miércoles, 21 de octubre de 2009

Wendy Guerra: Cuerpo de guardia




Wendy Guerra, para elmundo.es:


Estoy en La Habana. Desde mi habitación siento ruido en las tuberías, son las dos de la madrugada y han puesto el motor, llegó el agua. Noto que la acometida fue reparada, ¡al fin! Ese otro ruido metálico que me despertó, fue el choque de la escalera del carro de reparaciones contra el poste de la luz. 

Durante los ciclones, o en apagón, hilo en mi cabeza un tejido que deriva en el intento de vernos las caras, los ojos claramente. Soy un nervio, la cuerda de un arco tensada hasta el colmo, pura sensorialidad. Noto cada cosa que ocurre a mi lado aunque esté... ¿dormida? 



Tengo pesadillas con eso de hacernos análisis de sangre una y otra vez. Siento la puerta y me inquieto. Me están cuidando, nos están cuidando, pero no me cuiden tanto que eso duele. Quiero ser agradecida, pero me aterra que los desconocidos llamen insistentes a la puerta. Siento la jeringuilla en mi brazo, acabo de analizarme y estoy perfectamente. Me investigo mientras vivo este raro sueño, la fobia, la hipocondría.


Me pregunto ¿si somos tan diligentes al señalar la locura en los otros, por qué no empezamos por reconocer la propia? Esperamos a las crisis, a que el cuerpo no aguante, a que ya no nos aguanten, a que las manchas agrieten el dolor para buscar un placebo... y a escapar. 

19 comentarios:

Anónimo dijo...

(_!_)~~~~~~ !

Anónimo dijo...

Tan delirante como siempre, sin pies ni cabezas.

Anónimo dijo...

Muy sentido... gracias.

Anónimo dijo...

Muy lindo: Me pregunto ¿si somos tan diligentes al señalar la locura en los otros, por qué no empezamos por reconocer la propia?

Anónimo dijo...

Y? Que dijo? Los enigmas de Wendy, diciendo sin decir, como casi siempre.

Anónimo dijo...

Qué fuerte!!! Buenísimo!!!

Anónimo dijo...

NO DEJEN DE LEER ESTA DEFENSA DE OBAMA

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Nobel/Obama/premio/merecido/elpepuopi/20091021elpepiopi_5/Tes

Feminista dijo...

Wendy: Así es de locura. Y me parece valiente de tu parte decirlo así. La vida en Cuba es un constante malabarismo en la dimensión surreal.

Anónimo dijo...

Wendy esta diciendo que cada vez que entra y sale de su país la pinchan en el brazo, está diciendo que tiene miedo, está diciendo que está paranoica y asfixiada.

Yo te pudiera decir que culpable eres tú por haberte ido y no haber solucionado el fenómeno, para que la generación de Wendy no hubiera tenido que pagar ese precio, ese abandono. Eso es parte de la verdad.
Esa presteza a señalar culpables es parte de nuestra “enfermedad”.
Es el mismo apresuramiento con que encumbramos caudillos, arrasamos con el argumento del otro sin escucharlo, porque creemos que sólo hay una verdad y es nuestra.
Esa carencia de sutilezas, es parte de nuestra enfermedad. RI

R.L.R. dijo...

Así es, RI, hay que dejar los deditos acusadores y dedicarlos a otras funciones más prácticas. Mientras tanto, que siga de guardia ese cuerpo, tocado por cabecita indetenible!
----------------
Muy bien que Carlos Fuentes escriba lo que ya algunos sabíamos, y que lo haga tan bella y contundentemente.

Anónimo dijo...

RI,
Cual tu, como mujer cubana, consideras que tiene mas valor:
Yoani Sanchez o Wendy Guerra?

Anónimo dijo...

Anónimo, las dos son parte de una realidad que nos rebasa. El tipo de elección que me pides es maniqueo. No caben aquí simplificaciones como que Yoani vale más porque es más directa en la crítica y se le está prohibido viajar, y Wendy lo es menos aunque le pinchen el brazo, la requisen, etc, a cambio de ir a cumplir con invitaciones que el gobierno no genera sino sus libros, sus poemas. Yoani es comedida, y lo ha sido siempre, porque el animal que tiene encima sólo lo saben ellas. Yoani no se parece en nada a la derecha extremista que aboga por el sostenimiento del embargo y una política de barricada. Tampoco Gorki se les parece. Esto da para un post. RI

Anónimo dijo...

Tambien de El Pais es este editorial que si quieren se molestan en visitarlo y asi seguir con el mazo dando en varias direcciones:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Dudas/Cuba/elpepuopi/20091022elpepiopi_2/Tes

Abel dijo...

pues que pena, valiente es lo menos que se puede decir, tiene ovarios para hacerlo! y es cierto que divaga mucho, aqui no, esta deseperada y asfixiada! que pena!
Ojala que supere sus traumas y despierte a su realidad!

Anónimo dijo...

La diferencia es que Wendy tiene tiempo para pensar en la cartera de Prada o el perfume de Bulgari, mientras Yoani debe pensar en cómo baja los 14 pisos de su edificio sin ascensor.
Wendy debe sólo bajar cuatro pisos, pues cuando escribió al comité central pidiendo un apartamento para su esposo, que era "embajador de buena voluntad de la unicef" porque "era una pena que sus invitados extranjeros lo vieran viviendo en apartamento pequeño del Vedado", se cuidó bien de qu a su casase pudiera llegar por las escaleras...

Anónimo dijo...

Una visión sobre el caso Yoani en un nuevo blog.

Lo leí en:
http://sombradelcubano.blogspot.com

Anónimo dijo...

Por lo menos, Wendy se la juega con las cosas que escribe, mientras que otras que vivieron la buena vida en Cuba, siendo funcionarias de instituciones culturales y que se pasaban todo el tiempo pensando en sombreros parisinos, no movieron un dedo mientras vivieron de sus prebendas en la isla. Ahora quieren ser más papistas de que el Papa y se llenan la boca para atacar a Wendy. La envidia es algo muy grande.

A.T. dijo...

La diferencia es que Wendy tiene tiempo para pensar en la cartera de Prada o el perfume de Bulgari, mientras Yoani debe pensar en cómo baja los 14 pisos de su edificio sin ascensor.

Ano: Como si tú no salieras al mall a buscarte tu Prada. Y mira que hay pradaístas anticastristas en este exilio, empezando por las escritoras. Tu recomendación "a distancia" es maniquea. Supone que Yoani y "Prada" se autoexcluyen.

La sombra del cubano dijo...

Es cierto, AT. La literatura no está peleada con un buen perfume. Y si no, que le pregunten a Patrick Suskind.