jueves, 7 de abril de 2016

Miami después de Obama en La Habana


Miami siempre ha sido vilipendiada por los cubanos de ambas orillas y por los yumas también. Después de Obama en La Habana, Miami es reevaluada --y apreciada. Hoy Miami y sus cubanos tienen la portada de la sección de Viajes en el New York Times. 

(((duélale a quien le duela))) 
En Miami y en La Habana se pueden encontrar lugares para bailar el chachachá o la salsa y comer ropa vieja. La gente de nuestros dos países ha cantado las canciones de Celia Cruz y de Gloria Estefan y ahora escuchan reguetón y a Pitbull. Millones de personas de nuestros países tienen una religión en común, una fe a la que di homenaje en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad en Miami, una paz que los cubanos encuentran en La Cachita.[...] En Estados Unidos tenemos un monumento claro de lo que pueden construir los cubanos: se llama Miami. -- Barack Obama, La Habana, 2016.

2 comentarios:

Wilfredo Ramos dijo...

Así es, sólo importa lo superficial :"la ropa vieja" o "el chachacha".......eso es sólo lo que importa de los cubanos.

Wilfredo Ramos dijo...

Así es, sólo importa lo superficial :"la ropa vieja" o "el chachacha".......eso es sólo lo que importa de los cubanos.