lunes, 29 de junio de 2009

Perogrullada


En su conferencia sobre arquitectura del miércoles pasado en el Tower, el arquitecto Rafael Fornés comentaba de un número de edificios en La Habana Vieja ya considerados edicifios/monumentos, que han sido rescatados y reconstruídos. Encomiable, pero ¿es suficiente ese esfuerzo mínimo y selectivo para salvar una ciudad/monumento como el casco histórico? Se me ocurrió entonces una perogrullada: Imaginar un esfuerzo mancomunado del exilio estableciendo un fondo de bienes para la reconstrucción de La Habana Vieja, que garantizara la reconstrucción inmediata –para empezar- de al menos 200 edificios importantes. Eso sí es solidaridad.

30 comentarios:

JR dijo...

Me imagino que estés hablando de una era postcastro. De lo contrario se lo roban, Alfredo, porque los primeros que van a robar son los obreros de la construcción. Cuba actualmente no es garantía para ningún fondo corporativo o participativo. Qué se puede esperar si se robaron el fruto de las ventas de los Sorolla y de lotes completos de obras del Museo Nacional de Bellas Artes que se suponía iba a ser para la restauración de la institución hasta que la presión de la opinión pública y la actitud de los profesionales del museo, llevaron al susodicho a sacar de sus reservas dinero para dicha restauración, sin que lo invertido equivalga al monto del patrimonio saqueado. Solidaridad es paliar a nivel de pueblo a pueblo la falta de comida, de agua, de ropa, de artículos de primera necesidad, las precariedades de la vivienda, las carencias de medicina. Ayuda de familia a familia, de amigo a amigo, de comunidades o asociaciones privadas a sus homólogos (católicos, protestantes, musulmanes, judíos, etc), pero lo que pase por manos del estado ¡a bolina el papalote! Me imagino que sea postcastro la cosa. Entonces cualquier fondo del exilio lo podrá controlar el exilio.

Anónimo dijo...

Ojos que te vieron.

A.T. dijo...

De acuerdo, JR. Pero la perogrullada (ya lo dije) tiene su otro lado redimible. Regreso ahorita.

JR dijo...

Algunos templos cubanos en malas condiciones han recibido apoyo del exilio a través de las instituciones eclesiásticas y de organizaciones laicas adscriptas a la misma e incluso de los Caballeros de la Orden de Malta, sobre todo después de la visita de Juan Pablo II a la isla. Pero ha sido el gobierno de Cuba, a través de su portavoz para los asuntos religiosos, Caridad del Rosario Diego Bello, el que ha puesto trabas para que esa ayuda se concrete en toda su magnitud. Lo mismo ha ocurrido cuando el exilio con la mejor fe ha tratado de ayudar a las víctimas de los huracanes que han quedado sin viviendas. Recordemos que para sostener a nuestras familias el exilio aporta de 1000 a 1200 millones dólares anuales, sin contar las partidas en medicinas, ropa, alimentos, equipos electrodomésticos y otros insumos, lo cual perfectamente puede añadirle otra suma semejante. No, no, no. Somos muchos, pero muchos los cubanos auxiliando a nuestros padres, hijos, hermanos, nietos, amigos... El casco histórico de La Haban Vieja está declarado Patrimonio de la Humanidad desde hace varios años y recibe subvenciones de la UNESCO y de otras organizaciones internacionales que son despilfarradas y manipuladas. ¿Qué culpa tenemos los que hemos sido tildados de traidores, apátridas, gusanos, escorias, agentes de la CIA y otros execrables calificativos de que el castrismo no le haya dado mantenimiento adecuado a la vivienda durante medio siglo? ¿Y qué culpa tenemos nosotros de que casi todo el volumen espacial restaurado hasta ahora se destine al consumo del turismo sin que se constate que haya redundado en beneficio del pueblo? No, no, esto no tiene nada que ver con chovinismos.

La Mano Poderosa dijo...

What was will be again.

La Mano Poderosa dijo...

JR,
El robo sigue. Que culpa tuvimos, que al nacer, abrimos los ojos al saqueo de nuestro patrimonio?
A mi no me preocupa de nada los edificios, que se pueden duplicar, exactamente igual como fueron anteriormente, independientemente de su siglo, como en Warsovia (Warsaw), o Disney World. El problema es el patrimonio cultural, historico, psicologico, y recrear el autoestima del pueblo. Que purgante se les puede dar a ese pueblo cubano que pueda remover el mojon revolucionario cual continuamente flota en sus mente colectiva? Como eradicamos los cuentos de ada sobre el asesino conocido como el Che? Tendremos que abrir un centro en la Habana Vieja de "Revolucionarios Anonimos"?
En mi opinion, limitada por haber sido mucho mas un americano ideologicamente que cubano, la restauracion del respeto, educacion y los principios democraticos, seran mas dificil que restaurar, fabricar o reconstruir cualquieredificio o ciudad. Hay que reconstruir una nueva sociedad civil, lo otro vendra a su tiempo adecuado. Primero tendremos que restaurar el pueblo cubano, el "ser cubano".

La Mano Poderosa dijo...

AT,
Un bello sueño. Solidaridad cubana, sin orgullos o agendas personales. Recuerdate el dicho que todavia se aplica por el mundo mediterraneo, "Prifiero ser cabeza de ratoan que cola de Leon".
Ya ha sido medio siglo en esa Isla del Minotaurio, y seran otros 50 años mas si la mentalidad de los que flotan en ella no cambia.

Anónimo dijo...

Yo a esos HPs no les doy un kilo, ni cagandoooooo!

R.L.R. dijo...

Mi anunciado post debordiano, en Los lirios

Sociedad espectacular...

Perdona el comercial AT, luego vuelvo sobre el tema de hoy -espinoso. Regreso luego con guantes de cuero.

A.T. dijo...

A mi no me preocupa de nada los edificios, que se pueden duplicar, exactamente igual como fueron anteriormente, independientemente de su siglo, como en Warsovia (Warsaw), o Disney World.

Mano. Tu idea de la duplicación me recuerda en salud, la idea de la no-prevención. Dudo que pueda convencerte, pero aquíva: 1- Nada garantiza ue un edificio perdido sea reconstruído. 2- Es más caro reconstruir que reparar. 3- Estética e historicamente tiene más sentido preservar que reconstruir.

A.T. dijo...

JR: Te copio. Pero no ignoremos que es nuestra lucha ciega la que nos ha llevado a este punto. De ahí que halla titulado el post "perogrullada". Hay ideas tontas que parecen a la vez, tan viables como imposibles.

JR dijo...

Alfredo, comprendo perfectamente tu punto de vista. Más de lo que te imaginas. Estoy muy lejos de regocijarme con desdichas como la pérdida de un patrimonio entrañable (no solo en La Habana Vieja, sino en muchas partes de la isla). Trabajé 16 años vinculado a esa esfera y llevo 29 dedicados al estudio de la cultura cubana. Pero es el régimen el que ha cerrado las vías o las ha malversado. Respeto tu opinión y tienes todo el derecho a mantenerte en tu criterio romántico, pero la ruina mayor de la nación cubana está en el paisaje interior de cada uno de sus ciudadanos. Yo no puedo pensar en un fondo para salvar edificios de La Habana Vieja, cuando hay niños que se mueren en el centro de emergencia de un hospital porque a la madre le vendieron de contrabando talco en lugar de leche en polvo. Si en realidad el gobierno castrista destinara realmente los fondos de ayuda a lo que los debe destinar originalmente, muchos problemaas estuvieran resueltos. Pero Cuba está gobernada por gangsteres castrofalangistas. Esa es la verdadera desdicha. Gentes que se robaron y dilapidaron ayudas multimillonarias como la que le extendió la Rusia Soviética por décadas. La Habana Vieja, amigo mío, es una pálida metáfora de lo que es el alma nacional. Sí ciertamente, hemos luchado ciegamente contra nosostros mismos porque nos dejamos arrancar los ojos. Por eso el ensañamiento de la historia. Hemos construido nuestra demolición con tanta perfección que no hallamos como detenerla. Y te extiendo una sugerencia sincera. Tan honesta como cada quien que me conoce sabe que es mi condición. Mientras estén los Castro, guarda tus centavos para tu familia, tu retiro y para tu música, que también es patrimonio. Ninguna de esas cosas te la podrá arrebatar el fascismo cubano. Y, aunque no lo creas, estarás preparando el regocijo de un futuro mejor.

el cabron dijo...

Interesante la polemica. Yo creo que JR tiene razon. La destruccion de La Habana es culpa de todos. De los que se fueron y dejaron lo suyo los que se quedaron y le hicieron el juego y los que se quedaron alli esperando a ver que iba a pasar. Es como una pelicula muy triste.

Anónimo dijo...

Otra cosa fundamental es la gente de La Habana Vieja, la comunidad. ¿Protege a los residentes la reconstrucción actual bajo los auspicios de la UNESCO? Me parece que no es el caso, que allí no se están reparando viviendas. Es un proyecto tipo "theme park" que incluye las iglesias ortodoxas rusa y griega, los jardines dedicados a Teresa de Calcuta y Lady Di, etc. Todo para abarcar un espectro más amplio del turismo.

Alfredo, entiendo tu preocupación y me duele ver la ciudad en ese estado ruinoso (estuve allí de visita por última vez en el verano de 2004). Pero allí no hay NGO's que valgan, la restauración/preservación es centralizada y el robo y las prebendas, como ya han mencionado, son la orden del día.

Aquí dos magníficos articulos escritos por Antonio José Ponte, Una Catedral rusa para La Habana y La Habana está por inventarse, reproducidos por La Habana Elegante.

Saludos,

MI

La Mano Poderosa dijo...

AT,
El pueblo cubano no pueden comer madera ni concreto, aunque, si se estan comiendo un cable!

La Mano Poderosa dijo...

AT,
Piensas que a mi no me importa la preservacion del patrimonia mundial, ni el del los edificios intramurales, del casco de la Habana, Trinidad, Oriente, etc.?
Estas equivocado, si tienes duda, preguntale a Fornes. Lo que lo que realmente se esta perdiendo es el edificio humano del pueblo cubano. Analiza bien. En Cuba no sufriron los bombardeos de Guernica, ni los de Berlin, y se escaparon de Hiroshima. En Cuba no hubo una explosion de ataques extranjeros, solo una implosion por su propio pueblo, e invasion de su propio sociopatico.

La Mano Poderosa dijo...

el cabron,
Los que se fueron tenian que forjar un nuevo camino y sufrir al construir una nueva vida. Es facil apuntar un dedo o buscar quien tiene la culpa del medio siglo de destruccion, habitual y moral. Quien tiene la culpa? La respuesta es muy facil, aun sea
dolorosa, EL PUEBLO CUBANO.

A.T. dijo...

Piensas que a mi no me importa la preservacion del patrimonia mundial, ni el del los edificios intramurales...

Mano: Lee bien mi respuesta a tu comentario de las 2:46pm. Por otra parte comparto tu idea de que hemos vivido "una implosion".

A.T. dijo...

Pero allí no hay NGO's que valgan, la restauración/preservación es centralizada y el robo y las prebendas, como ya han mencionado, son la orden del día.

MI te copio. Pero mi post de hoy parte de la conferencia de Fornés en el Tower. Rafael Fornés es un arquitecto que viaja a Cuba regularmente y intercambia ideas con sus homólogos en La Habana. No quiero hablar por él, pero hay esfuerzos individuales que demuestran que sí es posible, aún en medio de la dificultad y el descaro, cambiar aunque muy poco a poco la fachada de la ruina.

A.T. dijo...

Vean esta página de la Oficina del Historiador. Hay proyectos que van caminando, desde renovación de solares para la población, hasta este financiado por el gobierno de Cantabria, pasando por la restauración del Palacio Conde Cañongo. Ideología aparte, hay diversos NGO's así como proyectos que van tomando forma.

La sombra dijo...

Triff.. como siempre te crees y te tragas cualquier cuento y terminas siendo el hazmerreir de la blogosfera.

La sombra dijo...

... y no es "halla", sino "haya".

R.L.R. dijo...

Este post me ha traído a la mente otra perogrullada (estilo manual de materialismo científico), aquella ley de la lucha y unidad de los contrarios (que se igualan) y esto me lleva directo al consabido odio y desprecio de Fidel por La Habana y la guerra que nunca le declaró para acabar convirtiéndola en glamorosas ruinas. Pero si sumamos el odio DE Fidel y el odio A Fidel, convergiendo sobre las ruinas de La Habana, tenemos un resultado doblemente destructivo.

Veo en la propuesta de AT un gesto altruísta que proyecta su visión hacia el futuro, y hasta quizás pueda hacer una diferencia en el destino de esas ruinas y la gente que las habita.

Anónimo dijo...

Triff, Claro que se roban el dinero. No seas tan cinico men, vaya te lo digo de buena fe, que edificio viejo ni que ocho cuarto si la gente no tiene que comer. JR no esta amargado como tu. Te lo digo de hermano a hermano. HLM

JR dijo...

NO creo que Alfredo sea para nada un amargado, HLM, al contrario es un gran provokateur, un gran jodedor y un tipo suprasensible. Tras ese cinismo romántico hay un Capricornio -muy celoso con su dinero- que no va a jugarse un centavo en una aventura undercastro donde sabe que le van a robar miserablemente. Pero vale la oportunidad para la polémica, porque se respira que el postcastrismo está ahí mismo. A la vuelta de la esquina. Caminando por la calle San Ignacio.

Pan con filo dijo...

En el próximo perfomance Pánfilo grita "¡Aquí lo que hace falta es techo, TECHO!" En el tercero pide ropa, en el cuarto internet y derechos humanos, en el quinto un bote y en el sexto otra revolución.

Anónimo dijo...

Rosado,tras esos 29 anhos dedicados al estudio de la cultura cubana, ¿que tienes para mostrar,además de esa certeza de que hay facho?

Anónimo dijo...

JR me parece interesante la propuesta que plantea esa vision NOW
raffaello

Anónimo dijo...

Rafaello explicate.

JR dijo...

ok, rafaello, vamos a sentarnos. te invito a la copa de vino