lunes, 3 de mayo de 2010

El miedo en la otra cancha


Jesús Rosado

Luego de semanas de hostigamiento terrorista por parte de bandas paragubernamentales, las Damas de Blanco han sido autorizadas por el poder castrista a realizar sus marchas nuevamente. La concesión es resultado de la gestión mediadora de la iglesia católica cubana en la persona del cardenal Jaime Ortega. ¿Qué significa este gesto aparentemente “magnánimo”? ¿Un signo palpable de debilidad? ¿O desconcierto ante la presión de la opinión pública internacional? ¿Acaso una diversionista movida de alfil? En mi opinión, no pasan de ser reacciones de una personalidad perfilada por la ambigüedad psicótica, la falta de consistencia ejecutiva y la ostensible torpeza política. Raúl puede mostrarse paternal hoy, y mañana, acosado por sus pánicos íntimos, retornar al delirio policíaco. Las Damas de Blanco representan una disidencia imprevista. No son entidad, no son partido, no son bandera de nadie. Las Damas de Blanco son proclama despolitizada, acto paroxismal del pacifismo, la reacción extrema de la ecuanimidad y la perseverancia versus la persecución y el encierro. No hay un pretexto justificable para reprimirlas. ¿Cómo convertir en “agentes de la CIA” o “lacayas del imperialismo” a sencillas mujeres de pueblo, cuyas familias han sido abusadas por el castigo político? Estas mujeres son la primera línea de una oposición de nuevo tipo. La avanzada espontánea de una antítesis serena de la cacareada revolución cubana. El primer logro consolidado de una postrevolución, sin otra ideología que la aspiración a la libertad plena, la paz familiar y el derecho a labrarse con el trabajo honesto una vida autónoma. El amor a la destiranización y el apego a la soberanía doméstica de estas Damas de la Libertad son los primeros acápites de una plataforma neohumanista de cambio no escrita en parte alguna, a no ser en la creciente conciencia de los que desde dentro y fuera atestiguamos sus actos. Apoliticismo y no violencia que se han convertido en causa de insomnios para los Castro. Como pugilistas del autoritarismo no atinan qué hacer cuando lanzan el golpe y no encuentran el cuerpo del contrincante. Presumiblemente, se trata de una actuación que ha ido consiguiendo invertir el sentido de la amenaza; mientras ellas pierden paulatinamente el miedo, los pasillos de Palacio se pueblan de sombras retraidas. No creo que esta tregua del raulismo deba ser definitiva, si se explica en las razones de Anais Nin que es “la culpa, el miedo, la impotencia lo que hace crueles a los hombres.” Y el miedo, en Cuba, ahora ha caído en la otra cancha.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien dicho, hay quecuidarlas de ese miedo. Estos cretinos no repararian en llevarselas presas si no fuera porque los estan mirando.Bueno finalmente Ortega ha hecho algo por el pueblo,al fin.HLN

pupilainsomne dijo...

yo no me confiara

Alfredo Pong dijo...

De acuerdo contigo Jesús, es una simple tregua para dar tiempo a que las aguas y la atención internacional se apacigue, y otros hechos desvien la atención, la tarea ahora es conseguir que no se pierda el foco, la bestia solo ha tomado un aire para despúes arremeter con toda su maquinaria, es su naturaleza agresiva y cobarde y no hay forma de domarla, hay que acabarla de una sola vez y unica vez.

Anónimo dijo...

No se te ocurre que pueda tambien ser un sincero cambio de politica?

sonora y matancera dijo...

hay de todo en esta maniobra del desgobierno: tregua para coger fuerza antes de volver al ataque; ansias desperadas de buenas relaciones públicas y buena prensa, con el día de la madre en mayo avecinándose; la iglesia catocubana tratando de ganar puntos después de tanta hipocresía y lengua en su castrorromance.

hoy precisamente vi este comentario en facebook, cuya ignorancia de las circunstancias dice tanto:

Ann Montague
Puhleeze..If you march anywhere without a permit it is civil disobedience which means you accept the consequences..regardless they will be allowed to march w/o a permit in Cuba. Clearly their numbers are not a concern for Cuba....
3 hours ago

al post:
End the Travel Ban on Cuba
With the assistance of Cardinal Jaime Ortega, the Cuban government allows las Damas de Blanco to resume their weekly march without possessing a permit. "High level authorities" have also signaled that there will be no further repression against the women.

The Associated Press: Cuban opposition allowed to hold protest march
http://www.google.com/hostednews/ap/article/ALeqM5jPO5LK2rXJ-CFXB75GXxk0FufNQAD9FESC1O0

A.T. dijo...

Tienes razón Jesús, los espacios civilistas no se obtienen con permiso, se ganan. Y ellas ya lo ganaron.

Anónimo dijo...

AL FIN, YA ERA HORA.

A.T. dijo...

Apoliticismo y no violencia que se han convertido en causa de insomnios para los Castro.

Ahí está.

Abel dijo...

es un logro. En Cuba nada es seguro, hoy podemos celebrar,manana....depende de como se levanten Fidel y Raul!.
Bueno ...ya sabemos que Fidel con pamper cagao, la china quizas con la regla!

JR dijo...

"No se te ocurre que pueda tambien ser un sincero cambio de politica?"

Anónimo de la 1:39, si ello fuera así, habría que preparar desde ya el expediente de canonización del Cardenal Jaime Ortega, porque estaríamos ante la concluyente evidencia de un milagro logrado por el prelado.

mantilla dijo...

Nunca penso el gobierno que estas mujeres lograran tanta fuerza.Ellas se han ganado ese derecho,pero hay que anotarles a los medios de comunicacion(internet,fotos de celulares y prensa extranjera)su contribucion en el reconocimiento internacional a las Damas.

Anónimo dijo...

No quiero se un petrolista procerista pero lee esto.
http://blog.newsweek.com/blogs/thegaggle/archive/2010/05/03/the-bp-money-trail.aspx

Anónimo dijo...

Jesús...el dia que las dejen de acosar van a ser menos noticia en el mundo...un juego estratégico para aparecer menos en el plano periodístico internacional.

Una abrazo

Amílcar

YoYi dijo...

Es sin dudas colosal el reto y desesperante la espera, pero brisas de aurora me arrúllan el tímpano. Cuba ad infinitum!