martes, 5 de mayo de 2009

conjugaciones cónyuges


om ulloa

el silencio es singular. absorbe los repentinos pensamientos que surcan y revolotean las congestionadas vías de la mente. ideas en plural, vacuas, con sabor a orchata se descuelgan como mensajes telefónicos y se cruzan con sus ideas, las tuyas y las de él, y por un momento tan breve como significativo, intercambiamos miradas quedas que hablan, interpretan, vociferan y repercuten para luego volverse a hundir en la nada del hastío, de la soledad, del yo.


al yo le toma varios escaños para llegar al nosotros —que si tú, que si él, que si ella. son pasos gigantescos de una unión no muy genuina que de repente se separa en un acusativo ustedes, ellos. pero el yo siempre sobrevive, sorpresivamente, con más frecuencia que el nosotros. casi siempre triunfa... yo cogí, yo soy, yo digo... y cuando pierde suele desaparecer y deja al verbo solo o se recuesta en lo impersonal. por el contrario, el ustedes y el ellos siempre cargan con la culpa del fiasco, del accidente, de la traición... ustedes la cagaron, ellos metieron la pata

al yo le gusta cantar mientras que al ustedes le gusta hacer coro. el tú es imperioso y muchas veces mentiroso, embustero. el ella suele ser fugaz y padece complejos de estela y el él se acopla muy bien con ella por aquello de que se le cuela por donde ella anhela. el ellos es siempre poco amistoso, tramposo. el ellos tira los dados del cubilete vacío y aún así gana el juego. el ellos es omnipotente porque nunca se sabe en realidad quiénes lo componen, nunca se enfrenta solitario a las acusaciones como lo hace el yo, encuerado, frágil, boquiabierto y cojo.


al yo le gusta escribir soliloquios y darse golpes en el pecho de autoridad peligrosa. el ustedes quiere ser democrático y da discursos a las masas, donde siempre termina metamorfoseándose en un nosotros noble, cabal y sincero cubierto del polvo delator de las falsedades. de vez en cuando surge el monárquico vosotros con deje de madre patria o de puta madre, según venga al caso. casi siempre el ustedes lo manda a callar por aquello de que, compay, en estas tierras, el nosotros suena mejor.

pero a veces el yo llora y languidece cuando el nosotros no existe, o deja de existir, y el ustedes consuela y el tú se acerca y el ella y el él vislumbran sombras y las pintan de esperanza para evitarle el trago amargo al yo y entonces, por milésimas de segundo, el yo se da cuenta de que a ratos vale la pena conjugar en plural y flotar en esa ilusoria sensación de comunidad, de puentes, de segundas, terceras y cuartas voces por aquello de que el eco de una sola voz termina por cansar.

15 comentarios:

Raysa dijo...

Om. De que triunfa triunfa. Me encanta muy divertido. Todo un tratado del yo en modesta minuscula.

Lamimita Loynaz dijo...

se salva.
si lo publica que meta cuchilla
- enumerar adjetivos o nombres puede debilitar la palabra justa, pero cabalga.
Se salva al final.

sonora y matancera dijo...

uf, qué alivio que llegó el salvavidas a tiempo... gracias por lanzarlo, lamimita, que siempre se aprecia el cabo, venga de donde venga.

gracias, raysa, por tu desenfadado comentario positivo.

y de antemano, gracias a todos, que estoy a punto de montarme en un avión en medio de la pandemia silente.

Rumba Rimbaud dijo...

Bibliotecario ciego, preceptivo poco perceptivo:
1-Lo que Om escribe no esta al borde de ningun precipicio, se salva desde la primera linea.
2-Esto es una publicacion
3-La palabra justa vive rodeada de palabras que la matizan, no siempre es exactitud lo que se busca, dime si soy lo suficientemente oscuro.
4-El escrito de Om no solo cabalga en forma sino que tematicamente coloca bajo las patas de los caballos a los egolatras.
Por lo anterior, tu comentario de inaludido no se salva de su propia cuchilla.

Inkieta dijo...

Divertido, tierno y poetico. Muy bello.

Lamimita Loynaz dijo...

aprenderan que no es a otro comentarista, es al que escribe a quien se le dirige la opinion?

que solo implica te lei y despues un si, un no, un pase y a otra cosa?

que falta de educacion y ardor cerebral para el contrincante virtual
10h14

no hace el mediodia, no.

Anuncio político NO pagado dijo...

¿Tienen el día triste, aburrido, pesado, deprimido? ¿Quieren reírse y divertirse un poco? Pasen por http://anonimoscubanos.blogspot.com
Ah! Y no olviden leer los comentarios.

R.L.R. dijo...

"al yo le gusta cantar mientras que al ustedes le gusta hacer coro"

Me cuadra tu divertimento con los pronombres personales que en verdad es reflexión sobre los rituales sociales.

Rumba Rimbaud dijo...

...si aprendes que la historia de la palabra es tambien la de los comentarios sobre ella misma a pesar de la inconsciencia de sus comentaristas.La critica es suceptible de critica: Si te la juegas en ese papelote entonces atente al fuego.Tampoco pones la reglas en este espacio, para eso se requiere algun tipo de autoridad,talento y una bola de anos aguantando elfuego de las opiniones. No soy tu contrincante virtual (no buscamos lo mismo en este salon) sino una suerte de filtro provisional, un identificador de lo no potable.
Te debo la fiebre de los tiranos abandonados y la cultura wikipedica.
Por fortuna el mediodia no es tu mediodia y menos la noche oscura de tu escritura.

Anónimo dijo...

alza de impuestos historica!!!!!!

Anónimo dijo...

Triff, no sabiamos que eras "el dolor" de las amas de casa.

RI dijo...

Me gusta el juego con los pronombres para reflexionar sobre la individualidad y el ser gregario…baste señalar la elegancia del español en cuanto a que la persona, ya sea singular o plural, siempre puede enunciarse implícita en el verbo. Ese yo dentro de bailo, siento, soy…etc. Saludos Sonorita.

grettel j. singer dijo...

el yo y la comunidad, a veces tan alejados... pero tienes razón, de vez en cuando se encuentran cuando menos se lo imaginan.
besos

Anónimo dijo...

Ano, de las 2:45 PM

Avisame, cuando dejen de estar racionadas las fregonas en tu barrio...quizas en el verano rebajen el precio de los espejuelos...si deseas una colecta para los de aumento, la lanzo, y veras claro!

Anónimo dijo...

Me encantan los pronombres personales de "om" HLM