miércoles, 22 de junio de 2005

Desde Barcelona: Mercado de Hostafrancs

Por Amílcar Barca

Nací junto al olor del tomate podrido y la carne de cordero, los pasos lentos de las carretillas y junto a una multitud buscando el precio más barato del día. La mujer española dejaba sus hijos en la escuela a las nueve y con bata y zapatillas de esparto, aparecía con un cesto de mimbre a comprar la carne y el pescado. Las merluzas saltaban con sus agallas revueltas. El bacalao se desalaba en lavaderos de mármol. Las anchoas, espinadas y con piel de luna, brillaban ante los compradores. El pata negra mostraba una grasa suculenta y resbaladiza y su carne, era un festín a las papilas de mi lengua de puerco. A la luz de una lámpara débil, los huevos se iluminaban para determinar su idoneidad para el consumo o su prescripción: los rubios eran los reyes y los de codorniz apreciados sólo por unos pocos. Ordenados y frescos, los despojos se exponían limpios y con perejil: lenguas, riñones, corazones en su sangre, hígados de lechal con hígados de ternera, cabezas de cabrito con cabezas de conejo, las vísceras de la oveja con los testículos sagrados del toro. Llenos de pelusa, los duraznos me irritaban la piel, las peras, pecosas y amarillas, supuraban un agua exquisita en la boca. La piña se derretía ácida y punzante en ensaladas: junto a la escarola, los berros, el rábano rojo, las aceitunas negras. El chocolate se rompía con la mano y se vendía por libra. La leche era cruda y espesa, y su nata, circundaba los flanes que cualquier domingo; yo, con los bizcochos tiernos y elaborados por mi abuela, inmisericorde, hundía en la espesura de su nieve. Quizá era junio o las doce, miércoles o San Juan, diez minutos para las diez o la dorada hora del Ángelus, pero os digo seguro que: el tiempo, estaba allí entre los diez y los quince, investigando los sabores del mercado y las razones ocultas de un público burlesco y exigente. Nací en un mercado de abastos, con el agua del Mediterráneo a pocos kilómetros de la cuna.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, y la continuacion de esto donde esta?
Donde se puede leer el resto del libro?
Tormenta del Desierto.

Anónimo dijo...

Vaya, Amilcar, despues de leerte me ha dado hambre.
El Buti

Inkieta dijo...

Amilcar--Esto es lo mas bello que te he leido escribir en el Blog. Antes tus posts me parecian altaneros, muy Europeos...no se. Hoy descubro que tienes un lado suave, simple, accesible. Felicidades.

Anónimo dijo...

Me encanta como escribes Amilcar, desde Miami o desde Barcelona siempre tienes una manera especial de narrarlo. M

Anónimo dijo...

Siempre la primera frase lo dice todo. Sin duda nacio dentro del tomate podrido...
Horta Lizo

Anónimo dijo...

Pintas una imagen de otro tiempo, Amilcar. Antes del supermercado, cuando los vegetales llegaban en camionetas o en carretas y habia que limpiarlos antes de comerselos. No habia nnguna grado para la leche (que se hervia). La tecnologia ha traido avances pero tambien esas cosas van desapareciendo. Esa ha sido la lucha del campo y la ciudad. La peste a mierda de vaca y caballo, lo podrido, el agua estancada en un charco, los mosquitos. Hoy la gente no puede aguantar un olor que no sea perfumado con algun que otro sintetico. En fin, para que seguir...
Un ignorante de pacotilla

Anónimo dijo...

Carpentier vomita en su tumba.

Anónimo dijo...

La memoria es la razón de la escritura. De hecho lo que pretendo, no es un "canto" más que una constatación de que "existió" lo que describo (áños 60...). Los mercados son la base en esta ciudad donde las administraciones públicas no cesan en salvar renovándolos constantemente y promoviendo su utilización ...ya sin el charco o el hedor maloliente. Hoy los mercados de Barcelona ( El mercado de la Boqueria o el de Santa Caterina...) son objetos del turismo urbano y patrimonio de la ciudad. Forman parte de una cultura del "bon vivant". Nada sólo quería decirles que este mundo existió y que yo formaba parte de él.Nací en él

A Horta lizo

Si es cierto yo nací dentro del tomate podrido. Son los que al final de la jornada de trabajo mi madre humildemente recogía con disimulo para prepararnos la mejor salsa de tomate española, lo que comúnmente llamamos el "sofrito". Pero añadiré más el participio "podrido" es sinónimo de lleno. Sí amigo yo estoy ¨podrido¨de vida. Amo hasta el hedor mi cuna mediterránea y por supuesto la ciudad donde resido: Miami, que con nuestro esfuerzo empieza a estar ya "podrida" de vida, es decir, ya se nota su madurez. Un abrazo desde Barcelona.

Amílcar

Anónimo dijo...

Amilcar, no eres el unico que escribes en este blog desde la Madre Patria. Y vale que, tu presencia me ha estimulado a entrar y comentar. Soy de Madrid. Aqui hay muchos mercados tradicionales , como el de la plaza San Miguel o el famoso Chamartin donde hay de todo, incluso han abierto uno nuevo en un barrio de moda, un poco mas gourmet: el San Anton en Figueroa.
El madrileno de Lavapies

Anónimo dijo...

Amilcar, y cuando nos invitas a unas buenas tapas con un buen Rioja?
La Cafeina

Anónimo dijo...

Amílcar: vuelve pronto, haz la digestión entre nosotros.

(patada lateral)

Anónimo dijo...

Amilcar, yo en cambio no naci. La mujer cubana, no me pario. Mi madre me eructo detras de una consigna atragantada en la garganta a las cinco de la tarde, hora de salir del trabajo, cuando el funcionario pidio que levantaran las manos los que querian ir a un mitin de repudio por una escoria que traicionaba. Mi madre grito "ABAJO LA ESCORIA" queria salir rapido. Las papas se acaban, solo quedarian algunos tomates podridos...si acaso. Gritaba lo que fuera, asi se fue indigestando. De lo otro que describes, ni comento, pero cogno quiero que sepas que yo no naci en un mercado de abastos, a mi me eructaron en un puesto de viandas vacio a las 5:45 de la tarde un dia de junio del 1980, en medio de unos tomates podridos y unos rastrojos de papas. Dicen que mi madre tirada en entre unas cajas, ensangrentada gritaba quedamente: "...que se vayan, que se vayan..."
Baby Ketchup

Anónimo dijo...

Amilcar: vuelve pronto (a Espana). Come aqui, pero defeca alla.
Horta Lizo

Anónimo dijo...

Donnez moi pepto_ bismol, sil vous plais...
Alex Carpentier
Cimetiere de Colon, Havane

Anónimo dijo...

Qué bien madrileño para que no digan que estamos siempre en disputa quiero decir que " Si vienes a Madrid ya eres de Madrid" ha sido un bombazo publicitario de apoyo a las olimpiadas que me ha emocionado mucho. Yo amo a Madrid, su gente y su quehacer y lo digo de corazón pero deja que te diga una que te va a doler. Visca el Barça! Este año ya nos tocaba.
Un abrazo con cava catalán

Amílcar

Anónimo dijo...

Oyeeee! lo que me estaba perdiendo. yo mas bien veo el viso "naturalista" en las descripciones escatologicas, pero con buen gusto. una nostalgia sana por la ninez, un nostalgia bien alimentada bien bebida... que me dice que tengo que comprarme un buen tinto espanol para esta noche. gracias buen amilcar por instarme al buen comer y el buen beber, me voy a DELICIAS DE ESPANA hoy la noche promete lluvia. es verdad lo del hambre que pasabamos algunos de nosotros pero la mejor venganza es saber comer, saber comer bien, saber escoger lo mejor, el buen pan frances, el queso, la carne, los buenos vinos. AZNAR se sorprendio el otro dia cuando vino por el aguacero que lo agarro en bilmore hotel porque aqui son aguas fuertes. caballero ya empeso a tronar. gracias amigo cibernetico por llevarme a la bella BARCELONA. boniatillo

merluza dijo...

Almilcar:
Solo con una pasion cierta por la buena mesa (que comparto) se puede escribir asi.
Boniatillo, estoy contigo en eso de desquitarnos aprendiendo a comer, desentraniando los miles de placeres pequenio burgueses que nos brinda el desarrollo del paladar con lo mejor de cada parte del mundo.
Hoy definitivamente se come en mi casa un gazpacho y un buen pescado al horno con un vinito cava...

Anónimo dijo...

Esta noche un buen caldo galledo, con pan y vino, que mas se puede pedir?
KLM

Anónimo dijo...

Baby Ketchup, bravo, bravisssssimo por tu post, me parece mucho mas poetico, informativo e interesante que el que lo origino acerca de ese asqueroso mercado en Barcelona, una narracion antinutricional con una carga fuerte de desagrado e irresponsabilidad informativa, sin duda escrito por una persona muy mayor desesperada por hacer saber que no es de aqui y que desde ninno ha sido bautizado por una pesima informacion nutricional, me imagino como estan esas arterias!!! que asco!

Veggie Vegan

Anónimo dijo...

Boniatillo + Merluza = Cagalera segura.

Dr. Vegetarian

Anónimo dijo...

Baby Ketchup + Dr. Vegetarian = Vegetarian Hamberger
(Que asco: de esos que venden que saben a carne, huelen y lucen como carne y no son de carne!)Eso si es mala comida. Alicia

Anónimo dijo...

Y yo naci en La Habana, con el Caribe a un paso...pero eso... a quien le importa?

Megacuba

Anónimo dijo...

Veggie Vegan,

Tus escrupulos culinarios no son equiparables a tu trato para con los seres humanos. Seras acaso de los que no comen pollo (pobre animal) pero dejan morir a un ser humano. Comete un buen bistec y humanizate anda.

POMODORO

Anónimo dijo...

Pomodrido: yo no existo! Alla tu!

V.V

Anónimo dijo...

Amilcar, te felicito. Tu mejor post gastronomico! Me sorprendiste (y me diste celos) de no poder recordar esos detalles de manera tan precisa. La Habana de mi ninyez fue rica, pero le falto algo que la tuya tenia. Gracias por compartir desde el otro lado del Atlantico.
AT

Anónimo dijo...

Almícar, gracias por escribir tu post desde Barcelona. Que lindo es descubrir esta parte de tu niñez. Cuanto daría yo por poder visitar el Mercado de Hostafrancs. Y dime una cosa, ha cambiado mucho el mercado desde que tu eras chico, o sigue siendo igual. Me gustaría saber si hoy esta muy modernizado, o si todavía existen aquellos detalles como "los pasos lentos de las carretillas" y olores peculiares de aquel tiempo.
O.T.

Anónimo dijo...

OT

Los mercados han cambiado casi en un 50%, es decir:
Positivos:
*La higiene es absoluta.
*La variedad se ha especializado y la calidad del producto es mucho más fresca y con denominación de origen por comarcas o regiones.
* El espacio es mayor para la compra.
* El "salero" de las dependientas para atraer al pùblico se ha mantenido. Así también la psicología de su quehacer.
Negativos:
* Se ha perdido su popularidad, por lo tanto su literatura sobre el tema tan arraigado en nuestra ciudad.
* Al estar la mayorìa de los mostradores refrigerados se ha pèrdido la mezcla de olores (hedores a veces) tan caracterìstica de estos lugares
* La picaresca y el regateo así como el piropo y reclamo histriónico de sus propietarios y dependientas ha llegado a una cota tan "educada" que le quita uno de sus prinicpales características. Yo cuando era pequeño y vendía tomates junto a mi padre teníamos que atraer al público para que comprara con frases como esta a grito ¨pelao¨
"Venga señora... Venga señora los mejores tomates del ¨mercao¨ los vendo yo ahora".
Eramos una familia -los del mercado- que siempre no ayudábamos en las sobras del final del día.

Amílcar

Anónimo dijo...

Amilcar, bravo, asi se habla, asi se informa positivamente a la gente, me gusta que estes aprendiendo, ya veo que los mensajes de Veggie Vegan y Dr Veg han dado resultado. Gracias,
Wild Oat

geografo dijo...

megacuba tu educacion comunista no te permite diferenciar enter el caribe y el atlantico debes ser oriental el caribe esta al sur pero la habana es atlante golfo estrecho de la florida