domingo, 25 de enero de 2009

¿Dónde estás Leo Brower? (primera parte)


Alfredo Triff

Año 1977: Leo Brower* acaba de tocar el Concierto de Aranjuez para guitarra de Joaquín Rodrigo con la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Manuel Duchesne Cuzán**. Los aplausos son atronadores. Después de dos salidas apresuradas, Leo regresa acompañado por el director regordete (que pareciera más un funcionario que un músico), saludan y acto seguido desaparecen por el lateral izquierdo. Aumentan los aplausos, prolongándose por medio minuto. Aparece entonces la figura. Delgado, fibroso, vestido completamente de negro con cuello de tortuga, pantalones campanas y botines lustrosos. Camina pausadamente hacia el centro del escenario. La carota de pómulos salientes y labios gruesos adornada con espejuelotes de carey. Pelo largo por los hombros, negro, brillantísimo. Manos largas, dedos refinados que acarician el instrumento casi afeminadamente. Leo no toca la guitarra como otros virtuosos del momento: Yepes parece querer violarla, Bream la porta y parece que le incomodara, John Williams la exhibe cual condecoración militar. Pero Leo se embrolla con el maderamen sinuoso como justo al inicio de una sesión amatoria, tanteando la tablazón entre pecho, rodilla y pierna. El brazo derecho se mueve sigilosamente al vacío, como dirigiendo una sección de cellos invisibles; la mano derecha, casi que maniobrada por otro cerebro, pendiente de cada traste y vuelta de la clavija. Silencio absoluto. Afina. Cierra los ojos y se escuchan los acordes decadentes de La fille aux chevaux de lin de Debussy (en arreglo que compite e incluso supera al de Heifetz para violín y piano), seguida -si mal no recuerdo- por la melancólica La plus que lente. En Leo el silencio es tan importante como el sonido. Debo decir, el silencio es sonido. La interpretación en manos del compositor deviene en híbrido, especie de apropiación en sentido del Pop de los años 60 y post-moderno (que Leo, aunque sea inconscientemente, emplea).***Entre frase y frase, delicadas cascadas modales que el guitarrista acerca -como sin querer- al diapasón -sonido sul ponticello tan característico de Leo de picada aleatoria, más que nada de son montuno broweriano****. La música fluye en óptima sincronía entre respiración y digitación (tanto el difunto Mario Dali como Martín Pedreira y el negro Kesel, estudiantes de Leo, me revelaron el secreto). Cada frase pensada, uña-por-nota. No exagero. El intérprete se transporta con teatro y público incluido hacia una nube poético-musical en esa misma Habana gris, socialista, militarmente institucionalizada del susodicho, y a no ser por alguna que otra tos perdida y contagiosa, nos parece -quevedianamente- soñar que soñamos. Aquella noche, aquel encore de Brower-Debussy, entre sacro y metafísico, de notas redondas, arcanas, casi-expresionista, cual ilustración alquímica decimonónica de Jan Toorop, es sencillamente inolvidable*****.

_________
*Me refiero a Juan Leovilgildo Brower. **Duchesne, como director de orquesta era un tipo frío, aunque "sabía llevar la orquesta muy bien", su "sentido ritmático de relojero suizo", de acuerdo a testimonios, recibidos por este cronista, de boca del percusionista Domingo Aragú y Bencomo, el muy querido primer trompa de la orquesta. ***¿Qué es más parecido a un Sherrie Levine que un Walker Evans? ****Al parecer de este cronista, la música broweriana es, esencialmente, elogio de la síncopa. *****Ese Concierto de Aranjuez de 1977 se considera la mejor interpretación de Leo del concierto en La Habana. No sólo hablo de un Leo triunfante en Europa (como compositor e intérprete), con perfecto dominio técnico. Esa era también la mejor sinfónica del período revolucionario, con músicos extranjeros aplatanados y la primera camada de los músicos que luego serían profesores del ISA, el año siguiente. El reporte de este cronista no está causado por la impresionabilidad de la edad temprana, o la admiración al ídolo del momento. Aunque sería largo de explicar, por los años 70, algunos de nosotros, demasiado jóvenes, solíamos detestar (acaso más por pose que por inclinación del corazón) ese repertorio clásico "aceptado" que seducía al público de conciertos. Imaginen una especie de reserva contraída por el lavado de cerebro del susodicho contra cualquier vestigio de azucaramieto al estilo Sociedad Pro Arte Musical capitalista de los años 50. Nota: De tanta repetición post-modernista, el Concierto de Aranjuez, junto a otras piezas, como la 5ª de Beethoven, deben dejarse descansar en el silencio por los próximos 100 años.

20 comentarios:

Ana Maria dijo...

AT, que testimonio tan bello.
Me parece estar ahí contigo.

Willi Trapiche dijo...

..memorable noche aquella Alfredo , esto fue The Bach a los Beatles ? ..bueno gracias por traer este recuerdo y la incognita "donde estas....te puedo decir que algunas veces lo atendi en el aeropuerto de la Habana y siempre le decia "Es un honor para mi, es usted un genio" , solo me respondia con gestos en la cara y un gracias entrecortado como que el tipo estaba en otro mundo...hay otro video dirigiendo a John Williams en concerto en Torondo que lo recomiendo para que puedan ver la altura de este genio

A.T. dijo...

Estás claro Willie. No, no es el concierto "De Bach a los Beatles", que creo que Leo ofreció también en Bellas Artes (aunque puede haberlo dado también en el Amadeo).

Gracias, Ana María.

Willi Trapiche dijo...

...su hija vive por aca..creo

Heriberto Hernández dijo...

lo supe ayer:

http://laprimerapalabraque.blogspot.com/2009/01/2009-scholastic-art-awards-exhibition.html

Anónimo dijo...

Tremendo musicazo Triff. Pero el no hace anos que se fue de Cuba. Bueno y donde es que esta? E

Anónimo dijo...

You were 22 years old? How old were you when you left Cuba Alfred?

Anónimo dijo...

Leo fue un oportunista. Se fue de Cuba cuando no le dieron mas prebendas.

Anónimo dijo...

AT: Gracias por hablar asi de musicos de otra epoca.

Sol# dijo...

El músico es de donde tenga la opción de hacer mejor su música, la música como forma de vida tal cual ha vivido y obrado este monstruo. Leo es, por lo tanto, genialmente oportuno.

enemigorumor dijo...

A.T , tus escritos sobre musica son mejores que los de pintura...

A.T. dijo...

I left when I was 23.
Gracias, Enemigo. Se hace lo que se puede.

Anónimo dijo...

Oye pero hay que ir detreas del billete y no hay pecado en eso. Eso no es lo que haces tu anonimo (?) E.

Anónimo dijo...

?DONDE ESTA LEO BROWER?

Mayeya dijo...

AT: Yo estaba en ese concierto. Como no era musico, el concierto de Aranjuez, me gustaba sin reparos. Quizas ahora me aburre. Fue una noche muy especial. Unos agnos antes tambien iba todos los domingos por la magnana. Por lo general tocaban dos o tres piezas. Recuerdo a Duchesne y a los hermanos Tieles. Asistian varias docenas de personas solamente. Despues a caminar por la ciudad. Tambien se podia comprar tremenda musica en la Casa de la Cultura Chekoslovaca, jazz y de la llamada culta. Creo que aun la ciudad no estaba tan superpoblada. Me parece sentir la magnana soleada sobre las aceras. Nada, que me "mandaste lejos".

Raysa dijo...

De musico a musico...eh?

A.T. dijo...

Vaya, Mayeya. Qué bueno que entraste y te tengo de testigo. Sí señor. Cecilio y Evelio...

Enemigo: Se hace lo que se puede.

Gracias, Raysa.

enemigorumor dijo...

Pasaje de Guillermo Tell:Gesler pone una prueba de punteria y llama al arquero real (Uberto) quien dispara y erra por muy poco, guillermo le dice:No contaste con el viento Uberto. y este le responde:Cada uno hace lo que puede..

Anónimo dijo...

que lindo alfredo triff, muchas gracias...gracias a todos tambien por sus recuentos tan sentidos sobre mi padre...
al "anonimo" que habla de prevendas y oportnunismo, apuesto a que usted no es ni musico ni artista, porque no respeta la grandeza y la importancia de un compositor de la talla de mi padre, y porque ademas no tiene ojos para mirar, me dijo una vez un escritor a quien quiero mucho, que la gente solo le tira piedras a los arboles que dan frutas... ni a mi padre ni a ninguno de nosotros nos ha hecho falta nunca las prevendas del regimen de la habana...mi padre estuvo viviendo en europa porque estaba casado con una vasca y dirigia la orquesta de cordoba, cuando penso que ya habia hecho en "la madre patria" lo que queria, se fue de nuevo a la habana, lo cual es ademas su derecho como cubano, mas alla de la politica, alli esta, trabajando y componiendo freneticamente como siempre, dejando una obra extraordinaria como legado y cuidando su privacidad con celo, oportunista? imposible, cuando se hace la transcripcion a la guitarra de la chacona de back siendo un adolescente, la escuela juilliard te otorga una beca completa porque tocas la guitarra como un angel, y ademas compones obras que son pilares en la musica contemporanea mundial no hace falta ser oportunista...
de bach a los beatles fueron varios conciertos a travez de varios meses y en distintas salas de la isla...el cinesta jose padron hizo un documental sobre mi padre, incluyendo ensayos y "muelas" de mi padre sobre esos conciertos con irakere, en este documental aparecen todos estos tremendos musicos ensayando, hablando y tocando, padron siguio con religiosidad y puntualidad, la vida de mi viejo por mucho tiempo, la hubo de filmar para la historia y el material filmico que posee es extenso...
muchas gracias,
alina brouwer.
miami/new york.

A.T. dijo...

Gracias, Alina, por darte una vuelta y dejar tu comentario.