viernes, 7 de septiembre de 2018

¡ÚLTIMA HORA! "Entrevista a Don Fernando Ortiz en La Habana (tercera y última entrega)


tumiamiblog

(La conversacion ha comenzado. Ortiz y el entrevistador de tumiamiblog debaten animadamente)

FOr: Vayamos a otro punto ahora. Hablemos del mestizaje. ¿Se considera Ud. mestizo?
TMB: Sí, muchos ancestros de muchas partes. ¿Y Ud.?
FOr: Por supuesto. Lo dejo en mi libro cuando traigo a H. S. Jennings quien dice: "Cada criatura tiene numerosas herencias posibles y que el ser humano es el que tiene mayor número de ellas". (pág. 150). Cito a Jean Rostand: "Cada individuo tiene una originalidad de nacimiento, su unicidad de fábrica" y su refutación a la repetición cromosómica cuando dice "pobre artesano el azar que ni siquiera puede hacer dos veces la misma persona". (pág. 151)  
TMB: "Cada criatura tiene numerosas herencias posibles"... ¿no le parece que Jennings pone su conclusión sobre la herencia en tela de juicio? Mestizaje y herencia no se contradicen. De acuerdo a Jennings en Prometheus & the Advancement of Man: "La humanidad, tal como la encontramos hoy en día, presenta diferencias entre individuos, y particularmente las grandes diferencias son mucho más frecuentemente el resultado de diferencias originales de constitución germinal". Rostand tampoco rechaza la idea de la herencia. Dr. Ortiz, la mayoría de los estudiosos que Ud. cita defiende la genética hereditaria. Genética es probabilidad y estadística. De la variación que Ud. tanto apoya salen también prototipos.
FOr: Mi posición es que el prototipo estadístico es básicamente un resultado arbitrario. (pág. 131)
TMB: ¿Por qué? 
FOr: No hay tipo real, se trata de una abstracción que solo se diferencia de la vulgar tipificación de la raza por su elaboración matemática. (pág. 132) Julius Evola ha dicho que es "una sustancia elástica que puede ser deformada dentro de ciertos límites y más allá de los cuales se rompe". (pág. 133)
TMB: No veo cómo puede citar a Evola como defensor de su tesis.
FOr: Explíquese...
TMB: Evola es un racialista redomado. La diferencia es que su prototipo racial no es biológico en lo absoluto. El destino racial de Evola es la élite aristocrática del espíritu. 
FOr: Un camino equivocado... sin embargo Evola ha sido una lectura obligada para mi profesión. 
TMB: No lo dudo. Acaso su mejor aliado, Theodosius Dobzhansky, es precisamente un geneticista estadístico. Ud. cita el conocido estudio de Dobhanzky de la drosophila pseudo oscura (pág. 167) como modelo para avanzar su punto de que no hay población genéticamente uniforme.
FOr: Ciertamente...
TMB: Pero como resultado de dicho estudio, Dobzhansky ha elaborado se teoría llamada "selección equilibradora" que destaca la posibilidad de que la selección natural favorezca la presencia de diferentes alelos de manera balanceada a partir del favorecimiento de heterocigotos. La teoría claramente defiende un prototipo estadístico abstracto que Ud., sin embargo, no acepta. 
FOr: ¿Se da cuenta que no tengo que aceptar todo lo que dice Dobzhansky? Mi punto es que las diferencias de los genes no son solo cuantitativas, sino cualitativas (Ídem).
TMB: Dr. Ortiz, la genética no favorece lo cuantitativo sobre lo cualitativo. Mucho de lo que hemos discutido hasta ahora concierne parejas de categorías, por ejemplo: uniformidad y variedad, cantidad y cualidad, dominante y recesivo. En su rechazo a la herencia, Ud. por lo general cae en la trampa de favorecer una categoría sobre otra.
FOr: ¿Por qué una trampa?
TMB: Porque ni la genética ni la estadística favorecen -a priori- una categoría sobre otra. En la ciencia no existen favoritos; existen métodos. Y el investigador usa el método que más aplica al caso en cuestión. Tome el principio de eficiencia de Pareto en economía. La fórmula es una abstracción pero corresponde a la realidad. Por ejemplo, en general se observa que hay un número reducido de individuos, aproximadamente el 20% que -necesariamente- son mas exitosos -o productivos- que el 80% restante. Ocurre consistentemente a través de toda la actividad económica. ¿Acaso es esto discriminación numérica?
FOr: Pero dígame, ¿cree Ud. que la raza tiene una raíz biológica?
TMB: Estamos a mediados del siglo XX nuestros estudios genéticos están en la infancia.
FOr: Esa respuesta es maniquea y perdone mi franqueza.
TMB: Es una respuesta pragmática. ¿Ha leído al filósofo de la ciencia Carl Hempel? El libro Estudios sobre la lógica de la confirmación de 1943 tiene mucho que ver con lo que estamos hablando. El potencial epistemológico de una disciplina no puede darse por sentado solo en el presente. En el año 1915 cuando Einstein presenta su teoría de la relatividad general, se pensaba que habíamos llegado al fin de un ciclo que empezara con la mecánica de Newton. Pero quedaban aún problemas insolubles en el horizonte. Diez años después hace su entrada triunfal la física cuántica, que es mejor que la teoría de la relatividad describir los procesos en el micromundo. A lo que voy: para defender la raza no es necesario apelar a la biología.
FOr: ¡Vaya a saber! ¿Es Ud. seguidor de Vasconcelos o Ludwig Clauss?
TMB: Dr. Ortiz, tengos los pies en la tierra. La idea de la raza puede fungir otro propósito muy distinto al que hemos discutido hasta ahora.
FOr: ¿Y cuál es?
TMB: Una combinación de origen común, lenguaje, geografía, costumbres, con vistas a reservas del futuro. ¿Ha leído a W. E. B. Du Bois? 
FOr: El sociólogo negro estadounidense, hace años. 
TMB: Du Bois defiende la racialidad negra con argumentos persuasivos. Comienza así:
Somos negros, miembros de una vasta raza histórica que desde los albores de la creación ha dormido, pero medio despertando en los oscuros bosques de su patria africana. Somos los primeros frutos de esta nueva nación, el precursor de ese mañana negro.
FOr: Digna prosa. Pásemelo por favor.
TMB: Aquí tiene un ejemplar ... está en inglés.
FOr: Leo el inglés perfectamente, gracias.
TMB: (Después de una pausa) Dr. Ortiz... ahora debo marcharme...
FOr: Así de súbito. ¿Y cuál es la conclusión de nuestra polémica?
TMB: Como en el Protágoras de Platón, no hay vencedores. No he venido aquí de tan lejos para ganar. Mi único deseo era conocer al maestro.
FOr: Generoso de su parte. En lo que me toca ha sido un verdadero placer.
TMB: ¿Un abrazo?
FOr: Por supuesto... (ambos se despiden con un abrazo).

2 comentarios:

JR dijo...

Zorro el viejo al ignorar a Du Bois, Claro que lo conocía, pero lo obliga a confesarse antítesis del racialismo. A estos viejos les encantaba escribir ensayos después de tomarse un ron jugando al dominó. Allá tú que te lo tomaste tan en serio. Para la próxima pregúntale a Mañach.

atRifF dijo...

Jajaja, está buena esa. Habrá que hacerle una entrevista al otro maestro.