martes, 2 de diciembre de 2008

Las aglomeraciones

Tomado del segundo capítulo de La rebelión de las masas de José Ortega y Gasset
Ilustración: Omar Santana

El concepto de muchedumbre es cuantitativo y visual. Traduzcámoslo, sin alterarlo, a la terminología sociológica. Entonces hallamos la idea de masa social. La sociedad es siempre una unidad dinámica de dos factores: minorías y masas. Las minorías son individuos o grupos de individuos especialmente cualificados. La masa es el conjunto de personas no especialmente cualificadas. No se entienda, pues, por masas, sólo ni principalmente "las masas obreras". Masa es el "hombre medio". De este modo se convierte lo que era meramente cantidad — la muchedumbre — en una determinación cualitativa: es la cualidad común, es lo mostrenco social, es el hombre en cuanto no se diferencia de otros hombres, sino que repite en sí un tipo genérico. ¿Qué hemos ganado con esta conversión de la cantidad a la cualidad? Para formar una minoría, sea la que fuere, es preciso que antes cada cual se separe de la muchedumbre por razones especiales, relativamente individuales. Su coincidencia con los otros que forman la minoría es, pues, secundaria, posterior, a haberse cada cual singularizado, y es, por lo tanto, en buena parte, una coincidencia en no coincidir. Hay cosas en que este carácter singularizador del grupo aparece a la intemperie: los grupos ingleses que se llaman a sí mismos "no conformistas", es decir, la agrupación de los que concuerdan sólo en su disconformidad respecto a la muchedumbre ilimitada. Este ingrediente de juntarse los menos, precisamente para separarse de los más, va siempre involucrado en la formación de toda minoría. Hablando del reducido público que escuchaba a un músico refínado, dice graciosamente Mallarmé que aquel público subrayaba con la presencia de su escasez la ausencia multitudinaria. Delante de una sola persona podemos saber si es masa o no. Masa es todo aquel que no se valora a sí mismo — en bien o en mal — por razones especiales, sino que se siente "como todo el mundo" y, sin embargo, no se angustia, se siente a saber al sentirse idéntico a los demás. Imagínese un hombre que al intentar valorarse por razones especiales — al preguntarse si tiene talento para esto o lo otro, si sobresale en algún orden — advierte que no posee ninguna cualidad excelente. Este hombre se sentirá mediocre y vulgar, mal dotado; pero no se sentirá "masa". Cuando se habla de "minorías selectas", la habitual bellaquería suele tergiversar el sentido de esta expresión, fingiendo ignorar que el hombre selecto no es el petulante que se cree superior a los demás, sino el que se exige más que los demás, aunque no logre cumplir en su persona esas exigencias superiores. Y es indudable que la división más radical que cabe hacer de la humanidad es ésta, en dos clases de criaturas: las que se exigen mucho y acumulan sobre sí mismas dificultades y deberes, y las que no se exigen nada especial, sino que para ellas vivir es ser en cada instante lo que ya son, sin esfuerzo de perfección sobre sí mismas, boyas que van a la deriva.

20 comentarios:

Santana dijo...

Eres un mostro. Hay muchas lecturas y es un dibijo abierto. Cuando lo dibuje, en lo que pensaba era en eso mismo. "Yo se que tu sabes que yo se, que se yo que se cuanto". (Van Van)

La cafeina dijo...

He pasado mi vida huyendo de las aglomeraciones. Eso me hace una mujer de minoria?

Ahora bien, aunque me haga que no, soy de la masa obrera.

Anónimo dijo...

Las masas son el opio de los pueblos.

Carlitos

Anónimo dijo...

Alfredo, revisa tu correo. OS

JR dijo...

"La multitud es una agrupación humana con los rasgos de pérdida de control racional, mayor sugestionabilidad, contagio emocional, imitación, sentimiento de omnipotencia y anonimato para el individuo."

Gustav Le Bon

"El alma de masa es un espíritu colectivo, distinto al de cada uno de los individuos componentes de este fenómeno."

Gustavo Le Bon

"Pensar colectivamente es la regla general. Pensar individualmente es la excepción."

Gustavo Le Bon

"Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad."

Gustavo Le Bon

"Los individuos reunidos en una muchedumbre adquieren por su número un sentimiento de poder que da rienda suelta a instintos que, de hallarse solos, hubieran tenido que mantener refrenados."

JR dijo...

Y ahora pregunto...¿qué es el carisma?

Anónimo dijo...

Cuidado con este texto. Cuidado con Ortega y Gasset. Desde la filosofía que acuna al individuo puede tener el mismo valor que cualquier ideología religiosa. Pero cuando aplicas este pensamiento a la política generalte encuentras en el famoso dilema del que sabe y el que "no sabe". Y acuérdate que en "nombre del pueblo" de los que "se distinguen" se han hecho barbaridades.

Pero muy bueno para crear la polémica. Y apto en una semana que vamos -los que nos gusta el arte- a tener que valorar lo que ocurre en este campo.

Estaría bien tener una cena para valorar como está el arte después de Basel y con esta criisis.

Amílcar

Anónimo dijo...

Pueblo y masa es lo mismo Carlitos, no seas socotroco. Estoy de acuerdo 100% con el viejo Ortega y Gasset, las masas deben ser guiadas, por una minoria egregia. De las masas lo mejorcito para guiarlos. Dejalos mal guiados y contenidos y ya tu veras como se comportan y los destrozos que haran.
HRL

el cabron dijo...

Ese libro fue muy importante para mi padre. En mi juventud trate de leerlo...

Anónimo dijo...

FREE GEMA!

A.T. dijo...

JR: Parece que Le Bon y Gasset compartían puntos de vista.

Amílcar: La filosofía y la religión sólo se tragaron un poco en la edad media.

RI dijo...

Bienvenido Omar; deliciosa tu caricatura de las masas. Buenas reflexiones blogueros. Me quedo siempre con las excepciones, aunque con el check and balance de Amilcar.
Y me uno al pedido de Inki: Free Gema!
RI

Anónimo dijo...

Si en la edad media los que jamaron senda soga fueron los Cientificos. Let Gema GO!!!

A.T. dijo...

Hay argumentos de Aquino, Gaulino, Ockham, Abelardo y Scotus que no son casi sediciosos. Los revestían de teología (y me atrevo a decir que inconscientemente) y p’alante.

Anónimo dijo...

Omar me alegra que estes colaborando con tumiami. Enhorabuena!

LuaR

Soy feminista dijo...

¡Abajo los bigotes del bigotry y que vivan los peces de Santana!

Willi Trapiche dijo...

...la masa de silvio rodriguez....

Anónimo dijo...

Ortega obtiene sus mejores momentos cuando se le saca de contexto (en serio). era genial en lo puntual.

Anónimo dijo...

Santana, estas en algo acere!

Anónimo dijo...

Ortega no fue mas que su circunstancia.