jueves, 15 de abril de 2010

La inventora del picadillo de soya


Ana Margarita Perdigón

En la intersección de las calles 25 y B, en la habanera barriada del Vedado, pueden observarse grandes trabajos de construcción que se realizan en la casa situada en la esquina, por la calle 25, junto al número 855, donde se está levantando un apartamento de dos plantas. La edificación rompe con las líneas estéticas de la cuadra, y esta reportera pudo conocer que se trata de la vivienda de la ingeniera Elisa Panadén Ambrosio, dirigente del Ministerio de la Industria Alimenticia, quien al parecer goza de apoyo gubernamental por haber sido la inventora del llamado “picadillo enriquecido”, popularmente conocido como picadillo de soya.

Un vecino que prefirió no dar su nombre, expresó que al lugar llegan constantemente camiones del Estado -y también algunos particulares- cargados de cemento, bloques y otros materiales de construcción, en grandes cantidades, que son utilizados por la brigada estatal que trabaja en el lugar. El abogado independiente René Gómez Manzano comentó: “Resulta escandaloso que esto se haga en pleno día sin que la señora Panadén haya sufrido el menor contratiempo, mientras que el opositor y médico Darsi Ferrer lleva diez meses en la cárcel, sin acusación formal y sin juicio, por dos sacos de cemento y una reja que le fueron obsequiados por un antiguo paciente suyo que se marchó del país”.

Tomado de Desde la habana. Yayabo Press Foto: Aspecto del picadillo de soya crudo, vendido en Cuba por la libreta de racionamiento. Ana Margarita Perdigón es periodista independiente.

8 comentarios:

Mayeya dijo...

El escritor y etnólogo, peruano y suicida, J. M. Arguedas, escribió , creo que en los 60's, un cuento hermosisímo que se llama "El sueño del pongo". En el cuento, el indio sueña que la justicia divina lo condenará a vivir envuelto en mierda después de muerto, pero su amo tendrá un destino peor. Espero que la señora inventora del picadillo de soya. esté condenada a comer del mismo cuando muera hasta el final de los tiempos. Así ha de ser. Es mi sueño de "ponga".

Anónimo dijo...

Que asco me da eso.

Anónimo dijo...

Coño que mierda!

Inkieta dijo...

Paso.

A.T. dijo...

¿El cerebro del susodicho?

JR dijo...

Uácala! Coño, AT, que asco!

Comensal Retirado dijo...

Se parece en algo a la Merda d'artista de Manzoni. Me trae un poco aquel objeto esculturado por el intestino grueso de Angel Delgado, toda una visión de lo que comerían los cubanos unos añitos depués.

grettel j. singer dijo...

¡guácala!