martes, 17 de marzo de 2009

Capitalismo ciego


¿Lo último en las andadas de Wall Street? AIG usa $165 millones del dinero del paquete de ayuda del contribuyente para pagarse ellos mismos bonos* por supuestas transacciones durante 2008. "Bono", por definición, es la suma de dinero que se autoriza u otorga a una persona como premio -o estímulo- por la ejecución satisfactoria de cierto trabajo. En este caso, el "trabajo" de que se trata es precisamente "la caída" de AIG.** Moraleja: Wall Street se premia a sí misma -$165 millones de nuestro dinero- por el desastre. La verdadera cara del capitalismo: al duro y sin guante, cínico, ciego, prepotente.
__________
*En el argot legalese wallstreetiano se llama "honrar" contratos. **Se empieza a conocer que los negocios de AIG como aseguradora consistían en estimular y autorizar inversiones de alto riesgo (aún con el conocimiento que posible colapso por falta de activos). Sépase que la mayor parte del dinero del TARP ha ido a parar a bancos europeos (el descaro y la mala fe europea se merece un post).

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero donde vive esta gente?? No hay palabras para describirlo.

Raysa

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Un espanto. Y nada que hacer. Ni siquiera el gobierno esta en condiciones de recuperar el dinero o castigar a los irresponsables.

UJC dijo...

El capitalismo parece lo mejor y es quiza lo peor.

La Mano Poderosa dijo...

Titles for Picture-

"It Takes Balls"
"The economy has cracked"
"COJONES"
"Kiss my ass"
"This is all bullshit"
"Don't follow the herd"
"BALLSTREET"!

A.T. dijo...

Ernesto: Sí puede hacerse. De momento parar el pago de los bonos. Creo que los que están enajenados de la realidad son ellos.

Anónimo dijo...

JAJAJAJA!
OTRO: HUEVON

J-Sí dijo...

De acuerdo AT. Tan enajenados que todavía me sonríen/nos sonríen cada mañana desde las paginas del Wall Street Journal... pidiendo ayuda.

ABREQUEVOY dijo...

AT: Siempre fue así. Sólo que ahora le duele el callo al sistema.

R.L.R. dijo...

A los que nos criamos en la isla oyendo esa monserga contra el Neo-liberalismo nos sonaba chea y castrista, pero viendo ahora la realidad detrás de la palabra, no es menos chea y castrista. Totalitarismo corporativo.

La raíz de todo está en el concepto mismo de Corporación, una entidad "jurídica" sobre cuyos dueños y administradores no recae ninguna responsabilidad jurídica!

Como dijo Armando Calderón !De P... queridos amiguitos!

Anónimo dijo...

LA MANO PODEROSA OTRA: EL COJONUO

Raysa dijo...

Hoy estabamos conversando de esto en el bufete donde trabajo. Llego un muchacho de ex-Wachovia a darnos un discurso y mi jefe se le rio en la cara. Who cares about banks anymore?

Anónimo dijo...

Patetico, todos tirando tiros al aire , nadie sabe quien realmente tiene la culpa y mucho menos como arreglar el asunto, ja ja ja. Ahora a odiar a los capitalistas y a los comunistas.

Anónimo dijo...

La raíz de todo está en el concepto mismo de Corporación, una entidad "jurídica" sobre cuyos dueños y administradores no recae ninguna responsabilidad jurídica!. EL UNICO PUNTO INTERESANTE

La Mano Poderosa dijo...

"Timid men prefer the calm of despotism to the tempestuous sea of liberty."
Thomas Jefferson

El ergonomista dijo...

Pronto se podrá calcular con precisión cuánto bien generan las acciones de un individuo y cuánto demanda su circunstancia de vida en cada momento. Con ese instrumento el presidente del planeta sabrá cómo distribuir las riquezas.
Otro instrumento medirá el despilfarro y la pérdida de recursos que cada individuo en su circunstancia de vida genera con sus acciones para si y para los demás.
Pero habría que empezar por emparejar las condiciones del planeta social todo y recomenzar la cuenta. Para la confección de una tábula así no habrá aparato y eso lo sabe toda utopía seria.

el egonomista dijo...

Por otra parte, como los frijoles Goya, si es capitalismo tiene que ser ciego: Ninguna formación social ha podido sostenerse felizmente sobre las edades, basada en el principio de otorgar el mínimo a los más y el máximo a los menos, sordo a las necesidades. Al resultar esto evidente para el cerebro más pequeño podemos concluir la ceguera en cuestión como causa del tropiezo en las avenidas de la práctica social contemporánea.

La ceguera del comunismo es creer que hay que verlo y controlarlo todo todo el tiempo, que ello es posible en virtud de una fe de la razón en cuyo ojo incorruptible se disuelve el misterio, todos los misterios. La sordera del comunista consiste en no escuchar la voz del reptil, el murmullo de la entraña del que desentraña o reza.

Anónimo dijo...

Gracias lOMAMA

Anónimo dijo...

Pero y ese ataque al capitalismo, este nino. Marxista?