lunes, 23 de mayo de 2011

Carta abierta a Alberto Montaner

Amílcar Barca

El café se me atragantó en Starbucks cuando abrí la página de opinión de este domingo por la mañana en el Nuevo Herald y vi omitir a la opinión pública de Miami –o del mundo hispano donde se dirige su artículo “Los antisistema y la indignación estéril,” -el calificativo de “indignados” “por el de “antisistema”, al movimiento espontáneo que durante la semana pasada ha ocupado las primeras páginas de los rotativos de todo el mundo respecto a las elecciones municipales y autonómicas en España.

Por supuesto señor Montaner: las empresas son necesarias, los bancos indispensables, y mientras no haya alternativa a un sistema democrático, los partidos son las instituciones que nos representan. El tema es que la política de ocupación del empresariado español -o la del propio gobierno del PSOE- es nefasta: se piensa más en el modo de despedir que en el de invertir, y los sindicatos, más en el modo de protestar que en el de cooperar. Los responsables bancarios de nuestra crisis están cobrando los mismos sueldos millonarios a expensas de los contribuyentes; no abren el crédito a las empresas ni a los particulares; no permiten la anulación de la hipoteca si no hay posibilidades de afrontarla, y jubilan con el sueldo casi completo a trabajadores privilegiados a partir de los 50 para acortar la plantilla.

Por otra parte, desde el flanco de la derecha hasta la izquierda radical, los partidos están sólo pensando en el poder en favor de sus intereses y reacios a abrir una nueva ley electoral que valore al diputado, más por sus méritos que por su obediencia a la organización. El desempleo de España es oficialmente del 21 % y entre la propia juventud se roza la cifra del 40%. El deficit del estado central que rige el PSOE, lo traspasa a las autonomías para ocultarlo al FMI y el Banco Central Europeo y las ONG que intentaban ayudar a los países con subdesarrollo se han quedado casi sin fondos, incluso, hasta para poder ayudar a las más de un millón de familias en las que no trabaja ninguno de sus miembros. La Iglesia y los bancos siguen siendo poderes fácticos a la sombra, y el partido de la oposición el cual me supongo que usted apoya,el PP (Partido Popular), no sólo no ha colaborado en subsanar la situación de emergencia con el gobierno sino que, encima, ha puesto piedras en el camino como con campañas poniendo en duda la lucha antiterrorista o de carácter xenófobo – la ciudad de Badalona en Catalunya es un buen ejemplo- enfrentando a los inmigrantes con los nativos del lugar por la actual situación, (no quiero que olvide que Ud es... o ha sido un inmigrante allí).

Los medios de la derecha conservadora española (ABC, La Razon y el Mundo, Intereconomía) -con la cual usted colabora- sólo están pendientes de que dimita Zapatero y el señor Rubalcaba y que el Sr. Rajoy tome el poder con la cuadrilla de políticos imputados en casos de corrupción, – esto no es una opinión sino un hecho, por ejemplo en la comunidad de Valencia con el caso Gurtel. Mientras que los del PSOE, o incluso de unos pocos de Izquierda Unida también se suman al acto bochornoso.

Y ahora bien, ¿Qué tiene que ver un encapuchado con barras de hierro que cuando hay una concentración del G8 o G20 destroza el mobiliaro urbano en Seattle, Roma, o la banlieu de Paris o lanza cócteles molotov contra las instituciones bancarias para protestar contra el political-star-system? Es decir ¿qué tiene que ver un “antisistema” con un ciudadano que hoy –por ayer- pacíficamente ha ocupado una plaza para manifestar el descontento social reinante en el país?

Hoy el Partido Popular ha ganado en mayoría en casi todo el territorio español y esto es democráticamente lícito, respetable y como tal le felicito. Pero deje que un “indignado”que ha emitido su voto por correo desde Miami –otros indignados por supuesto se abstienen por derecho- le dé un consejo: no omita la realidad de este movimiento desprestigiándolo o comparándolo con lo que no es. Pancartas tan sutil –o deliberadamente- infantiles como las que han aparecido en la puerta del Sol de Madrid o en la plaza de Catalunya en Barcelona (“No es una crisis es una estafa”, “Ellos comen canapés, y yo no llego a fin de mes”, “La banca al banquillo”...) es para manifestar un punto de atención a todos -repito a todos- los partidos para que aporten coherencia, equidad y justicia en sus actos públicos y políticos. Y para que, a partir de hoy, se tome en cuenta todo esta aparente “fiesta de izquierdosos” que ustedes consideran que ha sido esta protesta nacida el 15 de mayo...

Si no, me temo que una de las consignas aparecidas en la capital ,“Colorín colorado vuestro cuento se ha acabado”, refiriéndose a todos los que nos representan en el Congreso, va a empezar a ser un hecho, en no muy largo plazo, dentro del país que lo ha acogido.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

ETA es parte de PETA?

irene serrano dijo...

Debemos suponer que el sr. Montaner no podia expresarse de otra manera,no le interesan los problemas sociales sino sus problemas,un tipo frustrado que solo espera el momento de la revancha....es un hijo del castrismo aunque vocifere dia a dia contra castro...por eso aqui en España lo publicita la prensa canalla:La Gaceta,y otros....Ud le ha dicho lo que hubieramos querido decirle muchos cubanos que en España vivimos.

Anónimo dijo...

Amen! A ver si CAM cambia un poco el manual. Lo usa para todo mientras el mundo sigue su curso.

Anónimo dijo...

Sois unos facinerosos, gilipollas, partida de vagos, que no sabéis pegar el lomo y trabajar y pedís sin dar. Y a vosotros que dejáis España y venís a Estados Unidos a buscar oro, no os queda bien estar criticando. ¿Queréis revolución? Pues arre la mula y váyanse a Cuba, pero como un cubano de a pie: libreta de abastecimiento, prohibición de moverse dentro y fuera del país, prohibición de reunirse en grupos, cárcel si habláis mal del comunismo u osan decir algo contra los Castro, de unos 25 años, hambre, miserias, aberraciones. Pero iros sin euros y sin ayudas del exterior. Anda, si los tenéis bien puesto, para Cuba todos. Niños malcriados. Bien que les haría otro Francisco Franco, para que acabe con toda esa morralla de guarros y haraganes que lo que hacen es empeorar la situación en vez de arreglarla. Viéndolos, uno se explica como España, siendo un imperio durante el renacimiento y el barroco, ha venido a ser la más pobre de las naciones de Europa. Gente como ustedes, holgazanes, negligentes y zánganos, tiene la culpa. A trabajar y dejar de gritar tanto, partía de perezosos indolentes e idiotas. Guarros. Vergüenza de España, de Europa y del mundo.

Anónimo dijo...

creo q el link esta mal,
saludos

inge

Anónimo dijo...

EXCELENTE ANALISIS, AUNQUE POR CIERTO, EL DESCABEZADO DE LAS 8:12 NO ESTA COMPLETAMENTE IDO.

PERO, ¿TRABAJO Y CONSUMO?, ¿ESO ES TODO?

ABRAZOTES
ERNESTO

guarapiento dijo...

mr. sCAM and mr. almiBar are left-over and right-ous members of the DSK club of sex-obsessed-well-to-do-middle-aged men that feel obliged to tell overly-promiscuous-unemployed-young people what they should do.

A.T. dijo...

Gracias, rectificado el link.

Anónimo dijo...

esto en la habana se resuelve a los golpes...

Anónimo dijo...

Unos quisieron creer que este movimiento, el de los indignados, no tenía sentido por lo simple y naif en las propuestas - y la verdad lo son- .Pero la misma aparente irracionalidad en el que confluían las consginas del mayo del 68 en París, éstas sirvieron después para que valores antes intocables como el de la homosexualidad, el respeto a la libertad y dignidad de la mujer, la lucha feminista, el papel de la cultura en la economía, la democratización en las universidades, el nacimiento del ecologismo o la revolución en el arte hacia el Pop, y por supuesto la muerte de la izquierda autoritaria y comunista, fueran hoy los cimientos de mucho de los partidos los cuales gobiernan.
Por supuesto la Puerta del Sol no es la plaza Tahir del Cairo ni la Plaza de la Perla de Bahréin. Nada de lo que allí sucede es comparable ni medible. Pero hay en común un elemento muy curioso: el ágora...la plaza pública...la misma que ofrece Twitter o Facebook en la red: un espacio virtual y a la vez real entre los individuos que manifiestan su desencanto y su desidia en la manera en cómo está funcionando hoy, lo democráticamente elegido. Los indignados son un movimiento cívico no político, y sin saber honradamente su destino sólo por lo que ha representado estas últimas semanas ha valido la pena.


Amílcar Barca.

Anónimo dijo...

POR FAVOR, QUE NO BAJE EL NIVEL A COMENTARIOS COMO EL DE IRENE. EL SENOR MONTANER ES UN GRAN CUBANO QUE HA HECHO Y HACE MUCHISIMO POR LOS CUBANOS DONDE QIERA QUE ESTEN. ANTES DE HABLAR ASI INFORMESE BIEN.
A MI ME OFENDE QUE LE NO LE AGRADEZCAN NADA DE LO QUE HA HECHO POR NOSOTROS.

Anónimo dijo...

Hay que ver el film Inside Job. Escribí sobre ello en mi blog Sin mujeres no hay pais (enlace desde Tumiami). Hay mucho de qué protestar y aún más de qué indignarse. ­¡Qué buen ejemplo esa Puerta del Sol! Daría cualquier cosa porque eso mismo sucediera en la del obelisco en La Habana, para que dejara de ser la Plaza de la Revolución y volviera a su propósito original: la Plaza Cívica de los cubanos. Al amigo Carlos a veces se le va la musa [vaya, que nadie es perfecto]. Gracias, Amilcar, por tus luces.

Anarquista a mucha honra dijo...

4:50 AM

No sólo en España, lo que pasa es que ya aburre con tanto manual. La realidad se vive cada da Sr. CAM, y no hay manual que la explique ni brinde soluciones, sólo la libertad personal y la entereza, el ser auténticos y consistentes.

Abel dijo...

el enfoque de Montaner es correcto, es dentro del sistema que esta la solucion, solo que eso implica evolucion, y no precisamente con mas gasto gubernamental pero tampoco con destrozar lo alcanzado por la gente que siempre esta abajo,el pobre que necesita proteccion social. Tiene que haber regulaciones financieras y a la vez libertad financiera y empresarial, menos corrupcion,mas compromiso con la gente, mas verguenza que cada dia es mas escasa y crea un circulo vicioso. No creo que las sociedades como la sueca sean un mal ejemplo, pues la americana tiene lados bastante oscuros. Espana tiene lo peor de todo, mas el relajo peninsular, pero saldra de esta, tarde o temprano y mucha gente, desgraciadamente tiene que sufrir, es la cuota, este mundo es muy duro y cinico.

Abel dijo...

y la gente esta harta y en eso se equivoca Montaner, el asunto no es simplemente de unos locos antisistema, es el mismo sistema que se tiene que sanar!y la gente esta harta!

Anónimo dijo...

Se puede estar en desacuerdo, pero al menos CA mantiene su punto de vista y lo defiende.

sonora y matancera dijo...

outta da ghetto right on, Pavón... el Huffpost hociquea el ghetto bastante,en busca de aromalíderposts, como debe ser... olfatear por doquier para encontrar el hueso con un poco de carne todavía... lo triste es que sólo ponen esto porque trata del famoso disidente chino, porque ya GP ha hecho varias proyecciones del otro, el pobre negro cubano, y nada, se quedó en el ghetto... pero congrats, de todas formas, al artista y su esfuerzo.

Anónimo dijo...

Buenisisimo Amilcar

Nina Hagen

IváN dijo...

También hay que decir que en esa misma España que tiene "lo peor de todo" se ha legalizado el matrimonio gay, no se penaliza el consumo de drogas, hasta hace muy poco se prestaba atención médica gratuita (muchos turistas americanos iban allí a colocarse un by-pass), e hizo una transición más que pacífica después de una guerra civil cruenta y un régimen fascista que practicó el crimen de Estado. Sólo hay que ver que el PP, legítimo ganador de estas elecciones, nunca ha condenado el franquismo, a diferencia de otras derechas europeas con sus respectivos fascismos, y no ha pasado nada. Cuenta también que es el país con más bares por metro cuadrado y donde el hedonismo tiene una importancia en la vida de la gente, sean de izquierda, centro o derecha. Algo es algo.

JR dijo...

Aunque me inclino por la necesidad de alternativas que se desprende del texto de Amilcar, no dejo de reconocer que el planteamiento de Montaner, aún siendo conservador, está bien argumentado y no debe subestimarse. Hay una prudencia ahí que se cosecha del desencanto de revoluciones y los ciclos populistas de la historia. Para mí hay algo claro y no es la primera vez que lo digo acá en el blog: la variedad de modelos existentes del capital están agotados, pero para mí sigue siendo el que más posibilidades le brinda a la iniciativa humana. Estoy seguro que existen cerebros económicos que avisoran salidas a la actual crisis global sin sacrificar los principios democráticos. Lo que falta es voluntad política, porque parte de la crisis es la obstinación por preservar un estado de cosas que propicie el robo y la corrupción desde el poder. ¿Acaso este estancamiento puede superarse sin desembocar en los totalitarismos recurrentes del último siglo? ¿Cómo puede la ciudadanía crear los mecanismos que le garantice una administración de la vida pública de intenciones saludables y constructivas? ¿Lograremos en algún momento que el ejercicio del gobierno llegue a ser ciencia y no un pretexto para delinquir? La respuesta está en la proyección de la responsabilidad cívica individual a escala de grupo. Tendremos que comenzar por nosotros mismos, porque gobiernos y desgobiernos son reflejos del estado de nuestra conciencia.

Anónimo dijo...

Amilbar, pol que no regresas pa' tu patria, o es que prefieres los intransigentes cubanos en vez de tu pueblo de catalanes?
Uummf, vamos hombre, tirate mas pa' la izquierda y veras como te caes como tu Zapatero.

Anónimo dijo...

Bien sólo una pequeñas aclaraciones mi única crítica a Montaner es la de sustituir "antisistema" por el de "indignado" y todo la argumentación que esto comporta. Ni una persona de derechas o conservadora por serlo es un fascista o un nazi, ni una de izquierdas un comunista o un terrorista.
Un periodista tiene que poner las cosas por su nombre en los tiempos que corren donde todo queda por suerte bastante bien definido.
La protesta tiene una abanico bien amplio para poder ser escuchada y esto es lo que han hecho los indignados...del cual repito es un movimiento cívico y no político
(... o al menos es lo que yo percibo de momento)

Amílcar Barca