lunes, 25 de agosto de 2008

Sábado difícil en el palomar


Adalberto Delgado

Orlando ya estaba parado en la esquina, chismeando desde temprano, Oscarito comenzaba tímidamente a repicar en los timbales. Son las 10 de la mañana de un sábado cualquiera en el Palomar. Hace apenas una hora que mi papá había llegado de trabajar toda la noche, de
bartender, en el difunto Flamenco Super Club de la 79 avenida. Ahora dormía como un lirón. De pronto, retumban los metales de la orquesta de Rey Barreto, en un tocadiscos a todo meter que estremece las paredes del Palomar (era Oscarito practicando las pailas con acompañamiento de orquesta). Automáticamente el viejo, hombre de buen carácter, sale disparado como un loco hacia la ventana gritando: “¡Partía de vagos, ya me tienen los cojones llenos de tanta bulla los sábados tan temprano! Vayan a tocar al parque o a casa del carajo. ¡Necesito descansar!”. Los de abajo, hicieron silencio inmediatamente. El viejo volvió a la cama y se tapó la cabeza con la colcha. No paso ni una hora y los muchachos volvían de nuevo con la música. Ahora cantaban mambos pegajosos y la pachanga se iba armado. “¡Qué ganas tengo de mudarme de este solar, cojones!” Gritó el viejo con la voz ronca. “Margot, si el judío te da más ajustadores que hacer nos mudamos de esta pocilga. No aguanto más estos maricones, desconsiderados, tocando música tan temprano… coño, y si fuera música, pero esto es puro ruido, cojones”. La vieja trataba de calmarlo: “Manolito, mi vida, no te alteres... hasta tu hijo es parte de ese grupo de zánganos que ahora le ha dado por dar conciertos en la azotea.” Ahora el viejo la interrumpió, la cara demacrada, ojerosa mirándola fijamente con los ojos rojos: “Ah, y la negra de mierda esa, la mujer de René que se cree Olga Guillot y lo que parece un chivo berreando. ¡Qué mal canta la hija e puta! El viejo estaba cabrón. Yo nunca lo había escuchado expresarse de esa forma. Salí echando del gao en busca de alivio espiritual y fui dar a casa de mi Xena. Le sugerí que me invitara a desayunar. Mi gordita inmediatamente le pidió a su mamá que nos prepara huevos fritos con bacon, café con leche y tostadas americanas. Mientras la vieja cocinaba yo aprovechaba con el toqueteo para ir calentando a Xena. Sabía que con eso aumentaba las posibilidades de hankey pankey después del desayuno. La mamá de mi novia trabajaba como cajera en El Paradis por las mañanas y nos debaja la casa para nosotros solos. Claro, había que guardar la forma. Yo aparentaba que me iba y luego volvía a la carga. En el preámbulo de ida y vuelta de casa de Xena regresé al gao. Ya el viejo estaba tanquilo. El lío ahora era con la vieja que me esperaba en medio del comedor con las manos en la cintura: “Como preñes a esa gorda noviecita tuya, ¡prepárate! ¡Aquí no la vas a traer a vivir!” Esas palabras hirieron mi sensibilidad precoz. Salí humillado de la casa y me refugié en la azotea, donde Renecito practicaba su flauta. De repente comenzó a caer tremendo aguacero y no me quedó más remedio que esconderme, empapado, en el portal de Xena hasta que su vieja se pirara. Para mi joven alma aquel fue un sábado desconsolador. Pero ahora que lo comparto con ustedes me parece un día feliz de juventud en el Palomar.

21 comentarios:

el cabron dijo...

Adal....como disfruto tus cronicas.

el cabron dijo...

A mi de joven me dio por tocar la bateria... hasta cogi clases. Y creo que le daba bien. La paloma tuya era un paraiso comparado con el apartamento de mis padres del Cerro. Ahi el escandalo no paraba las 24 horas.

Anónimo dijo...

Felicidades a Carlos Pintado en su cumpleaños.

Speedy González

Anónimo dijo...

La gordita debe estar hecha tremendo casco!

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA.
Simpatiquisimo.

P.L. dijo...

cada día en mi casa
es como un día en la paloma

La Mano Poderosa dijo...

Adal,
Muy bueno, me recordo de cuando hace unos años una vieja realtor compro la casa de al lado de la mia. Fue la epoca del Seaquarium (era un "Flipper")... Bueno, ella tenia 5 perras salchichas, y como ella dormia de dia, las dejaba por el patio sueltas a las 5:00 A.M., despertandome con los ladridos continuos, ya estaba para sacar mi Bar-B-Q y escopeta, cuando, un buen dia, me di cuenta que cuando ponia un CD de musica Balinesa o de Java (Gamelon, y el infamo ritual Kecjak) las perras se ponian locas adentro de su casa. Pues, como ella no hizo nada cuando yo le pedia educadamente que no las dejara salir tan temprano, le sone los timbales balineses a todo meter durante todo el dia! A la semana, que ella no pudo dormir, solo gritandole a las perras que se callen, mas nunca las saco. Ya vendio la casa hace tiempo y se fue, pero, carajo, mira que en el concurso de los timbales gana el Gamelon!

La Mano Poderosa dijo...

Adal,
En serio, lo que te paso era tipico de esa epoca. Ahora nos podemos reir, pero en aquellos tiempos nos parecia como una tragedia. Gracias por compartir, y excelente como siempre.

ABREQUEVOY dijo...

Adalberto: Esas son las historias del Miami historico. Cuanto pagaban por el apartamento ese en La Paloma?

Soy feminista dijo...

Pobrecita de Xena...

A.T. dijo...

Pobrecita nada. Seguro que se casó con un cubanito emprendedor que le construyó una finquita en Homestead. El futuro con Adal, artista, medio músico poeta y loco era sin duda mucho más difícil.

williTrapiche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adal dijo...

siempre alegrandome de poder darles un momento de felicidad. at, tienes razon. si no me equivoco, la vi retratada en unos "sociales" de replica o uno de esos, hace años y se caso con un contratista, miembro de los latin builders y hasta perdio de peso. el tipo, al parecer la puso comoda.

abrequevoy, un apartamento de un cuarto con cocina, salita y comedor, costaba en ese entonce como $60.

soy feminista, porque pobrecita? si le encantaba lo que yo le daba (y los demas tambien) que maneras de gustarle el rabo a esa niña!

López-Ramos dijo...

Adal, hay que organizar un tour a La Paloma, mientras más escribes de el solar, va ganando más carácter de sitio histórico o "land mark" de esta ciudad.

Feminista, por qué pobrecita? Ella al parecer gozaba también esos encuentros con Adal. No parece que hubiera violación.

Felicidades a Carlos Pintado, si es verdad que cumpleaños.

Adal dijo...

oye, y la cafeina donde esta? cafe, estas de viaje por el cono sur o que? apurate que se te echa de menos! carlos, si es tu cumples de verdad, apio verde pa ti!

A.T. dijo...

Sí. ¡Apio verde para el poeta!

A.T. dijo...

Hoy estuve pensando en dos mujeres muy queridas de tumiami: Cafeína y la Inkieta.

¿Dónde estarán esas bellezas?

williTrapiche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JR dijo...

Los sábados nunca han sido fáciles. Pero tampoco muy díficiles. La vida en cualquier día es un candado que hay que abrirlo con ganzúa... filosofía palomera, señores, filosofía palomera.

Adal dijo...

jr, no me queda otra que convertirte de inmediato en inquilino honorable del palomar. espero que aceptes! ya el cabron y rafa estan en lista de espera.

Anónimo dijo...

PAPI: QUE PENA QUE NUESTROS PADRES NO HAYAN DISFRUTADO DE NUESTROS TALENTOS Y NUESTRA IMAGINACION!

LOS POBRES!
GRACIAS A DIOS NOS SALVAMOS Y SEGUIMOS JODIENDO DESPUES DE TODO!

YO ME NIEGO A CRECER, SI CRECES TE MUERES, O PEOR, TE PONES VIEJO!!

TE MANDO UN BESO PERVERSO!
Y... GOZA BABY GOZA!
QUE AQUI NO HAY OTRA COSA!
LA RANA GEORGE