jueves, 12 de marzo de 2009

De cómo a veces no vale el aferrarse a opiniones inamovibles



Ramón Alejandro

Todo eso me vuelve a la memoria cuando recuerdo esa única vez que vi una proyección de Gente en la Playa. Que así se me quedó de profundamente grabada en mi memoria esa obra maestra de Néstor Almendros. Famoso camarógrafo del mejor cine de su época. Ese mismo que en privado fuese más conocido bajo el nombrete de Adua la Pedagoga por sus queridas amiguitas.
Estando yo en Miami salió al público otra película sobre Cuba y su cultura que tuvo mucha mejor fortuna que Gente en la Playa. Se trata de Buenavista Social Club. Que la Ley del Mercado es dura hasta para con los neoliberales. Y que no respeta ni a su mismísima madre ni a los ideales de nadie. Porque es una máquina de moler carne humana de primer orden. Y por mucho que tú defiendas el capitalismo, como hacía apasionadamente Adua, no por eso es que se van a resolver mejor tus intereses personales en el despiadado mundo de la competencia. Que el imperio paga mal a sus lacayos. Y que hay una pila por ahí que después de muchos servicios prestados terminan presos como le sucedió a Noriega. O cornudos como el mismo Sha de Irán. Y hasta como Bin Laden que se les reviró a la larga, después que se cansó de joder a diestra y siniestra, y de regocijarse en Beirut mientras era jovenzuelo y andaba todo despeinado debajo de su albornoz y de sus espejuelos calobares. Y como el mismísimo Sadam. El uno anda ahora en fuga por los montes afganos, mientras que el otro quedó colgado de una soga de lo más gruesa en Bagdad. Después que entrambos sirvieran a los americanos y a sus celosos intereses durante muchísimos años. Que Wall Street no tiene corazón sino tripas nada más. Y que la Revolución Cultural parece que no le dio mucho resultado a Mao-Tse-tung porque mira que esos chinos han cambiado después de aquello. Que hay gente que se va de un extremo al otro y que todavía los hay por ahí que se ofuscan cuando uno va, y de repente cambia de gusto. Y cuando se pone a decir que ya no quiere comer frijoles negros cuando la semana pasada todavía se los comía delante de todo el mundo con muchísimo gusto. Y se relamía los labios con esa misma lengüita con la que profería aquellas mismas palabras para decir ahora que no le gustan nada. Y eso de que nunca digas que de ese agua no beberás es algo de verdad muy prudente, pero que la mayoría de la gente no lo aplica en sus propias vidas. Porque se hacen los que no, pero sí, que sí cambian de opinión y de gustos como cualquiera de esos que ellos tratan con tantísimo desprecio de cambiacasacas. Y que no hay quien en realidad no cambie de opinión sobre una pila de cosas importantes de cuando en cuando, y que luego le da vergüencita de que los demás se den cuenta de eso, porque parece que queda fatal eso de no aferrarse a opiniones inamovibles e irreversibles. Y te pueden hasta llamar veleta y todo eso y por ahí para allá. Y cambiacasaca que, como ya les dije, queda todavía peor. Y que entonces se tienen que poner a inventar justificaciones de que en realidad no es que hayan cambiado de opinión sino que lo que han cambiado son las circunstancias. Mira tú qué bobería.

11 comentarios:

Raysa dijo...

Hola Ramon. Muy interesante sobre todo, las vueltas que dan las cosas..,. eso si busco la consistencia (con cierta inconsistencia).

El Juez dijo...

No se nos escapa la nueva estrategia, estamos denunciando el proceso de neutralizacion de la SW emprendido en la "segunda elaboracion" de Cuba Inglesa. No pensamos corrompernos con el poder, instamos a todos los que vislumbran el doble filo de esta operacion a quejarse directamente en el blog de la superwoman y emprender un boicot con caracter urgente contra el blog de Armando Anel. Se dice que se le dara columna alli. La cosa es con vaselina y nuestraa respuesta debe ser a hierro candente.

Anónimo dijo...

Excelente viñeta, Ramón.

R.L.R. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Ayer, fue el estreno de la pelicula, Paraiso. Comentarios, algunos, por favor.

chiquitacubana dijo...

LEYENDO como siempre el blog. gracias.

R.L.R. dijo...

Me cuadra la estética de esa moña juansistica. La imagen representa una especie de héroe nacional del trabajo. En este caso, un héroe internacional del trabajo (ajeno).

Qué pasó con el post de RosIn sobre Paraíso?

A.T. dijo...

Gracias Chiquita (me cuadra tu logoimagen). RLR, el post de Paraíso sale con fotos portalescas.

Anónimo dijo...

THIS POST HAS BEEN REMOVED BY RELEVANCE.

Soy feminista dijo...

Una nueva manera muy divertida de ver el asunto principal que nos aqueja.

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Alguno de ustedes conoce el nombre el artista asiatico que acompanna el texto? Les agradecere cualquier info. Gracias.