miércoles, 11 de febrero de 2009

W. o terapia antibush


Jesús Rosado

Cáustica, irreverente y mordaz, la cinta de Oliver Stone es un eficaz intento por plasmar en la gran pantalla la biocaricatura del peor presidente que haya desfilado por Washington. Definitivamente stoniana, lo cual quiere decir sobradamente partidista a la hora de satirizar sujetos y circunstancias, la película es, sin embargo, entretenida y refrescante y defiende su condición de mofa política con actuaciones sólidamente cumplidas, junto a un guión bien armado a partir de mezclar el dato veraz con la chismografía de salón. En su protagónico presidencial, Josh Brolin logra recrear con morbo la jerga gestual de W. Bush y entrega el personaje del modo intencionalmente animalizado que propone un director decidido a no escatimar en incriminaciones. El halconismo de Rumsfeld, el ideologismo imperial del Vice Cheney, la incondicionalidad de la Rice (contra la cual Stone descarga un sospechoso tono discriminatorio) y hasta el antagonismo contenido de Colin Powell son sometidos a la clonación más descarnada. ¿Dónde radica lo frustrante de W.? Pues que falla en el mercadeo. El filme entra a destiempo en los circuitos por la sencilla razón de que se topa a un espectador sobreavisado de las cretinadas de la administración saliente y, sobre todo, agobiado por su catastrófico legado. No hay mucho deseo de volver la mirada a pasado tan mediocre, a la sarta de mentiras deterministas y al discurso más burdo de la política contemporánea de Estados Unidos. Demasiado postraumático, y más cuando de inmediato urge la salvación del presente y el futuro económico de la nación. Es en esa desazón que se escurre lo que pudo ser notoriedad en W., y aún así, si disponemos de 129 minutos para verla -aunque sea en actitud resignada y sobreponiéndonos al síndrome Bush- no escaparemos a su predisposición polémica, a su capacidad de demolición. Reconoceremos que aún no estando ante el mejor Stone, o al menos ante el más reflexivo, en eso de adelantarse a los juicios historiográficos nos atrapará con su cuota innegable de osadía.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye tumiamiblog estas muy cinematografico.Rosado, ya esta en el cine?E

Anónimo dijo...

Ver a Bush de nuevo?
SOLAVAYA

A.T. dijo...

¡Qué clase de cara’e tabla!

Inkieta dijo...

Yo la espero en HBO pronto. JR, que te parecio The Wrestler?! Mickey Rourke for Best Actor!!!!!!!!!!!!

Adal dijo...

oliver stone, el ñangara ese d mi no v un solo centavo! descarao, sinverguenza, comercialista, deberia estar filmando comerciales para at&t!

JR dijo...

Ja,ja,ja. Está bueno eso, Adal.

JR dijo...

Inkie, me han hablado de ese gran retorno de Rourke. Yo no he visto la película aún. Aprovecho para sugerirte otra que ha venido desde abajo: The Visitor, en la que hay que seguir de cerca el desempeño de Richard Jenkins, quien al parecer se ha metido de lleno en la competencia.

ABREQUEVOY dijo...

JR: Ni sabía que Stone había hecho esa película. Me pregunto cuál habrá sido el motivo.

Anónimo dijo...

Y ya que estamos de cine, The Reader es muy buena, y para algo un tanto "off-the-wall" con mafiosos y roqueros ingleses, y gángsters rusos, RockNRolla.

MI

A.T. dijo...

A estas horas ¿qué estará haciendo GWB?

Inkieta dijo...

Ay, que bueno que no fueron los 800 Billones que querian. Jajajaja

Anónimo dijo...

A estas horas ¿qué estará haciendo GWB?...Senor deveras usted tiene un trauma con el cowboy (cabeza de huevo ) , no lo dejaron jugar a los pistoleros cuando pequeno ? Lo que importa ahora es que esta haciendo Obama que al parecer le encanta el Show , no es que ya gano ? que hace de gira ?...usando al "pueblo"

Inkieta dijo...

Alfredo, que son Billones, hombre.

A.T. dijo...

Ano, anal-i-zas mal. En este caso se justifica que le llame a tu presidente "cabeza de huevo" ya que es de eso de lo que se trata el post, no de Obama.

A.T. dijo...

Inkie: Un billón en español sería equivalente a un trillón en ingés (1,000,000,000,000). Un billón en inglés = 1,000,000,000 es mil millones en español.

mantilla dijo...

Vi la pelicula y todavía me parece mentira que hayamos tenido un presidente ási.

A.B dijo...

He oido hablar de ella con buenas referencias. Si me sumo a las tuyas me dan mas ganas de verla. Pero según tengo entendido ya fue estrenada antes del verano si no me equivoco con poco exito por cierto. Por supuesto la voy a ver. ¿Ya está en DVD en Lyon?

Un abrazo

Amilcar

RI dijo...

Jesu, no la hemos visto pero lo haremos.
Me uno a Mantilla: ¡¿cómo encubamos un presidente así?! Era hijo de papá…y la opción Kerry era cuestionable.

JR dijo...

Ya se encuentra en DVD, Amilcar. Por favor, les ruego prestar atención a esa carta publicada en el blog. Repito, les ruego prestar atención a esa carta.