martes, 22 de mayo de 2007

Un sólo modo de mirar el monte Fuji


Alcides Herrera


Entonces esto es lo que llamaban salto de página. Ocurre sin que te des cuenta y la tipografía se marea, el testigo. Yo me siento en el borde. Lloro la página anterior, que veo alejarse como un barco o una costa. (...) En vez de empezar algo, lo termino. Basta con que me pare frente a la idea para que me despida de ella, para que la deseche y la vea flotar en el aire. Forma vacía, forma sin peso. Por las escaleras busqué mi abandono, el río de palabras, la explosión negativa. Vi desfilar a escribidores, a presidentes de algo; me enredé varias veces con la puta mística. Mi conciencia: la miel de este rato; mi futuro: la piedra del tigre. De otra manera escuchaba la musiquita y miraba las vacas. Por las escaleras busqué un milagro, una fuerza, vida debajo de la vida. Lo que no espero es que las manos se duerman así, que peligre el mundo, el refresco de piña, tu boca. El muro es bajo, contiene uno de los canales. La iguana no se cruzó en mi camino: había pasado buena parte del día en el mismo lugar, buscándose en el reflejo del cielo. Ella me vio al revés. Nuestra mirada se encontró en un nuevo mundo. Como años antes en Chapultepec frente a Julie Dahl, las cosas se inclinaron. Lo que no espero nunca es que un recuerdo me paralice así, que me haga escoger entre coletazo y agua salada. Nadie me vio entrar al baño de la casa de aficionados; nadie me vio salir. Fue en el 91. Allí amarré la conciencia con alfileres. En la pared, las manchas de humedad dibujaban el monte Fuji, cuya cima tocó este dedo. Agua para los ojos y la cara: nunca para la sed.

40 comentarios:

Cafeina dijo...

Que lindo levantarse con esa semblanza Aldices!

Anónimo dijo...

"Allí amarré la conciencia con alfileres. En la pared, las manchas de humedad dibujaban el monte Fuji, cuya cima tocó este dedo." Majo parrafo.
S.

jr dijo...

El laberinto poético de Alcides. La imagen termina frente a la hiedra de la tapia y te hace seguir sin volverte a los postigos del tiempo. Hay dos mundos: el real y el cráter no cercado del trovador.

Anónimo dijo...

Como diría Mano, el gran psicólogo infantil, este muchacho está tostao.

Anónimo dijo...

Este es uno de los escritos mas poeticos, mas logrados que has escrito Alcides en este blog verdad? Parece como si hubiera brotado de un buen momento, sereno y no del momento que salio el otro, el del video.
NoDireMiNombre

Anónimo dijo...

Alcides, cerca de Chapultepec tambien esta el Museo Rufino Tamayo. Debes ir.

Yo.

Anónimo dijo...

¿Qué Julie Dahl? ¿La famosa organista de Dinamarca? ¿Tú la conoces?

Anónimo dijo...

Poeta de NY, JR, AT, los quiero!!!!!

Tambien quiero sacar de su depre a UIDP. Ayudenme. Hay que proponernos alentarlo hoy.

Anónimo dijo...

La mismísima Julie Dahl. El poeta fue novio de la organista un tiempo pero dicen que se acobardó con la idea de casasrse por lo luterano, o con la idea de casarse en general. Julie terminó casada con un pianista de allá, y dicen que tiene un baby.

Anónimo dijo...

Eso no puede ser.

Anónimo dijo...

Alcides tiene varias caras.
Fan

Alex en NY dijo...

No entiendo mucho a Alcides pero eso no quita que sienta curiosidad por el ambiente que forma con sus cosas. Hay rasgos demasiado personales que no comparte y eso me quita el interes. Es como si el todo fuese mejor que las partes. Aqui va mi pregunta: Porque una sola forma de mirar el Fuji?

Anónimo dijo...

Alcides, lo que escribiste es muy poetico, pero te falta ligar y organizar tus pensamientos. Tu manera de escribir es como vives, sin constancia o disciplina. Aplicate mas, para no quemar tu talento, el que solo esta prestado, y lo puedes perder.

Anónimo dijo...

The Cicadas are coming!

3M dijo...

yo lo disfruto por lo bajito, discreta, solapadamente, aunque el mensaje venga de un modo casi inextricable, aunque no supiera quien es Julie Dahl

Juan dijo...

Hola. Vivo en Miami. Desde hace como dos meses que vengo haciendo mis entradas. Cada vez más. Leía y me iba, pero me llamaban la atención la sucesión de temas, los posts sobre el cine y la música que hay en los archivos. El de ustedes es un espacio llamativo y fresco que te hace pensar. Me llamó la atención el nivel y a veces la locura del diálogo y la relación entre la gente que habla. Se ve que hay amistad. Bueno, por hoy es todo.

Anónimo dijo...

Dicen que Alcides anda perdío tratando de encontrar el aeropuerto de Newark.

Anónimo dijo...

Una vez me perdi en el aeropuerto de Dallas/FW. Anduve en ese trenecito como una hora perdida hasta que di con mi garita. No he vuelto.

Anónimo dijo...

"Lo que no espero es que las manos se duerman así, que peligre el mundo, el refresco de piña, tu boca" .
En esta oración están todos los objetos del deseo de este individuo (¿quizás...el escritor?):la escrito, la gente anónima, el "mundo"(la acción, los personajes, el setting...), "la droga" en forma de refresco ácido, y "ella" instalada en forma labial.

"En la pared, las manchas de humedad dibujaban el monte Fuji".

Una escena, quizás del primer David Lynch con una poética del deseo casi de ambiente carcelario.

Me duele que te vayas de Manhattan,me hubiera gustado recorrer contigo por unos días el Harlem de Lorca y sus fantasmas.

Un abrazo de hermano cabrón

Amílcar

Anónimo dijo...

Alcides tiene varias caras.
Fan

Anónimo dijo...

I like cheese.

Anónimo dijo...

There are more than 10 million bricks in the Empire State Building.

La Mordida dijo...

Este pobre muchacho escribe una sarta de disparates y un montón de locos lo aplauden. Es como el rey que camina desnudo y los acólitos alaban su ajuar. Ustedes lo que son es una partida de GUATACAS.

Anónimo dijo...

Mordida, los escritos de Alcides no son lo tuyo pero si vieras que lindo canta!
Seguro que proximamente tendras oprtunidad de escucharlo por ahi. Ve a verlo.


Otra Fan que solo le conoce una cara.

Anónimo dijo...

Alcides: Shine on, you crazy diamond!

Anónimo dijo...

Nunca he visitado ese pais.

Anónimo dijo...

mano please vuelveeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Anónimo dijo...

En el pueblo hay muchos Alcides.

ER

Anónimo dijo...

Mano le cojio tina al piquete.

Anónimo dijo...

TREINTA
TREINT
TREIN
TREI
TRE
TR
T
TR
TRE
TREI
TREIN
TREINT
TREINTA

el cobra dijo...

mano no te vayas pues es gracias a tu anquilosamiento casi clinico que lucen atrevidos todos estos pichones de conservadores.

Anónimo dijo...

A mi me da la gana de mirar el monte vesuvio.

Anónimo dijo...

Son progresivos? Tan nuevo como el papel higienico!

Rikki Tikki Tavi

Anónimo dijo...

Y donde se encuentra, hablando como los locos, el machete que corta no rechincha o relincha como fuere. Por cierto Juan, dudo que sea obra de la casualidad el que naufragies por estas paginas.

Anónimo dijo...

Alcides tiene varias caras.
Fan

Anónimo dijo...

Alcides me sugieres principios infinitos, figuras deformandose mas bonitas y unas tremendas ganas de arrancar el capitulo completico. Gracias

Anónimo dijo...

Foto y escrito unicos en la web!

Anónimo dijo...

Inki te copio: he is crazy diamond and you too linda. EC

Anónimo dijo...

Mistica es lo que se desprende de tu hilera de imagenes, que insertadas de cualquier manera pro y vienen por destinos paralelos. Que rico es navegar vertical. Te conviertes en pez, justo el dia en que pescan al acuatico dinosaurio pensado extinto. Aprieta el boton cuando llegues.

Rodel

Anónimo dijo...

¿Entonces el talento se puede llegar a perder o son las mujeres, M, las que se pierden a lo largo del camino?