguien a tu lado con tal comportamiento, el precio que pagas y el riesgo que corres por una compañía así es muy alto. Manda a la persona a la mierda y bien largo. No tengas temor, es del carajo estar solo, tiene muchas ventajas, siempre acude al primer gran amor: tu mismo(a). Suficiente por hoy, chao Judith G.

A.B dijo...

Bueno me siento un poco fracasado por los comentarios. Veo que la gente sigue asociando Poligamia a Poliamor o a prosmicuidad. Nada tiene que ver el cetro machista de tener varias mujeres del reto de amar con honestidad, consentimiento y con riesgo y contradicción a otras parejas. Yo he experimentado este sentimiento y si bien es cierto que duró poco tiempo y que el SIDA aún no hacía mella en la sociedad, reconozco que fue una experiencia maravillosa que aún la cuento con gente entrañable que pregunta por ello. Tengo la misma sensación que cuando practicaba el nudismo en Europa y aún había gente que te preguntaba maliciosamente si erectabas cuando veías a una belleza frente a ti, cuando el nudismo ( parte del naturismo) es tan sólo una actitud con relación al cuerpo.
Pero bueno quiero agradecer los comentarios de todos y sólo invitarles a reflexionar sobre el "amor posesivo" tan extendido en este continente y siempre acompañado del adjetivo "mi" con referencia a la pertenencia. Por supuesto ahora yo también me incluyo porque quiero mucho a mi pareja aunque el pacto de apertura queda siempre abierto entre los dos. La verdad es que fue la libertad y la independencia como sujetos lo que nos unió, no las ataduras o el conservadurismo atávico de pertenencia o sumisión.

Amílcar

A.T. dijo...

Mi consejo metaescatofisiológico de la tarde...

JG, acabaste conmigo.

R.L.R. dijo...

El relajito, la gozadera y el despelote es algo contraindicado por la cultura juedo-cristina. AB, estás en llamas, en inferno grande de pueblo chiquito!

Anónimo dijo...

Felicidades Amilcar por encontrar pareja. Sé que no fue fácil.

Anónimo dijo...

Amilcar hice el homework … llegué a esta conclusión: El amor de Dios también es egoísta.: Hay que amarlo a El por encima de todas las cosas. No es condicional, si amas a otras deidades y te portas mal te manda a la mierda; vale decir, el infierno; donde por cierto, el tipo que recibe tiene un sospechoso color rojo y cuernos. Up!!!!! . jijijij Es muy divertido este site.
De JG. Saludos

Anónimo dijo...

JG, DIOS mio! Que diga, tuyo, o mejor dicho, del que sae.
Amilcar,
El sexo causa toda la muerte...
Sinuestros padres no follaron esa noche, no estuvieramos aqui.

El Filosofo- Dr. Sin Gao

Anónimo dijo...

yo creo que si es posible amar a mas de 2 a un mismo tiempo y esto se comprueba con que el amor no es algo finito, es decir no naces con una cantidad limitada de amor para entregar al contrario el amor es algo infinito. mientras mas amas mas crece, mas amor tienes y mas crecimiento personal obtienes. Muchos piensan que amar a mas es igual a engañar. lo cual no debe ser así. el ser humano no es monógamo por naturaleza. podemos engañarnos y fingir que lo somos que cuando tenemos pareja no nos gusta nadie mas, no nos enamoramos, no deseamos a nadie solo a la pareja. pero sabemos que eso no es realidad y definitivamente podemos engañarnos y pensar que nuestra pareja tampoco desea a nadie, ni se enamora, ni le atraen mas por que estamos nosotros... pero sabemos que también esto es mentira. entonces por que no hacer acuerdos y hablar sobre esto que es una realidad en vez de negar y aferrarnos a vivir en una mentira? mejor seamos cómplices y amigos. entendamos a nuestra pareja como ser humano con metas, deseos, sueños inquietudes igual que nosotros. no nos prohibamos cosas que clandestinamente suceden de todos modos y que si no suceden se reprimen a mas no poder. entendámonos la comunicación y comprensión son la base. les invito a www.poliamor.7p.com