martes, 7 de julio de 2009

Rafael Fornés y La Habana del presente/futuro

Rafael Fornés es sin duda una de las autoridades teóricas de más peso de la arquitectura cubana (de ahí que enseñe un curso de arquitectura de La Habana en la universidad de Miami). Pero a diferencia de otros arquitectos exiliados familiarizados con la capital cubana, Fornés está involucrado en el acontecer urbano actual en Cuba -y así lo prueban sus constantes viajes a la isla. Tumiamiblog agradece al arquitecto esta entrevista en 5 partes, filmada el fin de semana del 4 de julio, en su apartamento en Miami Beach. Fornés viene elaborando una visión que se separa de la ruinología romántico-pesimista de de Ponte/Borchmeyer en La Habana: Arte nuevo de hacer ruinas. Para el arquitecto, la ruina es un devenir natural de los vaivenes de la historia de una ciudad. Pero la ruina fornesiana no implica destrucción, sino transformación. De la misma manera que la Roma renacentista reintegra y reinterpreta el pasado derruído del antiguo imperio, las ruinas habaneras pueden convertirse en monumentos reciclados. Para Fornés, cada decursar histórico construye sus propias “transparencias”, especie de proyección fílmica, una encima de la otra.



Fornesianamente hablando, la relación entre La Habana y Miami es Yin/Yang. “Una ciudad tiene lo que le falta a la otra”. Miami necesita malecón, portales e integración peatonal. Por otra parte La Habana puede integrar aspectos de Miami, como los cruceros, la post-modernidad arquitectónica y la libertad.





Fornés toca el tema de la restauración, más difícil en el caso del casco de Centro Habana, pues se trata de edificios más modernos construidos con materiales menos duraderos y con mayor concentración de población. Centro Habana ha crecido “hacia adentro” gracias a la barbacoa. Sin embargo, de acuerdo a Fornés, la “barbacoización” de La Habana es un tema que debe tratarse desde el punto de vista de la conservación.



La arquitectura de la Habana puede y debe des-ideologizarse. El paisaje urbano habanero futuro debe ser transparente, incorporando las diversas proyecciones de su historia: De ahí que Fornés haya ideado “El Castroleum”, posible peoyecto de la tumba de Castro, así como el “Museo de Villa Marista”, la “Prisión de la Cabaña” y la restauración del monumento al Maine.

25 comentarios:

Feminista dijo...

Refrescante tu tesis Fornés.

Anónimo dijo...

Buenisismo. Felicidades maestro.

JR dijo...

Hermoso lo que expone Fornés y perfectamente practicable a partir de la disolución del castrismo, si los intereses políticos y de las transnacionales no interfieren. Creo que la idea de conservar algunas posiciones emblemáticas del castrato, amén de la significación histórico-cultural, tiene un concientizador propósito de asepsia ideológica que aportará a la evolución natural de nuestra madurez como nación. En otros casos, el paso del tiempo desideologizará - incluso hasta de manera imperceptible- la existencia de otros landmarks. Me fascina esa idea de la miamización de La Habana, concepto que en cierto modo debe haber germinado a finales de los cincuenta y que se tronchó repentinamente. Ese influjo puede transformar particularmente a la capital en términos de higiene, ajardinamiento y modernidad. Pero sobre todo, en el ejercicio de la libertad profesional, sin las trabas de un aparato burócrata-represivo-totalitario de un lado, ni -y atención con la otra orilla- el rigor de estrictas regulaciones que atentan contra el talento y propician la mediocridad del paisaje urbano.

La Mano Poderosa dijo...

Felicidades Rafa.
Tendremos que conversar sobre este tema y otros. Todavia mantengo la esperanza que nuestros estudios en esta orilla no sean por gusto, ni olvidados, al par con nuestros sacrificios.
Marc

el cabron dijo...

Es un placer escuchar otro discurso mas del futuro... saber que despues de todo hay esperanza para La Habna.

RI dijo...

Rafa, realmente iluminador tu enfoque. Sobre todo eso de pasar por alto los obstáculos físicos e ideológicos. La ciudad nos va a sobrevivir. Lo del Castroleum es genial -con la momia de Castro (como la de Lenin); y entonces cobrar la entra a 15 pesos y entregar todo lo recaudado a los expresos políticos y a sus familias, por un riñón que perdió en una paliza, por los años que le arrancaron…

Brigada 2506 dijo...

Monumento a Castro.... SOLAVAYA!

Anónimo dijo...

Así que a La Habana hay que introducirle aspectos de Miami como los cruceros y su posmodernidad. Qué clase de mediocre es este señor.

Daína Chaviano dijo...

Reconstruir a partir de las ruinas, rescatar el futuro a partir de los restos del pasado, crear --en fin-- a partir de la destrucción: una manera tao-budista de enfrentar nuestra historia... algo que le hace mucha falta a Cuba.

Anónimo dijo...

Que es lo que tine atras un altar budista???? Uf!!

R.L.R. dijo...

Raffaello, me cuadra tu visión del futuro de La Habana y su relación con Miami como posible parte de un mismo ecosistema cultural y económico.

Me has hecho recordar este cuento que escribí en Cuba a mediados de los 90, por algunos detalles que se funden con tu visión
Narciso

A.T. dijo...

Excelente punto Daína. Debemos de aprender más de esa harmonìa wu-wei del taoismo y aplicarlo a la arquitectura. Pero creo que ese es precisamente el discurso de Fornés.

Anónimo dijo...

Yo aunque no estoy de acuerdo con lo del monumento si creo que debemos cagarnos en la noticia. Cada cual que haga lo suyo y asi ir desmantelando aquello. Pero te digo Rafael que pienso igual que JR que mientras esten esa gente en el poder no vamos a poder hacer nada. Si llevas dos pesos se cogen peso y medio y se jode todo el proyecto. Pero si Daina va la proxima vez que lleven ladrillos yo voy, me apunto.
HLM

Willi Trapiche dijo...

“El Castroleum”, posible peoyecto de la tumba de Castro, así como el “Museo de Villa Marista”, la “Prisión de la Cabaña” y la restauración del monumento al Maine.
EXCELENTE....

Willi Trapiche dijo...

Centro Habana ha crecido “hacia adentro” gracias a la barbacoa. Sin embargo, de acuerdo a Fornés, la “barbacoización” de La Habana es un tema que debe tratarse desde el punto de vista de la conservación.
como es eso?

Raysa dijo...

Fornes: recién entro y me encuentro este bello post sobre la Habana. Eso es material de consulta. Estás muy seguro de lo que dices y lo dices muy bien.

JR dijo...

jajaja, coño HLM, qué tiene que ver Daina y los ladrillos, jajaja

Ladrillo amarillo dijo...

Me gusta tu tesis Fornes... pero lo del Castroleo esta fula... no crees que vandalizarian el monumento? Ademas castroleo rima con petroleo.

Anónimo dijo...

Daina,
Ese algo le falta mas al pueblo cubano de ambas orillas.

Piet Hein

enemigorumor dijo...

Ya Castro tiene su Castroleum:Cuba.

raffaello dijo...

el castroleum es su memorial...su tumba es nuestro museo del holocausto...cuba pertenece a los cubanos...castro la apropio y vandalizo pero no lograra destruirla totalmente y le sobrevivira...los cruceros mediocre son parte de eventos inevitables que vendran con la democracia, con la libertad de movimiento y expresion como las telenovelas mexicanas...

Anónimo dijo...

Mi hermano, te reitero ofrecerte el tema si lo necesitas....estaria muy halagado de formar parte de una idea tan reconfortante... pa' un habanero empedernido como yo...ver a su tierrita con luz y vista por unos ojos que la quieran tanto....gracias maestro!!!!... nunca había aprendido tanto como en estos minutos...un abrazo
Luis Bofill

Anónimo dijo...

Que demagogia arquitectonica y marihuanera la del Fornesse, da pena hacer tantas hipotesis obviando los magificos y realistas proyectos que tienen arquitectos cubanos que SI viven en la isla y que suennan con hacer cambios ahora mismo y despues del castrismos, esos que se la estan "jamando" alla son los que tienen los verdaderos conocimientos y derechos porque caminan Centro Habana cada dia inspeccionando derrumbes y hallando la alternativa. O R G O .

Anónimo dijo...

Oye ORGO no seas animal men, eso mismo es lo qu esta diciendo Fornes. Tu reaccion es tipica: pelear por pelear. Bajate de esa guagua. GORA

Urbis by Anthony dijo...

Como todo lo que expresa Fornés, es interesante. En realidad, todos los enfoques sobre La Habana son válidos. Pero las ruinas son un acontecer tangible, no una abstracción. Ni siquiera la museologización de ellas es atrayente, pues la gente necesita techos. Como inserciones arqueológicas , ya está hecho. Pero La Habana no puede ser des-ideologizada porque es consecuencia de la política, antes y después del 59. La comparación con Roma es otro recurso romántico que transgrede lo objetivo. Recuerdo que en los 80 y 90 nos dedicamos in situ a "inventar" y "reinventar" la ciudad, pero chocamos con la política oficial. Siempre hace falta probar las tesis. Bueno, la idea de un mausoleo a Castro, sería bueno ver si es apologética o para que la gente le arroje boñigas. Me recuerda el culto franquista. Lo de la Cabaña solo sirve como "sección" museal porque hemos explicado varias veces qué hay que hacer allí, como en las demás fortalezas. Juntemos ideas, y tendremos una concepción más plausible de La Habana que queremos, pero preguntemos primero a los habaneros, y después a la historia. Te felicito, Fornés, pero hay cosas que no entiendo.
l simbología y la poesía pierden las alas cuando de entre las ruinas, surge el fantasma de la miseria y lo que causó la miseria.
Tomar de Miami qué? Bueno, espero verte paa hablar.
saludos
Tony Ramos