jueves, 3 de mayo de 2012

Patria o muertos, galería de mártires y otras letanías


Jesús Rosado


La muerte de Martí en 1895 instauró el martirologio como doctrina patria en el caso cubano. No fue el primer mártir. Hubo antes una historia de negros que fueron carne de martirio. Empero, él fue el autor intelectual de la muerte como apoteosis del referente identitario. Marca de forma tan contundente la entrega de la vida como testimonio de la posibilidad de nación que puede confundir al patrioterismo cubano ortodoxo en la creencia de que el término mártir obvia su raíz griega y consiste en la derivación del apellido idolatrado. O sea, que mártir proviene de Martí.

Sería el asesinato de Armando André el que sentara precedente como crimen político en la morgue cubana. Machado, un ferviente admirador de Martí,  lo convirtió en la primera víctima dictatorial e inicia con esta ofrenda humana la metodología del terror que también utilizarían Batista y Castro como fundamento del poder. Esta primera idea asociativa se puede confirmar como la letanía originaria.


Antonio Guiteras, que no se llame engaño a nadie, fue el primer abatido por Batista (este juego cacofónico de abatido por Batista apoya la tesis de la letanía) antes de que el mulato se erigiese tirano. Batista, como es sabido, supo en su momento hacerle la vida difícil a Machado. Para ello se acorazó en las ideas martianas. Y ya rondamos otra letanía. De modo que, Guiteras se hizo mártir mucho antes que cualquier torturado o asaltante a cuartel. Fue un mártir inesperado, aunque no sorpresivo. Los tiros en la república no tenían nada de casuísticos. Pero su martirologio fue uno de los más involuntarios que se haya conocido. De ahí que su muerte tenga el verdadero sello del asesinato y de la brutalidad pandillera. Su error: ser revolucionario de derecha y, de contra, seguidor del ideario de Martí. Un oxímoron imperdonable.

Armando Mestre, tocayo de André, pero a diferencia de aquel, éste era de piel negra, fue asaltante al cuartel Moncada y desembarcó en Alegría de Pío para combatir a Batista, quien a su vez, como ya mencionamos,  se había opuesto a Machado (perdonen, pero me quiero mantener consistente en esto de las letanías). Mestre estaba a las órdenes de Fidel Castro, un joven revolucionario que conspiraba contra Batista, que a su vez había conspirado contra Machado. Bueno, en fin, ya saben... Mestre fue asesinado el 8 de diciembre de 1956. Su muerte reforzó el asesinato racial a manos del poder en la Cuba moderna. Ya fuese revolucionario o contrarrevolucionario, para la clase dominante en Cuba (tan higiénica antropológicamente) matar al negro consistía en un pulcro acto de eugenesia. Por cierto, tanto Armando Mestre como Batista y Castro – y, bueno, al igual que Guiteras- eran devotos de las ideas de Martí.

En 1957, José Antonio Echeverría es acribillado a balazos al pie de la Universidad por los sicarios de Batista, el ya mencionado conspirador contra Machado, cuya muleta arribista eran los ideales martianos. Echeverría creía en el sueño de soberanía concebido por Martí e impulsado por ello se lanzó a la lucha contra el batistato. Fue el conocido protagonista del asalto a Radio Reloj y organizador del ataque simultáneo al Palacio Presidencial. Pero Batista, que ya hemos dicho, se había opuesto a Machado también inspirado por los principios martianos, lo liquidó a golpe de ametralladora.




Urselia Díaz Báez, estalla junto con la bomba que portaba el 3 de septiembre de 1957, en acción orientada a sembrar el terror. Era fiel seguidora de Fidel Castro, líder revolucionario que inspirado en las ideas martianas combatía a Batista ya convertido en dictador que a su vez también iluminado por los sueños del Apóstol en algún momento se había opuesto a la tiranía de Machado. Urselia no dudó en dar su vida por la Patria. Estos son apenas ejemplos de cómo se amontonan sangre, muertos e ideales en la chequera histórica de una nación.

Ricardo Olmedo, luchador contra Machado, el gobernante convertido de la doctrina martiana al fascismo. Participante en la lucha contra Batista, otro tirano de vocación martiana que se había opuesto a Machado como ya hemos dicho. Fue asaltante a Palacio el 13 de marzo de 1957. Fusilado justamente siete años después,  el 13 de marzo de 1963 por Fidel Castro,  líder del movimiento revolucionario que se había inspirado en las aspiraciones de Martí para combatir a Batista, el mismo que había conspirado contra Machado, también apoltronado en el ideario martiano. Perdonen que parezca un trabalenguas y que en las contradicciones intestinas de la historia, Olmedo pueda parecer un martiano y un contramartiano a la vez. Esas son celadas que nos tienden las letanías. 

Pedro Luis Boitel, poeta y líder estudiantil que se opuso a Batista y a Castro, ambos dictadores que se inspiraron en el ideario de José Martí para lograr sus ambiciones de poder,  fue encarcelado por la dictadura castrista y murió en 1972, tras 53 días de huelga de hambre. Boitel también era un ferviente martiano. Yo sé que a estas alturas todo se va volviendo confuso. Martí, martirologio, Machado, crimen, Batista, Patria, poder, Fidel, dictadura. Pero no todas las historias pueden ser llanas como las sabanas de Camagüey.  Seamos comprensivos y dialécticos. Parece que se puede ser revolucionario, mártir , martiano y tirano en la misma idea consecuente. Claro que la lógica indica que no se puede ser mártir y a la vez tirano.



Orlando Zapata Tamayo, murió el 23 de febrero de 2010, luego de 83 días de huelga de hambre protestando por las condiciones de encarcelamiento a las que fue sometido por el régimen de Fidel Castro, el apasionado discípulo de los apostolados de José Martí, sobre cuyos enunciados lideró la lucha contra la tiranía de Batista, un militar arribista que a su vez había luchado contra Machado, aquel oportunista que también había intentado prolongarse en el poder esgrimiendo lo mejor del pensamiento martiano. Como pueden apreciar, Zapata parece un repique de Mestre o un eco de Boitel. Difícil discernir quien lo mató. ¿Castro? Pero si Castro se opuso a Batista. Y Batista se opuso a Machado. Y Machado creía en el Apóstol. ¡Que enredo! No se sabe quien es el bueno o el malo en el poder. Todos fueron revolucionarios. Todos fueron martianos. Todos fueron patriotas. Algunos llegaron a dictadores. Los mártires se jodieron jodidos por los dictadores.

Laura Pollán, amante de la libertad al igual que Urselia Díaz Báez, aunque a diferencia de ella escogió la vía pacífica para oponerse a la dictadura de Fidel Castro, gobernante perpetuado en el poder, quien en su momento se inspiró en los sueños de Martí para emprender la insurrección contra la tiranía de Batista, aquel devoto martiano que se había opuesto a las ansias de poder de Gerardo Machado –otro martiano apasionado- que sucumbió de idéntica manera al vicio del autoritarismo. Laura Pollán, al igual que Zapata, aprovechó de Martí las ideas más civilistas. Aquellas que no argumentaban la posibilidad de autocracia. Las más distantes de la violencia y las hemorragias. Ya eso parece algo diferente. Se ve como cierto progreso en esa maldita circunstancia rodeada de revolucionarios, vísceras frescas, mártires y totalitaristas insaciables.
__________________________________________

Nota del autor: Confieso que siempre tuve el deseo íntimo de tener mi propia galería de mártires, un ritual iconográfico  del castrismo arraigado en mi generación. Transcurridos dieciseis años posterritoriales, finalmente se ha realizado mi anhelo. Gracias, Tumiami. 

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor Rosado, usted es un provocador poco ético

Anónimo dijo...

Genial. Mejor que el cafe. con leche. Maite

Octavio Guerra dijo...

Magnífica síntesis del panteón martirológico cubano dispuesto en forma de crucifijo, resaltando las intenciones de la propaganda nacionalista (de cualquier bando) de identificar el sacrificio "nuestros" mártires con la pasión de Jesús.
Los martirólogos nacionalistas de todas las tendencias y bandos, desde el nacimiento de la república, han seguido fielmente los métodos descubiertos por Carlile en su "Culto a los Héroes" para desarrollar una especie de fe nacional en el martirologio. Pensando en este fenómeno cristiano occidental -no privaticio de los cubanos e hispanos en general, fabricantes de sucedáneos culturales europeos y americanos- , Bertold Brecht puso en boca de Galileo la aquella frase de "pobre
del pueblo que necesita héroes".
http://havanaschool.blogspot.com/

atRifF dijo...

jesus: muy bueno. vale resaltar tu uso de la letania, la repeticion, el circulo vicioso patriotero que no termina y al que acompana esa dosis fuerte autodestructiva caracteristica del castrismo. hay que preguntarse si ese paradigma tiene fin y si es asi que lo proporciona.
atRifF

atRifF dijo...

jesus: muy bueno. vale resaltar tu uso de la letania, la repeticion, el circulo vicioso patriotero que no termina y al que acompana esa dosis fuerte autodestructiva caracteristica del castrismo. hay que preguntarse si ese paradigma tiene fin y si es asi que lo proporciona.
atRifF

Miguel Iturralde dijo...

Muy bien hilvanado el hilo-letanía. En conclusión, mucho cuidado con los inspirados por Martí ya que puede resultar dañino para la salud. Saludos.

sonora y matancera dijo...

desilusionados por la ilusión // embutidos por el embuste // maltratados por el mal // abatidoS por Batista // castratdoS por (los) Castro //

JR, ah, la ironía de que tu galería necromartirizada descansa sobre crisantemos man-fugaces ahhh

Anónimo dijo...

Cuantos martires menos mal que ya no soy catolico ni comunista.

Buen post Jeus

Amilcar Barca

Anónimo dijo...

El monotema de siempre. Ustedes no saben escribir de otra cosa!~?

Anónimo dijo...

MORIR POR LA PATRIA NO ES VIVIR

JR dijo...

Interesante tu comentario, Octavio, y me complace que el post haya satisfecho tus expectativas

JR dijo...

La idea, Alfre, era esa: chapotear en ese fanguizal recurrente que es nuestra historia nacional

Sonora, efectivamente, Zenaida debe haber sentido el peso de esa necrópolis agobiante

Amilcar, estos mártires tienen una filiación común que es compartida con sus asesinos. Si lees el comentario de Miguel Iturralde, entenderás.

Gracias, Miguel.

La Mano Poderosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Repaso las imágenes. Releo la cronología del descalabro histórico, incitado por un discurso hambriento de sangre, de pólvora, que tan bien has trazado, Jesús. Un fallo ideológico salta aquí y allá como carbón ardiendo, ceniza encendida…los dos últimos mártires han mejorado la retórica. RI

La Mano Poderosa dijo...

A cycle or vortex? It seems like this is a vicious cycle generated by an idealogy, that is what lies at the core of all this, and there is where the problem lies. Ideaology is not reality, and mistaking one for the other could be fatal.

mantilla dijo...

Y vivir por la patria en nuestro caso tampoco es vivir

JR dijo...

En línea contigo, Rosie

Mano, the ideology is necessary. The lie is waste. Find the difference

mantilla, la patria no tiene por qué ser tragedia. La patria ha de ser remanso, reposo...No ha de estar exenta de drama, pero no al punto de desparramar a sus hijos por el mundo

Gracias a todos

Anónimo dijo...

Que cosa es patria sino un condicionamiento. Un orgullo tonto. Idiologia para manipular a los pueblos tontos. En una sociedad donde lo que rige el dios dinero hay que hacer creer a su pueblo que es grandiosos y que tiene poder de desicion cuando en verdad es todo lo contrario cuando la politica esta regida decidida por grandes intereses. Pero hace falta inculcar valores falsos al pueblo para que done sus hijos voluntariamente cuando haga falta una guerra en defensa de los de estos intereses que nada tiene que ver con las necesidades de un pueblo. Se lucha por solo por tres cosas intereses economicos, bienestar o por temor a perder a ambos.

Y fijense si esto funciona que hay pueblos o persoanas que se matan y se enojan por un estupido partido de football.

Señores el hombre es hijo del planeta del universo y no de un segmento de tierra grotescamente trazado con lineas rectas.

Anónimo dijo...

Que cosa es patria sino un condicionamiento. Un orgullo tonto. Idiologia para manipular a los pueblos tontos. En una sociedad donde lo que rige el dios dinero hay que hacer creer a su pueblo que es grandiosos y que tiene poder de desicion cuando en verdad es todo lo contrario cuando la politica esta regida decidida por grandes intereses. Pero hace falta inculcar valores falsos al pueblo para que done sus hijos voluntariamente cuando haga falta una guerra en defensa de los de estos intereses que nada tiene que ver con las necesidades de un pueblo. Se lucha por solo por tres cosas intereses economicos, bienestar o por temor a perder a ambos.

Y fijense si esto funciona que hay pueblos o persoanas que se matan y se enojan por un estupido partido de football.

Señores el hombre es hijo del planeta del universo y no de un segmento de tierra grotescamente trazado con lineas rectas.

Anónimo dijo...

texto excelen!!!te.patria proporcional a muerto