Saturday, June 21, 2008

El genio y figura de Roberto García York





Ramón Alejandro (de su libro inédito "Adua la pedagoga")

Y mira a Roberto García York que era una bola de deseos irracionales y que se dejaba llevar por todos los vicios y las fantasías que le pasaran por el coco y utilizaba cualquier expediente con tal de salirse con la suya y se murió viejísimo. Claro, que a él lo que se le pudrió primero fueron los pulmones por la fumadera de cigarrillos. Porque cada uno se pudre por un cabo diferente pero lo que es verdad es que más tarde o más temprano al final todos se terminan pudriendo, sea por donde sea que se empiecen a podrir. Porque de verdad Roberto era el tipo más antifilósofo que haya habido. Y vivía íntimamente convencido de que siempre estaba en talla. Y que era extralúcido. Y se vanagloriaba de mala manera. Y hasta me daba lecciones de pintura, comportamiento y me asesoraba en orientación moral y todo. Y tenía mucha razón porque la verdad es que yo estaba todavía peor que él, porque cuando tenía veinte años estaba en el idealismo más fuera de talla que uno se pueda imaginar. Antón Arrufat me contó cómo recién llegado de su Santiago de Cuba natal, el genio y figura de Roberto García York, con el cabello ya platinado y de vuelta de Nueva York a donde se fue llamándose García González, o García Pérez, o Rodríguez, como todo el mundo, y de donde volvió con el segundo apellido mágicamente convertido en York, presidía la carpeta de recepción del guaposo Hotel Presidente en El Vedado. Había sido una de las cosas que lo habían fascinado más en sus años mozos.
Para el joven Arrufat que aún no se había hecho conocer por su talento, Roberto representaba la sofisticación habanera y el afeminamiento más provocador, que dejaba sin aliento al provinciano que todavía él era por aquel entonces. Esas locas de La Habana eran especialistas en el arte de paralizar a los inocentes guajiros con su desenfado. Cuenta también el pintor Guido Llinás que llegando de su bucólico Pinar del Río siendo aún muy joven, en la Esquina del Pecado, es decir en Galiano y San Rafael, la visión de un invertido particularmente espectacular lo dejó con la boca abierta y que el afocante individuo al percatarse de su azoro se sintió provocado por esa forma de inocente discriminación y sin más esperar se le abalanzó encima interpelándolo a grito pelado mientras proyectaba sus brazos como aspas de molino delante del numeroso público de curiosos que se divertían de lo lindo con la vergüenza del guajirito y el desplante de la loca desaforada: ¿Qué me estás mirando, chico, tú nunca has visto a un maricón?

16 comments:

el cabron said...

Simpatiquisimo!

Anonymous said...

Hay pinturas de Garcia York? Me gustaria verlas.

SDLL

Alex en NY said...

Que bueno tener a Ramon Alejandro en tumiami con todas esas experiencias de primera mano del Paris cubiche.

Anonymous said...

Otros dos muertos que no pueden desmentirlo.

Particula libre said...

¿volvemos a la ficción?
todo es ficción
la realidad se imagina
se experimenta y se cuela... como el café
se separan borra y líquido

Anonymous said...

Ramoncito, dicen que la niña wendy la guerra les ha mostrado a Benicio del Toro en la Francia, solamente a Wily y a tus ojos de pintor. Dime la verdad. No me hagas esa mierda chico. Ahora que cuentas lo que cuentas, colabora mi hermano.

Anonymous said...

PINTORES A PINTAR!
ESCRITORES A ESCRIBIR!

A.T. said...

RA es un tipo inventivo, problemático, complejo. Pero creo que "Adua" tiene un valor literario y como documento histórico. Esperemos a que se publique para conocer qué parte es ficción y qué parte es real.

Anonymous said...

No me defiendas compadre...

López-Ramos said...

Su aparente desaliño verbal oculta una voz barroca tropical parisina al estilo de Severo Sarduy. El pintor R.A. está en algo como escritor.

Juan said...

El arte del chisme y el brete es la materia prima de las biografias.

Anonymous said...

No tengo mucho dinero y me gustaria adquirir tres o cuatro giccles de Ramos Alejandro.
El machista.

JR said...

Irreverencia y emancipación. Que sea crónica, testimonio o fábula es lo de menos. Si no le preguntan a Arenas cuando se topen con el fantasma.

Anonymous said...

VAcilo a Tricky.

Anonymous said...

Bill Cosford Cinema
Located in the University of Miami Memorial Building

*Please visit our new website for updates: www.com.miami.edu/cosford
*Attached are flyers with upcoming information

Showtimes:

Friday, June 20:
7pm Flight of the Red Balloon
9pm Touch of Evil

Saturday, June 21:
2pm Touch of Evil
4pm Flight of the Red Balloon
6pm Touch of Evil
8pm Flight of the Red Balloon

Sunday, June 22:
2pm Flight of the Red Balloon
4pm Touch of Evil
6pm Flight of the Red Balloon
8pm Touch of Evil

Descriptions:
FLIGHT OF THE RED BALLOON
Directed by Hsiao-hsien Hou
France, 2007, Digital Projection, 113 minutes, Color
French with English Subtitles
Hsiao-hsien Hou’s first French-language film is an expertly crafted re-imagination of the 1956 children’s classic, THE RED BALLOON. A selection for both the Canes and New York Film Festivals, it stars Academy-Award winner Juliette Binoche as an overburdened single mother who entrusts the care of her son, Simon, to a Taiwanese film student named Song and a mysterious red balloon that seems to have taken an interest in him.

TOUCH OF EVIL
Directed by Orson Welles
United States, 1958, 35mm Film, 112 minutes, Black & White, English
This baroque nightmare of a south-of-the-border mystery is considered to be one of the great movies of Orson Welles, who both directed and starred in it. On honeymoon with his new bride, Susan (Janet Leigh), Mexican-born policeman Mike Vargas (Charlton Heston) agrees to investigate a bomb explosion. In so doing, he incurs the wrath of local police chief Hank Quinlan (Welles), a corrupt, bullying behemoth with a perfect arrest record. Vargas suspects that Quinlan has planted evidence to win his past convictions, and he isn’t about to let the suspect in the current case be railroaded. Touch of Evil dissects the nature of good and evil in a hallucinatory, nightmarish ambience, helped by the shadow-laden cinematography of Russell Metty. This is the 1998 restored version based on a 58-page memo written by Welles after he was barred from the editing room during the film’s original postproduction.

Information:
Location: In the University of Miami Memorial Classroom Building (off Campo Sano Avenue ) Second Floor
For more information, please call our hotline at 305-284-4861
-Schedule subject to change-
WE ACCEPT CASH ONLY

Anonymous said...

Demasiado procesamiento. Prefiero lo acustico.