domingo, 30 de mayo de 2010

El "nuevo fallo" de BP: naturaleza vs. Naturaleza


Directo del NYTimes sobre el fracaso de contención de la ruptura en Deepwater Horizon ayer:
En el año 2005 el entonces vicepresidente de BP David Eyton expresaba su optimismo de que la experiencia de BP en cuestión de riesgos de exploración, así como las nuevas tecnologías, permitirían a la empresa triunfar sobre los enormes obstáculos de la naturaleza.
Ahora que se sabe que el procedimiento de cementar la tubería ha fallado, las palabras de optimistas de Eyton quedan como estamento vacío al apuro por explorar y obtner ganancias sin políticas paralelas de riesgo y seguridad que la compañía debía haber implementado (aún queda preguntar si BP realmente utilizó todos los mecanismos de seguridad disponibles).
Los estadounidenses, que siempre hemos tenido una fe inquebrantable en la tecnología, ahora nos estamos impotentes, es como si estuviéramos a punto de perder la batalla.
¿Qué demuestra el nuevo fracaso de contener la salida de petro de BP en el golfo? Que la instrumentalización de la naturaleza conlleva riesgos, y que dichos riesgos deben ser "adoptados" como condición necesaria a la explotación de la Naturaleza. Aprendemos que la ganancia capitalista puede llevarnos a la pesadilla ecológica. Aprendemos que en tal estado de desfase entre capital y protección ecosistémica, la Naturaleza nos termina pasando la cuenta. Entonces realizamos el valor "real" de la ganancia del capital, cuando éste se emplaza frente a la suma total del balance vacío e inclasificable de la Naturaleza.*
__________
*Creo que la idea misma de "balance ecológico" es informulable en términos económicos tradicionales generacionales (términos de la formulación macro-económica capitalista). Tendríamos que formularnos una economía zen para comprenderlo. Por otra parte, más allá de capitalismos y otros "ismos", hay que reconocer que el "síntoma Frankenstein" no es accidental. Se trata de una posible estructura que se inserta en el proceso de desarrollo cultural entre homo sapiens y la naturaleza como tal. La ciencia es un "medio" del ser humano para su desarrollo cultural a expensas de su desarrollo evolutivo. Ese desfase sobrepasa el límite de nuestro antiguo concepto de Naturaleza. A partir de la bomba de hidrógeno, debemos hablar de naturaleza y Naturaleza. La instrumentalización de la Naturaleza por la naturaleza. Es por eso que la idea de sospecha heideggeriana del artículo del NY Times confunde peras con manzanas. Nohay tal inocencia. Pero eso es otro tema y hoy es domingo.

7 comentarios:

Abel dijo...

ya eso esta pintando mas feo de la cuenta,
es preocupante!

Garrincha dijo...

hay dos cosas que no se mencionan lo suficiente en los medios tradicionales:

sacando negligencias, fallos humanos, indolencias e ineptitudes gerenciales y operacionales, la verdad pura y dura es que las tecnologías de explotación le llevan unos cuantos años de ventaja a las tecnologías de seguridad y protección, para no hablar de la contención.

y lo otro es... ¡que nuestra adicción y dependencia del puto petróleo es lo que ha hecho que en el golfo haya más de 30 000 pozos esperando por el mismo desastre por ocurrir!

A.T. dijo...

Gracias Abel, sigue entrando en tumiami.

Garrix, me huelo un cambio en la actitud de la opinión pública (ni qué hablar del lema REPU: "drill babe drill!")

El hombre de hojalata dijo...

Fácil, BP: Construya un embudo gigante de acero con abundante plomo, con generosa manguera en el extremo chico para sifonear. Finalmente deje caer el artefacto por gravedad sobre el salidero y recoja el veneno energético en algún recipiente desechable.

Pero la operación implicaría la inversión de la ley del embudo y ya esto es un contratiempo simbólico que el capitalismo tal vez no pueda asumir.

Los relatos de Maurice Sparks dijo...

Los invito:

http://losrelatosdemauricesparks.blogspot.com/2010/05/el-veterano.html

Gracias.

Anónimo dijo...

Alguien me comentó que estas perforaciones no contaban con la supervisión o aprobación de una imprescindible compañía noruega que se ocupa de estos tejemanejes. No sé qué hay de realidad en esto.
¿Y después de este fracaso, qué harán?
Cristina

EL TopO dijo...

Cristina: Una legislación que valga la pena.